domingo, 2 de marzo de 2014

Madrid erótico. El baño de una francesita. Parte IV


El número 4 de SICALÍPTICO no existe. Continúa nuestro relato con el número 5, publicado el 6 de febrero de 1904. En portada aparece retratada Violeta Dournois. La joven modelo era francesa y según la escueta biografía que de ella se publicaba, vivía en París bajo la protección de un tal Fortunio Rey, apuesto hombre de negocios. Al parecer, la fama de la bella señorita venía dada por haber conocido los placeres de la carne a los trece años. ¡Vaya uno a saber!





Fotografía
"El baño de una francesita"
Striptease por episodios
Parte IV


IX—Ahora cae Lilí en la cuenta de que toda la calma que vino empleando para desnudarse la obliga a sentir frío. E instintivamente se ciñe al cuerpo la camisa de una manera infantil, castañeteando un poco sus lindos dientecillos de marfil y sintiendo que el vello finísimo de su carne se le eriza suavemente.
Ahora ya procederá con más prisa en todo lo demás.
Echa la última ojeada al espejo para convencerse de su propia belleza y el confidente de todas sus coqueterías intimas, el gran maestro que le enseña actitudes y posturas a cual más tentadoras, parece decirle, al reflejar en su luna el cuerpo de la discípula:
—Estoy satisfecho de ti.
Efectivamente, no tiene derecho a quejarse de su discípula, ¡Le ha salido muy aprovechada!



X—Esto marcha por la posta. Lo primero es descalzarse; dejar libre la pierna de la media obscura que la ciñe.
Para ello Lili se sienta en el borde de la pila. No hay miedo a que se haga daño. La pila esta vestida coquetamente también, y aunque dentro es mármol duro donde el agua reposa como en morisco estanque, por fuera luce su faldamenta de raso, y todo el borde ha sido almohadillado convenientemente. Lili, pues, no tiene necesidad de recurrir a una silla, puede re-posar allí, sobre todo para una operación como ésta, que requiere tan poquísimo tiempo. Ya, pues, a quitarse las medias.
Preparémonos a ver libres de todo inconveniente aquellas dos columnas firmísimas que sostienen el templo de su belleza. (Continuará en el número próximo.)



Literatura
Sicalíptico
06 de febrero de 1904

TORNABODA
Y se casaron los dos,
Juan Antonio y Nicolasa,
y se fueron á su casa
en paz y en gracia de Dios.
Salvo los preliminares
de—¿me quieres?—y te quiero.
—Mi esperanza... —Mi salero...
y otros mis siempre vulgares,
hubo que ella se escondía
para que Juan no la viera
desnudarse y que él quisiera
servirla de aya y de tía.
—Apaga la luz—pedía
Nicolasa, y el tunante
decía: —Voy al instante...—
pero no la complacía.
¡Apagar! si... De poder,
quisiera en aquel momento
ver con cristales de aumento
las formas de su mujer-.
¿Cómo había de apagar
Juan enamorado y loco,
si le parecía poco
iluminado el hogar?
Ella apagó, y el traidor
de nuevo tornó á encender,
y se acostó la mujer...
y... ¡no sigamos lector!
Pintar lo que los esposos
jugaron, fuera imprudente;
pero hablando solamente.,.
¡Eran los dos tan dichosos!


EPITAFIO
Sólo murió de constante
la que está bajo esta losa.
Acércate, caminante,
pues no murió tal amante
de enfermedad contagiosa.

De fuerza inconmensurable
es un prodigio esta niña.
¡Ah, quién tuviera poder
para dejarla rendida!


NEGATIVA
Procurando comprobar
si más podía el amor
que la virtud en Pilar,
le pedí cierto favor
que no me quiso otorgar;
y aunque quede complacido
de su honrado proceder,
añadí como ofendido:
—¿Por qué niegas lo que pido
si mi esposa vas á ser?
Y ella repuso turbada:
—Perdóname, dueño mío,
pero, en eso confiada,
he sido tan chasqueada
que ya de nadie me fío!




Humor
Sicalíptico
06 de febrero de 1904

Pechos...


1- De virgen: (Pequeños y duros); 2-De Cuaresma: (Chicos y flácidos); 3- De modelo: (Turgentes y grandes); 4- De actriz: (Rellenos de algodón); 5- De casada: (El encanto de los niños); 6- De criada: (La diversión del señorito); 7- De solterona: (Marchitos, inútiles); 8- De patrona: Como ubres de vaca suiza).



Un striptease de hace 110 años acompaña el post de hoy. La revista SICALÍPTICO publicaba fotografías con situaciones sugerentes que se iban poniendo más picantes a medida que avanzaba la historia. Lo hacía por entregas, un par de fotos por número publicado, acompañadas de textos eróticos-o al menos eso pretendían ser.

El erotismo, lo sensual y sugerente dejaban de ser temas tabú y pasaban a formaba parte del "Libro de estilo" de la época. Los ángulos de enfoque y la luz en las fotografías; las poses, miradas y expresiones; los motivos representados; la vestimenta y modelos; los títulos y narraciones; las ilustraciones estilizadas, y todos los detalles que hoy han dejado de sorprender, fueron seña de identidad de la década de 1930 que convertirán la figura femenina en una expresión artística.

Lejos de interpretaciones vejatorias, discriminatorias y/o que puedan ofender a la mujer, las fotografías, ilustraciones y publicidad que aquí aparecerán corresponden a una época en que las féminas comenzaban a tener mayor protagonismo, perdían esa absurda condición de "sexo débil" y recibían no pocas alabanzas. Por desgracia, y durante mucho tiempo, aquel ideal fue truncado una vez finalizada la Guerra Civil.


© 2014 Eduardo Valero García - HUM 014-007 MADEROT


-