martes, 3 de septiembre de 2013

Madrid, 2 de septiembre de 1913


Efemérides del 2 de septiembre de 1913

Martes 2



Máxima    39,5º
Mínima   13,2º




Contenido:
Ya estamos en septiembre - Llega Alfonso XIII a Madrid - Indulto al regicida Sancho Alegre - Funerales de Andrés Mellado - Veinte premios de oro - Peterssen, vencedor del Campeonato de Ciudad Lineal - Hombre muerto en la estación del Mediodía - Fiestas de Pozuelo de Alarcón - Escuela Central de Idiomas.


1913
SEPTIEMBRE
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11  12  13  14 
15  16  17  18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 .



Ya estamos en septiembre
Con estas coplas recibe al mes de septiembre el cronista del Heraldo de Madrid, D. Juan Pérez Zúñiga, en su columna 'Cosquillas'.

"Ya estamos en Septiembre,
dichoso mes de fiestas
en pueblos importantes
y en miseras aldeas. 
Millares de muchachas 
rematan la faena
de preparar sus trajes
de céfiro y de seda.
Presbíteros obesos
hilvanan á estas fechas
sermones que otros antes
dijeron ya en la iglesia.
Ruidosos polvoristas
preparan ya sus ruedas,
sus tracas y sus lluvias
de mágicas estrellas.
Modestos confiteros, 
escarchan ya sus yemas
y tienen rancios cocos
dispuestos á la venta.
Flautines, clarinetes,
trombones y cornetas
dedícanse al ensayo
de sus alegres piezas.
Honrados taberneros
bautizan la cosecha
para que el vino puro
no ataque á las cabezas.
Y nubes de cuadrillas
de intrépidos maletas
preparan sus capotes
y ofrecen su pelleja.
Ya está todo dispuesto.
¡Que no haya (Dios lo quiera)
desgracias producidas
ó bien por tortas de esas
que cardenillo guardan
en sus entrañas tiernas,
ó bien por un cohete
de inclinación aviesa,
ó bien por los pitones
de un toro de la tierra,
ó bien por las pitadas
de un bombardino pelma,
ó bien por los efectos
de mi falso Valdepeñas,
ó bien, en fin, señores,
por las palabras huecas
de un sermonista de esos
tan duros de mollera
que á veces á Calvino
confunden con Rebeca.
¡Muchacha... sus y al baile!
¡Torero, á la capea!
¡Beato, á los motetes!
¡Goloso, á las almendras,
que ya está en ricos pueblos
y en míseras aldeas
el clásico Septiembre
reinando con sus fiestas!



Llega Alfonso XIII a Madrid
En el sudexpreso de las dos de la tarde llegó a la estación del Norte don Alfonso XIII. Venía de San Sebastián junto al ministro de Estado y el ayudante secretario, conde de Aybar.
En la estación esperaba el Gobierno en pleno, con el conde de Romanones a la cabeza.
Ya en Palacio, el monarca trató varios temas; entre ellos la decisión de indulto y perdón al regicida Sancho Alegre y la supervisión de los trabajos que en las habitaciones de la planta baja del Palacio (antiguamente ocupadas por el ministerio de Estado) que se estaban adecuando y decorando para alojar al presidente de Francia, M. Poincaré.


Finalizado el despacho con el conde de Romanones, el rey partió rumba a Cercedilla para cenar con el infante D. Fernando, que estaba veraneando en aquella población.



Indulto al regicida Sancho Alegre
El domingo 13 de abril de 191313 el rey Alfonso XIII sufrió un atentado en la calle de Alcalá. La suerte quiso que el monarca saliese ileso y detenido el regicida Rafael Sancho Alegre.
Todos los sucesos de ese día están reflejados en nuestro "Especial jura de bandera y atentado al rey"

Dice el "Año Político" del día de la fecha:

"El conde de Romanones permaneció en la regia cámara conferenciando con S. M., desde poco después de
las dos y media hasta las cinco y diez.
En su entrevista con el Monarca, le habló de la condena del regicida Sancho Alegre.
Acerca de esta cuestión, dijo el Conde de Romanones a S. M. que la sentencia condenando a muerte al procesado tenia ya carácter ejecutivo, pero que el Gobierno no había aún deliberado sobre ella.
Don Alfonso entonces se apresuró a solicitar del Gobierno que buscase el modo de poder presentarle a la firma el decreto concediendo el indulto.
El Presidente del Consejo hizo constar que el Monarca hacía esto en el pleno uso de sus derechos constitucionales y propia iniciativa, antes de que nadie, desde ningún campo, hubiera solicitado dicha concesión.
Inmediatamente el Conde de Romanones conferenció con los Ministros, y todos estuvieron de acuerdo en acceder a la generosa petición del Rey."



Funerales de Andrés Mellado
A las diez de la mañana se verificó la conducción del cadáver del ilustre periodista D. Andrés Mellado desde la estación del Norte al cementerio de la Sacramental de San Isidro, constituyendo el acto una gran manifestación de duelo.
El cadáver había llegado a las seis de la mañana en el correo de Hendaya, acompañado por los secretarios del finado, Sres. Ullrich y Zarco.
El féretro, de caoba, con herrajes de plata, fue sacado del furgón en que había venido a Madrid, y colocado en una lujosa carroza fúnebre, tirada por seis caballos empenachados.



A las diez en punto se puso en marcha la triste comitiva, precedida por una sección de la Guardia municipal montada.
Del coche mortuorio pendían cinco hermosas coronas, dedicadas por la viuda del finado, su sobrina, sus hermanos políticos, su sobrino D. José Luis Torres, y el director y los redactores de El Diario Español, de Buenos Aires.
Rodeando la carroza iban portaros del Senado, Monte de Piedad, Canal de Isabel II y Banco de España, con hachas encendidas, y todos los jefes de la Policía urbana.
A continuación marchaba la presidencia del duelo, formada por el presidente del Consejo, los ministros de Hacienda, Gracia y Justicia, Guerra, Marina, Fomento e instrucción pública; el subsecretario de Gobernación, Navarro Reverter y
Gomis, en nombre del Sr. Alba, y los representantes de la familia, sobrinos del finado, y otras personalidades de la política, el Ayuntamiento y el periodismo.
Detrás iba la banda municipal, dirigida por el maestro Juste, que era la primera vez que ha concurrido al entierro de un ex alcalde, y que ejecutó varias marchas fúnebres.
Cerraban la comitiva una sección del Cuerpo de Bomberos, con su jefe, el Sr. Monasterio; los niños del Asilo de la Paloma, y todo el Cuerpo de Policía urbana.
El cortejo se dirigió por el Paseo de San Vicente y calle de Bailén a la Plaza de los Ministerios, donde se detuvo ante el Senado, encaminandose después por la calle de Santiago a la Plaza de la Villa para pasar por delante del Ayuntamiento.
En Consejos se despidió el duelo, continuando muchas personas hasta el cementerio, donde poco después de las once recibía cristiana sepultura el cadáver del Sr. Mellado.





Veinte premios de oro
El Heraldo de Madrid tiraba la casa por la ventana y anunciaba los nuevos cupones que para sus lectores de Madrid comenzaría a ofrecer a partir del 3 de septiembre.




Peterssen, vencedor del Campeonato de Ciudad Lineal
Los titulares daban cuenta del resultado del Campeonato de lucha Grecorromana que había finalizado la noche del día 1 de septiembre en Ciudad Lineal.
Los combates dieron la victoria a Raúl de Rouon sobre Spoul y a Peterssen sobre Saft.
La circunstancia de faltar algunos combates y no poder prolongarse la estancia en Madrid de algunos luchadores hizo que el campeonato quedase sin clasificación final ni reparto de premios, confiándose ambas cosas a la Federación Francesa de Lucha, organizadora del campeonato.
Aún así, se consideraba que Peterssen era el auténtico vencedor.





Hombre muerto en la estación del Mediodía
Junto a la estación del Mediodía ocurrió un suceso que empezó por una broma y terminó causando la muerte a un hombre.
Dorinda Alvarez Villares, de cuarenta y seis años, casada y separada del marido, tenía establecido un puesto de agua junto a la verja de la estación.
A las cuatro de la tarde se dirigían a su trabajo los mozos de la estación Vicente López Antón, de veintidós años, y Ángel Domínguez, de veinticinco.
Vicente se puso a jugar con un perro de Dorinda, y sacando una navaja de pequeñas dimensiones, fingía pinchar al animal, que jugaba alegremente con Vicente.
La dueña del perro, que era alcohólica y además tenía antecedentes penales, creyó que el mozo trataba de herir al perro, y abalanzándose a Vicente le cogió la mano con fuerza, volviendo el arma hacia él.
Era probable que la mujer no tratase de causar un daño tan grande; pero lo cierto es que tal vez, excitada por la creencia de que trataban de hacer daño a su perro, hizo que el mismo Vicente se hiriera en una ingle, seccionándose la femoral.
Varios transeúntes le recogieron con una abundante hemorragia, conduciéndolo precipitadamente a la Casa de Socorro.
De allí fue trasladado al Hospital Provincial, donde falleció a poco de ingresar.
La mujer fue detenida.



Fiestas de Pozuelo de Alarcón
El periódico "El País" anuncia el programa de festejos de Pozuelo de Alarcón en honor de su patrona Nuestra Señora de la Consolación.

"...Se preparan grandes fiestas para los días 6, 7, 8 y 9 del actual con arreglo al siguiente programa:
Sábado 6.—En la iglesia parroquial, lujosamente colgada, se cantarán solemnes vísperas a la Virgen.
A las ocho de la noche magnifica salve y exposición de la patrona a la vista de sus fieles adoradores.
A las nueve se quemarán en la plaza Mayor una sorprendente colección de fuegos artificiales. Bailes públicos amenizados por la banda del Hospicio que dirige el reputado profesor Pablo del Pozo.
Domingo 7.—Al amanecer la música del Hospicio recorrerá las principales calles tocando diana.
A las diez de la mañana fiestas religiosas en la misma iglesia en las que ejecutará su más escogido repertorio una excelente música de capilla.
Al anochecer se sacará en procesión la imagen cantándose en la carrera algunos motetes. Por la tarde y noche bailes públicos.
Lunes 8 y martes 9.—De diez a diez y media encierro del ganado, lidiándose acto seguido dichos días seis novillos.
A las tres de la tarde corrida de seis novillos y muerte de dos cada día por las cuadrillas de los diestros Algeteño y Aragonés.
Dada la animación de otras veces en este pueblo en los referidos días, es de esperar que este año no falten forasteros que con su presencia animen las fiesta."



Escuela Central de Idiomas
Transcribimos el anuncio aparecido en "La Correspondencia de España":

"En su local de la cuesta de Santo Domingo, núm. 3, y todos los días laborables, de tres a cinco de la tarde, está abierta la matrícula en este Centro oficial de enseñanza.
Además de los idiomas Francés, Inglés, Alemán, Italiano y Portugués y de las clases de Filología, Lengua Castellana y Esperanto que en cursos anteriores eran explicados en la Escuela Central de Idiomas, este año está abierta la matrícula para la enseñanza del Árabe vulgar, recientemente creada por real orden del ministerio de Instrucción pública."

CUESTA DE
SANTO DOMINGO, 3











Las fotos
El reportaje gráfico publicado en  "El Liberal" del día de la fecha, que lleva por título 'Los paseos de Madrid', nos muestra a unas niñas madrileñas jugando al diávolo. Las inmortalizó el fotógrafo Alfonso y ahí están, jugando eternamente en un parque de Madrid.





Misceláneos del 13
El 31 de agosto de 1913 la ciudad de San Sebastián celebraba su centenario.
En la fotografía vemos el monumento erigido en San Sebastián, e inaugurado por los Reyes, en conmemoración del incendio y reconstrucción de la ciudad.
Don Alfonso XIII, después de descubrir la estatua de su augusta madre, Doña María Cristina, que forma parte de dicho monumento.





Portadas con arte
Una hermosa ilustración de A. Coll para la revista "Album Salón" del 16 de septiembre de 1898. Delicadeza y buen gusto en las publicaciones de otros tiempos.



Recetas de la bisabuela
PARA EL MES DE AGOSTO (II)
Conservas
Como este mes es el más á propósito para guardar legumbres y frutas para todo el año, daremos un método al alcance de todo el mundo.
Los guisantes deben ser, para conservar, pequeños porque son más tiernos, pero granados.
Se preparan botes de hoja de lata ó frascos de cristal. Se llenan de guisantes y si son frascos se taponan, poniendo encima una pasta de cal apagada recientemente y sobre el tapón un pergamino lacrado. Si son latas, basta con que estén completamente soldadas.
En un barreño ó caldera se colocan los frascos, poniendo entre unos y otros paja larga ó unos paños á fin de que no tropiecen y se rompan.
Se llena la caldera de agua fría y se acerca al fuego. Los guisantes han de hervir así al baño de maría hora y media.
Por el mismo procedimiento se hacen las conservas de las demás legumbres.
Las judías verdes deben ser de las delgadas, finas y sin hebra. Han de cocer hora y media.
Las alcachofas sólo tienen que cocer una hora y se las quita todas las hojas duras, dejando sólo el cogollo.
Los tomates se colocan enteros en los botes y se cuecen una hora.
La Coliflor, separadas las pencas, se le da un hervor en agua sin sal y cuando está aún un poco dura, se pone en los botes ó frascos; sólo necesita hervir media hora.
Los espárragos quitada la- parte blanca, se hierven un poco, se colocan en los tarros con las puntas hacia arriba y se separan apenas ha empezado á hervir el agua.
No se sacan los tarros del agua hasta que ésta queda completamente fría.
En tiempo caluroso se hierven treinta minutos menos que en tiempo fresco y húmedo.
Para las conservas de frutas es éste el mejor mes, pues no deben ponerse en conserva ni las primeras ni las últimas.
Las ciruelas, albaricoques y melocotones, se parten por medio y se les quita el hueso. Para medio kilo de fruta, se pone cien gramos de azúcar y puesto en las cajas de hoja de lata y soldadas éstas, se ponen en agua como las legumbres, pero sólo deben hervir diez minutos.
Las peras y las manzanas se pelan y se parten en cuatro pedazos; la misma cantidad de azúcar y el mismo tiempo de cocción que las otras frutas.


Tarta de albaricoque
Doscientos cincuenta gramos de harina de flor. Doscientos gramos de azúcar. Ciento cincuenta gramos de manteca de vaca. Dos huevos.

Se ponen todos estos ingredientes en una ensaladera ó fuente honda, y después de mezclarlo perfectamente con ayuda de una cuchara, se trabaja quince minutos con la mano y se reviste con esta pasta una tartera chata bien untada de manteca rellenándola luego con la mermelada de albaricoque que á continuación explicaremos, y tapándola con tiras de la misma masa, se pone en el horno unos veinte minutos.


Mermelada de albaricoque
Dos kilos de albaricoques. Tres cuartos de kilo de azúcar molido.

Se pone á la lumbre el azúcar y los albaricoques sin hueso, y moviéndolo sin cesar, se deja hervir hasta que forma una pasta que se pasa por el colador y se vuelve á acercar al fuego para que espese bastante. Se deja enfriar antes de rellenar la tarta.

Coste aproximado, 2,70 pesetas.


Publicidad con solera






© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-205 EFEMERIDES1913


.