sábado, 2 de febrero de 2013

Madrid, 2 de febrero de 1913


Efemérides del 2 de febrero de 1913
El 2 de febrero de 1913 fue domingo.

El sol apareció a las 07:24 y se marchó a las 17:34 horas. La luna, menguante, despuntó a las 05:15 y se puso a las 13:45 horas. La temperatura máxima a la sombra fue de 9º y la mínima de 1,6º. Día con cielo cubierto y ventoso. Por la mañana lluvias; el sol brilló 2 horas y 30 minutos; humedad del 98%.

Santos del día:
Purificación de Nuestra Señora



1913
FEBRERO
L M X J V S D
. . 1 2
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28



El respeto a la mujer
El director general de Seguridad de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, D. Ramón Méndez Alanís, reconoce que algunas Comisarías guardan de forma desmedida el celo por la seguridad ciudadana. El hábito adquirido de excederse en sus funciones, sea por vicios adquiridos o por mala interpretación de la aplicación de la ley en según que casos, ponía en entredicho las maneras de actuar del Cuerpo de Policía.

Dice el director que:
"es, pues, de vital necesidad inspirar por parte de la policía gubernativa absoluta confianza al habitante de la ciudad, no sólo por el cumplimiento exacto del fin esencial de la Policía [...] sino que también es de absoluta conveniencia que los procedimientos para el cumplimiento de aquellos múltiples deberes sea tal que el ciudadano se sienta atraído hacia el agente de la autoridad, por su reserva en lo que se le confíe, por su corrección en los modales, por su afabilidad en el trato, por su espontaneidad en prestar auxilios y por la seguridad que inspire con su total conducta de que no ha de sufrir molestias exageradas por su relación con los encargados de mantener el orden; pues todo esto es lo que pondrá en condiciones apropiadas a la Policía para la mejor realización de su transcendental cometido."

En este sentido aclara que es:
"obligación ineludible para los individuos del Cuerpo de policía gubernativa, tratándose de la mujer deben extremarse estos correctos y obligados procedimientos, procurando además evitarlas hasta la más insignificante molestia, y a estos efectos no se las invitará nunca a concurrir en el acto a las Comisarías, a menos que sean responsables de delitos, y aún en tal supuesto, se hará con las mayores consideraciones posibles y no exponiéndolas a vejaciones ni imprudentes curiosidades del público..." [y un largo etcétera]. 

Y matiza:
"Aparte de lo antes expuesto, es hecho innegable que, por muy diversas causas, se ha llegado a confundir la galantería que reclama y la admiración que produce la mujer con la falta de respeto a la misma y hasta con la ofensa a su pudor, habiéndose llegado a crear una intolerable costumbre que es forzoso desterrar a todo trance..."


Es probable que las declaraciones del director general de Seguridad tuviesen relación directa con el inicio de los Carnavales de Madrid, una fiesta de desmadres en la que la policía tenía mucho trabajo... pero debía cumplirse según unas normas.


El Carnaval en Madrid
Primer día
Unas nubes de lluvia amenazaban la mañana del primer día de Carnaval. Al mediodía se hizo ver el sol y esto avivó el entusiasmo de los carnavaleros, pero a media tarde hizo su entrada un viento fuerte y gélido que acobardó a más de una máscara. Todo esto propició que el primer día de Carnaval no fuese tan concurrido como en años anteriores.


Las tribunas
El número de tribunas instaladas en el Paseo de la Castellana fue menor al de años anteriores ya que algunos Círculos dejaron de concurrir. En total se construyeron 25 tribunas.

La del Jurado de admisión estaba ubicada al pie de la estatua del general Concha. Desde esta hasta la de Castelar no se instala ninguna. A partir del Paseo del general Martínez Campos hasta Colón se instalan las tribunas en este orden:
La de "La Alegría" (de alquiler); Casa de Socorro de La Latina, a beneficio de los pobres de aquel distrito; "La Madrileña" (de alquiler); Centro Asturiano, con los escudos de España y Asturias; Círculo Francés, con la bandera y las iniciales de aquella República; Cuerpo de Bomberos de Madrid; dos pequeñas tribunas de particulares; Real Sociedad Fotográfica; otra de particulares, titulada "Rosas y Cardos"; la tribuna grande, dividida en palcos, del Ayuntamiento (adornada con tapices, guirnaldas y carátulas); Casa de Socorro del distrito de la Inclusa; Círculo de la Unión Mercantil; la de los señores López Querol; otra, pequeña, titulada ¡Se Vive!; otra, de alquiler, del señor Ballesteros; dos de particulares; Asociación benéfica para socorro de los pobres de la Inclusa; Centro del Ejército y la Armada; Casa de Socorro del distrito de Congreso; Círculo de Bellas Artes (muy artística, representando una terraza, adornada con los escudos del Círculo y de Madrid, y con banderas y gallardetes); otra, propiedad de don Casto Aragón, muy florida; Casino de Madrid, con grandes reposteros y numerosas plantas; y la de la Gran Peña.
La tribuna destinada a la Prensa estaba cerca del Hipódromo.
En las aceras del Paseo se colocaron sillas con el escudo del Ayuntamiento.

La Castellana de barro
La mañana, que comenzó húmeda, había hecho del Paseo de la Castellana un barrizal. Por fortuna, el aire, aunque muy frío, ayudó a que el barro se endureciera y se pudiese transitar con comodidad. De otra forma hubiese sido complicado el desfile de coches engalanados y carrozas.

El desfile y mucho más
Especial Carnaval de Madrid 1913 
El domingo 3 de febrero de 2013 en Historia Urbana de Madrid


Humor centenario


Diálogo:
-¡Al higuí, al higuí; con la boca, no; con la mano sí!
(La figura del adulto es una caricatura del conde de Romanones)


Pasarela Cibeles
Unos modelitos para uno de los más concurridos festejos de Carnaval, los bailes de máscaras. En primer lugar, peinados femeninos para "toilettes" de máscaras; le sigue un variado muestrario de disfraces de cabeza para caballeros.



Las fotos
No son carnavaleros disfrazados. Se trata de Brahmin Ben Adela (1), almotacén de Marrakesch y primo hermano del Sultán, y su hijo (2), que en estos días andaban por Madrid

La bella señorita de la fotografía no es de Madrid; se trata de Conchita Valero, joven cordobesa ganadora de un concurso de máscaras. Lo anecdótico es que se apellida como el autor de estas efemérides y, por si fuese fruto de las vetustas ramas del árbol genealógico, aquí la recordamos.


La siguiente fotografía muestra la carroza de "S. M. Reina Carnaval XLI" de Niza. Imponente, verdad?


Publicidad con solera
¡Compra un Stoewer!
En 1913 la marca Stoewer lanzó el F 4, un gran automóvil deportivo de lujo con un motor de aviación de 8,6 1 y 100 CV, del cual se construyeron pocos ejemplares. [Historia de Stoewer]







LA PRENSA DE 1913
2 DE FEBRERO














© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-020 EFEMERIDES1913


.