martes, 5 de febrero de 2013

Madrid, 5 de febrero de 1913



Efemérides del 5 de febrero de 1913
El 5 de febrero de 1913 fue miércoles.

El sol apareció a las 07:21 y se marchó a las 17:37 horas. La luna, menguante, despuntó a las 07:20 y se puso a las 16:49 horas. La temperatura máxima a la sombra fue de 9,4º y la mínima de 4,8º. Día con cielo nuboso, casi cubierto; humedad del 94%.

Santos del día:
Miércoles de Ceniza - Vigilia con abstinencia.
Santa Águeda.


1913
FEBRERO
L M X J V S D
. . 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28



Acomódose en la Tribuna y disfrute del
"Entierro de la sardina"


Cuarto día de Carnaval.
Se ponía fin a las fiestas de Momo en la Castellana y Recoletos con las carrozas ya desvencijadas. No faltó animación en aquella zona a pesar de que la mayor concurrencia se dirigía al tradicional entierro de la sardina en la Pradera del Corregidor.
A las siete de la tarde se hizo el desfile, con gran animación en las calles de Alcalá, Sevilla, Carrera de San Jerónimo y Puerta del Sol, donde se disolvió la comitiva carnavalesca. A las ocho todo había terminado, y a las ocho y media comenzó a llover como si hiciera meses que no caía una gota de agua.

El entierro de la sardina
La romería del pagano entierro se había trasladado de la Pradera del Canal a los amenos lugares de la Fuente de la Teja, bosquecillo secular, y a continuación a la Pradera del Corregidor, amplio horizonte de hermoso panorama. El Ayuntamiento buscaba zonas menos húmedas, más sanas y mejores para vista y olfato, lo que propició el traslado a esta pradera.

Desde las dos de la tarde los puentes de Segovia y Reina Victoria se vieron atestados de gente que cruzaba el Manzanares rumbo a la Pradera en busca del mejor sitio. Bajo los otoñales árboles se sentaban las familias para merendar. Organillos, guitarras, acordeones y otros instrumentos animaban el familiar guateque. Allí comieron, bebieron, bailaron y hubo un desmadre padre. En las fotografías podemos ver parte de la gran masa de madrileños que se dieron cita en la Pradera y un grupo de máscaras.



Concursos de disfraces infantiles y comparsas
Se levanto en la Pradera del Corregidor la Tribuna del Jurado para los concursos de disfraces infantiles y comparsas que simbolizasen el entierro de la sardina. Estuvo custodiada por los guardias municipales de la sección montada que formaron un cuadrilátero ante la misma. Pero toda medida fue poca para contener la muchedumbre que rompió la barrera al comenzar el concurso y enterarse de que regalaban papeletas canjeables por 10 pesetas.

Comienza el desfile amenizado por la banda municipal, que interpretó obras de Chueca, Barbieri, Caballero y Chapí. Por cada niño disfrazado iban cuatro o cinco familiares, todos querían pasar al recinto acotado. Tantas eran las pequeñas máscaras que llego un momento en el que , sin respetar el acordonamiento y metiendo a los niños por entre las patas de los caballos, asaltaron el sitio reservado.
El Jurado estuvo compuesto por los concejales Mora, Pascual Acevedo y Loza; llevaban cien tarjetas para premiar a ese número de niños pero viendo la cantidad de participantes tuvieron que repartir un total de trescientas cuarenta.


Esta es la lista de aquellos peques madrileños que participaron:

A las cuatro de la tarde se dio por finalizado el concurso y comenzó el de comparsas de enterradores de la sardina. Bizarros, furibundos bandidos, gallardos Tenorios, apuestos Lohengrines, estirados toreros, graciosas coupletistas y tiernas Ineses que salieron llorando a lágrima viva en señal de duelo por aquel pez cupleiforme emparentado con la anchoa y el arenque.
En cuanto a gusto no hubo mucho que destacar, las comparsas, en su mayoría, fueron desastrosas.
Se llevó premio de 25 pesetas la máscara formada por dos niños, vestidos con traje Luis XV, llevando de la brida un cochecito tirado por dos corderos.En el centro del coche se veía una urna diminuta donde yacía una sardina.

A las cuatro y media se retiró el Jurado, pero allí continúo la fiesta hasta el atardecer.


El precio del pan
Este tema ya nos es conocido de días anteriores y, lejos de solucionarse el conflicto, continúan las negociaciones.
Una Comisión del Sindicato de la Panadería se reúne con el alcalde para anunciarle que los fabricantes están dispuestos a subir el precio del pan. El alcalde responde que "verdes las han segao"; dice que no consentirá la subida y, puesto que los fabricantes se quejaban de tener que dar una crecida ganancia a los revendedores, propone que redujeran esa utilidad en beneficio del vecindario.Otro "verde las han segao" pero por parte de los panaderos.
La Junta reguladora del precio del pan se reunirá el día 6 de febrero. Veremos lo que resulta.


Humor centenario


Las fotos
En estas otras fotografías vemos una de las comparsas del "Entierro de la sardina", con máscaras variopintas y un grupo de niños disfrazados acompañados por sus familiares.



Publicidad con solera






© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-023 EFEMERIDES1913

.