lunes, 22 de abril de 2013

Madrid, 22 de abril de 1913




Efemérides del 22 de abril de 1913

Martes 22

Máxima 20º
Mínima 6,2º

Santos Sotero y Cayo




Contenido: 
Personaje del día: conde de Reventlow - Excesos policiales - "El carbunco profesional" y el veto de Undargarín - La augusta "Chata", de guateque - Nuevo Caballero de Santiago - Casa Hidalgo, "Casa especial en bomboneo" - Modelitos de Primavera en Pasarela Cibeles - Tocino del cielo de la bisabuela.


1913
ABRIL
L M X J V S D
. 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30



Personaje del día
Andaba por la Villa y Corte, proveniente de París, el conde de Reventlow, ministro plenipotenciario de Dinamarca, con objeto de presentar al Rey sus cartas credenciales.
El conde de Reventlow, que durante diez y siete años había desempeñando su cargo en Madrid, se retiraba de la carrera diplomática para descansar.


Excesos policiales
Este es el relato de D. Manuel Diaz Rodríguez que las noticias decían que había sido detenido en la Casa de Campo por exceso de celo "policiaco".

El Sr. Diaz estuvo visitando El Pardo y su palacio. Estuvo dando un paseo por aquel lugar, que no conocía, y allí se entretuvo mientras esperaba la salida del "tranvía a vapor" que lo llevaría de regreso a Madrid.
Paseando por el camino del puente, que llevaba al Cristo, paró y se sentó en el arcén para descansar un rato. Cruzó por delante de él un automóvil que iba a gran velocidad y al poco rato apareció un guardia de campo que le increpó preguntándole que qué hacía allí.
Al enterarse el Sr. Diaz de que estaba prohibido andar por esa zona se excusó, alegando que ignoraba la prohibición, y raudo se marchó.
Poco después, ya subido en el tranvía de Madrid, se le acercó un guardia de Seguridad, que a su vez requirió la presencia de un "benemérito" guardia civil. Estando los dos frente al pobre turista, le preguntó el primero: "-Por qué ha saludado al rey."
Ojiplatico y patidifuso quedó el pobre Sr. Diaz ante la pregunta. No tenía ni idea de haber visto al don Alfonso XIII en ningún momento.
Viendo los policías que se negaba a confesar (según ellos), detuvieron al presunto terrorista requisándole la documentación.
Ya en Madrid, el Sr. Diaz fue conducido a las dependencias de la Dirección general de Seguridad, después de un interrogatorio minucioso y exigirle varios nombres que pudiesen responder por él, fue puesto en libertad.
Podemos imaginar la frustración y el susto que se llevó el pacífico turista de El Pardo. Suponemos que tardó en desaparecer el temblor de piernas... si es que se le quitó alguna vez.

Conclusión:
Pocos días antes se había cometido el atentado contra el rey. Era lógico y normal el exceso de celo policial, cuyas consecuencias fueron la puesta en libertad del Sr. Diaz por ser inocente.
Hoy, intentando manifestarnos para que se nos oiga y se respeten nuestros derechos, nos pegan palos, nos piden el dni y nos meten unas multas de tres pares. Eso sí es exceso.




"El carbunco profesional" y el veto de Undargarín
En el desolador 2013 conocemos noticias -de momento- como la del yerno del rey, que veta a siete medios de comunicación para tapar sus chanchullos.
Tal día como hoy de hace cien años la noticia era esta:



La augusta "Chata", de guateque
Después de Carlos III, quizá sea "la Chata", es decir, la infanta doña María Isabel Francisca de Asís Cristina Francisca de Paula Dominga de Borbón y Borbón, el personaje de la realeza más querido por los madrileños.
No viajaba por países exóticos a matar bichos; pero sí se pegaba grandes homenajes donde fuese. Ahora tocaba "la France" en el propio Madrid.
La infanta estuvo en la fiesta que, en su honor, se celebró en la Embajada de Francia.
El embajador y la bella Mme. Geoffray, con todo el personal de la embajada, recibieron a su S. A. al pie de la escalera. La augusta señora pasó a los salones del brazo del primero.
En una de las estancias cumplimentaron a la Infanta los demás invitados al banquete. La Chata vestía elegante traje adornado con negros encajes, y lucía soberbio collar de gruesas perlas.
En la mesa, adornada con claveles blancos y rosas y guirnaldas de muguets, ocupó la Infanta la presidencia, dando la derecha al ministro de Estado, y la izquierda al embajador. Enfrente se sentaba Mme. Geoffray, que vestía traje negro y oro, y se adornaba con brillantes, entre el embajador de Inglaterra y el marqués de la Mina.
La comida se sirvió con la elegancia y esplendidez propias de la embajada francesa.
Terminado el banquete, S. A. y los invitados pasaron al gran salón de baile, donde se reunieron otras muchas distinguidas personas.
El eminente pianista Rissler dio un, notable concierto, en el que ejecutó de manera admirable obras de Wagner, Chopin, Schubert, Beethoven y otros maestros.
Poco después de las doce de la noche, la infanta se retiró. En la puerta su carruaje no era una calabaza.


Nuevo Caballero de Santiago
En la iglesia de las Comendadoras de Santiago se celebró por la tarde la ceremonia de armar caballero y vestir el hábito de la Orden militar de aquel nombre a D. Manuel Nogales.
Presidió el Capítulo S. A. el Infante D. Fernando, comendador mayor de Castilla, y actuó de maestro de ceremonias el Sr. Morales de Setién, llevando el estandarte el Sr. Dusmet.
Fue padrino del neófito D. Manuel de Montalvo, y le calzaron las espuelas los condes de Plasencia y Cerragería.

Al acto asistió numerosa y distinguida concurrencia.
En recuerdo de la ceremonia, el nuevo caballero obsequió a sus amigos con elegantes cajas de bombones de la aristocrática Confitería Hidalgo.


Casa Hidalgo - "Casa especial en bomboneo"
Eso es lo que pone la factura del año 1916 que mostramos más abajo, "Confitería HIDALGO - Casa especial en bomboneo".
El primer anuncio publicitario que encontramos sobre la selecta Confitería Hidalgo es del año 1891. No podemos precisar si su inauguración es anterior a esta fecha.
Estaba ubicada en la calle Barquillo número 9. En publicidades del año 1935 aparece ubicada en el número 15 de la misma calle.
Su primer propietario fue un tal "sobrino de Guinea". Posteriormente lo será el Sr. Francisco Pérez, sucesor del sobrino de Guinea, y en los años 20 figurará como "Sucesores de Francisco Pérez".
Cortesía de www.todocoleccion.net

La Casa Hidalgo se dedicaba a la repostería de altos vuelos y sus bombones finos eran los primeros de la Villa y Corte.
Para banquetes de postín y suministro a casas aristocráticas, ahí estaban los productos de Hidalgo. Los conocemos a través de estos anuncios:
AÑO 1891
AÑO 1900
AÑO 1901
AÑO 1903
AÑO 1909
AÑO 1912
AÑO 1915
Las famosas cajas de Hidalgo
Por cortesía de www.todocolección.net podemos mostraros el producto estrella de la Confitería, sus cajas pintadas al óleo y fabricadas con materiales nobles y finísima artesanía.
La primera caja es de finales del siglo XIX y está coloreada a mano.
La siguiente caja es de principios del siglo XX, está confeccionada en tela y cartón con exquisitos acabados.
La última caja es de los años 20 y en esta ya aparece la etiqueta como "Sucesores de Francisco Pérez".

Y para finalizar, un cubre bandejas, confeccionado en finísimo papel, que da cuenta del refinamiento y cuidado de los detalles en aquella "Gran Confitería y Repostería".



Humor centenario
Diálogo:
-Doctor, ¿qué aguas me recomienda usted?
-Cualesquiera, con tal que no sean las de Barcelona


Las fotos
La fotografía es muy buena, lo que está fatal es la impresión. Se trata de un reportaje fotográfico de Alfonso para El Imparcial, titulado "Escenas callejeras - Concierto al aire libre".



Pasarela Cibeles
Modelitos para la Primavera



Recetas de la bisabuela

HUEVOS AL RON
Se hierven seis huevos que queden bien duros, se pelan y se parten á lo largo; se sacan las yemas y se pican en el mortero con un poco de azúcar al paladar y unas gotas de ron que forme una pasta algo espesa; cuando están se rellenan los huecos de las yemas con esta pasta y se bate en un plato una clara bien subida, se rebozan de esta clara los huevos y se pasan por galleta molida, y con buen aceite y gran cantidad en la sartén se fríen que queden doraditos.

TOCINO DEL CIELO
Se toma una docena de yemas de huevo y siete onzas de azúcar se baten muy bien las yemas con el azúcar, se hace un almíbar clarito y se une todo bien, se pone en un tubo exprofeso y se pone al baño María para que cuajen. Es riquísimo.

ARROZ JÍBARO
Para la leche de dos cocos, una libra de arroz, nueve onzas de azúcar pasas, canela y limón. El coco se raya y con el agua del coco, aumentando más agua porque sería poca, se hace calentar y se saca la leche, que se hace exprimiendo el coco unido con el agua. Esta operación se hace dos ó tres veces para sacar bien las substancias del coco; cuando la leche hierva se sazona de azúcar y se le añade la canela, el limón y las pasas, y se le echa el arroz para que ablande á fuego muy vivo; ha de quedar espeso.

CREMA ITALIANA
Bátase doce yemas de huevos y cuatro vasos de vino de Málaga, seis onzas de azúcar y un poco de canela, todo unido póngase en una cacerola sobre fuego vivo, muévase deprisa con un molinillo de chocolate hasta que la espuma haya llenado la cacerola. Sírvase sin pérdida de tiempo en jicara de crema.

MANJAR BLANCO CUBANO
Una libra de harina de arroz con dos litros de leche de coco ó de vaca, azúcar al paladar y dos cucharadas de agua de azahar.
Se deslíe la harina de arroz con la leche y el azúcar, se pone al fuego moviéndolo continuamente de un mismo lado, cuando se empieza á espesar se le agrega una cucharada de manteca de cerdo y cuando se separa que está en su punto, se le añaden dos cucharadas de agua de azahar.
Se unta un molde de manteca, y se echa para dejarlo enfriar y poderlo servir.

BIEN-ME-SABE PORTORRIQUEÑO.
Para un coco grande cinco yemas de huevo, una libra de azúcar, canela y limón. El azúcar se hace almíbar y el agua del coco sirve para sacar la leche del coco; se cogen las yemas, se baten y se le echa el almíbar, luego la leche y cuando está bien unida se pone al fuego hasta que hierva que se echa en una fuente que de antemano se tiene preparada con bizcochos. Se ha de tener cuidado al hacerla, de moverla siempre de un mismo lado para que no se corte; y cuando vaya á hervir repasarla en seguida.



Publicidad con solera





© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-099 EFEMERIDES1913


.