jueves, 6 de junio de 2013

Madrid, 6 de junio de 1913




Efemérides del 6 de junio de 1913

Viernes 6






Máxima    26,2º
Mínima     9,4º





Contenido:
Éramos pocos y parió la abuela (El caso del asesino de Jalón) - El proyecto de Mancomunidades y Montero Ríos - El conflicto en Marruecos - Sesión del Ayuntamiento - Festival benéfico en Ciudad Lineal - Avance tecnológico. Los arados eléctricos - Andrés Segovia


1913
JUNIO
L M X J V S D






1
2 3 4 5 6 7  8
9  10  11  12  13  14 15 
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30










Éramos pocos y pario la abuela
El caso del asesinato de Jalón
Muchos eran los personajes sospechosos que habían pasado por el Juzgado para declarar sobre el asesinato de Jalón. Los había hasta del ejército; gente que tuvo y tenía alguna relación con el capitán Sánchez o con su hija María Luisa, que también permanecía procesada y en la Cárcel de Mujeres.
Toda la familia de Sánchez, incluidos los hijos pequeños, habían declarado ante el juez. La joven María Luisa había mantenido varios careos con su padre y le había delatado. En un momento de flaqueza el capitán había confesado, pero luego pidió otro careo con su hija.
Y así, cual juicio a Bárcenas, Blesa y/o Urdangarin (por nombrar algunos), se seguían sumando pruebas y despropósitos que eternizaban la resolución del caso.


A primera hora de la mañana se constituyó el Juzgado en su despacho, y el señor juez se puso a estudiar las últimas diligencias practicadas y singularmente cuanto se relacionaba con lo que llevaba declarado en el sumario el viejo Luis Buch, a quien los hijos del capitán Sánchez llaman "el padrino Luis".
En opinión del Sr. Algora, era imposible que el viejo no estuviese enterado del crimen, haciendo vida tan estrecha con el capitán, su hija María Luisa y los demás miembros de la familia.
Después de preparar labor para la tarde, ordenó se citase inmediatamente a Buch para que antes de las tres estuviera en la Casa de Canónigos, y redactó el auto sosteniendo la competencia de la jurisdicción civil y pidiendo para esta la continuación de las actuaciones.
El auto era comunicado ese mismo día a la Audiencia.

Una vez constituido el Juzgado, el señor Algora hizo pasar al viejo Buch a su despacho.
Más de tres horas duró el interrogatorio a que "el padrino Luis" fue sometido.
Minutos después de las seis de la tarde Luis Buch salía de la sala de audiencia del Juzgado de la Latina, y un alguacil le conducía a la parte del edificio donde estaban situados los calabozos, haciéndole entrar en uno de ellos.
El Sr. Algora sólo dijo que había encontrado indicios de culpabilidad bastante para decretar la prisión incomunicada y el procesamiento del viejo "padrino".
Luis Buch, en cuerda de presos, fue conducido poco después a la Cárcel celular.

La pobre Manolita Sánchez
La otra hija del capitán, que hasta entonces había estado acompañada por el "padrino", se había quedado sola en aquella casa donde supuestamente ocurrió el macabro asesinato y a la que llamaban "Casa de los Salvajes".
El juzgado puso a la joven Manolita a disposición del gobernador civil para su ingreso en algún centro benéfico o en un convento.




El proyecto de Mancomunidades y Montero Ríos
Continuaba en evolución el conflicto de las Mancomunidades. El Gobierno se manifestó dispuesto a aceptar la batalla.
Ante las manifestaciones del Sr. Montero Ríos y sus advertencias de que reflexionara bien lo que iba a hacer, el Conde de Romanones le contestó que a la mañana siguiente reuniría el Consejo de Ministros para tratar del asunto, y que inmediatamente le comunicaría el acuerdo que recayese.
En efecto: el Jefe del Gobierno expuso a sus compañeros el conflicto, entregándoles íntegra la cuestión para que deliberasen y resolviesen.
Hablaron todos los ministros, mostrándose conformes en dar la batalla en el Senado, pasase lo que pasase.
De comunicar este acuerdo al Sr. Montero Ríos quedó encargado el Ministro de Instrucción pública.
El Sr. Montero Ríos notificó al ministro, para que lo comunicase al Gobierno, que si se votaba siquiera el artículo 1.º del proyecto de Mancomunidades, su dimisión del cargo de Presidente de la Cámara tendría el carácter de definitiva, quedando en libertad de acción para hacer cuanto tuviera por conveniente.



El conflicto en Marruecos
Desde el día 4 de junio venimos comentando las noticias sobre el conflicto marroquí. Aunque el Gobierno intentó ocultar lo que era evidente, las noticias que llegaban a Madrid pronosticaban un lamentable episodio: España estaba una vez más en guerra.

La nota de humor -por quitar hierro al asunto- la pone Juan Pérez Zúñiga en el Heraldo de Madrid:

"Cerca de Alcázar y Larache
se han destapado los moritos,
y para darles cuatro golpes
varias columnas se han movido.
Yo no lo doy gran importancia;
pero a mis solas pienso y digo:
-¡Cuando se mueven las columnas
no está seguro el edificio!"

En la fotografía vemos al grupo de supervivientes del horrible crimen cometido en la granja cercana a Tetuán que mencionamos ayer.




Sesión del Ayuntamiento
Comenzó a las diez y cuarenta y cinco minutos, bajo la presidencia del alcalde, señor Ruiz Jiménez.
Frutas y verduras envasadas
Se acuerda la unificación de las tarifas de frutas y verduras envasadas, al tipo de 0,20 pesetas por bulto, por el arbitrio de pesas, y medidas.
Arriendo de solares
Después de una breve discusión se acuerda el arriendo de 9,85 metros cuadrados de la parcela de la calle Mayor, número 17, con fachada a la de San Cristóbal, para venta de libros, y el del solar de la plaza de la Cebada, número 15, para establecer recreos de verano al aire libre.
Pan para un asilo
Se acuerda solicitar del gobernador la autorización correspondiente para adquirir por administración el pan necesario en el Colegio de Nuestra Señora de la Paloma para el corriente año.
Pavimento
Se aprueba un presupuesto por un importe de 7.814,58 pesetas para la instalación de pavimento de asfalto en la calle del Espíritu Santo, trozo comprendido entre los números 28 al 40 y 21 al 33.
Otras mejoras
También se aprueba un presupuesto de 9.064,49 pesetas, para establecer tubería y bocas de riego en la calle de Velázquez, entre las de Don Ramón de la Cruz y Diego de León, y otro presupuesto de 806,41 pesetas para trasladar un antiguo viaje de agua establecido en un solar con fachada a las callea de Serrano y López de Hoyos, reintegrando el propietario del solar el expresado gasto, adjudicándose la indicada parcela en el precio determinado por el arquitecto municipal.




Festival benéfico en Ciudad Lineal
A las cuatro de la tarde comenzaba, en el parque de diversiones de la Ciudad Lineal, la celebración de un festival benéfico organizado la marquesa de Camarasa, las duquesas de Medinaceli y Plasencia, la marquesa de Santa Cruz y la señorita Francisca Torruella, con la cooperación de otras distinguidas damas y muy valiosos elementos.
La recaudación obtenida en el festival iba dedicada al sostenimiento de la Escuela Católica del Sagrado Corazón, establecida en la calle de Osuna, número 3; institución digna de todo apoyo por los eminentes servicios que prestaba.
El festival tenía doble Interés: por el objeto ya indicado y porque con él se inaugura la temporada en el Parque de diversiones de la Ciudad Lineal.

El programa era muy variado y entre sus números figura una tómbola, de la que se encargarían ilustres damas y bellas señoritas.
Por todas estas razones, en la Ciudad Lineal se congregó lo más selecto de Madrid, y con ser tan espacioso el parque, resultó escaso para dar cabida al numerosísimo público asistente.

Los billetes se podía adquirir durante la mañana en los domicilios de la señora consiliaria, marquesa de Camarasa, Zurbarán, 26 y 28, y de la señora tesorera, Ciudad Lineal, calle de Hernández Rubín, y a la hora del espectáculo en las taquillas del parque de diversiones.







Avance tecnológico. Los arados eléctricos
Un gran invento el arado eléctrico. El artilugio intentaba competir con las maquinarias a vapor, combustible o tracción animal, pero tenía una dificultad, para su uso era necesario establecer una red de líneas de abastecimiento de energía.
Con el arado eléctrico se obtenían velocidades de 1,20 y 2 metros por segundo. Estas velocidades, a las que no se había llegado con ningún otro sistema, las soportaban perfectamente todos los elementos que constituían la maquinaria, logrando hacer una cantidad y una clase de labor superior a la de los demás sistemas empleados hasta entonces.
Se empleaban arados hasta de cinco rejas, que abarcan una anchura de surco de dos metros.
Dos eran los sistemas de arados eléctricos: de una máquina y de dos máquinas.
El juego completo de arado eléctrico del sistema de una máquina, se componía del carro de tambor, carro de ancla, máquina de labranza, cable de arado, carro de transformador y del cable conductor.







Humor centenario




Las fotos
El Heraldo de Madrid publicaba la fotografía de un joven Andrés Segovia que pronto sorprendería en los Círculos madrileños con su magistral manejo de la guitarra.



Salón Doré






Recetas de la bisabuela

FÓRMULA 69
SALSA AGRIA
Se espolvorea con harina una cucharada de manteca, que se pone en la cacerola con tres yemas de huevo, un vaso de vinagre, un poco de agua, sal, pimienta y nuez moscada.
Se deja al fuego durante diez minutos, volviendo continuamente y siempre en la misma dirección hasta que hierva. Esta salsa se tuerce muy fácilmente.
Se sirve con pescados de río, truchas, carpas, etc.

FÓRMULA 70
SALSA JUDÍA
Se pela y corta en rodajas una cebolla, y se rehoga en la cacerola con una cucharada de aceite de oliva.
Cuando la cebolla está blanda, se deslíe una cucharada de harina; se añaden dos vasos de agua, perejil, ajo, laurel, tomillo, sal y pimienta, y se deja calentar hasta la ebullición.
Se pone pescado cortado en trozos, y se vierte sobre él la salsa cuando aquél esté cocido y frío.
La cocción del pescado es suficiente cuando, retirada la cacerola del fuego, se puede tocar con el dedo el fondo de la misma sin quemarse. Esta salsa es excelente para las carpas.

FÓRMULA 71
SALSA PARA TRUCHAS Y PESCADOS DE AGUA
Se cuecen cuatro cangrejos en agua salada, quitándoles las colas y las partes duras, y se ponen al horno para secarlos.
En seguida se derrite un poco de manteca, y se añaden las partes que se habían separado, finamente machacadas, y se cuecen hasta que tomen un color intenso. Se deja enfriar.
Se derrite manteca fresca en la cacerola, y se pone al fuego, desliendo en ella cuando esté caliente dos cucharadas de harina. Se añade un vaso de caldo colado, y se remueve la salsa hasta que resulte homogénea. Entonces se le añade la manteca con los cangrejos, y se rocían con ella las truchas ú otros pescados, adornando el plato con las colas de cangrejo.

FÓRMULA 72
SALSA DE ALMEJAS
Después de haber raspado y lavado en muchas aguas una veintena de almejas, se abren á un fuego vivo en un vaso de vino blanco. En otra cacerola se derrite una cucharada de manteca, en la cual se deslíe una cucharadita de harina, añadiéndola poco á poco, al mismo tiempo que se mueve con la cuchara de madera el líquido resultante de la cocción de las almejas, previamente colado.
Espesada la salsa, se añade pimienta y las almejas desembarazadas de sus conchas, y se concluye por echar una pequeña cantidad de vinagre.
Esta salsa acompaña á los pescados cocidos, á las empanadas y al arroz á la criolla.



Publicidad con solera








© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-141 EFEMERIDES1913



.