miércoles, 3 de julio de 2013

Madrid, 3 de julio de 1913



Efemérides del 3 de julio de 1913

Jueves 3





Máxima    31º
Mínima   15,4º






Contenido:
Llega el rey desde La Granja - Consejo de ministros en Palacio - Veraneo aristocrático - El caso del asesinato del hombre invisible - Gran fiesta valenciana en Ciudad Lineal - Noches de El Retiro


1913
JULIO
L M X J V S D
. 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31



Llega el rey desde La Granja
El rey, cumpliendo con su parte político, se desplazó a Madrid en automóvil. Salió de La Granja a las nueve y media de la mañana y llegó a la Villa y Corte a las once.

Una vez llegado el automóvil a Palacio, por la puerta del Príncipe, cuando el rey descendía del automóvil para ir a saludar a la reina y a la infanta, un desconocido, que había estado durante la mañana vagando por la Plaza de Oriente, intentó entrar en el zaguán de la puerta del Príncipe.
El agente Sr. Ferrer, de la Policía de la Real Casa, y un guardia, le cortaron el paso, preguntándole donde iba y qué se proponía.
—Ver al rey—contestó el sujeto.
—Pero, ¿para qué?
—A ustedes no les importa. Yo quiero ver al rey.
Hablar personalmente con él.
Y uniendo la acción a la palabra, intentó llegar casi a viva fuerza al sitio donde se encontraban las augustas personas.
En vista de ello, el agente lo detuvo y dio cuenta del hecho al inspector Sr. González de Lara, que lo puso a su vez en conocimiento de la Dirección de Seguridad.
Conducido el detenido a la Comisaría de Vigilancia del distrito de Palacio, se le tomó declaración.
El desconocido, que vestía larga blusa a cuadros y no tenía muy buen aspecto, dijo llamarse Pablo Fernández, y tener treinta y seis años.
Parece ser que se trataba de un demente; pues añadió en su declaración que él era el verdadero Sultán de Marruecos; que estaba en posesión de la cruz laureada de San Fernando, y que lo que se proponía era pedirle al rey que le concediesen pronto la pensión correspondiente.
A pesar de estas manifestaciones, Pablo quedó detenido en los calabozos de la Comisaría.


Consejo de ministros en Palacio
El Consejo de ministros se celebró en el Palacio Real, que era uno de los motivos por los que el rey había viajado a Madrid.
Firmó S. M., además de una combinación de Gobernadores, los siguientes decretos:
Nombrando director general de lo Contencioso a Don Antonio Fidalgo.
ídem de Propiedades a D. Francisco Manzano.
Después fueron hechos los siguientes nombramientos:
Subsecretario de Instrucción pública, D. Fernando Weyler.
Director de Comunicaciones, Sr. D. Luis Armiñán.
Director de Registros, D. Vicente Cantos.
Comisario de Pósitos, D. Daniel López.
Director de Penales, D. Santos Arias de Miranda.
Fiscal del Supremo, D. José Parres.
Gobernador de Barcelona, D. José Francos Rodríguez.
ídem de Guipúzcoa, D. Eduardo Cobián y Fernández de Córdoba.
El rey firmó también el ascenso a General, del coronel Berenguer, que mandaba las fuerzas indígenas de Melilla, y que, con el general Fernández Silvestre, había contribuido, práctica y brillantemente, al mejor éxito de la campaña en Marruecos.



Inauguración de la plaza de Moret
Para festejar la inauguración de la plaza de Moret, la Asociación de Propietarios de la Guindalera celebró un banquete, al que fueron invitadas varías personalidades políticas.
La mesa presidencial la ocupaban el Sr. Alberto Aguilera, en representación de la familia del Sr. Moret; los ministros de la Gobernación y de Fomento, el alcalde de Madrid, D. Natalio Rávas, D. Mariano Benlliure, el conde de Malladas y los señores Gurich y Valero Hervás, en representación de los propietarios.
El Sr. Aguilar pronunció un sentido discurso, recordando la figura política de Moret y agradeciendo, en nombre de las
hijas del homenajeado, el recuerdo a su memoria, al dar su nombre a la plaza inaugurada.
Terminado el banquete, los invitados se trasladaron a la nueva plaza, en cuyo centro la banda municipal daba un concierto público.



laprospe.es



El caso del asesinato del hombre invisible
El Juzgado militar, que seguía activando las conclusiones del sumaria y que extremaba todas las diligencias a fin de no dejar ningún cabo suelto, hizo celebrar este día un careo entre Bernabé, el asistente del capitán Sánchez, y María Luisa.
Ceca de dos horas duró la diligencia, sin resultado que variase lo ya sabido, porque Bernabé insistía en manifestar que nada sabía respecto a la comisión del delito y María Luisa seguía hablando de los tres enmascarados; pero sin que, según ella, pudiese reconocer a ninguno.
A última hora se dispuso otro careo entre Bernabé y el viejo Buch.
A las tres y media de la tarde fue conducido a Prisiones militares, en un coche de punto, el viejo Buch para carearlo con el soldado Bernabé.
Este caso del asesinato de D. Rodrigo García Jalón se estaba eternizando.


Veraneo aristocrático
Quedaba muy bien que la alta sociedad diese cuenta a la Prensa de sus destinos vacacionales. En la actualidad se pide reserva absoluta en este tema, pero hace cien años la cosa era diferente.
Habían salido de Madrid con destino a su estancia de veraneo:
Para San Juan de Luz, los condes de Vilches; para Anglet, los marqueses de Cayo del Rey; para Biarritz, la condesa de Caltavuturo y sus hijos, el marqués de Gorbea, los señores de Fernández de llenestrosa (D. Francisco) y la señora de Lastra y sus hijos.
Para San Rafael, el marqués del Real Transporte, la señora de Serrano (D. Leopoldo) y los señores de Mendoza (D. Carlos); para San Sebastián, los señores de Sarthou (D. Rafael) y D. Manuel Elzaguirre; para Hernani, los señores de Roda; para Ávila, los señores de Foronda.
Para Gárgoles, los marqueses de San Miguel de Bejucal; para Barna, doña Elisa Page de Calonge; para Escoriaza, doña Carolina del Escario; para La Granja, los señores de Retortillo (D.Luis); para Valdéavellano, D. Ramón Benito Aceña, y para Las Navas del Marqués, D. Francisco de Gorostidi.

En la fotografía, la playa de San Lorenzo de Gijón

"El Mentidero", semanario satírico que arremetía contra los políticos, hacía una parodia de aquellos anuncios de sociedad en estos versos:



Gran fiesta valenciana en Ciudad Lineal
Los periódicos comenzaban a anunciar el evento que se celebraría en la Ciudad Lineal los días 5 y 6 de julio. Con la intención de emular las "festes de carrer" (fiestas de calle), los organizadores procuraron revestirla del ambiente y colores característicos. Iluminación, traca, castillo y falla, sin olvidar el "porrat" (los tradicionales puestos de las romerías), ni de los figurones que solían aparecer en estos festejos para regocijo de los espectadores.
Así sería la gran fiesta valenciana próxima a celebrarse, que incluiría, además, una función teatral para representar algunas producciones de afamados autores valencianos y presentar un cuadro de cante y baile populares, elementos indispensables en una fiesta típica.



Noches de El Retiro
En el teatro al aire libre de los jardines de El Retiro, espacio preferido de los madrileños por su buena temperatura en las noches veraniegas, debutaron la bailarina de aires nacionales la "Miralles", y la hermosa coupletista la "Toscana".
Ambas fueron muy aplaudidas, pero el personal masculino se decanto más a favor de la "Toscana", de gran belleza y arrogante figura, que se presentó luciendo lujosas "toilletes".



Humor centenario
Si las mujeres mandasen - en vez de mandar los hombres...
no duraba ni tres días - el conde de Romanones.


Las fotos
"Esperando al novio". Fotografía de Reutlinger publicada en la revista Mundo Gráfico.
Que fresquito parece ese rincón de la casa.



Recetas de la bisabuela
PARA EL MES DE ABRIL (I)
Pastelillos de foigrás
Medio kilo de hígado de cerdo. Cien gramos de avellanas tostadas. Cien gramos de manteca de cerdo. Tres cuartos de kilo de redaño de cerdo.

Después de cocido, se pica y se machaca el hígado mezclándole con las avellanas que se habrán pulverizado con la pimienta negra y unas ralladuras de nuez moscada.
Se cuece moviéndolo constantemente en la manteca, y cuando empiezan á saltar pompas de grasa, se pone en una fuente y se deja enfriar.
El redaño bien extendido, se corta en redondo con la boca de un vaso, se rellenan con. el hígado, ya frío, doblando el redaño y sujetándole alrededor, de modo que quede de forma de media luna. Se fríe en grasa bien caliente, teniéndolo sólo el suficiente tiempo para que tome un color dorado.
Se sirve sobre una servilleta doblada, con un limón partido al medio, pues están más agradables echándoles unas gotas de zumo de limón.

Coste aproximado, 2,50 pesetas.


Lenguado al gratín
Un kilo de lenguado. Cincuenta gramos de manteca de vaca. Medio cuartillo de leche. Cincuenta gramos de harina. Cincuenta gramos de alcaparras.

Se quita la piel á los lenguados, se rebozan en harina y se fríen colocándolos en una tartera chata.
Se deshace la harina en la manteca de vaca, añadiendo la leche, dándole vueltas hasta que forme una natilla clara que se vierte sobre los lenguados. Espárcense las alcaparras en la tartera y se ponen al horno unos quince minutos, sirviéndose en la misma vasija donde se hacen.

Coste aproximado, 2,75 pesetas.


Raya á la marsellesa
Un kilo de raya. Un cuartillo de leche. Cien gramos de manteca de vaca. Cincuenta gramos de harina. Ciento cincuenta gramos de queso de Gruyere.

Se despelleja la raya y se cuece en la leche con una cebolleta partida, un diente de ajo, sal y pimienta. Quince minutos estará cociendo la raya, se pasa la salsa por el tamiz y se reduce hasta que quede en medio cuartillo.
Se espolvorea con queso rallado una tartera chata y se coloca la raya encima, colocando alrededor unas rebanadas de pan frito; viértese encima la salsa y se cubre todo con queso rallado. Se pone al horno hasta que tome color dorado y se sirve.

Coste aproximado, 2,80 pesetas.


Publicidad con solera




© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-167 EFEMERIDES1913

.