jueves, 18 de julio de 2013

Madrid, 17 de julio de 1913



Efemérides del 17 de julio de 1913

Jueves 17





Máxima    32,5º
Mínima   18,8º






Contenido:
Nuevo lavadero en Carabanchel Bajo - De La Granja a San Sebastián - En el Ayuntamiento - Concejales sin toros - El rey con los exploradores madrileños - Campeonato de lucha - El presidente del Congreso en Marruecos


1913
JULIO
L M X J V S D
. 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31


Los madrileños del siglo XXI hablamos hoy de la moción de censura que prepara el partido mayoritario de la oposición si el presidente Mariano Rajoy no comparece en el Congreso para dar explicaciones sobre el caso Bárcenas. Hace cien años la situación para el jefe de Gobierno, conde de Romanones, no era mucho más agradable, teniendo en su propio partido una importante cantidad de disidentes.
Hoy vemos en las noticias el hervidero en que se ha convertido nuestro mundo con los conflictos que estallan en los rincones más recónditos y las protestas y manifestaciones que se suceden cada día en Madrid en nuestro país. Hace cien años estaba en pleno apogeo el conflicto con Marruecos y la olla a presión que era el centro de Europa continuaba cogiendo temperatura, presagio de un desastre mayor que conoceremos como la Primera Guerra Mundial.
El caso Bretón y el de Marta del Castillo mantuvieron y mantienen en vilo a la sociedad española. Hace cien años lo mismo ocurría, salvando las diferencias, con el caso del capitán Sánchez y el asesinato del hombre invisible, D. Rodrigo García Jalón.
El precio de la energía eléctrica se incrementa en porcentajes abusivos. Hace cien años, el pueblo madrileño hacía mitines en contra de esas subidas y las del pan.
Todo es parecido y, asombrosamente, casi coincidente en fechas.


Nuevo lavadero en Carabanchel Bajo
A las nueve de la noche, con bendición del cura, melodías de la banda municipal y repiqueteo de campanas, quedó inaugurado un lavadero en el pueblo de Carabanchel Bajo.
Con esto, y la inauguración de la escuela que revivimos en las efemérides del día 11 de julio, Carabanchel Bajo se unía al progreso y era imitado por otros pueblos de España.
Casi al pie de la plaza da la Iglesia, detrás de la gran fábrica tenería de don Esteban Salaberry, se levantó un amplio, despejado y vistoso edificio que llevó por título "Lavadero municipal", de anchos ventanales e higiénica distribución.
La nave principal, de 26 metros de larga por 12 de ancha, la ocupaban cuatro pilas, en las que podían lavar holgadamente 25 mujeres en cada una.
Tenía un departamento de desinfección con su estufa y pila ad hoc. También caldera de agua caliente para las pilas de lavado-colador; habitación para el conserje y administrador y extenso e indispensable tendedero; todo realizado y sufragado por el pueblo.
Hubo lunch y baile que se prolongó hasta altas horas de la madrugada, y reinó la felicidad en Carabanchel por aquel logro.


De La Granja a San Sebastián
La reina y sus regios hijos salieron de La Granja a las siete y cuarto de la tarde rumbo a Segovia para coger el tren que les llevaría a San Sebastián. Varios automóviles transportaton a la Real familia, que fue despedida con los acordes de la Marcha Real, interpretada por la banda del regimiento de León.
Poco después de las siete y media llegó la comitiva a la estación de Segovia, donde fueron despedidos por las altas personalidades del Estado.
El infante D. Fernando se desplazó a Cercedilla.


En el Ayuntamiento
En el pleno del Ayuntamiento de este día se aprobó un presupuesto de 5.370 pesetas para instalar arcos voltaicos en el Paseo de San Vicente.
El alcalde, de acuerdo con la Comisión de la Plaza de la Cebada, dispuso que los mozos que en dicha plaza prestaban sus servicios utilizasen un distintivo análogo al de los mozos de las estaciones así como algunas medidas de higiene.
En cumplimiento de acuerdo del Ayuntamiento, se abrió concurso, por término de quince días, para la enajenación de 12 a 15.000 kilos de papel viejo, existentes en el Almacén de la Villa, al precio-tipo de cuatro pesetas quintal métrico.


Concejales sin toros
El gobernador hizo saber a los ediles que la ley de 30 de diciembre de 1912 y las disposiciones por el ministerio dictadas para el cumplimiento y desarrollo práctico de aquélla habían sometido cuanto atañaba a la policía de espectáculos públicos a la Dirección General de Seguridad, reformando el artículo 25 de la ley orgánica provincial, y que, por lo tanto, no correspondería la presidencia de la Plaza de Toros de esta corte al gobernador de Madrid, y por lo mismo tenía que cesar la delegación que el gobernador tenía hecha en favor de los teniente de alcalde.
Mal fue recibida la noticia por los concejales, muy acostumbrados a pavonearse en las Plazas y utilizar el palco para sí y sus amiguitos, parientes y/o preciosas señoritas.
Atrás quedaba el uso del coche oficial con el escudo de la Villa y el uso del pañuelito blanco en las corridas.


El rey con los exploradores madrileños
Los boy scouts madrileños, que habían estado en Inglaterra, pasaron por San Sebastián donde fueron agasajados con un banquete presidido por el rey en el monte Ulía.
Al caer la tarde los exploradores desfilaron por las calles principales de la ciudad portando antorchas, cantando el himno y haciendo sonar sus tambores.


Campeonato de lucha
Continuaba, con gran concurrencia de público, el Campeonato del mundo de lucha greco-romana en el Kursaal. La temperatura era muy agradable en las noches del verano madrileño, algo que propiciaba gran animación en Ciudad Lineal.
En las fotos, de izquierda a derecha, el luchador francés Gaumont; el tiroles Rodl, y el japones Zarakiki.


El presidente del Congreso en Marruecos
El presidente del Congreso de los diputados, Sr. Villanueva, llegó este día a Tetuán para conocer de primera mano la situación del Ejército español en la zona.
Antes de llegar a la población recibió el saludo del gran visir y del personal del Maghzen y numerosa comisión de notables marroquíes, que fueron a esperarle a caballo.
En la Puerta de la Reina esperaban el Cuerpo consular y todo el elemento oficial, civil y militar franco de servicio.
En la casa consular, donde se hospedó, fue recibiendo a los representantes musulmanes, israelitas, colonia española, elemento civil, jefes de los diversos Cuerpos militares, a cuyo frente figuraban los generales Primo de Rivera y Berenguer.




Humor centenario


Las fotos
La "Fornarina" veraneando en las playas de Biarritz





Recetas de la bisabuela
PARA EL MES DE MAYO (I)
Codornices asadas
Doce codornices. Un cuarto de kilo de tocino.

Se limpian las codornices dejándolas dentro los higadillos, se espolvorean con sal, se revisten con lonjas delgaditas de tocino, se envuelven en hojas de parra que se sujetan con un cordón y se asan en horno no muy fuerte.
Para servirlas, se quita el cordón pero no la hoja ni el tocino.

Coste aproximado, 9,50 pesetas.


Codornices guisadas
Doce codornices. Cien gramos de tocino. Cien gramos de jamón. Cien gramos de setas. Una copa de jerez. Cien gramos de manteca de cerdo.

Después de limpias las codornices, se rellenan con un picadillo hecho con el jamón, los higadillos de las codornices, el tocino y las setas, sazonando éste con sal, pimienta, unas ralladuras de nuez moscada y el zumo de un limón.
Claro está, que después de rellenas han de coserse por la rabadilla y por el buche para que no se salga el picado; preparadas así, se doran en manteca, se riegan con el vino y se echa en la cacerola un poco del picado que se apartó con este objeto y dos cacillos de caldo.
Se cubren con un papel blanco empapado en grasa y se deja hervir hasta que estén tiernas, espesando la salsa con media hoja de cola de pescado blanca.

Coste aproximado, 11 pesetas.


Menestra
Seis alcachofas. Medio kilo de habas. Un kilo de guisantes. Una lechuga. Cien gramos de jamón. Ciento cincuenta gramos de aceite y dos huevos.

Quitadas las hojas duras de las alcachofas y mondados los guisantes y las habas, se lavan muy bien en agua fresca y se ponen á cocer cuando el agua esté hirviendo, echando un puñado de sal. No se tapa la cacerola para que no se ennegrezcan las verduras y puede echarse el zumo de medio limón para que salgan más verdes.
Estando tiernas, se les quita el agua dejándolas una poquita. Se fríe el jamón partido en pedacitos, una cebolleta y dos dientes de ajo muy picados y se vierte sobre las verduras, dejándolas cocer otros veinte minutos. Se deslíe en la salsa una cucharada de harina tostada.

Coste aproximado, 2 pesetas.



Publicidad con solera




© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-181 EFEMERIDES1913

.