martes, 24 de junio de 2014

Recuerdos de papel: Fotogénicos en la Casa de Tócame Roque


Quizá por la antigua costumbre de quedarse tieso como un palo para ser retratado, o por el simple hecho de salir guapo en la fotografía; lo cierto es que los madrileños de 1912 ofrecían su mejor pose cuando de mirar al pajarito se trataba. Y si era con "Petróleo Gal" en el pelo, mejor que mejor.
Demostrado queda en las instantáneas captadas por Salazar en la confluencia de las calles de Fernando VI, Barquillo y Belén.


Vuelco de tranvía con trágicas consecuencias al que asisten muchos curiosos. El tranvía motor empotrado en el escaparate de una tienda de la calle Barquillo esquina a la de Belén, y la jardinera, desmayada sobre la ochava, provocaron un muerto y diez heridos.


Un juez de guardia, Sr. Fernández Villegas, con bastón y chistera realiza la instrucción. Rodeando al magistrado, personas anónimas que ofrecen su mejor sonrisa, gesto o pose, al objetivo de la cámara.


 Todo aquello ocurrió allí donde estuvo la casa de Tócame Roque. De hecho, el tranvía motor se estrelló contra ella. De esta antigua corrala madrileña de los hermanos Juan y Roque; del sainete de Ramón de la Cruz, y otras tantas referencias, hablaremos en este blog. 



En la capturas de Google Maps podemos apreciar el aspecto actual de la confluencia de las calles Barquillo, Belén y Fernando VI. En la casa que fue una vez la de Tócame Roque, el Ayuntamiento de Madrid colocó en el año 1991 una placa en la que reza:
"En este lugar se alzó desde mediados del siglo XVIII la populosa Casa de Tócame Roque donde es tradición que Don Ramón de la Cruz situó el sainete de La Petra y la Juana."



© 2014 Eduardo Valero García - HUM 014-017 RECUPAPEL