viernes, 22 de febrero de 2013

Madrid, 22 de febrero de 1913




Efemérides del 22 de febrero de 1913
El 22 de febrero de 1913 fue sábado.

Contenido: 
Restauración de la iglesia de san Nicolás de los Servitas - Teatro de la Zarzuela, la inauguración de hoy - El impuesto de inquilinato y la amenaza del alcalde.

El sol apareció a las 07:00 y se marchó a las 17:57 horas. Luna llena.
La temperatura máxima a la sombra fue de 11,3º y la mínima de 0º. Día muy frío con cielo cubierto por momentos. El sol brilló 7 horas y 55 minutos. Humedad del 79%.

Santos del día:
Ánima
Cátedra de San Pedro en Antioquía


1913
FEBRERO
L M X J V S D
. . 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28




Restauración de la iglesia de los Servitas
Después de grandes esfuerzos realizados y gracias al incansable celo de la Orden de Siervos de María y del que era rector del templo, señor D. Felipe Guío, ha quedado completamente restaurada en su interior, higienizada, afirmada y embellecida como una de las mejores de Madrid, la antigua y popular iglesia de Servitas. (Hoy conocida como iglesia de San Nicolás de los Servitas - Plaza de San Nicolás, 3)

El 17 de septiembre de 1912, y sin que se supiera cómo, se quemó e inutilizó el interior, destrozando sus imágenes y altares, a pesar del auxilio del servicio de bomberos.

En las obras de restauración se afirmó y pintó el temple y los zócalos al óleo de todo el interior; se instaló luz eléctrica; se restauraron y pintaron todas las imágenes y retablos; se renovaron sillería del altar mayor y el púlpito; se pavimentó el coro y se restauró y mejoró el órgano. El suelo se cubrió de pino melis plumeado, lo que la convertía en una iglesia cómoda e higiénica; además se instaló calefacción por gas.

El obispo de Sión dará la bendición al templo el martes 25 de febrero a las cuatro de la tarde, y al día siguiente se inaugurará a las diez de la mañana, evento a cargo del canónigo de Madrid señor Tortosa que contará con la presencia de la infanta doña Isabel, que era servita devota.
Iglesia de San Nicolás de los Servitas - Copyright Carlos Viñas


Teatro de la Zarzuela, la inauguración de hoy
Ayer se verificó la inauguración del teatro para la alta sociedad y renombradas personalidades; hoy le tocaba al público en general, el que paga.

El renovado teatro "Fénix" de la Zarzuela produjo una gran impresión a los espectadores y demás representantes de la aristocracia, milicia y clero que allí se aglutinaron.

El cartel era el mismo que el del día anterior, con dos homenajes: uno, por la tarde, en honor del maestro Fernández Caballero, con la zarzuela "Las dos princesas", y otro por la noche, en memoria del maestro Ruperto Chapí, con "El rey que rabió".


Para ir abriendo boca se ofrecieron al público una fantasía compuesta por Amadeo Vives con motivos de obras de Caballero, y otra de igualas méritos, arreglada por Conrado del Campo, con temas da la grandiosa obra de Chapí; un diálogo de los Sres. Álvarez Quintero y un trabajo poético de Sinesio Delgado, que leyó Asensio Mas. El coro de "Gigantes y cabezudas" y "La Tempestad", también fueron interpretados. Todo aderezado con los aplausos y vítores del público madrileño que demostraba su júbilo por tener otra vez el de la Zarzuela en activo.

En la caricatura, publicada en el "Heraldo de Madrid", podemos ver a los artistas que interpretaron la obra de Chapí, "El rey que rabió"; ellos son: Asunción Aguilar, Srta. Rodríguez, Sr. Peris, Izquierdo y Dolores Cortés.



El impuesto de inquilinato y la amenaza del alcalde
"Yo ofrezco 50.000 pesetas de mi bolsillo particular a quien en un plazo de quince días presente un impuesto que produzca lo que el de inquilinato y que sea admitido por el vecindario sin protesta."

Estas fueron las palabras del Sr. Ruiz Jiménez, alcalde de Madrid, quien este día había presentado su dimisión al jefe de Gobierno, quien no la aceptó.

Este impuesto había llegado a hacerse odioso para el pueblo de Madrid, no sólo por el impuesto mismo, sino porque, habiéndose creado como sustitutivo del de consumos, como quiera que la supresión de éstos no había mejorado en nada la vida en Madrid, se encontraba el vecindario pagando los géneros tan caros (algunos, más) como antes, y, además, teniendo que soportar el nuevo impuesto. La opinión de las clases medias en general estaba en absoluto contra él, y el periódico "La Correspondencia de España" había iniciado una campaña de protesta.

Con respecto a la dimisión, que era más una amenaza, y visto que el conde de Romanones la había rechazado por no encontrar motivo, el alcalde dirá:
"Yo también lo creo así, porque, de venir ahora otro alcalde, tendría que cobrar el impuesto de inquilinato, y para eso, ya estoy yo aquí, y si hay alguien que garantice que no va a cobrarlo y que lo va a sustituir por otro impuesto que no levante protestas del vecindario, yo le dejo la Alcaldía y le ofrezco los diez mil duros."

Lo que dice Romanones
"El impuesto de inquilinato es un asunto que comienza a preocuparme. El Gobierno está obligado a seguir las palpitaciones de la opinión; he leído cuanto se ha dicho acerca del asunto en reuniones y en la Prensa. También he conferenciado con el alcalde acerca de este impuesto y declaro que no soy un enamorado de ese impuesto, pero es una consecuencia de la supresión de los Consumos.
Me decía el alcalde que ninguno de los sustitutivos de los Consumos se podía recargar, pues sabido es lo que ocurrió con los teatros cuando se trató de elevarles el impuesto; igual ocurre con las bebidas, cuya gremio dice que ya no puede resistir tanto impuesto.
El inquilinato está presupuesto en cinco millones de pesetas; no negamos que sea malo, pero mientras no tengamos otro impuesto que le sustituya no podemos prescindir de él. Si hay alguna persona que tenga ese medio que lo diga y se encargará de implantarlo.
En diciembre el Congreso aprobó un proyecto modificando los Consumos; en él estaba el impuesto de inquilinato y nadie dijo nada. El Gobierno se preocupa y no desoye ninguna protesta."
¡Cuanto han cambiado las cosas... y que poco! Y sino mirar esta otra noticia:

El impuesto, tan actual como los de hoy
Del periódico "La Época" recogemos esta noticia que da muestras de lo que ocurre cuando se implanta un nuevo impuesto.
"Los encargados de la recaudación del impuesto sobre el inquilinato continúan dando palos de ciego.
Ayer le tocó si director general de Aduanas, don José Valdés, soportar las molestias del arbitrio.
Hallábase el citado señor en su despacho oficial, cuando un portero le anunció que unos agentes del Ayuntamiento deseaban verlo con toda urgencia.
En efecto: entraron unos señores, que leyeron al director general de Aduanas la instrucción do embargo, y le manifestaron a la vez que procederían en el acto a incautarse de los bienes que les pareciesen de mayor valor.
El Sr. Valdés se quedó estupefacto. ¿Qué habría hecho la Dirección de Aduanas para que se le impusiese semejante castigo administrativo? Pronto se puso todo en claro.
La Dirección de Aduanas está instalada desde hace dos meses (noviembre de 1912) en la calle de Los Madrazo, 27, y como el anterior vecino, el banquero Sr. Rey, pagaba al trimestre 389 pesetas por el impuesto de inquilinato, el Ayuntamiento no podía dejar de cobrar el otro trimestre, porque tan inquilino era el Sr. Rey como el Sr, Valdés, aunque éste fuese, además, director general.
'Bueno, señores —dijo el director—, pueden comenzar cuando quieran al embargo; pero me temo que van a perder el tiempo, si no se deciden a hacerlo sobra el balduque, (que es lo único que aquí existe que pueda tenor «valor en venta», porque los expedientes no tienen valor más que para los interesados y para la renta de Aduanas, y lo demás son útiles del trabajo, mesas, plumas, raspadores...'
Los agentes se retiraron para volver al día siguiente, pero el Sr. Valdés dio cuenta del hecho al ministro de Hacienda.
Como los edificios del Estado están exentos del impuesto de inquilinato por la ley, el caso resulta bastante ridículo."


Humor centenario
El jefe del Consejo de ministros, conde de Romanones, la ocupación de Tetuán y la ambición presidencial.
Diálogo:
ROMANONES. -¡Aquí el único protegido por Alá soy yo!


Misceláneos del 13
"No me des un pescado, dame una caña para aprender a pescar". Eso le habrán dicho al joven del África Ecuatorial cuando le endiñaron la máquina de coser.
El pie de foto indica que aquel era un "Progreso de la civilización"


Hete aquí la primer máquina de coser construida en España en 1852 por el mecánico Sr. Escuder.

Las fotos
Un momento del banquete en homenaje a los miembros de la Real Academia Española celebrado en el Consulado de Argentina en España que ofrecieron el representante de aquel país, Sr. Eduardo Wilde y esposa. Entre los invitados se encontraban el conde de Romanones, D. José de Echegaray, D. Antonio Maura, D. Alejandro Pidal (director de la Academia), D. Enrique Aguilera (marqués de Cerralbo) y otros muchos aristócratas, los ministros de Chile y Brasil, el redactor del diario "La Nación" (Argentina), D. Luca de Tena (ABC) y otras tantas personalidades del Gobierno, la cultura y la sociedad madrileña.



Recetas de la bisabuela

SOPA A LA MONADA
Por cada vaso de leche una onza de sémola bien fina, cuando empieza á calentarse la leche se echa la sémola con cuidado de moverla continuamente, y después que ha dado un par de hervores se aparta, y cuando empieza a enfriarse se le echa por cada vaso de leche un huevo batido, se mueve bien y se pone al horno cinco minutos y se polvorea de azúcar blanca molida.

SOPA ECONÓMICA
Puesto en una cazuela aceite o manteca, se pica un poco de cebolla, unos dientes de ajo, un poco de tomate y un poco de perejil, todo muy menudito; se deja sofreír poniéndole sal y se pone agua suficiente para los platos de sopa que se quieran hacer; después que haya hervido se pasa por un tamiz, se pone el pan, que se tendrá preparado cortado bien fino para la sopa, se deja hervir bastante y se le ponen huevos enteros o batidos, como guste más, se sazona de sal y se sirve caliente.

SOPA DE COLIFLOR
Se cuecen habichuelas blancas, cuando están cocidas se cuelan y se pone el caldo de ellas al fuego, cuando hierve se le echa coliflor, un pedazo de pan tostado, una tacita de aceite, y cuando la coliflor y el pan están
blandos se le echa la sopa que se quiera, pero la más a propósito es fideos gordos. Cuando están cocidos se sirve.

CALDO GALLEGO
En un puchero se pone el agua suficiente para la familia que sea, se pone media libra de habichuelas blancas, cuando el agua hierve se le echa gallina, carne de vaca, jamón, una cebolla entera, una cabeza de ajos y un pedazo de tocino; cuando esto ha hervido bastante se le echa patatas, nabos y bastante col, ésta que sea blanca, y cuando ya está la verdura cocida se le echa un chorro de aceite y un poco de vinagre o zumo de naranja; ya sazonada de sal, se deja hervir un poquito más y se sirve. Este caldo debe quedar un poco espeso.


Publicidad con solera



© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-040 EFEMERIDES1913


.