martes, 5 de noviembre de 2013

Recuerdos de papel. Estanque de El Retiro sin Alfonso XII






Antiguo embarcadero de El Retiro contemplado por un madrileño de finales del XIX. 
Edificio de tres cuerpos construido en madera por capricho de Fernando VII, con proyecto de D. Isidro González Velázquez, allá por el 1830. 
Simulación de pagoda china por los tres tejados que coronaban su silueta, al que el pueblo quiso denominar, para darle cierto caché, de estilo "chinesco".  
El cuerpo central, que como se ve en la fotografía era mayor a los otros, albergaba un restaurante en planta hexagonal donde acudían señoras de polisón y capotitas menudas, y caballeros de pantalones acampanados, patillas alfonsinas y cabelleras rizadas a tenacillas. Espacio de recreo en el que no se despachaban "bocks" de cerveza, vermú, ni bocadillos, sino sopas de mojicón en chocolate. Estampa del romanticismo madrileño de hermosa prosa y no pocos suicidios
Agua mansa la del antiguo estanque, casi un espejo, donde quedará reflejará en el siglo XX la estatua ecuestre cincelada por Benlliure para honrar a don Alfonso XII. 
Al fondo, ajeno a todo, el Palacio de Velázquez asoma su bóveda principal de hierro y cristal, artístico ejemplo de la segunda revolución industrial española.





© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-012 RECUPAPEL


.