miércoles, 27 de febrero de 2013

Madrid, 27 de febrero de 1913




Efemérides del 27 de febrero de 1913
El 27 de febrero de 1913 fue jueves.

Contenido:
Personaje del día: Antonio Cánovas Vallejo - La belleza de Kaulak - Prevención de riesgos laborales - Los concejales y el impuesto de inquilinato - Potajes en las recetas de la bisabuela.


El sol apareció a las 06:53 y se marchó a las 18:03 horas. Luna menguante.
La temperatura máxima a la sombra fue de 5,8º y la mínima de 3º. Día con cielo cubierto. Humedad del 90%.

Santos del día:
San Baldomero, confesor, y Santos Basilio y Procopio, monjes.



1913
FEBRERO
L M X J V S D
. . 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28




Personaje del día
Antonio Cánovas Vallejo "Kaulak"
Político, periodista, pintor y fotógrafo madrileño que hoy inauguraba una exposición de retratos en su estudio de la calle de Alcalá.



Las bellezas de Kaulak
"Las bellezas de Kaulak" llevaba por título la exposición de retratos del artista fotógrafo "Dalton Kaulak" (Antonio Cánovas Vallejo) que se inauguraba hoy en su estudio de la calle de Alcalá, 4. (En 1912 trasladará el estudio al número 10 de la misma calle. Sin embargo, en la publicidad de Prensa seguirá apareciendo como el número 4).

En la exposición podía apreciarse como la belleza femenina del año 1913 diferenciaba de la del siglo anterior. Los trajes, los sombreros, los peinados, los corsés y otros elementos de la indumentaria y la "toilette" que habían modificado el tipo de belleza.
Los retratos de Kaulak formaban un espléndido ramo de hermosuras en el que predominan las bellezas aristocráticas.



Prevención de riesgos laborales
Como resultado de las conferencias celebradas por la Asociación de Ingenieros, metalúrgicos alemanes, con varias Asociaciones similares, se establece un cuadro tipo de colores adoptados por dichas Asociaciones para distinguir las diferentes tuberías de agua, gas, vapor, etc., que pudieran haber en una misma fábrica; los colores prescritos eran los siguientes :
Verde, para el agua; amarillo para el gas; azul, para el aire; blanco, para el vapor; negro, para el alquitrán; rosa, para las disoluciones; moreno, para el aceite; gris, para el vacío; rosa, con una raya rosa, para los ácidos.
Se aplicarían diversas variantes para distinguir entre si las tuberías de la misma naturaleza, pero con distinto destino. Estas variantes consistían esencialmente en una banda transversal colocada sobre el color fundamental. Para la aplicación del principio se recomendaba el empleo de anillos de hierro esmaltado o barnizado, de 10 a 15 centímetros de largo, colocados en los puntos más visibles o cerca de las cruces y puntos peligrosos.
Las fábricas interesadas quedaban en libertad para adoptar una variante u otra en el empleo de los colores ; pero se recomendaba que, en cuanto fuese posible, respetasen la elección hecha por la Asociación de Ingenieros metalúrgicos alemanes para los colores de las tuberías principales. 
¡Haciendo caso a los alemanes, como siempre!



Los concejales y el impuesto de inquilinato
En un manifiesto publicado tal día como hoy, los concejales socialistas y republicanos se dirigen a los ciudadanos de Madrid a propósito del impuesto de inquilinato.

"El impuesto, para ser justo, ha de gravitar sobre los ciudadanos en proporción á sus respectivas riquezas, y el de inquilinato lleva esa finalidad, por cuanto es progresivo y se basa en el precio de la habitación, que, como decía hace pocos años el Círculo de la Unión Mercantil y la Cámara de Comercio de Madrid, es un signo que, si no siempre, las más de las veces, refleja con exactitud la posición social del que la ocupa.
Tal como se halla establecido el impuesto de inquilinato en Madrid, lo pagan en su casi totalidad los vecinos que disfrutan de buena posición económica. Unas cuantas cifras bastan para corroborar nuestro aserto.
Los 81.891 vecinos que viven en habitaciones de menos de 600 pesetas de renta anual están exentos de tributación, y si desaparecieran todas las excepciones, les tocaría contribuir al pago de este tributo—que se presupone en 5 millones—por 173.990 pesetas.
Apartado este grupo de vecinos, que, por ser los más pobres, los más infelices, están exentos de pago, hallamos que en tanto los 22.856 vecinos que ocupan habitaciones de 600 á 1.260 pesetas anuales de alquiler contribuyen con 650.000 pesetas; á los 18.532 que ocupan cuartos de mayor precio les corresponde pagar 4 millones y medio, y entre los de este segundo grupo los 1.676 que habitan casas de más de 5.000 pesetas, abonan proporcionalmente más que los otros (1.638.000)."

Con esto los concejales defendían el cobro del impuesto, aunque no oponían resistencia a la posibilidad de reemplazarlo.


Humor centenario
Caricatura del alcalde, Sr. Ruiz Jiménez, haciendo alusión a la numerosas "soluciones" al tema del inquilinato que le llegaban por correo. ¡Todo sea por ganar 10.000 duros!
Diálogo:
-Con que cada arbitrista espontáneo pagase dos pesetas cincuenta... sobraba dinero.



Las fotos
A  propósito de Kaulak, esta fotografía de la actriz Rosario Pino tomada en el estudio del fotógrafo madrileño.



Recetas de la bisabuela

POTAJE A LA MALLORQUINA
Se hierven los garbanzos remojados del día anterior, se coge en una cazuela manteca, bastante cebolla
bien fina, tomate sin piel, cuando está esto ya frito se pone butifarra catalana á pedazos; cuando esto ha cogido el gusto del frito se echan los garbanzos sin caldo, se da un par de vueltas hasta que todo haya cogido el gusto y luego se la echa el caldo del garbanzo, se deja hervir á fuego lento sazonándolo de sal y pimienta molida, y antes de servirse se tienen huevos hervidos, se cortan á rebanadas y se colocan en el potaje.

POTAJE DE GUISANTES
En una cazuela se pone manteca, alguna cantidad de cebolla picada, pedacitos de tocino, ó carne de cerdo;
cuando está esto frito se le echa tomate, y cuando el tomate está frito se echan los guisantes, un poco de pimienta molida y sal, se da .vueltas á los guisantes, se les echa el caldo ó agua para que cuezan con poco fuego hasta que estén en su punto.

LENTEJAS A LA PERFECTA
Cuando está el agua hirviendo se echan las lentejas bien limpias, y cuando están blandas se les pone sal, se fríe en la sartén con aceite unos granos de ajo, una rebanada, de pan; cuando está frito se separa en un mortero y el aceite que ha quedado se echa en las lentejas; se machaca el pan y los ajos se echan también y se le pone un poco de vinagre, se deja hervir un rato para que coja el gusto. Son exquisitas estas lentejas.

HABICHUELAS REHOGADAS
Se hierven la cantidad de habichuelas que se quieran, á medio hervir se les echa una cabeza de ajos entera, una cebolla grande á pedazos, una jicara de aceite, una cucharada de vinagre, sal, una hoja de laurel y un poco de pimienta negra; con este condimento se dejan hervir hasta que estén blandas.
Al echar eso se debe ya dejar la cantidad de agua suficiente para poderlas servir, sino quedaría muy claro él caldo y debe quedar un poco espeso.


Publicidad con solera




© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-045 EFEMERIDES1913


.