sábado, 8 de junio de 2013

Madrid, 8 de junio de 1913




Efemérides del 8 de junio de 1913

Domingo 8






Máxima    29º
Mínima   14,7º





Contenido:
Las noches del Parish - Los Exploradores madrileños - ¡Más huesos! - Por el amor de una mujer - Prueba de un nuevo arado en Torrejón de Ardoz... - ... y prueba del "Gran Cuatro" en Moncloa -


1913
JUNIO
L M X J V S D






1
2 3 4 5 6 7  8
9  10  11  12  13  14 15 
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30












Las noches del Parish
Leonard Parish sorprende con una nueva atracción para su popular circo. Había tomado posesión de la pista el mono "Prince Charky", un admirable chimpancé que nada tenía que envidiar en habilidades a aquel "Cónsul" que recorrió triunfante todos los circos del mundo.
Además de esa atractiva novedad, se sumaban al programa el excéntrico inglés Billy Holl y Lina Pantzer, una funambulista de extraordinario merito cuyos arriesgados ejercicios en la cuerda, más que por su dificultad, agradaban y sorprendían por el buen gusto y elegancia con que la bella danzarina los adornaba.
Los Miles, el hércules Gills y la familia china Chung Ling Hee continuaban en el programa con gran éxito y aplausos.



Los Exploradores madrileños
Los Exploradores de España estaban de excursión. A las ocho de la mañana en punto se reunieron en los sitios de costumbre todos los exploradores madrileños.
Con el perfecto orden que en ellos era peculiar, marcharon a las afueras de Madrid, acampando: el distrito de Palacio, en la Debesa de la Villa; Buenavista y Latina, en los Viveros; Congreso, en la Fuente del Rey, y los demás, en el monte de El Pardo.
En señal de duelo, con motivo de la muerde del instructor de que más abajo hablamos, se llevó la bandera española enrrollada, y al elevarla en el campamento fue colocada a media asta.
La mañana, que, como el resto del día, fue calurosa, se empleó en instalar y construir los caballetes con los bordones y colocar la línea de centinelas alrededor de cada campamento.
Después de comer, y a la sombra de los árboles, enseñaron los instructores a los muchachos varios nudos de reglamento y el semáforo de banderas.
Como hecho digno de elogio, fue el puesto sanitario que instaló el distrito del Centro, con bordones y cuerdas se construyó el armazón de una amplia tienda de campaña, cubriéndola y rodeándola de ramaje. Se colocaron en ella una cama hecha con bordones, cuerdas, ramaje, chaquetas y mantas; una casilla de campaña española, modelo de Sanidad militar; una silla sueca y una mesa hecha de piedras, en la que se colocó un botiquín completo de urgencias.
En la visita que a este distrito hizo el señor Iradier se puso en juego este material, armándose la camilla con los movimientos reglamentarios de la táctica de Sanidad militar; se hicieron supuestas curas, traslado de heridos, ya en la silla sueca, ya en la camilla; todo esto dirigido y ordenado por el instructor Sr. Alba.
También presenció Iradier los adelantos que hacen algunos exploradores de este distrito en el manejo de lazos.
La sección topográfica, que dirigía en el Hospicio el Sr. Sanz Astolfi, levantó el plano de una parcela de terreno, con brújulas y otros aparatos.
Las secciones telegráficas, que casi todos los distritos poseían, tendieron la red y se comunicaron por medio de cables y aparatos eléctricos.
Los restantes distritos hicieron las prácticas de costumbre, empleándose las dos últimas horas de la excursión en juegos diversos, entre ellos un partido de fútbol.






¡Más huesos!
¿Era el subsuelo de Madrid un cementerio?
Desde el hallazgo del cadáver de la calle Santa Ana, una epidemia psicótica de descubrimiento de restos humanos parecía haberse hecho carne en la villa y corte.
Varios niños de la calle de San Bartolomé se divierten jugando en el solar de la casa números 6 y 8 de dicha vía.
En sus juegos, entraron los muchachos en una especie de cueva o sótano, buscando algunos objetos que les fueran útiles. Con palas y hierros removieron la tierra en su condición de imaginarios arqueólogos.
Cuál no sería la sorpresa de ellos cuando descubrieron de entre la tierra los huesos que componían una mano.
Inmediatamente envolvieron los restos en un papel y los llevaron a la Comisaría del Hospicio.
Poco después, invadidos por la curiosidad, y ya pasado el susto, continuaron los niños sus excavaciones con el fin de encontrar más huesos. ¡Y los encontraron! Se trataba de cuatro huesos muy pequeños.
El total de los huesos encontrados correspondían a una mano y cuatro dedos. La Policía del Hospicio envió los restos al Juzgado de guardia.



Por el amor de una mujer
Por cuestión de mujeres promovieron una riña, en la calle de Mesón de Paredes, Juan García Serrano y Julián Ruiz Carrión, aficionados ambos al arte de "Cúchares".
Los dos camaradas disputaron sobre cuál de los dos era el preferido por una determinada mujer, joven y guapa, a la que habían requerido de amores.
De las palabras violentas pasaron a los hechos, y Julián sacó una navaja para agredir al sastre, el cual, con el propósito de evitar la agresión, alzó el brazo derecho, donde tuvo la desgracia de recibir dos heridas graves.
El herido echó a correr calle abajo; pero el agresor corrió tras él, y le clavó otra vez el arma, infiriéndole una nueva puñalada, aún más grave que las anteriores.
Un hermano del herido, que se enteró de lo ocurrido, llegó en seguida en auxilio de Juan, al cual le extrajo la navaja, que llevaba clavada en la espalda.
En brazos de varios transeúntes fue conducido el herido a la Casa de Socorro del distrito de la Inclusa, y luego ingresó en el Hospital Provincial en estado muy grave.
Julián fue detenido.

En la fotografía, tomada por J. Laurent, y haciendo referencia a la expresión "al arte de Cúchares", el diestro madrileño Francisco Arjona Herrera, llamado "Cúchares" (20-05-1818 / 04-12-1868).



Prueba de un nuevo arado en Torrejón de Ardoz...
Si el pasado 6 de junio os presentábamos el arado eléctrico como uno de los últimos avances en maquinaria agrícola, hoy los periódicos anunciaban la presentación en Madrid del moto-arado "Stock".
Esta máquina agrícola se había construido con la iniciativa y dirección del sevillano D. Miguel Sánchez Dalp en los talleres del Cortijo de Casaluenga y la Cartuja.
El señor Sánchez Dalp ya nos es conocido por haber participado en el Concurso de Ganado y maquinaria agrícola. [Ver 28 de junio de 1913 - Los premios del Concurso de ganado]

A las tres y media de la tarde partieron del Palace Hotel los automóviles puestos a disposición de los invitados por el Sr. Mussard, representante general para España del moto-arado "Stock", entre los que figuraban agricultores y representantes de la Prensa. Se dirigieron al Coto de Baezuela, en el término de Torrejón de Ardoz, para asistir a la presentación y funcionamiento de dicha máquina.
El moto-arado Stock labró con una profundidad de 35 centímetros en terreno bueno, llamando la atención su regularidad y velocidad, con las que se obtenía un labrado perfecto. Para probar que esta máquina labraba igualmente en terrenos vírgenes y muy consistentes, en los que no entra ningún arado, se hicieron algunas demostraciones en tierras que jamás fueron aradas, y que estaban atravesadas por un camino, pareciendo imposible que ninguna máquina pudiera labrar en él, y sin embargo, el moto-arado Stock entró en ellas, abriendo sin dificultad alguna, de una vez, seis surcos de 30 centímetros de profundidad.




... y prueba del "Gran Cuatro" en Moncloa
El sábado se verificaron en los campos de la Moncloa, situados detrás del Laboratorio de Cajal, las pruebas del tractor de gasolina el "Gran Cuatro".
Los ensayos se hicieron con arados de vertedera y gradas de disco, quedando el numeroso público que asistió a estas experiencias muy satisfecho de su resultado.
El próximo sábado tendría lugar en el mismo sitio otros ensayos con una trilladora de gran tamaño, con cebada. La delegación del "Gran Cuatro", como vemos en el anuncio, la tenía, para España y Portugal, el ilustrado ingeniero D. Axel Steen, cuyas oficinas estaban situadas en la calle de Santa Catalina, núm. 8.




Humor centenario
Diálogo:
-Según este tratado de cocina una cabeza de ajos equivale a una libra de carne;
por lo tanto pon tres y tendremos carne para toda la semana.



Las fotos
En la fotografía, del famoso Alfonso, vemos de izquierda a derecha a las Srtas. Causade, Velarde, Domínguez y Crehuet, y Sres. Velo, Segovia, maestro Alonso, Gaztambide y Roldan.
Los mencionados estuvieron presentes en la Exposición de Bellas Artes de El Retiro, donde dieron un concierto que no figuraba en el programa.




Recetas de la bisabuela

FÓRMULA 76
SALSA AL APIO
Córtese el apio en trozos, y póngase en agua hirviendo hasta que se pueda desmenuzar fácilmente. Pásese por un tamiz, y añádase leche caliente, para que la salsa no resulte demasiado espesa. Se sazona con sal y pimienta, y se incorpora poco á poco una yema de huevo batida, concluyendo por exprimir el zumo de un limón. Se sirve con peces cocidos.

FÓRMULA 77
SALSA DE GROSELLAS
Cuezase en agua salada un puñado de grosellas verdes.
Después de haberlas escurrido, se vuelven á calentar con caldo, y se despachurran para hacer puré, añadiéndoles un poquito de harina ó de fécula, y coloreando la salsa con espinacas.
Sirve esta salsa para los pescados asados.

FÓRMULA 78
SALSA PARA CANGREJOS DE MAR
Se deslíe en aceite la crema que se encuentra en la gran concha del crustáceo. Se añaden huevos, una cucharada  de mostaza dos zanahorias, algunas hojas de perejil picado y vinagre. Bátase bien todo junto.

FÓRMULA 79
SALSA PARA LAS OSTRAS
Se pican finamente siete ú ocho ajos, y se les añade tres cucharadas de vinagre; se cuela, y se rocían las ostras con esta salsa.



Publicidad con solera




© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-143 EFEMERIDES1913


.