domingo, 3 de noviembre de 2013

Madrid, 1 y 2 de noviembre de 1913


Hace cien años en Madrid...


1913
NOVIEMBRE
L M X J V S D





1 2
3 4 5 6 7 8  9
10  11  12  13  14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 39 30






Como cada mes, las terribles predicciones astrológicas del Almanaque Bailly-Baillere.



  Sábado 1 
Máxima    17º
Mínima      10,4º



Visita a los Camposantos
Este día de hace cien años no fue tan concurrida la visita a los cementerios por el mal tiempo reinante. Los caminos a los camposantos eran intransitables cuando llovía, y en Madrid había llovido mucho los últimos días. Uno de los Panteones más visitado fue el de los Hombres Ilustres.




En el Panteón de Hombres Ilustres
El Heraldo de Madrid publica este día una fotografía de Alfonso tomada en el Panteón de Hombres Ilustres durante la visita de la duquesa de Canalejas a la tumba de su marido D. José Canalejas y Méndez.


El mausoleo, que enseñamos en el siguiente vídeo, aún no estaba colocado en el Panteón. La viuda e hijos del fallecido rezaron ante un gran crucifijo con doce velas encendidas a los lados y una simple lápida cubierta de coronas florales.



Visita el Panteón de Hombres Ilustres, unos de los más maravillosos tesoros madrileños: Enlace



Rumores en el Ayuntamiento
Este día de hace cien años se conocía la noticia sobre un nuevo alcalde para Madrid. Como es comprensible, el cambio de Gobierno afectaba a todos los sectores de la política. El amable e higiénico "Tontolín", es decir, el alcalde Sr. Eduardo Vincenti, posiblemente sería sustituido por el Sr. D. Luis Marichalar y Monreal, vizconde de Eza.
Diálogo:
El ayudante. -¿Cree usted que saldrá de la operación, doctor?
El doctor. -¡Qué ha de salir, hombre, que ha de salir, ni con la ayuda de nuestro colega Pulido!
Esto es cosa perdida ¿No ve usted que enormidades había dentro de este estómago?...


Danza macabra
A propósito de estas fiestas de noviembre, el periodista Juan Pérez Zúñiga, habla de un tema de difuntos.

Ya que el hablar de Maura produce hastío
y hay que cambiar de tema, voy, lector mío,
a exponer, en defecto de otros asuntos,
algo relacionado con los difuntos.
Entre las Sociedades que hay de recreo
en Bilbao (si una filfa no es lo que hoy leo),
una existe de socios de clase fina,
que la Danza macabra se denomina
y tiene por objeto las excursiones
a visitar sepulcros y panteones.
Cierto día de Octubre (miércoles era)
comenzaron la serie de esta manera:
de Mallorca cruzaron al cementerio
con el paso inseguro y el rostro serio,
y después de aprenderse los epitafios
de los muertos ilustres y de los zafios,
en otro igual recinto, situado en Desio
(donde un buen consonante tiene Sinesio),
extendiendo sudarios en varios puntos
sobre las tapadoras de los difuntos,
comieron los manjares más adecuados:
¡hasta besugos muertos y destripados!
Para su conveniente funcionamiento
la Sociedad se vale de un reglamento
que, prohibiendo en sus fiestas cantos marciales,
sólo admite los salmos peninteciales,
sin que del baile diga ni una palabra,
hecha excepción de cierta danza macabra
que escribió el asociado don Casto Lucio
mientras velaba a un tío cadaverucio.
Llevan un uniforme negro del todo
y un Requiescat in pace, puesto de modo
que en la espalda destaca y en las caderas,
un elegante juego de calaveras.
¿Que hace algún chiste un socio? Su fin es triste,
como no le resulte fúnebre el chiste,
y de chistes mortales todo lo inundan,
porque los de esta casta son los que abundan.
Esto es lo que han fundado los bilbaínos
con otros mil detalles muy peregrinos;
y es que ya hasta en las villas y en las ciudades
para levantar muertos hay Sociedades.
Sólo falta que un día, mondos e inquietos,
formen también la suya los esqueletos,
como en el mundo hay otras, fuertes y activas,
de suegras inmortales o siemprevivas.


El Don Juan Tenorio político
El dibujante Sileno pone en la figura del Tenorio a Maura.

Don Juan Maura.
"... y pues sus puertas me cierra.-de mis pasos en la tierra-responda Dato, y no yo-"


Don Juan Tenorio en el Teatro Español
Rescindido el contrato con el doctor Madrazo, el Ayuntamiento dio el teatro Español a quien se lo debía dar. Y la insigne actriz Nieves Suárez y el eminente actor José Santiago, al frente de una excelente compañía, en la que figuraban nombres tan prestigiosos como los de María Palou, Dolores Velázquez, Amalia Sánchez Aliño, Ricardo Calvo, Pedro Sepúlveda, Felipe Vaz y Federico Gonzálvez, que inauguraron la noche del 31 de octubre la temporada oficial con la primera representación de Don Juan Tenorio.


Retrato expuesto
Estuvo expuesto en uno de los establecimientos más conocidos de Madrid, en la Carrera de San Jerónimo, un retrato del celebrado compositor Pablo Luna, tantas veces agasajado por el público por la belleza de sus partituras. El retrato del maestro Luna era una magistral obra del pintor aragonés Mariano Oliver Aznar.
Pablo Luna fue un prolifero compositor de zarzuelas y representante de un nuevo estilo de este género inspirado en las operetas vienesas.





************


  Domingo 2 
Máxima    17,7º
Mínima      9,7º



Coplas del domingo, por Antonio Casero

LO ETERNO
—¿Y tú qué te hiciste ayer?
—Pos, chico, lo de ritual;
vegilando el masuleo
de don Dimas Ruiz Galán,
que siempre cae un modorro
y la cera c'arde.
—Ya . . .
—Por cierto que est'año, chico,
s'ha quedao en la soledaz,
pues su esposa, según dicen,
digo, que tu lo sabrás,
s'ha casao y está pasando
la luna de miel.
—Yo ya
m'había olío el torrezno;
pero uno tie que callar,
porque uno no está en la misma
estera en la sociedaz;
ahora, que uno es uno, y uno
no es uno nengún charran.
—Ya ves tú lo que es la vida:
al año de merelar
su viuda se gastó en flores
diez duros, y esto es verdaz;
al año, dos; al tercero,
tres pesetas, cuanto más,
y hoy, una cruz y un pitafio,
que dice: "Descansa en paz",
y ella, con un kilométrico
y otro marido; ¡la mar
con peces azules!, y mira,
si a mí m'hace la Piedaz
una acción tan sucetible,
como me llamo Julián,
mis vagos contornos medran,
me salgo del pedestal
y la doy pa dos responsos
y pa tener que rascar,
aunque eso pa mi señora
no es nenguna novedaz.
—¿Y, en resumen, qué?
-En resumen,
la vida es un Carnaval;
nosotros semos las máscaras,
y ni una palabra más;
al que se muere lo entierran,
no te ocupes, Baltasar.
—Eso viene siendo dende
que la diñó el padre Adán.
—¿Y tú, qué?
—Yo, en el sarcófago
de mi primo Nicolás
hablando del mus con uno
del nicho del lao; que na,
que dice que él es el kaiser
del mus, y yo, que ¡Jarán!;
que dice que me lo prueba,
y yo, que ¡tufa!, ¡tufá!,
y que tira de baraja,
y que empieza a barajar,
y tan y mientras los pobres
defuntos sin novedaz;
suelta un ordago a la grande;
yo le quiero, y, ¡pataplán!,
un señor que nos increpa,
la bronca que es natural,
las coronas por los suelos,
yo que le empiezo a alumbrar
con los cirios, y en fin, ¡nada!,
mañana lo leerás
en la sección de sucesos
con más detalles; total,
quince pesetas del juicio,
y luego ¿pa qué?
—Pa na;
míentras no vele al defunto
quien lo debe de velar,
su familia, no un cualquiera,
que no se le importa na,
no te ocupes del respeto,
la cultura y la moral.


Nuevo alcalde para Madrid
Lo que ayer era un rumor hoy es una realidad. A las cuatro de la tarde de este día se celebró sesión extraordinaria para dar posesión al nuevo alcalde, el vizconde de Eza.
Ocupó la presidencia el señor ministro de la Gobernación, que tenía a su derecha al alcalde saliente, Sr. Vincenti.
Abierta la sesión, y después de aprobarse el acta de la anterior, el secretario leyó el Real decreto nombrando alcalde de Madrid al señor vizconde de Eza, y se nombró, para recibir a dicho señor, a una Comisión compuesta de los Sres. Alvarez Arranz, Buendía, García Molinas, Gayo, Plaza y Sánchez Árido.
Precedido de los maceres, entró en el salón el nuevo alcalde, que ocupó el sitial de la izquierda de la presidencia.
Acto seguido el Sr. Sánchez Guerra hizo uso de la palabra, para manifestar que era para él muy grato el poder presentar al Concejo madrileño al vizconde de Eza, que conseguiría con su gestión continuar la obra emprendida por otros alcaldes, para la cual no le faltaría la ayuda del Gobierno.

El nuevo alcalde dio un breve discurso con agradecimientos y promesas, añadiendo que:
"Yo confío en el esfuerzo de los concejales más que en el mío, y sólo deseo que ni el Gobierno ni los concejales tengan que arrepentirse de los elogios que me ha tributado el señor ministro de la Gobernación.
Mi programa es lealtad acrisolada al Gobierno, y que en todo lo que yo haga se vea lo que cualquier vecino de Madrid podría hacer por esta población."




Despedida de Vincenti
En el acto de posesión del nuevo alcalde, el saliente, Sr. Vincenti, hizo balance de su breve paso por el Consistorio.
El Sr. Vincenti dijo que su misión había sido la de mejorar los servicios de Policía urbana, especialmente el de limpiezas, que era, a su juicio, el más deficiente.
Enumeró los trabajos que había llevado a efecto para mejorarlo, y añadió que le cabía la honra de haber resuelto problemas tan complejos como el de la pavimentación de Madrid y el del alumbrado, que significaban una gran mejora para la capital de España.
Afirmó que tenía el orgullo de decir que durante el cono tiempo que ha sido alcalde ha subido la recaudación de los arbitrios municipales, hasta el punto de que el déficit, en el ejercicio de 1913, sería solamente de unas 800.000 pesetas.
Resumió, haciendo constar que creía haber realizado algo de lo que soñó, gracias al apoyo de los concejales, cuya gestión le había sido siempre propicia. Terminó recordando las palabras de Sancho:
"Desnudo nací, desnudo me hallo; ni pierdo ni gano"


Mitin en el Teatro Madrileño
A las diez y media de la mañana, organizado por la Juventud del Partido radical, se celebró un mitin en el teatro Madrileño, bajo la presidencia del diputado D. Rafael Salillas con objeto de protestar del advenimiento de los conservadores y aconsejar la unión de todos los republicanos.
Como era natural, todos los oradores no cesaron de proferir denuestos y amenazas contra los Sres. Maura y La Cierva, y contra todas y cada una de las personas que formaban el recién estrenado Gobierno.




Humor centenario

Diálogo:
-¿Al Este?
-No; al otro.




Las fotos
Bautismo del infante Ataúlfo
En la fotografía de Campúa el infante Ataúlfo, hijo de D.ª Beatriz y D. Alfonso, en brazos de su "nourse", acompañado de sus egregios padrinos D.ª Isabel (La Chata) y D. Carlos, al regreso del Palacio Real, donde recibió el día 30 de octubre el agua bautismal en la histórica pila de Santo Domingo.



Nuevo embajador de EE. UU. en Madrid
Esta otra fotografía de Campúa muestra al nuevo embajador de los Estados Unidos en Madrid, Mr. Willard, al salir de Palacio, después de haber presentado á S. M. el rey sus cartas credenciales en la mañana del 31 de octubre.



Oficiales veterinarios
En la siguiente fotografía de Alfonso los nuevos oficiales de Veterinaria militar que juraron bandera el día 1 de noviembre de hace cien años.




Recetas de la bisabuela
ASADOS EN PARRILLA
VACA
Lomo de vaca. (Asado y segundo cubierto).
Por lo general se asa en el asador cuando es tierno. Se prepara quitándole todo el gordo y telillas, y se pone en adobo como hemos dicho mas arriba: se ensarta en el asador dejándole asar hora y media ó dos horas, según sea mas ó menos grueso: se sirve, con su jugo y una salsa hecha con sustancia de solomillo, un chorrito de vinagre, sal y pimienta puesta en una salsera, ú otra preparada del modo siguiente, hágase un rojo claro, que se humedecerá con caldo ó un poco de sustancia; añádasele sal, pimienta, chalólas, pepinillos y perejil, todo menudamente picado y un poquito de vinagre.
Jamás se mechará con tocino la parte interior del lomo, porque se escurre por las aberturas y se pierde la grasa. Con la estremidad ó punta del lomo que solo se compone de partes duras y grasas se hace un buen puchero de berzas.

Solomillo de vaca al asador. (Asado y segundo servicio).
Es esta la parte mas tierna y delicada del lomo: se prepara y mecha con lonjüas de tocino, no muy delgadas, para que resista á la cocción: se pone en adobo compuesto coa aceite, sal, pimienta, perejil laurel y ruedas de cebolla, en donde debe estar doce horas cuando menos; después se ensarta en el asador el trozo mechado cubriéndolo con un papel untado con manteca, y se usará á luego activo de manera que se tueste: algunos momentos antes de presentarse á la mesa se quila el papel, se saca del asador un poco ensangrentado, y se sirve con una salsa compuesta con la misma sustancia del solomillo, un chorrito de vinagre, chalólas, pimienta y sal en una salsera, ó sino con la salsa que hemos dicho en el anterior artículo.

Solomillo con escarola. (Entrada).
Cuando está preparado el solomillo como acabamos de decir, se sirve sobre escarolas guisadas con carne.

Solomillo con salsa de tomates. (Entrada).
La preparación es idéntica que la anterior; solo se diferencia en que, en lugar de tomates, se pone debajo la salsa de tomates.

Solomillo con coscorrones. (Entrada).
Córtense en tajadas redondas los restos del solomillo del dia anterior, y se calentarán, pero sin que hiervan, con sustancia ó caldo. Se preparan coscorrones del mismo tamaño haciéndolos saltar en manteca hasta que tengan color, y se colocan en corona sobre un plato alternando las tajadas con los coscorrones, con un poco de sustancia, manteca amasada con perejil, y en medio zumo de limón. Si se quiere pueden añadirse unas alcaparras.



Publicidad con solera





© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-261/262 EFEMERIDES1913


.