jueves, 24 de octubre de 2013

Madrid, 23 y 24 de octubre de 1913

Hace cien años en Madrid...


1913
OCTUBRE
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31


  Jueves 23  
Máxima  18,3º
Mínima   8,6º


Si la visita del presidente de Francia y su séquito de municipales, comerciales e industriales, había colapsado las páginas de los periódicos, la situación política de los últimos días presagiaba lo mismo.
En este sentido podemos exclamar: ¡Agarraros que vienen curvas!


Banquete reformista en el Palace Hotel
Este día de hace cien años se celebra en  el Palace Hotel un banquete en honor de D. Melquíades Álvarez al que asistieron más de mil cuatrocientos comensales.
En la mesa presidencial tomaron asiento los señores Álvarez, Azcárate y Pérez Galdós, acompañando en la misma mesa los diputados a Cortes y conspicuos del partido reformista.



En el comedor del "Ave María"
Mientras los políticos, toreros y demás personajes faranduleros disfrutaban de pantagruélicos banquetes, parte de la sociedad madrileña se veía obligada a vivir de la caridad. Caridad que, en cierta medida, tenía intereses espirituales para quienes la otorgaban... Nada se da a cambio de nada.

La Real Congregación del Ave María, situada en la calle de Atocha número 14, ofrecía el siguiente informe sobre las comidas dadas y por dar en su comedor durante el mes de octubre de 1913:

"El día 2, a 40 mujeres pobres, costeada por la marquesa de Valdeolmos, en sufragio de su amado hijo.
El 4, a 40 mujeres, por las señoritas de González Mantes, en memoria de su hermano D. Francisco.
El 6, a 40 mujeres, por la señora D.ª María Teresa Moret, viuda de Beruete, por el eterno descanso de su esposo.
El 12, por la marquesa de Squilache, en honor de la Santísima Virgen del Pilar.
El 13, la excelentísima señora doña Josefa Jiménez, en sufragio de su querida hija María.
El 14, por la señora doña Carlota Bolomburu, viuda de Adaro, en memoria de su esposo.
El 15, un piadoso señor, en memoria y sufragio de la insigne bienhechora de los pobres y entusiasta protectora del Ave María, S. A. R. la Sra. Infanta doña María Teresa, de feliz memoria.
El 17, y presidida la distribución por el conde de Casa-Segovia, costeada por S. M. la Reina doña María Cristina, por el eterno descanso de su querida hija la inolvidable Princesa de Asturias.
El 19, reglamentaria, a 72 hombres pobres.
El 24, a 72 mujeres pobres, que costea Su Majestad la Reina doña Victoria Eugenia en conmemoración de su cumpleaños.
El 25, a 40 mujeres, costeada por D. José María de Creus, en sufragio de su madre.
El 27, a las diez, honras fúnebres; a las once, misa rezada, y a las doce, comida a 40 mujeres pobres, que costean los señores D. Manuel de Carús y D. Benito Acuña, por el eterno descanso de la señora doña Martina Huete y Gavilanes.
El 28, la señora doña Josefa de las Barcenas, viuda de Matachana, en sufragio de su esposo.
El 31, la misma señora y su hermana doña Carmen, por el eterno descanso de sus padres.
¡ Dios premie tanta caridad !"



En las calles de Madrid
Calle del Duque de Rivas
Desde hacía tres días llovía en Madrid. Esto ocasionaba no pocas incomodidades por el mal estado de algunos pavimentos. Así, el Heraldo de Madrid recibía cantidad de cartas con quejas de vecinos.

"Muy señor mío y amigo: Agradecería a usted mucho que en la sección de 'La voz de la calle' del periódico de su digna dirección transmitiera el siguiente ruego al señor teniente alcalde del distrito del Centro:
Una Comisión de vecinos de la calle del Duque de Rivas se lamenta del estado tan deplorable en que se encuentra el pavimento de esta anchurosa vía, hasta el extremo de que cuando llueve, como ahora, se hace imposible el tránsito, y mucho más el cruce de una a otra acera, pues hay una serie de baches en donde se reconcentran las aguas e inmundicias, que permanecen estancadas un sin fin de días, despidiendo un olor insoportable o insalubre, estando los vecinos amenazados de ser víctimas de una epidemia. ¿No habrá medio de evitarlo?
Dispense esta molestia, Sr. Rocamora, y perdone que no demos nombres, pues nos bastará con el de ser suscriptores del HEBALDO- Varios vecinos."

CALLE DEL
DUQUE DE RIVAS














El infante Ataúlfo
En las efemérides del día 20 de octubre publicamos la noticia del nacimiento de un nuevo infante, hijo de la infanta D.ª Beatriz y D. Alfonso de Orleans.
El día de hoy de hace cien años se daba a conocer el nombre del nuevo infante, que había sido registrado el día anterior. Al acto concurrieron la reina Victoria y la reina doña Cristina.
Actuó en él el ministro de Gracia y Justicia, en funciones de juez municipal, auxiliado por el director general de los Registros, Sr. Cantos, como secretario del Juzgado.
Al nuevo infante se le impusieron los nombres de Ataúlfo Carlos Isabelo Alejandro de Orleans-Borbón y Sajonia-Coburgo-Gotha.


************

  Viernes 24  

Máxima  21º
Mínima     11,8º



In Memoriam


MANOLO ESCOBAR
Las Norias de Daza, El Ejido, Almería, 19 de octubre de 1931
Benidorm, Alicante, 24 de octubre de 2013



Cumpleaños de la reina Victoria
En el Regio Alcázar se celebró este día, aunque no oficialmente, la fiesta del cumpleaños de S. M. la reina D.ª Victoria Eugenia (Nacimiento: Castillo escocés de Balmoral, 24 de octubre de 1887). Con este motivo llegaron hasta las gradas del Trono las felicitaciones de los monárquicos y los votos que toda España formulaban por la Real familia.
Una de las fotografías más recientes de la reina tomada el día 9 de octubre de 1913 junto al presidente de Francia, monsieur Poincaré.




Situación política
Vísperas de la crisis
La situación política, después de haber marcado su actitud los liberales demócratas con el discurso del Sr. García Prieto, y los reformistas en el del Sr. Alvarez, era muy complicada, y la situación del Gobierno, muy precaria. Era tremenda la confusión que reinaba esos días.
Cada partido, cada grupo, cada político emitía una opinión distinta y daba una solución diversa respecto de la crisis que había de plantearse después de la sesión del Senado.
Para que os hagáis una idea, esto es lo que aconteció aquel día de hace cien años, según el relato de El Año Político, 1913:

Romanones
El presidente del Consejo acudió por la mañana al Palacio Real para despachar con el rey. Duró la entrevista cerca de hora y media.
El presidente manifestó a los periodistas que en su despacho con el rey había puesto a la firma los decretos nombrando vicepresidentes del Senado a los señores general Auñón y D. Ángel Pulido.
Repitió que no había puesto a la firma el decreto nombrando presidente de la misma Cámara hasta que viniera el Sr. Montero Ríos y hablase con él. Manifestó que había dado cuenta al rey del discurso que en el Palace Hotel pronunció el Sr. Álvarez, por tantos conceptos interesante e importante.
Dijo Romanones: "-Ya no nos toca otra cosa sino esperar el día de mañana."



Los Ministeriales
Andaban mustios. Sabían que se lo jugaban todo a una carta, y desconfiaban mucho de que la solución les fuese favorable. Protestaban la posibilidad siquiera de un Ministerio García Prieto, y no querían tampoco un Gabinete de conciliación.
Respecto de esto último, la unanimidad no era completa. Los íntimos del Conde de Romanones y de algunos
ministros deseaban vivamente que, de no seguir él, viniesen los conservadores; pero muchos preferían un Gobierno de conciliación a cualquier linaje de conservaduría.

Los disidentes
Para estos, especialmente para los exministros que formaban la plana mayor de la agrupación, no existía duda de ninguna, clase: serían Poder dentro de dos o tres días.

Los Consevadores
Su protesta contra los que creían que podía formarse un Gobierno conservador que no estuviese presidido por el Sr. Maura, era enérgica, terminante.
"—Eso-decían-jamás lo hará el Sr. Maura, porque equivaldría a su humillación, a su anulación política. Antes que apoyar a un Gobierno presidido por Dato o por cualquier otro primate conservador, se retiraría definitivamente el Sr. Maura."
Un maurista muy caracterizado decía:
¡Antes la disolución del partido que un Gabinete sin la presidencia del jefe!
Otro maurista exclamaba humorísticamente:
Un Gobierno conservador sin Maura sería un plato de ternera sin ternera...

Los Republicanos
En los Círculos republicanos revivía la protesta contra el maurismo y se exhumaba el veto contra Maura, que parecía ir atenuándose.
El Sr. Lerroux, cumpliendo lo ofrecido, dirigió a los radicales de toda España la siguiente circular:

"Amigo y correligionario: No es de esperar, pero es de temer, que, si la opinión pública permaneciese indiferente en las actuales circunstancias políticas, la solución de la crisis se resuelva a favor de un Gobierno conservador, presidido por el Sr. Maura.
No por odio personal, que jamás debe inspirar nuestra conducta, sino por amor a la libertad, a la justicia y a la dignidad de la Patria, los afiliados al partido radical están obligados a oponerse a esa solución, peligrosa para el país, y a protestar sin límites contra ella, si prosperase: la manera..., la que se pueda, según las circunstancias, el medio y las fuerzas, empleando todas las energías y llegando a las últimas consecuencias.
Ruego a usted, pues, que, sin perder momento, proceda de acuerdo con estas instrucciones.
Salud y República. — A. Lerroux."

Los Reformistas
Estos tuvieron interés en que circulase, a guisa de nota oficiosa, la siguiente aclaración al discurso del Sr. Álvarez:
"Puede afirmarse desde luego que el veto sólo alcanza a la política conservadora preconizada por el Sr. Maura en su carta de 1.º de Enero, que fue la petición de la dictadura.
E1 Sr. Álvarez no podía oponerse, porque se lo veda su claro talento, a que la Corona acudiera en cualquier momento crítico a una solución política que restaurase en el Poder a los conservadores, porque eso hubiese equivalido a la pretensión de alterar, sin tener un régimen nuevo que la reemplazara, la corriente rotación en el Poder de los partidos turnantes.
Lo que execró Melquíades Álvarez es la dictadura reaccionaria que Maura exigió, con visible agravio al Rey, en su carta de Enero."



Las Mancomunidades
Tema que también había causado la mortal herida al Gobierno era el de las Mancomunidades. Este día celebraron en Barcelona una Asamblea los representantes de las cuatro provincias catalanas, en favor de las Mancomunidades.
Todos los Diputados provinciales, a Cortes y Senadores, convertidos en juguete del Sr. Prat de la Riva, votaron las siguientes conclusiones:
"Primera
Ratificar nuevamente la petición a los Poderes públicos de la aprobación de las Mancomunidades, antes de que sean disueltas las actuales Cortes.
Segunda
Esperar del patriotismo y de la energía de los parlamentarios catalanes que expongan ante los hombres políticos de España la absoluta unanimidad que existe en Cataluña respecto a este asunto, haciendo presente el peligro que encierra para Cataluña y España entera que estando de acuerdo todas las fuerzas políticas de esta región, no se llegue a la aprobación del proyecto; y
Tercera
Acordar reunirse y exteriorizar la opinión de Cataluña, cuantas veces sea preciso, hasta conseguir el triunfo."




Humor centenario



Misceláneos del 13
Esta noticia, aparecida en La Correspondencia de España el día 23 de octubre, lejos de tener gracia, no deja de ser curiosa si era cierta.





Las fotos
El día 24 de octubre se realizará en Barcelona una manifestación en favor de las Mancomunidades.






Recetas de la bisabuela
RELLENOS Y PICADILLOS
Picadillo de carne. (Entrada).
Tómese la carne que se tenga mas á mano, sea de carnicería, aves caseras ó caza, cocidas ó asadas; y aun si se quiere mezcladas muchas, añadiendo, si la hay, carne de salchicha. Se pica todo lo mas menudo posible, sazonándolo con perejil y cebolletas, y se pasa en una cazuela con un trozo de manteca y un polvo de harina, humedeciéndolo con caldo ó agua.
Déjese cocer á fuego lento media hora. Algunos añaden miga de pan rallado y uno ó dos huevos batidos.


Albondiguillas de picadillo. (Entrada).
Con el picadillo que acabamos de esplicar se forman las albondiguillas, haciéndolas rodar sobre harina, y se frien en la manteca ó aceite que ha sobrado de algún frito, y se sirven con salsa roja.


Relleno de pescado. (Quenelles)
Tómese carne cruda de pescado, sea el que quiera, y piqúese muy menuda y mezclada con yemas de huevo duro: en seguida incorpórese tanta miga de panempapada y bien cocida con leche; pero que esté ya dura y seca, y se continúa el picado. En seguida, se echa tanta manteca como relleno hay siguiendo en picar: póngase sal, un poco de nuez de especia rallada, tres ó cuatro yemas, una después de otra, y un poco de perejil picado, sin cesar todavía de picar.
Bátanse las claras en nieve, tres para cada cuatro yemas, y sirve esta pasta para llenar todo cuanto se quiera. Si á esta se ha añadido anguila de mar será todavía mas delicada. De aquí el modo de hacer las quenelles. Se coge una cucharada de pasta, mas ó menos grande, según el tamaño que se quiere darles, y con un cuchillo humedecido en agua tibia se labra y arregla con primor, dándole por encima la misma forma que ha de tener por bajo, y con una cuchara también humedecida en agua tibia se levanta y se coloca en papel untado con manteca. Cuando están hechas todas, se mete el papel en una cazuela grande con caldo, y no se saca hasta que se hayan desprendido.
Es preciso que estén bañadas con holgura, y en vez de caldo puede emplearse agua sazonada con sal y un poco de manteca. Deben cocer diez minutos y á fuego lento para que no se deshagan y salgan enteras. Luego se secan para servirse como guarnecido.
También se pueden hacer rodar simplemente por harina y cocerlas como hemos dicho; pero esta les quita mucha parte de su delicadeza.


Relleno de aves caseras.
Se toma la carne cruda de un pollo regular, según la cantidad de relleno que se quiere hacer, y se le quita todas las libras, piqúese y mézclese bien, añadiendo después olra tanta cantidad de ubre de ternera cocida y que se haya enfriado; y á falta de esta manteca igual porción "de miga de pan tierno empapado en leche y después bien escurrido y esprimido en un lienzo. Bien picado lodo, porque para esta preparacion nada es bástante, se añade una yema, se pica y se echan dos mas con pimienta, sal y moscada rallada. Secuela por un tamiz de quenelles, incorporando dos claras batidas en nieve. Amóldese una quenelle pequeña sobre una tabla polvoreada con harina, y cuezase ó estréllese en un poco de caldo ó agua, y se prueba para ver si está bien sazonada y consistente.
Se estrellan echándolas á cucharadas en el líquido hirviendo, ó haciéndolas bolitas en la mesa, y sirven para guarnecer. De la misma manera puede hacerse con toda clase de carnes, ternera y caza de pluma y pelo.


Pastel de pastas para albondiguillas .
Tómese media libra de tapa de ternera, piqúese muy menuda y muélase: se tiene prevenida una libra de gordura del riñon de vaca, que después de bien picada se mezcla con aquella, y se pica de nuevo.
Sazónese todo con sal, pimienta, moscada rallada y un huevo. Se echa todo en un almirez, se muele de nuevo hasta que no se perciba gordura entre la carne, añadiendo aun otro huevo sin suspender el molido y humedeciendo poco á poco con medio vaso de agua si es invierno, ó de nieve en verano, si la hay.
En seguida se forma con un poquito de harina y la pasta una bolita y se hace dé un hervor á fin de asegurarse si está bien condimentada y delicada. Este relleno debe conservarse en sitio fresco y sirve para confeccionar salsas y sazonar guisados: reblandeciéndolo con algunas cucharadas de otra salsa ó aljofarado frío puede sustituir á toda clase de relleno fino: si se destina para el de alcachofas, etc., se le añadirán chalólas, perejil y setas picadas menudamente. También puede hacerse con el mismo tostones, pastelillos; albondiguillas, etc.

Modo muy sencillo de hacer albondiguillas.
No siempre hay en todas las cocinas un mortero grande de cobre ó piedra para cuando se necesita, pero no faltará un almirez, y si no puede suplir uno grande de madera para moler las carnes, y echarlas después en un lebrillo grueso para continuar trabajándolas con una cuchara de palo como vamos á esplicar.
Se pica media libra de carne- de ternera, conejo ó ave casera en crudo y que sea muy tierna, y también un cuarterón de sebo de riñon de ternera ó vaca. Se reúne toda y se muele sazonándolo al mismo tiempo con sal, especias, yerbas finas, tomillo y laurel picados menudamente. Póngase á hervir este compuesto en una cazolita con dos tercios de un vaso de agua, un poco de sal y uu pedacito como una nuez de manteca. Luego que haya dado el primer hervor se aparta del fuego, y se le va echando como un cuarterón de harina trabajando y revolviendo bien la masa con cuchara de madera hasta que esté bien trabada y unida. Se deja enfriar y se mezcla con relleno de carne y grasa, volviéndola al mortero para continuar el molido ó bien trabajándola en el lebrillo añadiendo uno después de otro tres huevos y la yema de otro, batiéndola bien á cada uno que se incorpora.
Con este rellenóse hacen albondiguillas del modo que sé ha dicho en el artículo anterior, y sirve para los mismos usos.


Publicidad con solera






© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-256/257 EFEMERIDES1913


.