lunes, 7 de octubre de 2013

Madrid, 1, 2, 3, 4, 5 y 6 de octubre de 1913

Hace cien años en Madrid...




1913
OCTUBRE
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31





  Miércoles 1  
Máxima    16,5º
Mínima     9,6º


Apertura del Curso académico
Por la tarde, a las dos, se verificó en el paraninfo de la Universidad Central la apertura del curso académico de 1913-1914. Presidió el rector, Sr. Conde y Luque, tomando asiento a su lado los Sres. Montejo, vicerrector, y los decanos de las Facultades, Sres. Chacón, Ureña y Carracido. En el estrado tomaron asiento muchos catedráticos y doctores del Claustro de la Universidad Central.




Los jardines de la calle Bailén
La fotografía de Alfonso, publicada en El Liberal, muestra a los obreros municipales que trabajaban en la transformación de los antiguos desmontes de la calle de Bailén en vistosos jardines.







  Jueves 2  
Máxima     18,1º
Mínima  10º


La Guarnición de Madrid desfila ante el Palacio Real
Los regimientos de infantería de León, Aragón, Cuenca y Asturias y uno de ingenieros realizaron por la tarde una serie de ejercicios en la Moncloa y formados en columna de honor y batiendo marcha desfilaron luego por delante del Palacio Real. Su majestad el rey presenció desde un balcón de Palacio el paso de los regimientos.
En primer lugar pasó la división de Infantería, mandada por el general Tovar, y compuesta la primera brigada por los batallones de los regimientos del Rey, Aragón, León y Cuenca, y la segunda por el regimiento de Ferrocarriles, el de Asturias y las fuerzas de Intendencia, Intervención y Unidad militar.
A continuación desfilaron el 10º montado de Artillería y la brigada de Caballería, mandada por el general Fernández de la Puente; y compuesta por los regimientos de Lanceros de la Reina y del Príncipe.
Los ejercicios realizados eran ensayos previos a la llegada del presidente de Francia.




Madre degollada en la calle del Tesoro
Madrid despertaba este día de hace cien años con una nueva noticia de sucesos escabrosos. En la tienda de botero de la calle del Tesoro número 5, donde vivían Jesús Sánchez Covarrubia, de 28 años, y su madre Aquilina Covarrubia, de 70, se produjo un cruel asesinato.
La pobre anciana murió degollada a manos de su hijo, quien con un enorme cuchillo le hizo un tajo en la garganta y, arrastrando el inerte cuerpo hasta la cocina, procedió a serrarle la nuca. Al parecer el joven Jesús estaba como una cabra.

Las dos primeras fotografías, de Alfonso, publicadas en el Heraldo de Madrid, ilustran la noticia aparecida en primera página.




La revista La Unión Ilustrada publica fotografías de Vidal donde vemos el cadáver de la pobre anciana y al matricida siendo conducido por las calles madrileñas hasta el Juzgado de guardia.




Un Gobierno de trastienda
La noche de este día se reúne el jefe del Gobierno con el presidente del Congreso para decidir cuándo abrirían las Cortes. La intención del Gobierno era la de publicar el decreto de convocatoria de las Cortes tan pronto finalizase la visita del presidente de Francia, que, por cierto aún no había llegado a Madrid. Como se ve, el Gobierno no tenía ninguna prisa para reunir al Parlamento.
La Época del viernes 3 dirá lo siguiente: "El decreto debía haberse publicado ya, y las sesiones podían reanudarse el día 13, lunes; pues no hay razón ni pretexto alguno que disculpe ese nuevo aplazamiento; pero, sin duda, lo importante es ir tirando ea el Poder, sea como sea, y para conseguir esto no hay más remedio que reunir las Cortes lo más tarde posible."

La suspensión de las sesiones en las Cortes se decidió el 15 de junio de 1913, por lo que el Congreso llevaba cerrado más de tres meses.


Fallece D. Mariano Catalina y Cobo

Por la noche fallece en Madrid el secretario de la Real Academia Española, D. Mariano Catalina y Cobo.
En política figuró en el partido conservador, y en 1913 era senador por derecho propio. Había nacido en 1842 en Cuenca. Representó distritos de esta provincia y la de Guadalajara.
Fue director general de Obras públicas, y luego, durante muchos años, presidente del Tribunal de Cuentas.
Editó una Biblioteca de Autores Castellanos y compuso una serie de piezas teatrales: El Tasso, Massaniello, No hay buen fin por mal camino, Luchas de amor y Alicia. Escribió además Leyendas históricas de artistas célebres, Leyendas piadosas de vidas de santos y Poesías, cantares y leyendas.



  Viernes 3  
Máxima  19º
Mínima      9,6º



Estreno de "El último brindis" en el Teatro Novedades
Por la tarde se estrena en el Teatro Novedades la zarzuela en un acto y cuatro cuadros "El último brindis", con letra del Sr. Rafael J. Alaría y música del maestro Teodoro San José.




Lucha efectiva contra la viruela
Los partes sanitarios recibidos de las delegaciones de Sanidad acusaban un rápido e importante descenso de la epidemia variolosa que azotaba al vecindario madrileño.
Los casos, reducidos en número, se iban concentrando hasta tal extremo que, habiendo empezado la epidemia con brotes distanciados en todos los distritos, quedaba circunscrita solamente a algunos de ellos, en especial los de Congreso, Inclusa, Hospital y Latina, es decir, a las zonas más insalubres de Madrid.


Más locos sueltos por las calles de Madrid
Si el jueves 2 un hijo loco había degollado a su madre, este día de hace cien años no era menos complicada la situación en las calles madrileñas con otros dos locos sueltos.

Calle de Almagro
Jesús San José de la Torre, de veintiocho años y domiciliado en la calle de Santa Engracia, núm. 41, entró en la portería de la casa núm. 31 de la calle de Almagro, y sin decir palabra agredió con una navaja a la portera, Antonia Tejeiro, de cuarenta y cinco años.
La mujer pudo escapar de una muerte cierta, y en la calle reclamó auxilio de varios transeúntes, que lograron, no sin esfuerzo, detener al agresor.
En la Casa de Socorro le apreciaron a la portera varias lesiones no graves, mientras que el agresor, Jesús San José, fue conducido a la Comisaría, en la que se presentó la familia del joven, demostrando con certificados facultativos que su pariente padecía de enajenación mental.
Más tarde el juez de guardia, del distrito del Centro, Sr. Torres, vistos los aludidos certificados, remitió a Jesús San José al Gobierno civil para que se dispusiera su ingreso en la sala de observación de dementes del hospital.

CALLE ALMAGRO, 31











Calle del Amparo
En la calle del Amparo, número 54, principal, número 1, residía José Ávila Gutiérrez, que padecía ataques de enajenación mental. En un acceso de locura prendió fuego a unas ropas que pudieron provocar un gran incendio en la finca si no es por la rápida actuación de los vecinos. Por fortuna no hubo que avisar al Cuerpo de bomberos, pero el joven fue detenido y posteriormente ingresado en el Manicomio.

CALLE DEL AMPARO, 54












  Sábado 4 
Máxima  18º
Mínima      8,2º


Inauguración del servicio de tranvía entre Plaza Mayor y calle Segovia... con atropello incluido
Por la tarde de este día quedó inaugurado el servicio de tranvías entre la Plaza Mayor y la calle de Segovia. El primer tranvía salió a las cuatro de la Plaza Mayor cargado de invitados al evento. Al llegar a la calle Segovia, que tenía y tiene una pendiente muy pronunciada, el tranvía cogió gran velocidad sin que el conductor pudiese disminuirla y, desgobernado, siguió por la pendiente a toda pastilla.
Después de aplicar el freno varias veces, éste se rompió, entonces el conductor avisó a los pasajeros que mantuviesen la calma, aunque no pudo impedir que algunos se arrojasen a la calle sufriendo las correspondientes volteretas y heridas leves.
Sin freno y a toda velocidad por la pendiente, el tranvía fue a dar de lleno con un carro que no pudo apartarse de la vía y se llevó toda la fuerza del impacto.
Un carro maltrecho, una mula muerta, un carretero despedido por los aires a gran distancia, y muchas contusiones, fue el resultado de la inauguración de aquel tramo de tranvía.




Inauguración de otro servicio de tranvías (Cuatro Caminos-Dehesa de la Villa)
La Compañía Madrileña de Urbanización ampliaba su red ferroviaria construyendo el tranvía de Cuatro Caminos-Bellas Vistas-Colegio de la Paloma-Dehesa de la Villa, que se inauguró a las cuatro y media de la tarde de este día de hace cien años con la salida del primer coche desde Cuatro Caminos conduciendo a varios invitados. Por fortuna no hubo que lamentar sucesos como el de la noticia anterior.
El servicio se prestaría desde Cuatro Caminos a la Dehesa de la Villa con un coche cada media hora, desde las seis y cuarenta y cinco de la mañana hasta las diez y cuarto de la noche.
El precio del billete era de 5 céntimos desde Cuatro Caminos hasta Bellas Vistas, y desde este punto al Colegio de la Paloma-Dehesa de la Villa,  5 céntimos más.

La fotografía, de Alfonso, muestra la llegada del primer tranvía al Asilo de la Paloma.




El Anís del Mono
Es sólo una curiosidad, pero tal día como hoy de hace cien años, La Época cuestionaba el anuncio publicitario del famoso Anís del Mono. Decía el columnista:
"Al pedir en un café en un bar, un parroquiano, una copita de Anís del Mono, acaso se figure que es ésta una bebida plebeya.
¡Sería un error! El Anís del Mono no viste sólo blusa y sombrero burgués, sino también el aristocrático frac rojo. Su dueño, el Sr. Bosch, convocó a los artistas a un concurso de carteles, para elegir uno que popularizara el licor de Badalona. En este concurso resultó elegido un cartel, que representaba a una chula ostentando el clásico pañolón de Manila, y con un meno en la mano.
Nosotros creemos que este cartel anunciador debe sustituirse ya por otro, en el que, en vez de una chula, se vea a una dama de tipo distinguido, con falda entravée, o bien un joven elegante de frac rojo y calzón negro.
El Anís del Mono es un producto aristocrático de exportación."

El referido cartel fue diseñado por Ramón Casas y se tituló "Mona y mono". En 1913 se colocará el primer cartel luminoso del Anís del Mono en la Puerta del Sol.




  Domingo 5  
Máxima   15,8º
Mínima     9,3º


Coplas del domingo, por Antonio Casero

OYE, MORENA
Pa que vayas en busca
de Poincarere,
ponte, niña, de moños,
pa que se entene
que en los Madriles
aun quedan madrileñas
de gracias miles.
Saca, si un supongamos
no lo has pulió
en ca de don Melquiades,
u don Darío,
que no da nada,
y perdona este lasus,
esa monada,
de rubís con brillantes
al borosódico,
que al mirarlos me quedo
yo antipasmódico,
valga la frase;
pero son dos pendientes
de los de clase.
Saca la blusa rosa,
si aun ties la blusa,
que pue que ¡chipichusqui!...;
y anda, manusa,
ponte el vestío
y la peina de concha
que te he traío,
y el mantón de tu agüela,
que aun tie lo suyo,
y que puedes lucirle
con mucho orgullo,
porque tu agüela
fue la moza más barbi
de la Arganzuela.
No quiero que te prives
de na, preciosa;
lávate ya esa cara
que ties de rosa,
pa que el monsiure
diga: ¡¡Vaya un encante
de criature!!
Cette dame es la esencia
de las huríes;
las femes de la Espagne
son tres jolies.
Ya has visto, Sole,
que manejo el idioma
de Bocambote.
Anda, ve y que te peine
la Nicanora,
pa que lleves el pelo
de peinadora,
y a lo Agripina;
y que te lo sujete
con bandolina;
y pasea ese cuerpo
y esos primores
que te traes tú, morena,
por Curtidores
y Maravillas;
que si en París de Francia
hay francesillas
de buen ver, en la corte
del Manzanares
hay también madrileñas
que den achares,
y hay simpatía,
y, a falta de dineros,
hay alegría.
Pa que vayas en busca
de Poincarere,
ponte, niña, de moños,
pa que se entere
que en los Madriles
aun quedan madrileñas
de gracias miles.


Homenaje a Pascual Veiga
Por la tarde se verificó el acto de descubrir la lápida con la que el Centro Gallego de Madrid, rendía homenaje al famoso maestro Pascual Veiga. Asistió a la ceremonia buena parte de la colonia gallega de Madrid y numeroso público. También se hallaba en representación de la familia del maestro Veiga, el Sr. Casas, su hijo político.
Poco después de las cinco llegó el alcalde, Sr. Vincenti y se procedió al descubrimiento de la lápida, entre aplausos y vivas a España, Galicia, Madrid y Veiga. La banda municipal, dirigida por el maestro Villa, ejecutó la «Alborada», y el Orfeón de San José la cantó de manera primorosa, así como una barcarola, obra también de Veiga.


El alcalde presentó luego sus respetos a las hijas del maestro, que continuaban viviendo en la misma casa donde había fallecido el artista.

© Esculturayarte.com

La lápida, obra de los artistas señores Tur y Vic, está colocada en la calle Marqués de Urquijo, 2




  Lunes 6  
Máxima    19º
Mínima       9,6º


¡Que vienen los franceses!
Bando del alcalde
"Madrileños: El presidente de la República francesa llegará a Madrid dentro de algunas horas, y el Ayuntamiento que presido sentirá una viva satisfacción al recibir la visita del jefe de un Estada con el que nos unen lazos de sincera y patriótica amistad.
Ccnstituyen los Municipios la representación de los pueblos, y saben que éstos sólo anhelan paz, trabajo y justicia, y estas aspiraciones legítimas deben realizarse por la comunión internacional de los intereses de la industria y del comercio, signos evidentes de la prosperidad de las naciones.
Proverbial es vuestra hidalga hospitalidad, y tendría caracteres de agravio toda voz de estímulo a vuestra sensatez y a vuestra cultura. Tengo, por tanto, la esperanza, más aún, la seguridad, de que el primer magistrado de la nación francesa conservará de la capital de España un recuerdo digno de la alteza de vuestros sentimientos.
Madrid, 6 de Octubre de 1913.—El alcalde, Eduardo Vincenti y Reguera."


A las dos y media en punto llegó a la estación del Norte el tren que conducía a la Comisión municipal parisiense. Una gran comitiva del Ayuntamiento madrileño, con el alcalde Sr. Vincenti a la cabeza, dieron la bienvenida a tan lujoso séquito.
Desde allí fueron llevados en varios automóviles precedidos por la Guardia municipal montada, de gran gala, a la Casa de la Villa, que estaba adornada con gran elegancia, para la recepción oficial. En el acto, después de un cariñoso discurso del alcalde, los franceses fueron obsequiados con la medalla municipal, homenaje de la capital de España a la de Francia.



Ya se encontraba en Madrid la delegación del Comercio, la Industria y la Agricultura de Francia, que habían llegado la noche anterior y fueron recibidos por representantes de las Cámara de Industria y Comercio, del Círculo de la Unión Mercantil y de la Cámara de Comercio francesa de Madrid.


Guía "franchute" de Madrid
Coincidiendo con la llegada de M. Poincaré se puso a la venta un artístico volumen de más de 200 páginas, titulado «Guide pratique de Madrid et ses environs», redactada en francés e ilustrada con hermosas láminas en cobre.
"Los turistas extranjeros que nos visiten y no entiendan el idioma español, tendrán desde ahora una «Guía» practica, que será, sin duda utilísima."



Pasarela Cibeles
La última moda en peinados altos, acompañados de peinetas de concha y pedrería, adorno más característico de ese tipo de peinados.



Portadas con Arte
Emulando al príncipe Baltasar Carlos que retrató Velázquez, la notable actriz dramática Matilde Moreno posa para la revista La Unión Ilustrada.




Humor centenario

Diálogo:
-¿Qué, aprobaste al fin el derecho canónico?
-Sí, chico; lo aprobé por carambola


El último veraneante


Las fotos
BALDER, el popular y aclamado ventrílocuo, en su taller de operaciones construyendo los muñecos que causaban en escena la hilaridad de los espectadores y dando a entender que no sólo era artista insuperable en la ventriloquia, sino también en la mecánica.




Recetas de la bisabuela
SOPAS DE VARIAS CLASES
Sopa de albondiguillas
Pónganse en una tartera cuatro huevos, la cuarta parte de un cuartillo de leche, la mitad de esta cantidad de manteca fresca, un poquito de sal y pimienta blanca y bátase bien-todo mezclándolo con harina hasta que se haga una masa dura. Polvoréese la masa con harina, se harán con la masa albondiguillas del tamaño de aceitunas, y se frien en la cazuela con manteca: se echan en la sopera y se vierte el caldo por encima.

Idem de rellenos de patatas
Se Cuecen en agua patatas amarillas, se mondan y machacan en el mortero añadiéndoles pechugas de aves picadas: vuélvanse á moler echando una tras otra algunas yemas de huevo crudas, una cucharada de nata, sal y pimienta blanca, se pasa todo después de bien molido por un colador espeso, y se hacen bolitas que se frien y se van echando en el caldo.

Sopa de castañas
ge quita la cascara á las castañas y se ponen entre dos fuegos en una tartera para que suelten la telilla interior. Se cuecen con caldo de carne, y después se machacan en el mortero con la carne de la perdiz asada y ya fria cuélese esta sustancia por estameña con el caldo, y se cuece á fuego manso, y se sirve después.

De otro modo
Crudas ó después de cocidas se despoja de la corteza á las castañas: se cuecen de nuevo con sal, se reducen á sustancia con su misma agua y se echa este caldo en una cazuela en la que se ha de haber frito una cebolla con manteca. Se hace hervir, y con este caldo se empapa el pan si- se cree conveniente. En vez de agua pueden cocerse con caldo, pero se suprime la cebolla.



Publicidad con solera





© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-234/235/236/237/238/239 EFEMERIDES1913


.