martes, 21 de enero de 2014

Madrid, 21 de enero de 1914


Mientras la nieve se derretía en los alrededores del centro, una espesa niebla cubrió Madrid hasta las primeras horas de la tarde. El cielo, cubierto, dejó caer algo de agua... por si la existente del deshielo era poca. El periódico El Liberal del día de la fecha publica dos fotografías de Alfonso con estampas del último día de nieve. La primera fue tomada en la Moncloa; la segunda, en una calle del centro que no pudimos identificar.




Hace cien años en Madrid...

miércoles 21
Máxima   9,5º
Mínima   4,1º


Fallecimiento del pintor Martínez Cubells
Por la tarde fallecía en Madrid el pintor valenciano D. Salvador Martínez Cubells.
En 1895 fue nombrado primer restaurador del Museo del Prado, labor que desempeñó durante veintiséis años. A él se debe el traslado a lienzo de las 14 pinturas negras de Goya que se encontraban en los muros de la Quinta del Sordo.

En 1891 había sido elegido individuo de número de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, y en 1892 participó como jurado de calificación en la Exposición Internacional de Bellas Artes que se celebró en Madrid.
Era profesor de término de la Escuela de Artes y Oficios de Madrid y estaba en posesión de la gran Cruz de Isabel la Católica, de la encomienda de número de Carlos III, de la Cruz de San Miguel de Baviera, y otras condecoraciones.

Más información en:
MUSEO DEL PRADO
Enciclopedia online


----***----

Los miserables de la carretera de Extremadura
Quisimos separar de las noticias de nieve y más nieve de estos días, la aparecida el día 20 de enero en el Heraldo de Madrid. Visión de Madrid en carne viva; miserias y angustia del pueblo abandonado de la mano de todos.
Un periodista había recibido una carta firmada con las iniciales V. H., conteniendo cinco duros y dos bonos de la testamentaria de Dª. Gala Sanjuan de Seracíbar para distribuir entre los pobres más necesitados.
Cumpliendo con el encargo, el periodista se dirigió a la carretera de Extremadura, donde vivía un gran número de estos necesitados. Las fotografías son fiel retrato de la precariedad de aquel vecindario. En la primera, titulada "El hotelito de la seña Josefa", vemos una auténtica chabola hecha de trozos de inmundicia. La siguiente, titulada "Los palacios de la tapia de la Casa de Campo", muestra idéntica construcción que, como único muro decente, disponía de toda la dimensión de la tapia de la tan augusta Casa de Campo. Al terrible decorado se sumaban nieve, frío y hambre.



El periodista, acompañado por el alcalde del barrio, Sr. Manuel Trullas (Redactor de "El Correo"), conoció la cruda realidad de las familias que allí habitaban y cumplió con los deseos del anónimo donante. Tuvo a bien dar los nombres de algunos beneficiarios, para que hoy, después de cien años, les otorguemos un pequeño lugar en el recuerdo.
Este es el resumen:
Visitación Merino, carretera de Extremadura 14, entresuelo. Cinco hijos. (Ver fotografía más abajo)
Josefa Pereira, un cuartucho del número 64. Enferma, en la cama, cuidada por una vieja y un niño tiritando de frío.
Pedro Celador Moradeira, en el número 70. Anciano de 77 años, lisiado. Tenía con sigo un hijo de 6 años, 4 en san Bernardino, y uno de 20 corriendo por el mundo.
Justina Esteban, que vivía en un zaquizami del mismo patio. Anciana de 70 años. Vivía de lo poco que sacaba en el campo cuando hacía bueno.
Ricarda Cobian, que vivía en un cuartucho muy limpio del mismo patio. Cinco hijos, el mayor de once años. Su marido, José Bonafid, músico, la había abandonado por otra mujer.
Julia Conde, que vivía en el cuarto contiguo. Tenía una niña pequeña y daba asilo a su suegra, una anciana de 78 años ciega. Su marido, Anacleto Ventura, era soguilla en la estación de las Pulgas... cuando había trabajo.
En un chamizo de un metro y medio de ancho, y otro tanto de largo, vivía Josefa Nicolás (Primera fotografía). Anciana de 80 años.
En el chamizo colindante vivía Matilde Martín. Anciana de edad indeterminada, casi ciega, que era muy risueña y parlotera. "-¡Ya paso de los ochenta reales y voy pa los cuatro duros y medio!", contesto ante la pregunta de cuál era su edad.
En otras chozas más retiradas vivían Antonia Martínez, tuerta, manca y con tres hijos. Pepa Peinado, con su esposo, Demetrio Martín, jornalero en busca de trabajo.
Y algunos más; todos ellos igual de desamparados.

El periodista termina su artículo diciendo:



Visitación Merino y sus cinco hijos


----***----


Estreno de la comedia "Los Leales", de los hermanos Quintero
En el Teatro Español se estrena con gran éxito la comedia "Los Leales", del los hermanos Álvarez Quintero, con la interpretación de los artistas Nieves Suárez, María Palou, Anita Martos, José Santiago, Ricardo Calvo y Pedro Sepúlveda. Los decorados fueron realizados por Amorós y Blancas.

Del trabajo de los Quintero dirá Benito Pérez Galdós: "Arte bienhechor que endulza las amarguras de la existencia humana."


"La Esfera"
17 de enero de 1914
Fotografía de Salazar


----***----


Las "cosquillas" de Pérez Zúñiga 
El Heraldo de Madrid de este día publica otra graciosa columna de Pérez Zúñiga. El escritor habla de la nevada desde el pensamiento de un caballo de tiro.


Ayer, cuando la nieve se endurecía,
miraba yo una casa de cierta vía
ocupada por coches de alquiler malos,
y en una do las cuadras, el Ganapalos,
que es un penco extenuado completamente,
esto refunfuñaba con voz doliente.
-¿Tres días en la cuadra tan descansado?
¿Que quiere decir esto? ¿Me han jubilado?
Tres días sin sacarme con saña el jugo
al calor de los golpes, de mi verdugo
(¡Y tan verdugo, puesto que en ocasiones,
con la vara me llena de verdugones!)?
¿Tres días sin que me haga correr la gente?
(Lo de correr es broma, naturalmente)
¿Tres días sin que un bruto de mal talante
me dedique lisonjas desde el pescante?
No lo entiendo. ¿Es, acaso, que la nevada
que empezó el otro día sigue emperrada
en que nadie en la corte salga y circule
y en que los que se lancen vayan al hule?
Ayer decía el amo: "¡Pa mí que nieva!"
-Mas como eso en sus labios no es frase nueva,
la verdad, no era cosa de hacerle, caso.
Ello es que en santa calma las horas paso,
y aquí estoy calentito sin hacer nada,
bendiciendo esta huelga tan prolongada.
Lo triste de estas cosas es que los amos,
viendo que en estos días no trabajamos,
dicen que es justo hacernos una rebaja
en nuestra inverosímil ración de paja,
y pensando en el pienso y en mi flaqueza,
paso el día bosteza que bosteza.
¿Que alguien quisiera hallarnos en la parada?
¡Que más parada que esta de no hacer nada!
En fin; de todos modos, seguramente
continuaré arrastrando pronto a la gente,
que ora me exige prisas, ora cachaza,
hasta el cercano día que en una plaza,
dando fin a mi vida, que fue un desastre,
se me saquen las tripas y se me arrastre.
Pero ¿qué os lo que pasa? ¿Qué holganza es esta?
¿Por qué el señor auriga no me molesta?
¿A qué debo una huelga que dura tanto?
¿Habrá llegado el día de Jueves Santo?
..............................................
Hizo una pausa el penco; mentó su boca
el mote de una burra bastante loca,
con la que el año siete coqueteaba;
lanzo un par de relinchos, echando baba;
dio después un bostezo desfalleciente,
y se quedó dormido profundamente,
mientras la nieve impía y el aire norte
dominaban sin duelo toda la corte.
Juan PÉREZ ZÚÑIGA


----***----

Fotografías con Arte
El fotógrafo Salazar plasma para el recuerdo este detalle del estudio del fallecido pintor Salvador Martínez Cubells.



----***----

Ilustración artística
A propósito del tango argentino, que fue noticia en las efemérides del 16 de enero de 1914, ofrecemos esta ilustración de "Sem", uno de los mejores caricaturistas de París después de Caran d'Ache, que bautizó a la ciudad francesa con el nombre de "Tangoville".



----***----

Las fotos



----***----


Publicidad con solera




---*****---

Bibliografía

· Citas de noticias de periódicos en la publicación
· Citas de fotografías y artículos de revistas y periódicos en la publicación




© 2014 Eduardo Valero García - HUM 014-009 EFEMERIDES1914




.