miércoles, 30 de septiembre de 2015

Fototeca: Maratoniana inauguración de estatuas. Madrid, 1902

Como si de precampañas se tratase -cuando todo se inaugura a la apresurada con las mejores palabras y, en ocasiones, con los mayores despropósitos-, en el Madrid del recién nacido siglo XX se celebraba un evento maratoniano.

La tarde del jueves 5 de junio de 1902, en conmemoración a la reciente mayoría de edad y coronación de “Alfonsito” –desde ese momento, Alfonso XIII-, se inauguraban en tiempo record cinco estatuas en diferentes puntos de la geografía urbana madrileña. Decimos cinco porque la última del recorrido ya estaba descubierta.

Para no ir nosotros con tanta prisa, abrimos paréntesis, y corchetes si es preciso, para introducirnos en el siglo XIX, primero, y luego en el XX. Lo hacemos en forma de poema, evocando los “Recuerdos y Esperanzas” de D. Rafael Abellán y Antá [1]. En estos poemas conmemorativos se recrea el nacimiento, mayoría de edad y coronación del monarca Borbón.


Alfonso XII
Breve recuerdo de la fototeca de Historia Urbana de Madrid al padre de Alfonso León Fernando María Jaime Isidro Pascual Antonio de Borbón y Habsburgo-Lorena (Alfonso XIII).

Hijo de la reina Isabel II, Alfonso XII nació en el Palacio Real de Madrid el 29 de diciembre de 1874. Fallecerá en el Palacio Real de El Pardo el 25 de noviembre de 1885.
Alfonso XIII será su hijo póstumo, fruto de su segundo matrimonio con María Cristina de Habsburgo-Lorena.

Este retrato fue realizado por Fernando Debás, primer fotógrafo de la familia Real, que tenía estudio en la calle del Príncipe, número 22, diez años antes del fallecimiento del monarca.

"Alfonso XII"
Fotografía de Fernando Debas.
(Madrid, 1875)
© Biblioteca Nacional de España
Signatura: 17/176/1
© 2015 Eduardo Valero García-HUM 015-013 FOTOTECA
© 2015 Historia Urbana de Madrid ISSN 2444-1325




Alfonso XIII
Nacimiento
Obviamos el “Canto primero”, titulado “25 de noviembre de 1885”, que es la fecha en que Alfonso XII abandona este mundo, para pasar al segundo y el memorable día 17 de mayo de 1886:

"Es natural que brille la alegría
Con pruebas de cariño,
Y es legítimo el goce,
Porque en tan fausto é inolvidable día
Ha nacido el Rey-niño
Sucesor de su padre Alfonso XII.
Cumple la Iglesia su misión grandiosa
Y su misterio ejerce,
Acude la nobleza presurosa,
El entusiasmo el ánimo enardece,
¡Y se rinde la patria respetuosa
Ante el nuevo Monarca Alfonso XIII!
En medio de tan plácida ventura
Las Cortes se reúnen.y proclaman
Reina Regente á su Augusta Madre,
Los subditos la aclaman,
Y al pie de un Crucifijo
Solemnemente jura,
El gobernar en nombre de su hijo.
Elevando sus preces al Eterno
Para que siempre inspire sus acciones,
Acepta presurosa,
Las riendas del Gobierno,
¡Y la España mostrándose orgullosa
Colma á S. M. de bendiciones!"

Fotografía de Barcía.
(Madrid, junio de 1886)
Revista Hojas Selectas, 1902
© Biblioteca Nacional de España
© 2015 Eduardo Valero García-HUM 015-013 FOTOTECA
© 2015 Historia Urbana de Madrid ISSN 2444-1325


Retratos de Alfonso XIII entre 1889 y 1893
Fotografías de Calvet Debas.
Composición para la revista Hojas Selectas, 1902
© Biblioteca Nacional de España
© 2015 Eduardo Valero García-HUM 015-013 FOTOTECA
© 2015 Historia Urbana de Madrid ISSN 2444-1325


Mayoría de edad
Reina Regente será doña María Cristina por dieciséis años, hasta el 17 de mayo de 1902 (que es el “Canto Tercero” de Abellán), fecha en que Alfonso trece alcanzará la mayoría de edad.

Retrato de Alfonso XIII
(Fragmento)
Fotografo: Franzen
(Madrid, 1902)
© BNE-bdh
Signatura: 17/146/1/37
150 años de fotografía en la Biblioteca Nacional, p. 254
© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-013 FOTOTECA
© 2015 Historia Urbana de Madrid - ISSN 2444-1325

"Los sonoros acordes militares
Que esparce con sus notas la diana,
Los hermosos cantares
Con que pueblan las aves el espacio
Saludando el albor de la mañana,
El júbilo solemne de Palacio,
Los distintos festejos populares,
El continuo voltear de la campana.
Los indultos y gracias concedidas,
Los arcos de ramaje
Que levanta el comercio agradecido.

Las benditas limosnas repartidas,
La algazara que forma el oleaje
Del bullicio del mundo enloquecido,
La presencia de ilustres comisiones
Formadas por magnates poderosos
De todas las regiones,
Y del cañón el hórrido estampido
Que la tierra estremece,
Todo hace comprender, que por ventura,
¡Llegó el día glorioso de la jura
Y la proclamación de Alfonso XIII!"


Jura y proclamación
El fotógrafo Jean Laurent presenciará el solemne evento, lo retratará para la posteridad y lo distribuirá en forma de postales en el álbum titulado "Fiestas Reales de 1902. 1ª, La Coronación (17 de Mayo)", compuesto por 10 fotografías. Tres de ellas llevan la leyenda: «De "Blanco y Negro", revistra ilustrada -Madrid"».

Perteneciente al valioso archivo de la Biblioteca Nacional de España (Dibujos, grabados y fotografías. Signatura: 17/0/169), ofrecemos las cuatro que nos interesan para ilustrar el Regio acontecimiento.

"Nº 1 - Llegada de los Atributos Reales al Congreso"

"Nº 3 - Paso de la Comitiva frente a la calle de Sevilla"

"Nº 4 - Aspecto del Congreso antes de la llegada de S. M."

"Nº 8 - S. M. en el momento de Jurar en el Congreso"


Contada esta historia, en fragmentos de los versos de Rafael Abellán, llegamos descansados a embarcarnos en la vertiginosa maratón que nos ocupa.


El día que se inauguraron cinco estatuas
Al parecer, las inauguraciones de las que ahora hablaremos estaban previstas para el día 2 de junio, pero cuestiones climatológicas obligaron a postergar el evento hasta el ya citado 5 de junio de 1902. Según las crónicas, ese día el clima tampoco estuvo muy estupendo.

De todas las estatuas inauguradas, la de mayor aceptación por el pueblo madrileño fue erigida al héroe de Cascorro (Eloy Gonzalo García). Ese sentir del pueblo quedó de manifiesto en las noticias de la prensa como el mayor acierto del joven monarca al elegir que fuese esa y no otra la primera a inaugurar.

Relatamos a continuación detalles de las inauguraciones en el orden en que fueron celebradas. Destacamos la correspondiente a la estatua de Cascorro, para que, cuando pases por el Rastro, puedas imaginar la plaza tal y como la contamos.


Mapa de inauguraciones
Utilizamos el plano histórico de Madrid, de Facundo Cañada López (año 1900), para recrear la maratoniana inauguración y su emplazamiento en 1902.




1 - Estatua de Cascorro
(Plaza de Cascorro-Cabecera del Rastro)

Los vecinos del lugar conocido como Cabecera del Rastro habían decorado los balcones de sus casas con banderas de los colores nacionales. La plaza mostraba un aspecto pintoresco y se presentaba muy animada. Tanta era la aglomeración de gente, que había parroquianos hasta en los tejados.
La siguiente ilustración, de Segura, muestra la fisonomía de la plaza durante la celebración.



Delante de la estatua de Eloy Gonzalo García se había levantado un pabellón formado por tapices de la Real Casa y mástiles adornados con guirnaldas. El suelo estaba cubierto por una lujosa alfombra, sobre la que se habían colocado sillones de damasco encarnado, destinados a la familia Real.

Aguardaban la llegada del rey, el gobernador, Sr. Barroso; el alcalde, Sr. Aguilera; el capitán general y el gobernador militar de Madrid; los concejales; el secretario del Ayuntamiento, Sr. Ruano, y el Cuerpo de Bomberos y Guardias municipales con uniforme de gala.
Una compañía del batallón de Cazadores de Madrid, con bandera y música, hacía los honores de ordenanza.
A ambos lados del lugar destinado a las Regias personas se hallaba un zaguanete de Alabarderos y los maceros del Ayuntamiento.

A la cuatro y diez minutos llegó la familia Real, que fue recibida con vivas atronadores.
Acompañaban al joven monarca el general Cerero, jefe del Cuarto militar de S. M.; el ayudante, general Bascaran, y el caballerizo mayor, marqués de la Mina.
Con los príncipes de Asturias iban la duquesa de Santo Mauro y el duque de Vistahermosa.
Acompañaban a la Infanta Isabel (la Chata) las condesas de Sástago y de Toreno.

A los acordes de la Marcha Real Fusilera Alfonso XIII cortó la cinta de la funda que cubría la estatua del héroe de Cascorro, que apareció en la heroica actitud inspirada por el escultor Aniceto Marinas. El pedestal era obra del arquitecto Salaberry y la estatua, de dos metros y treinta centímetro, había sido fundida en los talleres de Masriera, de Barcelona.

Grandes vivas, vítores y aplausos volvieron a atronar en el atestado espacio. El joven rey saludaba con la mano agradecido.

Una Comisión de 14 jóvenes del barrio, llamadas Julia Villalón, María Corral, Josefa García, Dolores Hernández, Martina Rubio, Lucía Vargas, Antonia Romero, Trinidad Bachiller, Pilar Díaz, Mercedes Mayo, María Cerro, Josefa Pernas, Dolores Barrio y Mercedes García, entregó al recientemente coronado Alfonso XIII varios ramos de flores, en uno de los cuales se leía sobre seda la siguiente inscripción:
«Señor: Las hijas del distrito de la Inclusa esperan merecer de V. M. la honra de que deposite estas flores, en su nombre y como el primero de los hijos de Madrid, humilde tributo á la memoria de un hermano nuestro: del héroe de Cascorro. Julio 5,1902.»
Alfonso, atendiendo estos deseos, colocó con su propia mano el ramo al pie del monumento.

La fotografía, publicada en la revista "Actualidad", pone cara a las citadas jóvenes.




Como anécdota, os contamos que después de ese acto del rey, un niño de diez años, llamado Andrés Hernández y Reus, leyó el siguiente verso:

«Al amanecer la aurora
cantaban las codornices,
y en su canto le decían:
que los tengas muy felices.»

Antes de que la comitiva se pusiera en marcha, S. M. repartió 140 trajes completos a los niños y niñas de los Colegios municipales, del Asilo de San Alfonso y de las Escuelas Pías y Salesianas.

Cuando iba a montar en su coche, un grupo de verduleras hizo entrega a la Reina madre de una gran canastilla de claveles rojos y rosas amarillas.
Una de las verduleras, conocida por la Manolona, dijo a la Reina viuda:
«Las madres de los hijos del pueblo a la Reina de las madres.»
Doña Mará Cristina dio las gracias a las verduleras, que la vitorearon con entusiasmo, marchando un largo trayecto detrás del coche y agitando los pañuelos.

La comitiva se dirigió por la Carrera de San Francisco y Viaducto a la calle de la Princesa, para inaugurar la estatua de Arguelles.


© mcu-FPH-Archivo RUIZ VERNACCI  
Nº de inventario: VN-13427  
© 2015 Eduardo Valero García-HUM 015-012 FOTOTECA
© 2015 Historia Urbana de Madrid ISSN 2444-1325


2 - Estatua de Argüelles
(Cruce de Princesa con el antiguo Paseo de Areneros. Hoy en la confluencia de las calles Ferraz con Pintor Rosales)

A las seis menos cuarto llegó la comitiva a la calle de la Princesa y se procedió a la inauguración de la estatua de Argüelles. La ceremonia duró escasamente cinco minutos.
La fotografía


El Rey felicitó al escultor, Sr. José Alcoverro, que se hallaba presente.
La estatua del divino Argüelles, el insigne legislador de las Cortes de Cádiz y tutor de la Reina Isabel II, es obra artística muy notable del laureado escultor Alcoverro.
El monumento es todo de piedra y mide unos ocho metros de altura.
Al pie de la estatua se lee el nombre de «Argüelles», y en el pedestal hay una inscripción que dice:
«El Ayuntamiento de Madrid, 1902, siendo alcalde D. Alberto Aguilera».
El pedestal es obra del arquitecto Sr. Octavio.
[LA ÉPOCA. Viernes, 6 de junio de 1902]

© mcu-FPH-Archivo RUIZ VERNACCI  
Nº de inventario: VN-28067
© 2015 Eduardo Valero García-HUM 015-013 FOTOTECA  
© 2015 Historia Urbana de Madrid ISSN 2444-1325


3 - Estatua de Lope de Vega
(Glorieta de San Bernardo. Actualmente se encuentra ubicada en la Plaza de la Encarnación)

Obra del escultor López Inurria, en el frente de la estatua se puede lee la dedicatoria «A Lope de Vega, la Villa de Madrid», y en la parte de atrás los títulos de algunas obras del ilustre poeta.
"A las cinco y media llegaron SS. MM. y AA, RR. A la glorieta de Quevedo [*], y apeándose el Rey del coche tiró de la cinta que le entregó el alcalde, señor Aguilera, quedando al descubierto la estatua."
[LA ÉPOCA. Viernes, 6 de junio de 1902]

© mcu-FPH-Archivo MORENO  
Nº de inventario: 37594_B  
© 2015 Eduardo Valero García-HUM 015-012 FOTOTECA
© 2015 Historia Urbana de Madrid ISSN 2444-1325

En 1908 la estatua fue retirada y colocada con posterioridad en la Glorieta de Rubén Darío. Más tarde, en 1967, fue ubicada en su actual emplazamiento de la plaza de la Encarnación.

[*] Los periódicos cometen un error al citar la "glorieta de Quevedo", ya que se trataba de la de San Bernardo.


4 - Estatua de Bravo Murillo
(Glorieta de Bilbao. Actualmente en la esquina de las calles Bravo Murillo y José Abascal)

Desde la Glorita de San Bernardo se dirigió la comitiva a la de Bilbao, para inaugurar a la ligera la estatua del político Juan Bravo Murillo, obra de Miguel Ángel Trilles .
Una vez que llegaron SS. MM , se procedió al descubrimiento de la estatua en la misma forma que la anterior.


© mcu-FPH-Archivo RUIZ VERNACCI
Nº de inventario: VN-28068  
© 2015 Eduardo Valero García-HUM 015-013 FOTOTECA  
© 2015 Historia Urbana de Madrid ISSN 2444-1325


Estatua de Quevedo
(Plaza de Alonso Martínez o "Plaza de Santa Bárbara". En 1965 la estatua será trasladada a la Glorieta homónima.)

Descubierta la estatua de Bravo Murillo, la comitiva Real se dirigió a la Plaza de Alonso Martínez, donde se alzaba la estatua de Quevedo, magnífica obra del escultor Agustín Querol.
A los acordes de la Marcha Real, ejecutada por la banda de San Bernardino, fue descubierta la estatua, entre grandes vivas y aplausos del numeroso público que había seguido al monarca en el corto trayecto que mediaba entre estas últimas tres estatuas.





© mcu-FPH-Archivo RUIZ VERNACCI  
Nº de inventario: VN-28056  
© 2015 Eduardo Valero García-HUM 015-013 FOTOTECA  
© 2015 Historia Urbana de Madrid ISSN 2444-1325


Estatua de Goya
(Paseo de coches de El Retiro, frente a la Casa de Fieras. Estuvo un tiempo en la calle Goya. Actualmente en la fachada Norte del Museo del Prado)

Esta es la última y sexta estatua del recorrido. En las noticias no se hace referencia a inauguración alguna. Lo único que sabemos es que cuando llegaron SS. MM. al Retiro ya estaba descubierta la estatua, limitándose el rey a visitar y contemplar el monumento.



Obra de Mariano Benlliure, en un primer momento estuvo instalada en el Paseo de Coches de El Retiro, de donde fue trasladada tres años después a la calle de Goya. En 1945 será instalada en su actual emplazamiento de la fachada Norte del Museo del Prado.

© mcu-FPH-Archivo RUIZ VERNACCI  
Nº de inventario: VN-29413  
© 2015 Eduardo Valero García-HUM 015-013 FOTOTECA  
© 2015 Historia Urbana de Madrid ISSN 2444-1325




Aprovechando que estaban allí, la Regia familia asistió a inauguración de la Feria de El Retiro. Visitaron el pabellón del Casino de Madrid, donde se les ofreció un lunch. Después recorrieron los pabellones del Casino Militar y el del Centro Gallego, donde fueron recibidos por las marquesas
de la Laguna y Argüelles, la Sra. Pardo Bazán, el concejal Sr. Vincenti y casi toda la colonia gallega. Pero eso es otra historia.

Sin contar la estatua del héroe de Cascorro, en el resto de inauguraciones la comitiva Real no se detuvo más de cinco minutos. En el caso de la estatua de Goya, podemos decir que Alfonso XIII la observó y poco más. Al menos eso es lo que dieron a conocer las noticias.


Bibliografía
[1] Abellán y Antá, Rafael. (1902) Recuerdos y Esperanzas. Poema Conmemorativo de la Coronación de S. M. el Rey D. Alfonso XIII. Madrid. Imprenta de José de Góngora. Calle de San Bernanrdo, 85. La obra lleva dedicatoria del autor a D. Emilio Alcalá Galiano, conde de Casa-Valencia. Biblioteca Nacional de España: http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id=0000059240&page=1

Todo el contenido de la publicación está basado en información de prensa de la época y documentos de propiedad del autor-editor. 
En todos los casos cítese la fuente: Valero García, E. (2015) "Fototeca: Maratoniana inauguración de estatuas. Madrid, 1902", en http://historia-urbana-madrid.blogspot.com.es/

Citas de noticias de periódicos y otras obras, en la publicación. 
En todas las citas se ha conservado la ortografía original.

© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-013 FOTOTECA
ISSN 2444-1325