sábado, 23 de febrero de 2013

Madrid, 23 de febrero de 1913



Efemérides del 23 de febrero de 1913
El 23 de febrero de 1913 fue domingo.

Contenido: 
Madero y Suárez, personajes del día - Los desayunos escolares - La doctrina cristiana en las escuelas - Las cerillas que no encienden - Más sopa.

El sol apareció a las 06:58 y se marchó a las 17:58 horas. Luna llena.
La temperatura máxima a la sombra fue de 11,4º y la mínima de 4,7º. Día con cielo cubierto por momentos. Humedad del 89%.

Santos del día:
III de Cuaresma
Santa Marta, virgen y mártir.



1913
FEBRERO
L M X J V S D
. . 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28




Personajes del día
Mientras contamos las efemérides del Madrid centenario, más allá de las fronteras de España se fraguaban terribles acontecimientos; entre ellos, la guerra de los Balkanes y la revolución de Méjico. Esta última venía arrojando innumerables víctimas mortales entre la población; hoy le había tocado a Francisco Madero González y José María Pino Suárez, presidente y vice, respectivamente, del Gobierno mejicano.



Desayuno escolar
En el Grupo escolar Reina Victoria, ubicado en la calle del Príncipe de Vergara esquina a la de Maldonado, se inauguró el tercer "Desayuno", que la Comisión permanente de esta benéfica institución va extendiendo a las escuelas concurridas por hijos de familias necesitadas.

Para esta obra bienhechora facilitaron: la Junta organizadora del homenaje al insigne Benavente, con motivo de su ingreso en la Academia de la Lengua, y que éste declinó a beneficio de los niños, 4.773,50 pesetas; el Círculo de Bellas Artes, 1.000; la genial actriz Rosarito Pino, 700; D. Salvador Aragón, 25, y otras 25 un admirador de Benavente.

Grandes damas de la sociedad, entre las que se encontraba la marquesa de Argüelles, y personalidades ligadas a la educación y el Ayuntamiento asistieron al evento y recibieron las más delicadas atenciones por parte del personal del Grupo escolar y actuaciones de algunos niños, que lucían un delantal azul limpísimo y, otros no menos limpios, que ofrecieron jarras de limonada.

En las dos clases de párvulos que dirigía la distinguida profesora doña Luisa Troncoso, sobre las mesas destinadas a la enseñanza de los pequeños, estaba colocado el desayuno para 50 niñas y 60 niños que consistía en una ensaimada y un tazón de leche de regular tamaño.

La fotografía muestra un momento de aquella celebración, donde podemos ver a pequeños madrileños y grandes señoras.
En esta fotografía, del año 1905, vemos un detalle de las instalaciones del Grupo escolar Reina Victoria.
Museo de Historia - Inv. 22384


La doctrina cristiana en las escuelas
El conde de Romanones recibie en su despacho a la Comisión de padres de familia, presidida por el exministro de la Gobernación, señor Marqués de Vadillo, que asisten para protestar sobre la disposición referente a la enseñanza del catecismo en las escuelas. [ver "Declaración ministerial" del 31 de enero]

El conde de Romanones dirá a la Comisión:
"Yo soy tan católico como ustedes y práctico; pero de ustedes me diferencia substancialmente el vivir alejado del sectarismo y de la intransigencia. El Gobierno—añadió—nada ha pensado sobre el particular. Lo único que puedo contestar a la pregunta de ustedes es que el Gabinete se atendrá a lo consignado en la "declaración ministerial", reservándose el derecho a señalar el instante oportuno para la implantación de las reformas que aquélla contiene."

La reunión se tornó muy acalorada y hubo sus más y sus menos, aún sin haberse aprobado ninguna de las disposiciones de aquel proyecto del Gobierno.

El diputado Vázquez de Mella, católico tradicionalista, que casualmente visitó poco después al Presidente del Consejo, dijo:
"Yo soy partidario de que todo se discuta; por tanto, ese decreto no me asusta. Precisamente aspiro a poner escuela frente a escuela, porque estoy convencido de la virtualidad de mis ideas religiosas."

Antiguo pero actual. ¿Crucifijos, fotos del rey, un poster de Bob Marley?... mejor enseñar a conciencia y como es debido.


Misceláneos del 13
Un hotelito por 35.000 pesetas
De los tantos proyectos de Ciudad Lineal, hoy publicamos el de este hotelito de planta baja y principal; con tres dormitorios; cuarto de baño en planta alta y w.c. en la baja; despacho en torreón; un precioso jardín al frente y otro posterior, más pequeño, pero con capacidad para un gallinero. Todo por 35.000 pesetas.


Las famosas cerillas
[ver 27 de enero] El disparate de las cerillas, que llegó a ser cuestión de Estado, continuaba "encendiendo" el ánimo del pueblo. Y es que las modificadas cerillas de Cascante nada tenían que ver con las antiguas; aquellas que popularizaron estos versos:

Que se envenene un amante
porque haya perdido el seso,
¿qué tienen que ver con eso
los fósforos de Cascante?

A las nuevas cerillas, fósforos inservibles y una estafa en toda regla, sí que se le podía atribuir más de un suicidio por la desesperación de no encontrar una que encendiera.

En los mentideros se hablaba de la posibilidad de pedir al Gobierno que en los estancos se vendiesen las dichosas cerillas a prueba, como el requesón, o a cala, como los melones.


Humor centenario


Las fotos
Reportaje gráfico del fotógrafo Alfonso titulado "Bajo el Viaducto - Recreo al aire libre." Un grupo de jóvenes, vestidos al más típico estilo madrileño, juegan a no se sabe que cosa en la parte baja del Viaducto.



Recetas de la bisabuela

ESCUDELLA DE PAGES
En una olla se pone una cucharada de manteca, un par de cebollas cortadas a rebanadas muy finas, pedacitos de tocino, un poco de pimentón colorado; cuando todo esto está bien frito se echa el agua suficiente para los platos de sopa que se quieran hacer; antes que el agua se caliente se le echa habichuelas,
para seis platos de sopa media libra de habichuelas; cuando el agua hierve se le echa un hueso de jamón, un par de patatas para que se deshagan y sal; después que ha hervido un par de horas se le echa una pelota catalana (a continuación irá la explicación), después que ha hervido otra hora, que ya la patata y habichuelas están deshechas, se le echan unas patatas a pedacitos y también col menudita, cuando lo último ya está blando se echa arroz y fideos gordos, la cantidad a gusto de cada uno, y al servirlo se saca la pelota en un
plato y lo demás se sirve en una sopera.
La pelota se hace de una cantidad de carne como de media libra, que sea de buey, masa bien limpia, se pica y junto un poco de tocino se repasa que no tenga nervios ni pellejos, y se pica también una ramita de perejil y medio diente de ajo; esto se pone en un plato, se echa un huevo y si es muy grande se pone sólo la yema, un poco de miga de pan mojada y exprimida, pimienta y sal, se mueve bastante rato para que se una bien, y luego se pone en un lado un poco de harina para redondearla y se echa con mucho cuidado al puchero para que no se desbarate.

SOPA ESCARCHADA
Se tiene preparadas en un plato unas rebanadas de pan cortadas bien finas y se preparan aliñadas con aceite y vinagre. En una sartén se pone agua y sal, cuando hierve se echa un huevo y cuando la clara empieza á cuajar y la yema queda blanda, se desprende la yema con una cuchara, se revuelve con el pan, después se pone el resto del huevo y el agua de la sartén, se vuelve a mover y se sirve caliente. Por cada plato de sopa se pone un huevo.

SOPA DE INVIERNO
En una cazuela se pone una cucharada de manteca, una cebolla bien picadita, dos o tres tomates sin piel, éstos se ponen cuando la cebolla está frita. Se tiene pan cortado en hojas muy finas que se echarán cuando el tomate esté doradito, se deja que coja color, se pone su sal correspondiente, se le echa caldo y si no hay caldo agua; cuando está el pan bien deshecho se baten dos huevos y se echan al caldo para que hierva un poco más. Esta sopa se puede hacer con aceite los días de vigilia, entonces se ponen un par de dientes de ajo picados junto con la cebolla, y en vez d e caldo se le pone agua de judías o de verduras.

CALDO DE ENFERMO
Para este caldo es necesario que la carne sea de la parte más magra y limpia de pellejos; en un puchero se pone el agua necesaria para el caldo que se desea hacer, cuando hierve se echa la carne, un pedazo de gallina, un poco de cebolla blanca y un hueso de ternera de la parte de la rodilla; se deja hervir a fuego lento por espacio de siete horas, y al darlo al enfermo se cuela; este caldo quedará claro como el agua.

SOPA SENCILLA CON HUEVOS
Se pone en una cazuela aceite y manteca, dos granos de ajo picados muy menudito, un poco de cebolla también menudita, cuando cojan color se echa pan cortado muy fino, y cuando empieza a dorar se echa el agua suficiente para los platos de sopa que se quieran hacer y se sazona de sal; cuando ya haya hervido lo necesario, se echan dos huevos, se mueve bien, y se deja hervir un minuto y se sirve; esta explicación es para seis platos de sopa.


Publicidad con solera



© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-041 EFEMERIDES1913


.