lunes, 7 de abril de 2014

Madrid, 7 de abril de 1914


En portada
La Esfera, del 7 de febrero de 1914. Año I, Número 6




Efemérides

Martes 7
Máxima   23,8º
Mínima   5,4º


Contenido
Martes Santo madrileño, nublado, como debe ser en Semana Santa.
Destacados de hoy: Cultos del Martes Santo - El correo postal en Europa y España - La Historia del Mundo en la Edad Moderna - Una bailaora de Benlliure - Humor centenario - Publicidad con solera.


Semana Santa
Cultos del Martes Santo
Extraídos de El Imparcial del día 6 de abril
Capilla Real.—Ejercicios a los once, y por la tarde, a las cuatro, predicará el sermón del Buen Ladrón el padre Calasanz Rabaza.
Reparadoras.—Misa conventual en la capilla del Niño de Praga; a las cinco, reserva.
San Ándres.—Termina el triduo al Santo Cristo de la Agonia.
San Millán.—Termina el triduo al Santo Prendimiento.
Buen Suceso.—Continúa el quinario a las Llagas.
Santa Isabel.—ídem al Cristo del Divino Amor.
Santo Cristo de la Salud.—ídem, a las cinco y media, a su Titular.
Parroquia del Purísimo Corazón de María.—A las siete continúa el quinario al Santo Cristo del Consuelo.
San Ildefonso.—Siguen los Trece Martes a San Antonio, durante la misa de doce, por la Asociación de la Visita Antoniana.
Santa Bárbara.—Siguen los Trece Martes a San Antonio. A las ocho, misa de comunión, plática y ejercicios.
Iglesia Pontificia.—Siguen los Trece martes a San Antonio. A las ocho, misa de comunión general con S. D. M. manifiesto en el altar del Santo, platica, ejercicio y reserva.
Calatravas.—A las ocho y media, misa de comunión general y ejercicio de los Trece Martes.
Góngoras.—A las once siguen los Trece Martes.
Santísimo Cristo de San Ginés.—Al anochecer, ejercicios de Cuaresma con sermón.


Misceláneo
El Correo en Europa
El Heraldo de Madrid de este día publica una estadística sobre el correo postal en Europa. En este siglo XXI, donde los correos electrónicos y las redes sociales han desbancado a la correspondencia postal, nos enteramos que hace apenas cien años España estaba a la cola en este servicio.


La unidad de la estadística es al millón de objetos enviados, como, por ejemplo cartas, tarjetas postales, paquetes, impresos, papeles de negocios, muestras, etc. Las cifras correspondientes a España estaban basadas en los resultados más modernos, que eran los del año 1912.

Decía en el extenso artículo Eduardo Navarro Salvador, periodista que confeccionó la lista:
"España, recauda anualmente 35 millones de pesetas, y dedica de estos la mezquina proporción de 13 para los gastos. Los últimos datos de Alemania que conocemos, inferiores seguramente a los actuales, asignan 1.073 millones de francos como ingresos, y de ellos destinan al servicio 932. Contraste singular, que justifica la urgencia de implantar reformas.
Quedan expuestas las causas de la situación de España, que ciertamente constituye, no una censurable excepción, sino que es una vergüenza nacional, y el honor patrio exige desterrarla inmediatamente. Cada minuto que se aplace la solución, es justificar que no amamos el progreso y que España quiere desligarse del mundo culto."

¡Vaya! Esto último sí parece no haber cambiado en los últimos cien años. Poco invertimos y mucho recaudamos.


La Historia del Mundo en la Edad Moderna
Con bombos y platillos se publicaba este día la inminente salida a la venta de la Historia del Mundo en la Edad Moderna, de la editorial Sopena. La monumental obra de la Universidad de Cambridge se puso a la venta el sábado 11 de abril de hace cien años.


Volumen de 1914.
Cortesía de todocoleccion.net

Los que paseamos por el Rastro la hemos visto más de una vez; ajada, incompleta, mezclada entre otras piezas. Preciosos volúmenes de tapas coloridas -o descoloridas-, desfasadas en los tiempos históricos pero que son historia; aunque corresponden a la segunda edición, del año 1941. Si vas al Rastro, bajando por la calle de Mira el Río Baja, a la derecha, seguro que la encuentras.

Segunda edición de 1941


Arte
La bailaora de Benlliure
Mientras ocurrían todas estas cosas que contamos, Mariano Benlliure trabajaba en diversas obras. Una de ellas, esta "bailaora" que retrató el fotógrafo Campúa en el estudio que el escultor tenía en Villalba.
Bellísima y graciosa figura femenina hecha en mármol y policromada que Benlliure estaba a punto de concluir.


Comentó Benlliure en una entrevista concedida a la revista Estampa, en el año 1929, frente a una copia en escayola que conservaba:
"—Don Mariano, dígame quién fué aquella gitanilla.
El escultor se incorpora, y para hacer memoria pierde sus miradas en un ángulo del estudio.
—¿"La Bailaora"?—responde.
—Sí; ¿cómo Y dónde nació "La bailaora"?
Benlliure sonríe al recordar.
—Fué en Cádiz, hace cosa de treinta años. Yo iba de paso para Tánger, y una noche con unos amigos nos metimos en un café cantante, cuyo nombre no recuerdo..., algo semejante al clásico Burrero de Sevilla, y cuyo tipo empieza ya a perderse. Había, como es natural, cuadro flamenco y las bailaoras eran dos. La mayor no tendría aún cuarenta años; la más joven no pasaría de los quince. Bailaban por turno, y la que descansaba aprovechaba para dar de mamar a un niño que, al parecer, criaban entre las dos, y que luego supe que era hijo de la más joven. La otra era su abuela.
¡Cosas de los gitanos! Aquello era triste..., triste y pintoresco..., tenía un gran fuerza primitiva...

Benlliure entorna los ojos como persiguiendo en el aire un giro olvidado, y dibuja con su mano en el espacio algo así como el esquema lineal de un ritmo.
—Puede que fuera por eso por lo que me interesó aquella niña... No era bonita, pero, ¡tan graciosa!, tenía una movilidad felina. Pura sangre, pura raza.
Toda la noche me pasé tomando apuntes de su baile, intentando aprisionar el girar rápido de su falda, el ritmo ondulante de sus flancos... Agoté un cuaderno entero y siempre sorprendía nuevas actitudes de un plasticismo y un movimiento sugerentes. Era el instinto mismo de la danza la chicuela. Le hice repetir muchos pasos, y ya al amanecer, cuando me di cuenta de que estaba rendida de cansancio y quise recompensarla, le dije que pidiera lo que quisiera.
Ella tuvo un cesto gallardo de verdadera nieta de los Faraones: «Para mí, nada. Convide usté a estos señores a lo que pidan». Di carta abierta para servir rondas, y se bebió copiosamente. La pobre gitanilla, fatigada, vino a sentarse a mi lado, curiosa de saber lo que había estado dibujando durante toda la noche, pero no me dio tiempo a explicárselo. Se quedó dormida, con un sueño plácido, apoyada la cabeza sobre la mesa como una niña..., como lo que era...
Mariano Benlliure hace una pausa para saborear la evocación de aquella primitiva y fragante juventud, que le inspiró una obra maestra hace treinta años.
—Esta "Bailaora" se halla en el museo de Buenos Aires. Hay otra en Méjico, y para la última que hice me sirvió de modelo Pastora Imperio."


Humor
Humor centenario
¡Hasta de lo más escabroso nos reímos! Ayer, día 6 de abril, conocimos la trágica noticia de la muerte de un inquilino a manos del administrador encargado de cobrar el alquiler. El muy desalmado había descerrajado todo el cargador de su pistola sobre el cuerpo del pobre desahuciado.
El dibujante Tovar utiliza la noticia para ilustrar su viñeta en El Imparcial del día de la fecha. Pero Tovar no es un desalmado, es un crítico.

-Señor administrador, ¡aviso a los inquilinos que está usted aquí?
-No es preciso: tiraré un tiro en el patio...


Publicidad
Publicidad con solera
Emisión de partículas sutilísimas las que desprendía el jabón Heno de Pravia.




© 2014 Eduardo Valero García - HUM 014-018 EFEMERIDES1914