martes, 26 de febrero de 2013

Madrid, 26 de febrero de 1913




Efemérides del 26 de febrero de 1913
El 26 de febrero de 1913 fue miércoles.

Contenido:
Bretón estrena la ópera "Tabaré" en el Teatro Real - La vestimenta de los reclutas - "El embrujado" en el Ateneo de Madrid.


El sol apareció a las 06:55 y se marchó a las 18:02 horas. Luna llena.
La temperatura máxima a la sombra fue de 9,4º y la mínima de 1,7º. Día con cielo cubierto. Humedad del 98%.

Santos del día:
Santos Alejandro y Porfidio, obispos



1913
FEBRERO
L M X J V S D
. . 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28



Bretón estrena "Tabaré" en el Teatro Real
Por la noche se estrenaba en el Real la ópera de Tomás Bretón, "Tabaré", drama lírico en tres actos  basado en el poema homónimo de Juan Zorrilla de San Martín. Al finalizar la obra, público y orquesta reclamaron y aplaudieron al genial Bretón. Éxito aplastante.
En vista de la imposibilidad de conseguir la música de "Tabaré", ofrecemos un fragmento de "La Dolores", otro de los grandes éxitos operísticos de Tomás Bretón.



La vestimenta de los reclutas
En vista de haberse resuelto por el ministerio de la Guerra que las prendas que llevasen los reclutas al incorporarse a los Cuerpos, con excepción de las interiores, se conservasen en los almacenes de aquellos, para serles devueltas cuando marchasen licenciados, el gobernador civil de Madrid dirigirá una circular a los alcaldes de los pueblos, recomendando den la mayor publicidad a la referida disposición.
El objeto de la misma era que llegase a conocimiento de los jóvenes reclutas para que acudiesen a la concentración "vestidos con el mayor decoro posible, con la seguridad de que las prendas han de conservarse con esmero, para serles devueltos al marchar a sus casas." A saber como se presentaba la peña a tan poco lúdico acontecimiento.


"El embrujado" en el Ateneo de Madrid
Con una concurrencia numerosa, D. Ramón del Valle-Inclán hizo lectura de su drama "El embrujado".
Durante ella, algunas toses involuntarias hicieron que el lector se parase en firme y anunciase el propósito de no continuar hasta que se aliviaran los accesos. Esto produjo algunas protestas, pero la lectura terminó en paz y el insigne escritor fue aplaudido con "cordialidad". 
Entonces, el Sr. Pérez Díaz, en representación de la Junta directiva, salvó la neutralidad del Ateneo, y Valle-Inclán manifestó que no había ido allí para que el docto Centro refrendase sus opiniones. 
¡Para qué lo diría! Ahí sí que comenzó un ruidoso incidente.

Las señoras se apresuraron a abandonar el local, y hubo voces y disputas en los pasillos.
Protestantes y admiradores salieron en manifestación detrás de Valle-Inclán, que en la plaza de Santa Ana tomó un coche de tiro y marchó raudo a su domicilio.



Humor centenario
El humor a veces no entiende de tragedias ni penas. Esta viñeta del dibujante Tovar hace referencia a la reciente muerte del presidente y vicepresidente de México a manos de las tropas revolucionarias.
Diálogo:
-Quiero un seguro de vida.
-No hay inconveniente; con tal que no pretenda usted ser presidente de la República mejicana.



Las fotos
Composición fotográfica que muestra un retrato de Tomás Bretón y una escena del segundo acto de la ópera "Tabaré".



Recetas de la bisabuela

MOFONGO PORTORRIQUEÑO
Se adoban las carnes como el Ajiaco Matancero, se tiene el agua preparada, cuando hierve se echan las carnes sin freir; se echan las viandas en el mismo orden que el Matancero, añadiéndole calabaza y las pelotas de maíz de la misma manera, con la diferencia que el plátano verde después que está blando se machaca en un mortero y se hacen unas pelotas grandes del tamaño de una naranja y se colocan para que hiervan un rato con las viandas. Este es el verdadero Mofongo Portorriqueño. Tanto el Ajiaco Matancero como éste tienen que estar muy perfumados de hierbas.

SOPA JULIÉN
Se hace el puchero como de costumbre; cuando se cuela para hacer la sopa se echa nabo, zanahoria, cebollita tierna, patata, col de Bruselas, todo esto picado como el grueso de un grano de arroz; cuando esto empieza á estar cocido se le añaden las hierbas Julién bien picaditas: cuando está todo blando se sirve.
En la sopera ya se tiene preparado de antemano pan tostado cortado á pedacitos como cuando se hace puré, y allí se echa la sopa.

PUCHERO A LA MADRILEÑA
Se pone en una olla la cantidad de agua que se quiera, y cuando hierve se echa la carne, gallina, tocino, hueso de jamón, hueso de cerdo y chorizo, se deja hervir un par de horas á fuego vivo, luego se le añade garbanzos del Saúco, que se tienen en remojo del día anterior; últimamente se le echa patata, col y otra verdura si se quiere, luego se cuela para hacer la sopa que se quiera.


Publicidad con solera



© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-044 EFEMERIDES1913


.