domingo, 21 de abril de 2013

Madrid, 21 de abril de 1913


Efemérides del 21 de abril de 1913

Lunes 21

Máxima 22,4º
Mínima 9,8º

San Anselmo y San Apolonio




Contenido: 
Fiesta de la Primavera en Parisiana - Descubrimiento goyesco - Un madrileño que no lo fue - La puerta de Alcalá en dos fotos del 1870 y 1890 respectivamente - Flan de avellanas y más dulces de la bisabuela


1913
ABRIL
L M X J V S D
. 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30



Fiesta de la Primavera en Parisiana
Se celebró la tarde del día anterior en el restaurante del Parisiana la fiesta de la Primavera. La temperatura era la ideal para un evento de tales características.
Estuvo organizada por distinguidos artistas, ateneístas, literatos y periodistas.
Una verdadera nube de hermosas señoritas con mantones de Manila decoraron la fiesta. Dichas féminas participaron en un concurso de belleza.
Se repartieron siete premios entre ellas y se eligió a la más bella, que fue paseada en calesa por los alrededores del Parque Parisiana en medio de grandes aplausos.
La fiesta culminó con un gran baile hasta altas horas de la noche.

Parque Parisiana
Parisiana estaba ubicado en Moncloa. Era comparado con el Gran Casino de San Sebastián. Sus instalaciones nada tenían que envidiar a los mejores sitios de recreo de España y el Extranjero. Su Parque y su Chalet, el Salón, el Bar, los Comedores, las Salas de fiestas y espectáculos, eran un conjunto de instalaciones de moderna hechura, símbolo de la fastuosa sociedad de principios del Siglo XX.
Había otros muchos Parisiana, en Zaragoza, Barcelona, Vitoria, etc., pero sólo comparables en nombre con el magnífico Parque de Recreo que los madrileños tuvieron en Moncloa en aquellos tiempos.

Ver más en "Aquellos veranos de Madrid en el Parque de Parisiana"



Descubrimiento goyesco
El famoso pintor Beruete y Moret, amigo y vecino de Joaquín Sorolla, era un gran conocedor de la historia de la pintura española. En una revista extranjera daba cuenta del descubrimiento de dos retratos del maestro Goya.
Estas obras no se habían expuesto nunca al público, ni fueron reproducidas, ni de su existencia daba cuenta ninguna de las relaciones hechas de los trabajos de Goya.
Se trataba de retratos de Nicolás Guye un saldado del Imperio, que había hecho brillante carrera y que acompañó durante su estancia en España al rey José Bonaparte.
De 1810 a 1813, el general Guye sólo abandonó la residencia de Madrid por necesidades de las operaciones militares y el constante guerrear de aquellos días.
En 1810, por inscripciones puestas al dorso del lienzo, se pintaron los retratos que llevó a Francia un hermano del general, después de la retirada del ejército napoleónico.
La inscripción del retrato del general dice:
"Señor D. Nicolás Guye, marqués de Rio Milanos, general aide de camp de S. M. Catholigue, membre de la Legión d'Honneur, de l'Empire Francais, commandeur de l'Ordre des Deux Siciles, commandeur de l'Ordre Royal d'Espagne, etc. Né á Lans le Sannier (Jura) le l.er Mai 1773. Donné a Vincent Guye a Madrid le l.er Octcbre 1810. Pintado por Goya"

Del mérito del cuadro decía Beruete que era de corrección poco común, sin dejar de ser goyesca "la manera".
Existían, pues, dos obras más de Goya, del artista que unió al espíritu de la pintura española anterior a su época la técnica más libre, más personal, más valiente y más moderna.



Un madrileñito que no lo fue
Son muchas las esquelas que vemos en los periódicos durante el tiempo de investigación. Las hay de grandes personalidades; de gente desconocida; de aniversario de fallecimientos mucho más antiguos que las propias noticias. Pero nunca habíamos topado con la de un niño fallecido.
El pequeño Paquito Verdugo Díez no pasó más de cinco añitos en el Madrid del también párvulo siglo XX.
Nos ha llamado la atención la delicada esquela. Un punto blanco en el mar de tinta negra donde navegan las noticias.
Nuestro homenaje al desconocido Paquito; un madrileñito que no lo fue y al que hoy recordamos en el centenario de su fallecimiento.



Humor centenario
Hoy no hay chistes, por respeto a Paquito.


Las fotos
Dos fotografías de la Puerta de Alcalá. 
La primera, del año 1870, realizada por Jean Laurent, nos muestra la tan cantada puerta antes de estar rodeada por la plaza de la Independencia que, como dijimos en el especial "La Cibeles desorientada", será construida por el Ayuntamiento en 1872 según la idea original propuesta por Ángel Fernández de los Ríos en 1868.


La citada plaza aparece en esta segunda fotografía del año 1890, tomada por Louis Levy.

Majestuosa, como siempre ¡Mírala! ¡Mírala! ¡Mírala!, ¡Que rezuma vino por los cuatro costados!
Enrique Villalba Díez, autor del blog Doble Cero, nos cuenta cómo fue financiada la ejecución de la obra de la querida Puerta de Alcalá en: "La puerta del vino // The wine gate"




Recetas de la bisabuela

NATILLA DE CAFÉ
Se baten bastante rato doce yemas de huevo y se le añade azúcar molida: se pone un litro de leche á hervir y media onza de café, pasándolo por la cafetera para que sólo quede el gusto, y cuando está se va echando á las yemas batidas, sin parar de moverlo, y así se pone al fuego, siempre moviéndolo, y cuando hierve un poco se echa en una fuente para servirlo.

REQUESÓN
Se coge la hierba-col y se pone en remojo de un día para otro; luego se machaca en el mortero y se pasa por un trapo con el agua que ha estado en remojo, y esa agua se echa á la leche en el momento que vaya á hervir y fuera del fuego; se mueve con una cuchara hasta que cuaje, se pone á escurrir en un trapo claro y queda listo, para .servirse con azúcar molida.

CHIFLÉ
Tres yemas de huevo, media libra de azúcar, ocho claras de huevo; se baten las claras, y luego las yemas con el azúcar, y se une todo con canela molida y se pone al horno en lata.

FLAN DE AVELLANAS
Se majan seis docenas de avellanas, se pasan por tamiz echándoles por encima del tamiz poco á poco medio litro de leche hirviendo á fin de que pasen mejor y tome la leche el gusto. Después de estar fría la leche se le añaden seis yemas de huevo y una clara, un poco de canela y se echa todo en la flanera para ponerlo al baño María.

MERENGUES DOBLES A LA ESPAÑOLA
Se baten seis claras de huevo en una vasija, cuando están bien batidas se les añade una libra de azúcar y un poco de raspadura de limón muy fina; hecho esto se toma la pasta á cucharadas y con cada una de ellas se forma encima de un papel blanco el merengue, dándole á todos con igualdad la misma forma de una gruesa castaña; ya hechos, se polvorean con azúcar fina, se ponen los papeles sobre una hoja de lata y se colocan al horno flojo; después de cocidos que se conoce cuando están dorados, se sacan, se dejan enfriar y se separan con cuidado de los papeles para que no se estropeen. Se sirven cuando están fríos.

CREMA ESPECIAL
Se pone en una cacerola medio litro de buen vino blanco, azúcar y una corteza de limón; se deja cocer un rato y aparte se baten ocho yemas de huevo á las que se va incorporando poco á poco el vino ya frío y sin dejar de moverlo hasta que se mezcle bien. Se echa en un molde y se pone al baño María.


Publicidad con solera





© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-098 EFEMERIDES1913


.