viernes, 14 de junio de 2013

Madrid, 13 de junio de 1913




Efemérides del 13 de junio de 1913

Viernes 13






Máxima    33,9º
Mínima   18,1º






Contenido:
Al fin se resuelve la crisis - Imposición del Toisón de Oro - Más cadáveres en la Villa y Corte - Verano en Madrid y en "El Paraíso" - El conflicto marroquí en imágenes (Un héroe en la campaña... y dos desertores) -  La verbena de la Florida en las fotos


Reflexión:
Como hemos visto en las efemérides del 9 al 12 de junio de 1913, Madrid era foco de la crisis política. Las dimisiones, cuestiones de confianza, proyectos a aprobar por narices, disoluciones de las Cámaras, rupturas de coaliciones, y el querer gobernar con todos los vientos en contra, mantenían al Gobierno ajeno a la masacre de Marruecos, las inundaciones de Navarra y todo cuanto afectaba a la villa y corte y España entera.
Marcando las diferencias, el ámbito político no difiere hoy del de hace cien años. Si acaso, el rey D. Alfonso XIII tenía más protagonismo en la mediación y resolución de aquellos asuntos. Si su uniforme estaba manchado de fango era por sus paseos a caballo o aquellas locuras deportivas en las que se embarcaba, y no por verse salpicado y/o involucrado en las malas artes de sus parientes cercanos.


1913
JUNIO
L M X J V S D






1
2 3 4 5 6 7  8
9  10  11  12  13  14 15 
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30











Al fin se resuelve la crisis
El día de la fecha fué de angustiosa espera para el Presidente del Consejo y para los que habían de jurar el cargo de Ministro.
Esperaban impacientes el aviso de La Granja para ir á prestar juramento, y el tal aviso no llegaba.
Después del medio día todo el mundo andaba desorientado, y tan pronto se decía que el Conde había ido a La Granja, como se aseguraba que seguía en Madrid solucionando dificultades de carácter político.
Así pasó todo el día, y en las primeras horas de la tarde empezó a producir verdadera extrañeza que, a pesar de todos los anuncios, el Sr. Conde de Romanones continuara encerrado en su casa.
Allí se dijo a los periodistas por uno de los Secretarios, que, sintiéndolo mucho, no podía facilitar el acceso
a la casa, por tener orden terminante del Presidente de prohibir la entrada a todos los reporteros.
Por todo lo anteriormente relatado, se comprendía que el Sr. Conde de Romanones no había podido dar solución a la crisis hasta las primeras horas de la noche.

Alfonso XIII conocía de una manera detallada todo el proceso de la crisis, y si algo le faltaba por conocer, le fue transmitido por la tarde, con la manifestación de que el Presidente del Consejo no encontraba el medio de prescindir del Sr. Alba, y por consiguiente, dado lo apurado y hasta ridículo de la situación, no había otra solución que aceptar el Gobierno tal como le tenía preparado, o aceptarle la dimisión.
Y pasaban las horas, y el telegrama salvador no llegaba.
A primera hora de la noche estaban reunidos en la casa del Conde de Romanones, el Presidente del Consejo, el del Congreso y los Ministros de la Guerra y de Fomento, tratando de este asunto.
Los ministros se retiraron pasadas las ocho, y momentos antes de las nueve recibía el Conde de Romanones aviso de que podía trasladarse a La Granja con los ministros nuevos, para prestar juramento.

A las nueve y cuarto salieron para La Granja, donde juraron, los Sres. López Muñoz, Rodríguez de la Borbolla y Ruiz Jiménez, nuevos ministros de Estado, Gracia y Justicia e Instrucción Pública, respectivamente.
También fue el Presidente del Consejo, como ministro de Gracia y Justicia, para tomarles juramento.

El nuevo Ministerio
El Ministerio quedó formado así:
Presidente, Sr. conde de Romanones.
Estado, Sr. López Muñoz.
Gracia y Justicia, Sr. Rodríguez de la Borbolla.
Gobernación, Sr. Alba.
Hacienda, Sr. Suárez Inclán.
Guerra, Sr. General Luque.
Marina, Sr. Gimeno.
Fomento, Sr. Gasset.
Instrucción Pública, Sr. Ruiz Jiménez.

Suspensión de sesiones de las Cortes
También llevó el Sr. Presidente del Consejo otro decreto a la firma regia: el de suspensión indefinida de las sesiones de las Cortes.
Por esto comprendió todo el mundo que la situación era interina, y que en octubre se resolvería la cuestión
política, que era a la verdad muy intrincada.



Imposición del Toisón de Oro
Aprovechando que el rey estaba en Madrid, entre las doce y una de la tarde del día 12 se verificó en la antecámara la ceremonia de imposición los Toisones a los señores duque de Granada, marqués de Pidal y general Weyler, ante el capítulo de la Orden, en el que figuraban los Infantes D. Carlos y D. Alfonso, Groizard, Primo de Rivera, Azcárraga, Pidal (D. Alejandro) y duque de Tamames.

S. M. el rey vestía de capitán general y, como los demás caballeros, sin otra insignia que la del Toisón, que excluye a las demás.
La imposición se verificó con arreglo al ceremonial muchas veces publicado, que no se correspondía con los tiempos actuales.

El Toisón del duque de Granada había sido del malogrado duque de Braganza, primogénito del Rey D. Carlos de Portugal; el del marqués de Pidal, había pertenecido al Gran Duque Vladimiro de Rusia y el del general Weyler, al príncipe Baziochi.



Más cadáveres en la Villa y Corte
En el jardín del Campo del Moro fue encontrado el cadáver de un hombre, cerca de la fábrica de luz eléctrica, entre el muro de contención y la pared posterior de dicha construcción.
Se creía que por las alturas del Campo del Moro se había caído escalando una verja que coronaba el pretil, yendo a parar a una verdadera sima de veinte metros de profundidad.
Se avisó al Juzgado militar, por estar el Palacio considerado como una fortaleza, y resultó ser la víctima un obrero de las leñeras de Palacio, llamado José Ramos.
Era hombre de unos treinta y cuatro años de edad y siempre tuvo buen comportamiento.
A la una de la tarde había salido del trabajo.
En la fotografía, de Louis Levy, tomada hacia 1890, vemos una vista del Palacio Real desde el Campo del Moro.



Verano en Madrid y en "El Paraíso"
El verano se había adelantado y, como podemos ver en las efemérides de hoy los últimos días, el calor era asfixiante en Madrid. Momento ideal para que los parques y recreos, tan reclamados por los madrileños, comenzaran a funcionar.
Este día inauguraba su temporada estival "El Paraíso", un simpático lugar de recreo, aireado y alegre, al que concurría en esa época del año lo más selecto de Madrid para disfrutar del aire puro y de cultos espectáculos.
En lo más alto y más sano de la calle de Alcalá, provisto de todas las comodidades, con buen cine, varietés selectas, excelente música, mucha luz, mucha alegría y muchas y muy bellas mujeres, no podía haber mejor plan para pasar las horas de la tarde y de la noche.
"El Paraíso" era considerado por muchas familias consideran como institución insustituible, porque no sólo pasaban en él las veladas del estío, sino que en las tardes soleadas del invierno hacían en aquel parque sus tertulias, mientras los chiquillos patinaban y corrían, adquiriendo fuerzas y oxigeno para defenderse de la viciada atmósfera de Madrid.
El programa de inauguración contó con la participación del popularísimo imitador Pepe Medina, la bella canzonetista "La Favorita" y los célebres "Mingorances". También se proyectaron películas y la banda del regimiento del Rey amenizó el selecto espectáculo hasta la una de la noche.



El conflicto marroquí en imágenes
Muchas eran las noticias que llegaban cada día sobre los acontecimientos que se vivían en toda la zona.










Un héroe en la campaña...
El teniente Arredondo Acuña, del batallón de cazadores de Arapiles, que al mando de una sección tomó parte en el combata del día 11, recibiendo una grave herida, que ocultó para no desmoralizar a los diez y seis soldados que le quedaban, y al frente de los cuales continuó batiéndose con un numeroso contingente moro, llegando a la lucha cuerpo a cuerpo. Terminada la acción, tuvo que recorrer a pie nueve kilómetros para llegar al campamento de Tetuán, donde cayó desfallecido a causa de la hemorragia y de la gravedad de las heridas. Fue propuesto, por este heroico comportamiento, para la Cruz Laureada de San Fernando.



...y dos desertores






Humor centenario
Diálogo:
EL.-Bueno: y si me llama Romanones ¿qué le digo?
ELLA.-Que aceptas una cartera siempre que te la garantice por un año.



Las fotos
Dos momentos de la Verbena de la Florida, inmortalizados por el fotógrafo Alfonso, celebrada este día en San Antonio de la Florida.
La tradicional romería, que data del siglo XVIII, tuvo mayor protagonismo a mediados del siglo XIX. Primero fueron las lavanderas de las orillas del Manzanares, y luego las modistillas, las que convirtieron en tradición la visita al Santo. Es la primera verbena del verano.



Fueron pocas las noticias que hacían referencia a esta celebración. Reproducimos la publicada por "El País"




Salón Doré




Recetas de la bisabuela

FÓRMULA 83
SALSA A LA REMOULADE
Se pican finamente cuatro pepinillos, y se mezclan con una cucharada de vinagre y otra de mostaza. Se añaden dos yemas de huevos crudos, estragón y ajo. Sin dejar de mover, se agregan cuatro cucharadas de aceite, vertiéndolas gota á gota, y en seguida, los pepinillos.
Esta salsa se emplea con pescados de agua dulce y de estanque, y con toda clase de carnes asadas.

FÓRMULA 84
SALSA TÁRTARA
Se derrite una cucharada de manteca, y desliendo en ella una cucharada de harina, se añade un vaso de agua templada, sal y pimienta, y se agita esta salsa blanca á un fuego suave. Después de haberla espesado, se deja enfriar.
Entretanto, se pican finamente tres ajos, un poco de perejil y de estragón; se cascan dos huevos, y se ponen en un vaso, añadiéndoles una cucharadita de mostaza y otra de vinagre, el picado de hierbas, la salsa blanca y un vaso de aceite, moviendo sin interrupción.
La salsa tártara se emplea con pollas de agua, peces asados, como anguila y salmón dispuestos en círculo, y poniendo la salsa en medio.

FÓRMULA 85
SALSA FUERTE
Se trituran tres huevos duros con cebollas, ajos, pepinillos, alcaparras, champignons, melón ó nueces verdes en vinagre, tres cucharadas de mostaza, seis de vinagre y diez ó doce de aceite. Para terminar, un puñado de perejil, cebolletas y estragón picados.
Se sirve con sesos de vacas, patas de carnero, cabeza de ternera ó carne de cordero.

FÓRMULA 86
SALSA FUERTE PARA PESCADOS
Después de cocer dos huevos, se majan las yemas con cuatro anchoas, y se añade una cucharada de mostaza, sal y pimienta, agregando, por último, poco á poco cuatro cucharadas de aceite. Mézclese á la salsa, cuando esté espesa, finas hierbas menudamente picadas.



Publicidad con solera



© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-147 EFEMERIDES1913


.