martes, 23 de abril de 2013

Madrid, 23 de abril de 1913



Efemérides del 23 de abril de 1913

Miércoles 23

Máxima 17º
Mínima 6,2º

San Jorge, mártir, y San Gerardo




Contenido: 
Exploradores en el Teatro Español - Las grandes reformas de Madrid - La Juventud monárquica en acción - Una foto del antiguo Manzanares - Más dulces de la bisabuela


1913
ABRIL
L M X J V S D
. 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30




Cortesía de la Biblioteca Nacional de España
e Historia Urbana de Madrid
para conmemorar el
Día Internacional del Libro
LIBRO INTERACTIVO
CLICK EN LA IMAGEN



Exploradores en el Teatro Español
En el teatro Español se celebró una función de gala a beneficio de la patriótica institución de los Exploradores de España.
Todas las localidades del clásico coliseo estaban ocupadas por distinguido público. En los palcos había gran número de familias aristocráticas.
Su Alteza Real la infanta doña Isabel, nuestra querida "Chata" que se apuntaba a todo, llegó de las primeras y ocupó palco regio, siendo recibida por personajes del Comité Nacional de los Exploradores de España, que le entregaron un hermoso bouquet.
Los palcos, butacas y anfiteatros rebosaban de multitud de muchachos vistiendo el típico uniforme de los "boy-scouts", y los que no lo vestían, llevaban en las solapas la insignia con el lema "Siempre adelante".

Se levantó el telón del español para ver "Nena Teruel", de los hermanos Álvarez Quintero. Al finalizar el primer acto, un sexteto interpretó el Himno de los exploradores.
Al finalizar la representación de "Nena Teruel", y a petición del público, aparecieron en escena los hermanos Álvarez Quintero rodeados de un grupo de boy-scouts uniformados.
El mayor de los hermanos leyó una preciosa y patriótica poesía dedicada a los jóvenes exploradores.
El mentado himno, cargado de verborrea solemne y patriótica que resultaba cargante, finalizaba con estos versos:
"¡España!, gritad todos;
que el eco grite ¡España!,
y que el mundo entero
resuene la palabra."

Los Exploradores de España 
España, merced a la activa propaganda del capitán D. Teodoro de Iradier, contaba en 1913 con una Asociación Boy-Scouts (niños escucha) con el nombre de "Los exploradores de España", siendo sus afiliados, en el poco tiempo que llevaba en funcionamiento, más de 2.000, de ellos 500 en Madrid.
¿Cuál era su objeto?
El art. 2.° de sus estatutos lo declara expresamente:
"Esta Asociación tendrá por objeto estimular y fomentar  la creación de Agrupaciones de boy-scouts españoles, con el objeto de desarrollar en la juventud el amor a Dios y a la Patria, el respeto al jefe del Estado y a las leyes de la nación, el culto al honor, la iniciativa, el sentimiento del deber y de la responsabilidad, la disciplina, la .solidaridad, el vigor y las energías físicas."



Las grandes reformas de Madrid
Ante el notario de esta corte Sr. Larrey, y con asistencia de los Sres. Lorite, ingeniero director de Fontanería y alcantarillas; Ruano; Piera, gerente de la Sociedad Fomento de obras de Barcelona; Rojo, ingeniero director de la misma, y Socías, apoderado de ella, el alcalde Sr. Ruíz Jiménez y los mencionados firmarán, a las cuatro de la tarde, la escritura definitiva de las obras de saneamiento del subsuelo, a favor de la mencionada Sociedad, y cuyo importe asciendo a 37.800.000 pesetas.
Estas obras comprenden la primera parte de la ley sobre canalización del Manzanares y saneamiento del suelo de Madrid.
Las obras comenzarían el día 1 de mayo.



La Juventud monárquica en acción
La Juventud liberal monárquica reaccionaba ante el intento de regicidio y organizaba dos actos de importancia. El primero, una reunión el jueves 24 por la noche en su domicilio social, para protestar contra el atentado de que fue objeto el rey.
Al evento asistiría el jefe del Gobierno, señor conde de Romanones.
Para el domingo 27, en el Gran Teatro, y a las once de la mañana, la misma Juventud liberal monárquica celebraría un mitin público para contestar a los oradores que tomaron parte en el último de la Juventud conservadora, vindicando al partido liberal en los injustificados ataques de que se le hizo objeto.




Humor centenario



Las fotos
En la fotografía vemos el aspecto que tenía el río Manzanares al momento de la firma de la Escritura de la que hablamos más arriba.



Recetas de la bisabuela


NATILLA DE VAINILLA
Para medio porrón de leche, seis yemas de huevo y media cucharada de harina de trigo ó maizena, esto bien batido con azúcar, se une la leche hervida y fría, canela entera, vainilla y cascara de limón, se sazona al paladar, se pasa por un tamiz y se deslíe bien en el mismo tamiz con una cuchara el limón, la canela y la vainilla para que saque bien las substancias, se pone al fuego moviéndolo continuamente del mismo lado y cuando hierva se aparta en seguida para que no se corte, se coloca en una fuente y cuando está fría se puede quemar que es mucho mejor; entonces se hace más espesa que es poniéndole más cantidad de harina.
Para quemarla se venden unos moldes exprofeso y el que no lo tenga puede hacerlo con una plancha, después que está bien caliente se polvorea la natilla de azúcar y se pone la plancha encima, teniendo el cuidado de ir poniendo el azúcar según se vaya quemando para que no se agüe.

ARROZ CON LECHE
Para un porrón de leche tres onzas de arroz, una raja de canela y el azúcar al paladar; se deja cocer el arroz á fuego lento, y cuando está cocido se pone en una fuente polvoreándolo de canela.

PUDÍN DE ARROZ CON LECHE
Hecho el arroz con leche bien espeso, se le pone dos yemas de huevo y una clara, una onza y media de pasas de Corinto; esto es para un porrón de leche: todo esto bien batido, que quede espeso; se pone en un molde mantequilla y miga de borrego, se coloca en el molde y se pone al horno.
Los huevos se ponen cuando está frío el arroz con leche.

FLAN
Quemado el molde con azúcar, que coja color todo el rededor, se baten los huevos (para medio litro de leche seis yemas y una clara), se le añade el azúcar escasa; bien batido todo se echa la leche ya hervida y fría, se pone canela entera, una cascara de limón; se machaca vainilla, se sazona de azúcar al paladar y se cuela, se echa en el molde, se pone éste dentro de otro mayor, es decir, al baño María, con fuego vivo, teniendo cuidado de añadir agua antes que se concluya, y poniendo fuego encima de la tapa del molde hasta que esté tostada de encima; y de adentro se sabe cuando está cocido metiendo un palito, y si sale seco está concluido.



Publicidad con solera





© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-100 EFEMERIDES1913


.