viernes, 5 de abril de 2013

Madrid, 3, 4 y 5 de abril de 1913




Efemérides del 3, 4 y 5 de abril de 1913

1913
ABRIL
L M X J V S D
. 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30


Contenido: 
3 de abril: El nuevo Nuncio en Palacio... - ...y los moros en Carabanchel - Para los políticos de hoy
4 de abril: Creación de Escuelas - Lista la piqueta en la calle de la Reina - Localidades agotadas
5 de abril: Fiesta del Sainete - La reina Cristina con la tropas indígenas de Melilla - El Catecismo, las Ordenes militares y el caso Nóos - Más verduras de la bisabuela



Jueves 3 de abril

El sol apareció a las 05:57 y se marchó a las 18:40 horas. Luna menguante.
La temperatura máxima a la sombra fue de 9,2º y la mínima de 2,4º. Día frío con cielo cubierto.

Santos del día:
San Benito de Palermo



















El nuevo Nuncio en Palacio...
Poco después de las once salieron del cocherón de Palacio los coches de gala que habían de conducir a la morada regia el huevo representante de la Santa Sede, y al personal de la nunciatura.
Minutos antes de las doce llegó la comitiva a la puerta principal de Palacio, entre las filas de la guardia exterior, que hizo a monseñor Ragonesi los honores debidos.
El orden con que entró dicha comitiva en la plaza de Armas fue así:
Coche de París, de media gala, a las órdenes del introductor de embajadores, Señor conde de Pie de Concha.
Carroza de Cifras, conduciendo al auditor monseñor Solari y al secretario, Sr. Apap.
Carroza de Corona ducal, de respeto.
Carroza de Concha, llevando al nuevo Nuncio de Su Santidad a la derecha del introductor de embajadores, con escolta real, batidores y el caballerizo conde de Riodoms al estribo.
La carroza del Nuncio llegó hasta el pie de la escalera principal. Los otros coches penetraron en el patio por las puertas laterales.
Cubrían la gran escalera los alabarderos, en dos filas.

Al descender de la carroza recibieron a monseñor Ragonesi seis gentiles hombres, que subieron escoltándole. En la meseta de los Leones se unieron seis mayordomos de semana, y todos cruzarán el salón de Armas y el de Columnas, entrando en el del Trono.
La música de Alabarderos recibió al representante del Papa con los acordes de la Marcha Real Fusilera.
S. M. el Rey se hallaba en el Trono, teniendo de pie, a la derecha, a los ministros de la Corona, de uniforme, y a los grandes de España señores duques de Granada, Tamames, Montellano, Lécera, Conquista, Vistahenmosa. Aliaga, Tovar, Béjar, Sotomayor, marqués de Comillas, Romana, Castell Rodrigo, viudo de Canillejas, Fontalba, Camarasa, Narros, Tavata, San Juan de Piedras Albas y condes de Superunda, Almodóvar, Real, Torrearías y Parcent. Detrás de S. M., junto al tapiz del dosel, se hallaban el marqués de la Torrecilla y el comandante general de Alabarderos, general Aznar. Al pie del Trono, cerca del jefe superior de Palacio, estaba el grande de España de guardia y al lado izquierdo los ayudantes del Rey.
Enfrente estaban los mayordomos de semana, los gentilombres, el caballerizo y los oficiales de Alabarderos, y Escolta Real.
Monseñor Ragonesi, con capisayo y pectoral, dio un discurso. El Rey hizo lo propio para dar la bienvenida al nuevo Nuncio, y luego se dispusieron a conversar alegremente.

Terminado el acto de Corte, fue el nuevo Nuncio a cumplimentar a las dos Reinas, en sus respectivas habitaciones.
Con la Reina Doña Victoria estaban el duque de Santo Mauro, la marquesa de Bayamo, la duquesa de San Carlos y la señorita de Heredia, y con la Reina doña María Cristina, la duquesa de la Conquista, la marquesa de Squilache, el conde de Plasencia y la señorita de Silva.


... y los moros en Carabanchel
A cuatro pasos de la línea férrea de Navalcarnero, y a continuación de los cuarteles militares de Carabanchel se instalaron tiendas de campaña donde se alojaron las fuerzas indígenas de Melilla.
Las tropas acampadas eran la tercera compañía de las fuerzas regulares indígenas, al mando del capitán D. Luis Molina y de los tenientes Pareja Cisneros y Losada, y un escuadrón de caballería, mandado por el capitán Vicat y los tenientes Montojo, Vallarino y Aldecoa.
La compañía estaba compuesta por 150 hombres y el escuadrón 126 caballos.
La infantería viste uniforme «kaki», capote azul con capucha, media azul, fez rojo y zapatos de color.
La caballería el mismo uniforme, con chilaba, turbante y media bota de cuero.


Para los políticos de hoy (Si tienen a bien leerlo)
El ex ministro, D. Juan de La Cierva, da un discurso político-social en la Academia de Jurisprudencia. La sinceridad en la política; la mentira en la vida pública; la política de ficciones, y el papel de la Prensa en la vida política, serán los puntos más destacados de su discurso. Extraemos estos puntos del anuario "El año político - 1913":




Las fotos
En la fotografía, el nuevo Nuncio a su salida de Palacio.





Viernes 4 de abril

El sol apareció a las 05:57 y se marchó a las 18:40 horas. Luna menguante.
La temperatura máxima a la sombra fue de 9,2º y la mínima de 2,4º. Día frío con cielo cubierto; lluvias intermitentes.

Santos del día:
San Benito de Palermo




















Creación de Escuelas
Despachan por la mañana con el rey los ministros de Fomento e Instrucción Pública.
Entre otros decretos, el rey firma uno para la creación de un Patronato para la construcción de Escuelas en Madrid. Se propone el Ministerio que estas Escuelas sean sobrias y sencillas, y se instalen al aire libre, en sitios sanos como el Retiro, la Moncloa, y otros análogos.
Estas creaciones tienden principalmente a abrir camino a la acción social.
Se formará una Junta de distinguidas damas, que bajo el alto patrocinio de la reina Victoria procurará aumentar los fondos necesarios para la empresa, además de otra Junta con el mismo fin dirigida por el ministro.
Se procurará también que las Escuelas queden instaladas en lugares próximos a las líneas de tranvías, quedando pendiente la negociación con las Compañías el transporte gratuito o precio reducido para los escolares.
También firmó el rey otros decretos, inspirados en la misma idea, creando Escuelas de adultos en Madrid y Barcelona.



Lista la piqueta en la calle de la Reina
Ya hemos dicho que el juez del distrito del Centro, D. Felipe Torres, había decretado el procesamiento de los dueños de la casa número 4 de la calla de la Reina por negarse, a pesar de haberse cumplido con lo preceptuado por las leyes, a que el Ayuntamiento pudiese disponer de la finca con objeto de que ésta sea derruida y continuar las obras de la Gran Vía.
El alcalde recibe este día una comunicación del Juzgado instructor notificándole dichos procesamientos y diciéndole que el juez había dispuesto dar posesión judicial de la casa al Municipio, habiendo señalado para dicho acto el día 7 del corriente, a las diez y media de la mañana.



Localidades agotadas
El día 5 se celebrará la tradicional Fiesta del Sainete en la Asociación de la Prensa, en la que las damas lucirán sus mejores galas y sus clásicas mantillas y mantones de Manila.
Preciosos ramos de flores traídos de Málaga, Valencia, Sevilla y Murcia serán obsequiados a la entrada del Teatro Apolo, donde se celebra la gala.
El cartel "NO HAY BILLETES" lucía ya en la taquilla del teatro. Todas las localidades, excepto algunas generales, se habían vendido casi tan rápido como la de los mejores espectáculos de la Gran Vía en la actualidad... y eso que no tenían internet.



Las fotos
Vemos un grabado realizado por Jesús Evaristo Casariego donde aparece la calle de Alcalá y la iglesia de San José en el año 1872. El edificio colindante será, a partir del 23 de marzo de 1873, el Teatro Apolo. El grabado se encuentra en el Museo de Historia con el número de inventario 18355.

La siguiente fotografía, de los hermanos Missè, corresponde a una tarjeta postal  anterior al año 1902, que muestra la misma zona de la calle Alcalá con la iglesia y el teatro. La tarjeta postal se encuentra en el Museo de Historia con el número de inventario 1991/1/77.




Sábado 5 de abril
El sol apareció a las 05:54 y se marchó a las 18:42 horas. Luna menguante.
La temperatura máxima a la sombra fue de 13,6º y la mínima de 2,4º. Día con cielo despejado. Humedad del 75%.

Santos del día:
San Vicente Ferrer



















Fiesta del Sainete
Se celebra por la tarde una de las fiestas teatrales más populares y de mayores atractivos, no sólo por el cartel, que siempre era inmejorable, sino por el espléndido decorado de la sala. Hablamos de la Fiesta del Sainete, evento que se celebraba todos los años a beneficio de la Asociación de la Prensa.
El teatro Apolo ofrecía un golpe de vista realmente encantador, magnífico. Una considerable cantidad de mantones de Manila—que costaban una verdadera fortuna—adornaba las balaustradas de los palcos, y grandes y artísticos macizos de flores se alzaban a ambos lados del telón de boca, dando un bellísimo aspecto al conjunto.
Tapices y reposteros de la Real Fábrica, galantemente cedidos por el señor Stuyk, completaban el admirable conjunto.

Comenzó la fiesta con el sainete "Los escaparates", interpretado por los artistas del Español. Las Srtas. Sampedro, Esteban y Hortelano y los Sres. Sepúlveda y Maximino fueron muy aplaudidos.
Llego luego la compañía del Lara, con el sainete de Casero y Larrubiera "Las mocitas del barrio", con música del inolvidable Chueca. Leocadia Alba, la Alverá, la Pardo, la Moneró y los Sres. Mora y Manrique realizaron una exquisita labor en el madrileño sainete.

María Guerrero y Díaz de Mendoza estrenaron después un paso de comedia de Eduardo Marquina, titulado "El gavilán de la espada", que agradó muchísimo a la concurrencia.
En esta obra probaba una vez más Marquina sus altas dotes de poeta. Las bellísimas estrofas fueron admirablemente declamadas por los insignes directores de la Princesa.
María Guerrero, Marquina y Díaz de Mendoza salieron a escena tres o cuatro veces al terminan la representación de la obra para recibir grandes aplausos y ovaciones.

Los artistas del Teatro de la Comedia estrenaron un sainete de Ramos Martín titulado "La Redacción".
En la obra había situaciones cómicas que forzaban a la risa y que acusaban el agudo ingenio del autor; pero más que sainete era una caricatura, y el público profano, que no conoce por dentro la redacción de un periódico, no incurrirá
seguramente en la candidez de suponer que la mayor parte del trabajo caiga sobre las espaldas del meritorio, que, además de meritorio, era idiota. El Sr. Ramos Martín, que recibió estrepitosos aplausos, había sido redactor del "Heraldo de Madrid".

El estreno del nocturno dialogado "La gatita y el león", de Eugenio Sellés, obtuvo un éxito excelente.
La Sra. Barcena y el Sr. Peña, admirables.

El Sr. Medina, que era un prodigio en el arte de la imitación, presentó a Ontiveros y Carreras "arrancados del natural".

Concluyó la brillante fiesta con bailes y canciones a cargo de las grandes estrellas del género. Bastó citar sus nombres para que el público agotase las entradas en poco tiempo. Pastora Imperio, la Argentinita, la Chelito y la encantadora Julita Fons, y los hermanos Gómez formaban parte del completo cartel.



La reina Cristina con las tropas indígenas de Melilla
La Reina Dª. Cristina visitó por la tarde el campamento de Carabanchel, donde estaban alojadas las fuerzas regulares indígenas y el tabor de Alhucemas.
La augusta señora fue recibida por el coronel Berenguer, jefe de las fuerzas, y éstas desfilaron ante S. M.
La Reina regresó al anochecer a Palacio muy satisfecha, siendo despedida por los moros con gran entusiasmo.
Tan pletórica estaba que envió al coronel Berenguer varias cajas de habanos, en recuerdo de su visita, para que las repartiese entre la oficialidad y las clases de tropa.

Días antes, el rey, con las archiduquesas de Austria, llegó en automóvil hasta Carabanchel, pues SS. A A. tenían deseos de ver las fuerzas moras. El monarca y las archiduquesas no se detuvieron en el campamento, pasando sólo de largo, sin que las fuerzas llegaran a advertir la presencia de S. M.



El Catecismo, las Ordenes militares y el caso Nóos
En esta fecha se hizo público un escrito presentado al Presidente del Consejo de Ministros, que firmaban los caballeros de las cuatro Ordenes militares, entre los cuales estaba comprendida la casi totalidad de la principal nobleza de España.
El escrito decía:
"... habiendo jurado solemne y libremente, al ingresar en las mismas, defender con sus vidas y haciendas la religión católica apostólica romaica, a V. E., como Presidente del Consejo de Ministros de S. M. C. y como caballero que es de la Orden del Apóstol, cuya gloriosa enseña honra su pecho, ruega inspire los actos del Gobierno en el más rendido respeto a nuestra sacrosanta religión, no consintiendo que la enseñanza del Catecismo deje de ser obligatoria en las escuelas públicas de primeras letras de nuestro país, única garantía, por otra parte, para mantener la paz de los espíritus, base indispensable de la paz social."

Dichos caballeros, todos residentes en Madrid, eran los de las Ordenes militares de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa. Encabezaba el escrito el firmante de la Orden de Santiago: S. A. R. D. Fernando de Baviera y Borbón, comendador mayor de León.-Duque de Tamames, comendador mayor de Montalbán, etc.

¡El rebote de Alfonso XIII fue superior! Al despachar por la mañana con el rey el presidente del Consejo de Ministros, manifestó el Monarca que había visto con disgusto y extrañeza el documento dirigido al Conde de Romanones, como jefe del Gobierno, por los caballeros de las Ordenes militares, no solamente por encontrarlo injustificado y extemporáneo, pues aún no se conoce la resolución que el Gobierno someterá a la Real firma, sino también por algunos de los nombres que firmaban el escrito. Sin lugar a dudas se estaba refiriendo a Fernando de Baviera y Borbón.
Este tema, a una escala muy inferior al por todos conocido caso Nóos -con el empalmado duque y la ingenua infanta-, pretendía involucrar a la Casa Real en polémicos asuntos.



Recetas de la bisabuela


JUDÍAS VERDES ALBOROTADAS
Se cuecen judías verdes en agua que hierva á borbotones y se sazonan de sal á gusto de cada uno.
Ya cocidas las judías, se escurren, y en la misma olla se vuelven a poner con aceite frito, perejil picado y unas tiras largas y estrechas de pimientos colorados, se saltea el todo para que se mezcle y se sirve como legumbre sola.

BERENJENAS ITALIANAS
Se toman unas que sean buenas, se dividen en dos partes a lo largo, se vacía el interior y se pica la carne sacada del fruto. Se pone este picado en un plato y se aprieta con una cuchara para que suelte el agua que tienen; a este picado se le añade tocino picado, miga de pan remojada en caldo o leche y se echa pimienta; con todo esto se rellena el interior de las berenjenas; se empanada y se cuecen con una tartera al horno.

ACELGAS MALLORQUÍNAS
Las acelgas después de lavadas y hervidas con sal se ponen a escurrir tratando que las hojas estén enteras; se baten dos claras de huevo como para suspiros, se unen las yemas, se les pone sal y azúcar y se coge la hoja por el tronco, se empapa en el huevo, se tiene la manteca caliente en una sartén dejando caer la hoja que forme un buñuelo, se vuelve del otro lado y se sirven.

COLIFLOR A LA ITALIANA
Hervida la coliflor con sal, jamón y tocino, se pone a escurrir un poco, después se coloca en una tartera con mantequilla o queso, lo que mejor guste; si es lo último se pone un poco de manteca, se cubre de leche y se pone al horno. Se sirve en la tartera.

BERENJENAS PALMESANAS
Se pelan una cantidad de berenjenas, se cortan a cuadradillos, se fríen en la sartén con manteca, luego, se apartan y en la misma manteca se fríe igual cantidad de patatas cortadas también a cuadraditos; cuando están blandas se apartan y se fríe un pimiento que ya se tiene asado y pelado; todo esto bien unido se mezcla con un par de huevos y se coloca en un molde untado de manteca y guarnecido de pimientos encarnados, también asados y quitada la piel se pone al horno; cuando se saca se pone en una fuente y se le echa una salsa de tomate por encima que ya se tiene preparada de antemano. Son exquisitos.



Publicidad con solera





© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-080/81/82 EFEMERIDES1913