domingo, 3 de febrero de 2013

Madrid, 3 de febrero de 1913



Efemérides del 3 de febrero de 1913
El 3 de febrero de 1913 fue lunes.

El sol apareció a las 07:23 y se marchó a las 17:33 horas. La luna, menguante, despuntó a las 06:06 y se puso a las 14:42 horas. La temperatura máxima a la sombra fue de 10,6º y la mínima de 1,7º. Día con cielo despejado. El sol brilló 7 horas y 10 minutos; humedad del 85%.

Santos del día:
San Blas y San Patricio.



1913
FEBRERO
L M X J V S D
. . 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28


Muere don José Fornos
En la madrugada del domingo al lunes muere D. José Fornos, uno de los herederos de D. Manuel Fornos, fundador del popular "Café de Fornos", que estaba ubicado en la calle de Alcalá esquina a la de Peligros (Hoy Starbucks Coffee).
Don "Pepe" Fornos fue personaje muy querido en la sociedad madrileña y regentó el Fornos hasta su cierre en el año 1908. El famoso café volverá a abrir sus puertas en 1909 con el nombre de Gran Café. [ver "El Café de Fornos"]


Lunes de Carnaval
Similar al día anterior pero con un clima mucho más agradable. Desfile de las carrozas y coches engalanados mencionados en el "Especial Carnaval de Madrid de 1913"; algún que otro incidente y la habitual actividad de los "descuideros" que aumentaban su actividad y beneficios en esos días de tumulto.

Los había de gran fama, como los apodados "el nene", "el rubio", "Luciano", "el golfo", "el Gabriel y del Fraile", "el Malagueñín", "Prudencio", y otros sin alias conocido: Sebastián Exposito, Amadeo Beltrán Cavas, Nicolás Roguero, Francisco Sancho Cachopo, de catorce años, y Manuel Miguel Lago, que era un niño.

Estos amantes de lo ajeno solían marchar con su botín a las tabernas que había en el paseo de las Acacias [ver en El paseo de las Acacias a principios del siglo XX]






El rey de regreso
En la madrugada de este día Alfonso XIII regresaba de su visita al médico en Burdeos. Lo hacía desde San Sebastián, donde había pasado el fin de semana, en el tren sudexpreso.


Romanones presidente del Ateneo de Madrid
El conde de Romanones, presidente del Consejo de ministros, acepta el ofrecimiento del Ateneo de Madrid para la renovación del cargo de presidente de tan ilustre Asociación. En la actualidad diríamos "presunto presidente".
Romanones dice:
"Lo he hecho así porque aquella casa atraviesa momentos difíciles económicamente y quiero ver la manera de arreglarlos y, además porque, habiéndose ofrecido a otros, no lo han aceptado, y no existe otro candidato que yo."
Uno de los que rechazó el ofrecimiento fue Benito Pérez Galdós. Veremos como queda el tema.


Chocolate para los pobres
Muy aplaudida por la alta sociedad es la idea de la Sra. de Ruiz del Arbol en beneficio de la clase obrera. Para celebrar su cumpleaños pidió a sus amigas íntimas que, en vez de inundarle la casa de flores como en años anteriores, enviase cada una como regalo una libra de chocolate de seis reales. (1 peseta= 4 reales).
La distinguida señora envió estos nutritivos regalos al Bazar del Obrero para que lo venda a 75 céntimos (7 perras gordas y una perra chica).
Entre aquellas libras de chocolate las había de 2 y 3 pesetas. ¡Todo un lujo!

Recordatorio: Añorada peseta
Las monedas y billetes de peseta tenían sus propios apodos: la moneda de 5 céntimos era llamada perra chica, la de 10 céntimos, perra gorda, y a la moneda de 25 céntimos se le daba la denominación de real.
La moneda de 5 pesetas era conocida como duro, el billete de 100 pesetas simplemente como billete (la última emisión de billetes de 100 pesetas fue en 1970, y en 1982 fue sustituido por la moneda de 100 pesetas).
El billete de 1.000 pesetas como talego o billete verde, y el de 5.000 pesetas era conocido como boniato.



Sobre la epidemia de viruela
El ministerio de la Gobernación ha dictado importantes disposiciones para combatir la actual epidemia variolosa.
Las más interesantes son las siguientes:
"Habiéndose presentado en algunos establecimientos benéficos de esta corte casos de viruela con carácter epidémico, y siendo de urgente necesidad la adopción de medidas apropiadas para evitar su propagación y contagio, y con el fin de unificar aquellas, Su Majestad el Rey (q. D. g.) ha tenido por conveniente disponer se nombre al inspector general de Sanidad interior delegado especial de este ministerio para que adopte cuantas medidas juzgue necesarias al objeto de impedir la propagación de la enfermedad, a cuyo efecto deberán ponerse a sus órdenes todos los funcionarios de los establecimientos de beneficencia, tanto dependientes de este ministerio como de la provincia y Municipio, con el fin de que, bajo su dirección, y cumpliendo las órdenes emanadas del mismo, se proceda con toda urgencia a la adopción de medidas correspondientes a evitar el desarrollo y propagación de dicha enfermedad.
Sin perjuicio de la determinación definitiva que se adopte respecto a la obligatoriedad de la vacuna en todo tiempo y caso, el art. 6º del real decreto de 10 de enero de 1903 responde cumplidamente a las exigencias del momento, puesto que declara absolutamente obligatoria la vacunación y revacunación en tiempo de epidemia o de recrudecimiento de la endemia, que es cabalmente el caso en que Madrid se encuentra en los presentes momentos..."
[Ver documento: "De la viruela y su tratamiento..." de la Biblioteca digital Hispánica-BNE]


Humor centenario
Diálogo:
El que está de pie: 
-¡Aquellos tiempos! Recuerdo un Carnaval en que mi mujer se disfrazó de Eva y la conocieron todos los amigos.

Diálogo:
-Estas pesetas serán buenas, ¿verdad?
-No tenga ningún cuidado. ¡Aún no tengo bastante confianza con el señorito!...


Las fotos
No son disfraces de Carnaval. Se trata de oficiales de Artillería delante de un cañón de 15 centímetros durante unas pruebas en Segovia.


Publicidad con solera






AVISO: 
Una incidencia técnica nos obliga a eliminar el apartado PRENSA ya que no es posible editar los enlaces de los ejemplares del día. Sustituiremos este espacio por otro que sea de interés. Disculpen las molestias.


© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-021 EFEMERIDES1913


.