domingo, 27 de octubre de 2013

Madrid, 27 de octubre de 1913


Hace cien años en Madrid...


  Lunes 27 
Máxima      14,2º
Mínima     9º



1913
OCTUBRE
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31



Madrid revolucionado - Nuevo Gobierno
Los alrededores del Palacio Real estaban atestados de madrileños impacientes por conocer la solución definitiva. ¿Maura o Dato? La voz popular decía "¡Maura, no!"... y lo decía el propio Maura.

Maura. -Ciudadanos, gritad todos conmigo: ¡Maura, no!... Porque es lo que yo acabo de decir
y lo que vengo diciendo hace dos años. Y muchas gracias por hacerme coro.


A las doce menos cuarto llegó a Palacio don Eduardo Dato Iradier.
Al entrar manifestó a los periodistas que había conferenciado con los prohombres conservadores, pero que
no había podido ver al Sr. Maura. A la una menos diez salió el Sr. Dato de Palacio y dijo lo siguiente:

"Estoy satisfecho. He dado cuenta al Rey de los trabajos realizados esta mañana. Conferencié con las más importantes personalidades del partido, coincidiendo todos, teniendo en cuenta los motivos o razones que ha tenido el Sr. Maura para declinar el Poder, en la necesidad y conveniencia de que se forme un Gobierno conservador, ya que el partido liberal no está en condiciones de hacerlo.
Anuncié a S. M. mis propósitos de hablar con algunos amigos y terminar los trabajos de formación del nuevo Ministerio.
Si esta tarde termino ésos trabajos, a última hora vendré con los nuevos Ministros para que juren, pues el rey me ha relevado de traer la lista para consultarla con S. M."

El nuevo Gabinete
Dato comunicó a Palacio que a las seis de la tarde iría a jurar el nuevo Ministerio, que quedó formado por:
Presidencia, D. Eduardo Dato.
Estado, Sr. Marqués de Lema.
Gracia y Justicia, Sr. Marqués del Vadillo.
Gobernación, D. José Sánchez Guerra.
Hacienda, Sr. Conde de Bugallal.
Guerra, Sr. General Echagüe, Conde del Serrallo.
Marina, Sr. General D. Augusto Miranda.
Fomento, D. Javier Ugarte.
Instrucción pública, D. Francisco Bergamin.

La cartera de Marina le había sido ofrecida al Sr. Ferrándiz, pero no aceptó por razón de salud, aun cuando dijo que apoyaría al nuevo Ministerio.
El Sr. Ugarte estaba destinado para Gracia y Justicia; pero ante la protesta más o menos expresa de las izquierdas, que recordaron la significación extremadamente derechista del Sr. Ugarte y que era Fiscal del Supremo cuando la causa de Ferrer y su principal acusador, hizo que el Sr. Dato creyera conveniente cambiarle de cartera.




El asesinato de Jalón
Como hemos visto en las efemérides del día 25 de octubre de 1913, el Tribunal Supremo había condenado al ex capitán Sánchez a la pena de muerte.
El día de hoy de hace cien años, el abogado defensor del ex capitán, Sr. Serrano Batanero, acudió al Palacio Real para implorar el indulto. El abogado iba acompañado por los hijos del reo.

En la fotografía, tomada por Vilaseca para Mundo Gráfico, vemos al Sr. Serrano Batanero con Manolita (17 años), Julita (7 años), Manuel (13 años) y Luis (11 años). Falta Julito, de 9 años.


Entraron por la puerta del Príncipe, que se hallaba en aquellos momentos totalmente ocupada por los periodistas que atendían la cuestión del Gobierno, y con ellos se detuvo el señor Serrano Batanero.
Salió entonces la reina D.ª Victoria, con el príncipe Alejandro, para ir a visitar a la Infanta Doña Beatriz, y el Sr. Batanero se abalanzó a una de las ventanillas del coche, intentando hablar con S. M.
El comisario de Vigilancia de la Real Casa, don Julián Machero, acudió rápidamente, y forcejeando con el abogado intentó retirarlo del coche. En tanto uno de los hijos de Sánchez consiguió ponerse al otro lado del carruaje, y arrojando su gorra al suelo y arrodillándose, comenzó a llorar, pidiendo a gritos el indulto de su padre.
El abogado resultó detenido y llevado a la Casa de Canónigos, donde después de un interrogatorio fue puesto en libertad.



El Bazar del Obrero cedido al Ayuntamiento
La señora condesa de San Rafael, cuya salud estaba muy deteriorada, cede al Ayuntamiento el Bazar del Obrero, institución social fundada por tan esclarecida e ilustre dama.
El Bazar contaba en ese momento con 27 obreros empleados en reparaciones y composturas de los objetos cedidos generosamente por el vecindario de Madrid.
El alcalde informó a la señora condesa que el almacén de la Villa se haría cargo, bajo inventario, de los efectos de dicho Bazar, "sin perjuicio de adoptar oportunamente las disposiciones necesarias para la organización del servicio."


Explosión en la Puerta del Sol
A las cuatro de la tarde, vecinos y transeúntes se vieron sorprendidos por una fuerte detonación. Cundió la alarma y algunos se acercaron al número 3 de la Puerta del Sol, donde se había producido la explosión. En esa casa se establecía una casa de fotografía y, al parecer, un depósito de magnesio había explotado.
La Puerta del Sol era escenario de no pocos incidentes políticos, y siendo un día de gran tensión en ese sentido, las conjeturas fueron muchas. Por fortuna no hubo que lamentar víctimas.


Pasarela Cibeles
Modas de invierno de la revista La Última Moda
1-Traje para visita, compuesto de falda de paño mordorado y levita de terciopelo negro, con cuello y puños de piel de nutria. Sombrero de terciopelo marrón y raso mordorado, adornado con plumas negras.
2-Traje para teatro, de raso color pergamino y seda brochada de tonos crema y coral. Anchas cenefas de terciopelo negro bordean la túnica. Cinturón de lo mismo, ceñido por medio de una rosa encarnada.
3-Traje para calle, de lana esponjosa verde gris. El blusón se cierra por medio de un plastrón bordado con cordones de acero. Cuello, toca y manguito de piel de armiño, la segunda adornada con un pájaro fantasía.




Humor centenario



Biografía de Dato, según El Mentidero




Las fotos




Recetas de la bisabuela
ASADOS EN PARRILLA
VACA
Carne cocida con lo que ha quedado pegado en el suelo de la cazuela, ó á la gratín. (Entrada).
Derrítase en una sartén grasa ó gordura de pecho, hecha trocilos, y cuando esté ya hecha pringue viértase en un plato puesto á la lumbre: polvoréese con pan rallado, y échese encima setas hechas en ruedas muy delgadas, cebollas, perejil picado, una punta de ajo molido, sal, pimienta, especias, y coloqúense encima las tajadas de vaca, cubriéndolas con setas, cebollas, perejil y pan rallado como por abajo.
Se empapan con caldo, y se cuecen a fuego lento, que se aumentará en seguida, poniendo también ascuas encima de la cobertera para que se tueste; sírvanse con salsa espesa sin tostar, según el gusto.
En vez de la pringue puede usarse manteca ó grasa, y agua en lugar de caldo; también puede añadirse un vasito de ron, ó medio de vino blanco, según el gasto que se quiera hacer.

Vaca asada en parrillas. (Entrada)
Se fríen en la sartén pringue y longanizas y cuando han tomado buen color, se echa dentro para que se calienten las tajadas cocidas en el puchero: quíteseles la grasa, y se añaden después dos cucharadas de caldo y un chorrito de vinagre.

Vaca á la maitre d' hotel. (Entrada).
Córtense y prepárense las tajadas del modo que acabamos de esplicar: se echa un poco de caldo para calentarlas, y en estáudolo se escurren y se pone encima manteca amasada con perejil, y un chorrito de vinagre ó zumo de limón.

Salpicón de vaca. (Entrada).
Se hacen tajadas delgaditas y se colocan en una ensaladera cercándolas con tiritas de anchoas ó arenques muy curados y amarillentos, perifollo, cebolletas y otros adherentes muy picados, y pepinillos cortados por en medio. Se sazonan con pimienta, aceite y vinagre, y se sirven sin darle vueltas.

Vaca ahumada d e Hamburgo. (Entrada ó segundo cubierto).
Póngase la carne en un cubeto ó barril, y se hace una salmuera suficiente para llenarlo. Para veinte y cinco libras de vaca se necesitan ocho de sal, una de salitre, tomillo, laurel y clavo de especia. Se hace cuelan después, y deja que se enfrien: en seguida se vierte el líquido en el barril, se tapa y ajustan los aros, y se pone en parage fresco. Puede hacerse uso de esta carne al cabo de quince dias, pero si se trata de ahumarla debe dejarse quince dias mas. Se deja escurrir y se cuelga en la chimenea haciendo fuego de heno que se humedecerá para que produzca mas humo. Permanecerá en esta disposición tres ó cuatro dias para que se seque, y después se cuelgan los trozos en sitio seco; si se cuecen pueden comerse como jamón.


Publicidad con solera





© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-260 EFEMERIDES1913


.