miércoles, 17 de abril de 2013

Madrid, 17 de abril de 1913


Efemérides del 17 de abril de 1913


Jueves 17
Máxima 18,9º
Mínima 9,6º
San Aniceto, Papa, y San Rodolfo




Contenido: 
Las Cámaras en Palacio - Las flores de Romanones - ¿Noticia o chiste? - Día de la Tuberculosis - Salón Doré: Apuntes de Sevilla 


1913
ABRIL
L M X J V S D
. 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30


Las Cámaras en Palacio
Las representaciones del Parlamento español se personaron en el regio alcázar para exteriorizar en un acto oficial los sentimientos de protesta ante el atentado dirigido contra S. M. y, al mismo tiempo, los de su adhesión a la persona del Soberano.
Nunca, ni en las ocasiones más solemnes, había acudido a Palacio en tan crecido número los representantes de las Cámaras. Cuando las Comisiones comenzaron a ascender por la gran escalera del alcázar ocupaban toda la extensión de los tramos centrales, hasta la meseta de los Leones.
En las carrozas de gala de la Alta Cámara, precedidas por batidores y escolta de lanceros, se trasladó la Comisión del Senado a Palacio.
Las fuerzas de la guardia, exterior tributaron al paso de la comitiva por la plaza de la Armería honores de Infante.
Al pie de la escalera principal, dos alabarderos, al mando de un oficial menor, prestaron también análogo servicio.
Cuando las carrozas de gala del Senado salían de Palacio, entraban en la plaza de la Armería las que conducían a la Comisión del Congreso.


Desfile de chisteras
Cuando en las efemérides del día 10 de abril de 1913 celebramos el Centenario de la chistera, podríamos decir que esta visita de la Cámara al Palacio era un desfile por el Día de la chistera.
¡Menuda colección! Las había de todo tipo y brillos... algunas más bien para el Museo de Arqueología, pero todas muy vistosas y galantes.



La flores de Romanones
Del discurso que había dado el conde de Romanones en el banquete celebrado en su honor en el Palace Hotel, algunos periódicos se mofaban de las flores que había echado a las mujeres españolas.

"¡Qué menguados son aquellos que en política creen que en España la mujer es hoy un factor decisivo que puede contribuir a darles el triunfo que les niegan, y cada día con mayor unanimidad, los hombres! 
¡Mujeres, parte la más preciada de la humanidad; mujeres españolas, modelo de virtudes, quedaos en vuestras casas; en ellas está la finalidad de vuestra vida; la Providencia os ha encomendado misión social tan principal como decisiva; en el seno del hogar debéis desenvolveros!"

Romanones era mucho Romanones. Estas alabanzas a la mujer estaban incluidas dentro de su parte del discurso que hablaba del Catecismo en los colegios. Una de cal y otra de arena. Recordemos que las damas aristocráticas católicas se habían reunido con el conde para protestar por la intención del Gobierno de erradicar la religión de las escuelas... y andaban de uñas.

El dibujante "Tovar" supo captar aquel sarcasmo en esta caricatura de la realidad




¿Noticia o chiste?
Que cada uno juzgue
¡Vamos! ¡Que le viene como anillo al dedo a cualquiera de los portavoces de los Gobiernos del siglo XXI!



Día de la Tuberculosis
El día 3 de mayo se celebraría en Madrid el "Día de la tuberculosis", en el cual la voluntad de unos cuantos hombres amantes del pueblo, en colaboración con el alma de la mujer, siempre dispuesta a cooperar con su decisiva influencia a cuanto signifique redención del mal, obtendrá seguramente una gran victoria económica el hasta ahora solo medio práctico en la lucha contra el bacilo de Koch, por ser ésta una enfermedad que sólo se combatía con dinero.
En la organización de la fiesta intervendría la Liga popular contra la tuberculosis, presidida por el ilustre doctor Gimeno, única entidad dotada de la decisión, empeño y entusiasmo que requería aquella idea.



Salón Doré
Apuntes de Sevilla



Humor centenario
Diálogos:
-¿No has observado que nuestros invitados se van demasiado contentos?
-Sí, sí... Mira, recuenta las cucharillas.



Las fotos
En la fotografía, Alarún, el caballo que Alfonso XIII montaba el día del atentado. Con una X se marca el impacto de bala que recibió el regio animal.



Recetas de la bisabuela

DULCE DE MEMBRILLO EN PASTA.
Se cuecen los membrillos con piel, procurando que queden un poco duros", después se pelan y se rallan: cuando se han hecho estas dos operaciones se mezcla con el azúcar y se pone á fuego lento, dejándolo hervir cosa de media hora, sin dejar de moverlo continuamente.
Las cantidades son, para una libra de pasta de membrillo nueve onzas de azúcar blanca molida.
Para conocer si tiene punto necesario se derrama una poca encima de un plato, y si no corre es la señal que está en su punto, entonces puede echarse en los moldes.

MERENGUES EN CAJITAS DE PAPEL
Se baten seis claras de huevo con diez onzas de azúcar bien fina: se tienen bien picadas ocho onzas de almendras y se incorporan á las claras sin batirlas; se llenan las cajitas hasta la mitad y se colocan en una lata al horno, éste ha de estar muy fuerte y las cajitas se hacen de papel blanco de barba.

FLAN DE MAIZENA
Para cada patricón (ó cuartillo) de leche, una yema de huevo y una cucharada de maizena; bien batida la maizena con las yemas de huevo, se le pone la leche, ya hervida y fría, se sazona de azúcar á gusto del paladar, se cuela y se le añade un poco de canela, y con fuego lento se mueve continuamente; se tiene el molde untado de mantequilla, y cuando se desprende de la cacerola se echa en el molde para dejarlo enfriar.
Este flan es exquisito y económico.

DULCE DE MELOCOTÓN
Se mondan los melocotones y se cortan á pedazos, y si son pequeños se ponen enteros, por cada libra una copa de agua y la mitad de azúcar que pese el melocotón; se ponen que hiervan sin taparlos, porque sueltan mucho jugo; se dejan á fuego lento para que tomen punto; se le añade un poco de canela entera. Se sirve frío.

LECHE FRITA
Se pone en una cacerola una cucharada de manteca y dos de harina, y se deslíe bien; poco á poco se va echando leche (como medio cuartillo), batiéndola bien, y la leche sazonada de azúcar al paladar; también se le pone un poco de vainilla molida. En una fuente llana se pone pan rallado y se echa la leche por encima, teniendo cuidado que esté bastante espesa: cuando está fría se corta en pedazos al gusto de cada uno, y se tiene preparado un huevo batido y más pan rallado, se envuelve dos veces en el huevo y el pan. Se fríen en una sartén con aceite bien caliente y se dejan dorar para luego servirlas frías.



Publicidad con solera







© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-094 EFEMERIDES1913


.