sábado, 7 de septiembre de 2013

Madrid, 7 de septiembre de 1913

Efemérides del 7 de septiembre de 1913

Domingo 7



Máxima    26,8º
Mínima   14,4º



Contenido:
Juegos Olímpicos (Los de 1912 en Estocolmo) - Coplas del domingo, por Antonio Casero - Comienza la verbena de la Virgen del Puerto - Fiestas en Valdemoro - Entierro de Wilde - Congreso minero en Madrid - Pan, luz y tranvías - La Plaza de la Encarnación -


1913
SEPTIEMBRE
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11  12  13  14 
15  16  17  18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 .















Juegos Olímpicos
Madrid conocerá hoy en Buenos Aires si se convierte en la ciudad organizadora de los Juegos Olímpicos del año 2020. No adelantaremos pronósticos ni haremos valoraciones porque dejaríamos de ser investigadores para convertirnos en pitonisos. Otros tendrán que convertirse en magos.

Los madrileños de 1913 aún mantenían vivo en la memoria el recuerdo de los pasados Juegos Olímpicos de 1912, celebrados en Estocolmo. Las fotografías recuerdan el día de la ceremonia de apertura.





Ese mismo año de 1912, en diciembre, se constituye en Madrid el Comité de los Juegos Olímpicos.

LA ÉPOCA. Sábado 7 de diciembre de 1912



Coplas del domingo, por Antonio Casero
Continuaba en San Sebastián el madrileñista Antonio Casero. Este domingo de hace cien años deleitaba a los lectores del Heraldo de Madrid con las siguientes coplas:

EL CIEGO Y EL LAZARILLO
"—¿Hay público?
—¿Qué toco?
-Cuatro ratas.
—Toque usté jotas,
que pa mi que los oyentes
no están pa muchas rasodias;
ellos son un zapatero
con una cara muy fosca
un socio de mal talante,
una vieja muy gruñona,
que riñe con otra vieja por si fue o no más hermosa
que ella en tiempos de Espartero;
un novio con una novia,
que, a juzgar por los semblantes
de los dos, pa mí c'hay bronca;
el portero y la portera,
que debe ser algo sorda,
porque él la charla a balazos
y ella se queda liloila;
uno con dolor de muelas,
otro que no está pa bromas
un perro con cara d'hambre
junto al figón, por si hay sobras;
un gato con pasión d'ánimo,
porque una gata chungona
le da celitos con otro
gato de muy mala nota:
total: que, por lo que veo
no está la gente pa polkas
y no es auditorio esto
pa que le vengan con óperas;
con que temple usté la prima
y sálgase usté por jotas
y repentice usté alguna
dedica á una dama gorda
que s'abanica a la puerta
de un almacén de pilongas,
y que es la que tie más tipo
de darnos alguna cosa
Venga ya, señor Frutuoso;
a templar.
—Ahí va la copla:
"Esa dama regordeta,
que s'abanica orgullosa,
lo hace por coquetería,
porque ella es la mar d'airosa."
—Mu bien.
—¿Se ríen?
—Se ríen.
—¡Duro con el plato. Roñas!
....................
—¿Hay algo pa el pobre ciego?
—Hombre, sí; dos perras gordas.
(El ciego aguza el oído.
El mozo se las apropia.)
—¿Es Espronceda el que canta
por un casual, y perdona?
—No, señor; pero es paisano.
—Porque está mu bien la copla.
—Las saca de su cabeza.
—Pos hijo mío, las borda.
....................
—¿Qué t'han dicho?
—Pos m'han dicho
que vaya usté a c'antar trovas
a la ventana de un mudo;
que es usté una leve sombra
de Zorrilla, y que pa Octubre
le va a encargar una oda,
y que a pesar de ser ciego,
si vuelve usté a cantar otra,
le va a hacer ver las estrellas.
—¿A mí? ¡Ya verás ahora!
—No busque usté discusiones,
y vamonos.
—Ca, ni en broma...
—(Este ciegales me caza)
—(Este lazarillo cobra.)
A ver, ¿quién es el marido
de la amiga de la copla?
—Servidor.
—Pos muchas gracias.
—No hay de qué; dos perras gordas
no merecen gracias.
—Pero,
¿hubo estribillo?... Ven, Roñas,
¡ladrón!
—¡Que m'hace usté daño,
y aunque no ve usté ni gota,
donde pone usté la estaca
pone el cardenal..
—¡Apronta los perros!
—Con, mucho gusto,
y que le sirvan ahora
de lazarillos, que menda
se pira.
—Ven acá, Roña.
—¿Con un ciego que ve tanto,
yo de lazarillo? ¡Moscas!
¡Pos sí que a la vera suya
es pa echar tripa y carroza!
Cuando pierda usté el olfato,
el oído y la pelota,
hablaremos; tan y mientras,
salú pa las perras gordas."



Comienza la Verbena de la Virgen del Puerto
Este día comenzaron los festejos de las barriadas que comprendían desde la calle de Segovia hasta el Puente del mismo nombre.
Hubo dianas, fuegos de artificio, cucañas, muchos bailes y gran número de instalaciones al aire libre, en las que se hizo gran derroche de buen gusto, adornándolas artísticamente.
El epicentro de la fiesta estaba en el Paseo Bajo de la Virgen del Puerto, donde al día siguiente, por la mañana, se celebraría la romería regional, con concurrencia de cantadores y bailadores, a la que asistiría la colonia asturiana en pleno y, probablemente, medio Madrid.
La Comisión invitaba a sus convecinos a que engalanasen los balcones de sus casas durante los días de festejos.


Fiestas en Valdemoro
Los días 9 y 10 de septiembre se celebrarían las fiestas patronales de Valdemoro en honor a la Virgen del Rosario.
Se darían grandes corridas de novillos-toros, de la acreditada ganadería de D. Rafael Manzano, de Madrid, tomando parte en la primera las cuadrillas de los valientes espadas José Garrote (Joselete) y Eusebio Estevanés (Cetrino), al que había gran interés de conocer en Valdemoro por su arte y bravura.



Entierro de Wilde
Se efectúa el entierro del cadáver del doctor Wilde, ministro de la República Argentina en Madrid, fallecido el día 5 de septiembre en Bruselas.
El cadáver había permanecido hasta el día de hoy en el entresuelo de la Legación argentina.
Después de haber enviado el pésame a la viuda, el rey de Bélgica se hizo representar en el acto del entierro.
El marqués de Villalobar ostentó la representación del rey y del Gobierno de España.
Formaron parte del duelo todos los ministros acreditados en Bruselas.
A las cinco de la tarde fue depositado el cadáver en el cementerio, donde permanecería hasta su traslado a Buenos Aires.
La viuda se trasladaría a Madrid pasado un mes, donde se celebrarían funerales en sufragio del doctor Wilde.



Congreso minero en Madrid
En la Casa del Pueblo comienza el congreso minero, con asistencia de los delegados de todas las zonas de España.
El objeto del congreso, fue, entre otros, la reclamación a las empresas de un 25 por 100 de aumento en el salario; la solicitud de que la ley de la jornada en las minas se hiciese extensiva a todos los obreros empleados en quehaceres derivados del mineral y comprendidos en la excepción que señalaban los incisos del art. 6º de la ley citada; la petición de que el Gobierno votase una ley o decreto concediendo a las Sociedades obreras el derecho u obligación para nombrar inspectores de las minas a individuos de su seno, asalariados por el Estado, y la reclamación de que, en vista de los abusos cometidos con los mineros viejos y desvalidos, el Estado obligase a los patronos, o dictase una ley, concediendo pensiones a inválidos y viejos.



Pan, luz y tranvías
A las diez de la mañana se celebró un mitin organizado por las Sociedades de machacadores de piedra, vidrieros y estuquistas en la Plaza de Toros de Las Ventas del Espíritu Santo, para tratar el tema de los precios del pan, la luz y los tranvías.



La Plaza de la Encarnación
Conocemos por las noticias de este día que el alcalde tenía la intención de hacer un jardinillo en la antiquísima iglesia de la Encarnación.
Decía un periodista de El País:
"Anuncia el alcalde que va a construir un jardín en la plaza de la Encarnación.
Parécenos la reforma de mal gusto, antiestética e innecesaria.
Hay lugares que conservando su carácter, tienen una belleza que desaparece con reformas urbanas. Esta plaza de la Encarnación, las del conde de Miranda, por ejemplo, y alguna otra, resultarán feísimas, vulgares, achicadas, sin color ni carácter, en cuánto en ellas se coloque el consabido parterre a la inglesa.
Y esto no lo ha visto, sin duda, el señor Vincenti. Es, la iglesia de la Encarnación uno de los pocos monumentos arquitectónicos que se conservan del siglo XVI.
Conserva su encanto de época la plazoleta, y con el jardinillo perderá todo esto y, además, resultará empequeñecida."

PLAZA DE LA ENCARNACIÓN












Varietés
Espacio dedicado a los artistas residentes en Madrid que alegraban las tardes y noches de los madrileños.





Humor centenario

Diálogo:
-¿Y dice usted que son los del manifiesto de Julio?
-Sí, hombre, de Julio... Burell.




Las fotos
El reportaje gráfico de Alfonso del día de hoy nos muestra una imagen frecuente de aquellos tiempos, las mujeres lavando rábanos en el Manzanares.




Recetas de la bisabuela
PARA EL MES DE SEPTIEMBRE (IV)
Arrope
Ocho kilos de uvas negras. Seis kilos de azúcar. Medio kilo de melocotones. Medio kilo de higos. Un kilo de rajas de melón. Un kilo de rajas de sandía. Cuatro naranjas. Medio kilo de peras. Medio kilo de membrillos.

El melón y la sandía no han de tener cascara y hay que quitarles muy bien el agua, para lo cual, se tienen partidos una media hora en una vasija honda.
Las naranjas se rallan y se tienen en agua ocho días, pasados los cuales, se parten en cascos quitándoles gran parte de la carne y todas las pipas. Los melocotones, las peras y los membrillos se parten en cascos, quitándoles el pellejo y los huesos y corazones.
Se desgranan las uvas, se ponen en un perol con agua y un puñado de sal de cocina y se acercan á fuego fuerte. Cuando suben arriba las uvas, se van sacando á otra vasija con agua fresca y se le dan dos aguas. Se ponen de nuevo á la lumbre, moviéndolas á menudo y cuando empiezan á reventarse, se van pasando al cedazo y exprimiéndolas bien para que suelten todo el jugo. Este caldo se pone á hervir añadiéndole al primer hervor el azúcar disuelto en un litro de agua. Hay que espumar el almíbar. Cuando se ha sacado la basura se van echando las frutas y se deja cocer hasta que está sumamente espeso el almíbar.

Coste aproximado, 12 pesetas.


Tortilla souflé
Ocho huevos. Doscientos cincuenta gramos de azúcar glas. Cien gramos He manteca de vaca fresca.

Se separan las claras de las yemas. Se baten las yemas con el azúcar; se baten las claras á punto de nieve y se mezclan las dos cosas, batiendo constantemente.
En una tartera redonda ó plato de metal, se pone la manteca de vaca y cuando está caliente, se vierten los huevos en ella; apenas se ha dorado la parte de abajo, se mete en el horno fuerte y cuando está dorada por igual, se sirve.
Esta tortilla no puede esperar. Se aromatiza con ralladuras de limón ó palo de vainilla rallado.

Coste aproximado, 1,65 pesetas.



Publicidad con solera





© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-210 EFEMERIDES1913


.