sábado, 5 de abril de 2014

Estampas. Madrid pueblo: La primavera, la sangre altera.


Atendiendo al manido dicho popular: "La primavera, la sangre altera", el dibujante Garrido lo interpreta a su manera. Dos escenas crea para las páginas de humor de CRÓNICA. La primera, una visión vespertina del parque, con sus árboles verdes y floridos; aire templado, palomas y pajarillos, en un paraje primaveral que se completa con bancos, fuentes y monumentos. Los tortolitos se reparten en el cuadro; jóvenes enamorados que aprenden anatomía mientras el guardia hace la vista gorda.

La segunda escena, una visión nocturna del parque después del cierre. No hay más concurrencia que la de los animalitos nocturnos que no vemos; la luna con su polisón de nardos que el niño la mira, mira, el niño la está mirando; y la alterada sangre de bronce y mármol de Don González, ese al que su Patria no olvida, no, no, no. Ese que baja del pedestal y trepa al anejo para celebrar su primavera abrazado a la granítica Venus.


Página de humor, por Garrido
"Primavera en el Parque"
Crónica, 1935



© 2014 Eduardo Valero García - HUM 014-008 ESTAMPAS MAD