viernes, 18 de septiembre de 2015

Comiendo en el Café Universal. Madrid, 1880

En un amable café de la Puerta del Sol, donde desde joven se reunía Pérez Galdós con sus compatriotas canarios, decidí entrar en mis viajes por el Madrid decimonónico. Era el Café Universal de la Puerta del Sol, número 15 (actual 14), esquina a la calle de Alcalá.



Eché una visual para deleitarme en la solera de los viejos cafés de Madrid y la poesía que emanaba de techos y paredes.

Ya no estaba allí el camarero, “Pepe, el malagueño”, citado por don Benito en “La España trágica” y “La de los tristes destinos”. Tampoco estaba el asturiano D. Juan Fernández Quevedo, propietario del tertuliano café también llamado “de los espejos”.

Mucho menos encontraría allí a Galdós –aunque me hubiese gustado-, porque en 1873 el escritor decidió alejarse del ambiente de los cafés. Por su parte, ciento un años más tarde, en 1974, el Universal desaparecía del ambiente de Madrid para no regresar nunca más.

Debo confesar que, como dibujante, intenté imaginar a don Benito –que también lo era y muy bueno-, esbozando en un álbum caricaturescas imágenes del Nuevo Teatro de Las Palmas junto a su amigo Fernando León y Castillo. También lo imaginé dibujando caricaturas de prostitutas, costumbre que le llevó a ganarse el apodo de “el chico de las putas”… independientemente de sus devaneos por los templos de Venús.

© Archivo HUM
Benito Pérez Galdós
Dibujo a lápiz
(1861)
© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-012 RECUPAPEL
© 2015 Historia Urbana de Madrid - ISSN 2444-1325



Mi viaje al siglo XIX tuvo fecha, un día de octubre del año 1880. El café olía casi a nuevo por su reciente reinauguración y daba gusto ver aquel juego de espejos y cristales que dotaban de gran amplitud al local.
Sus espacios estaban decorados con diferentes estilos; así, llegué a identificar en techo y paredes el pompeyano, renacentista, rafaelesco y de capricho, realizados por los pintores Bussato, Bonardo y Amerigo, bajo la dirección del artista Sr. Piccoli. Todas las pinturas estaban protegidas por cristales.

En esos tiempos era propietario del Universal D. Juan Fernández Benavente, concejal del distrito Centro, quien se había hecho cargo del negocio de su padre, Juan Fernández Quevedo (fallecido en enero de 1882).

El 10 de octubre de 1890 el tal Fernández Benavente inaugurará el Café de Benavente en la calle Jacometrezo. A las siete de la mañana del 6 de agosto de 1893 fallecía este señor, en esos momentos delegado de vigilancia del distrito de la Inclusa y gran servidor que había sido del partido Liberal.

Para dedicar un tiempo al buen yantar, mi acompañante y yo subimos por una escalera caracol al entresuelo, donde estaban los gabinetes de comida de confianza, mesas de tresillo y billar. Pudimos haberlo hecho también por el portal independiente del café, pero era más interesante hacerlo desde el gran salón.

Nada despreciable la elegancia de aquel comedor, el esmero de los camareros, la calidad de los productos y, fundamentalmente, la higiene que allí había.


Comiendo en el Café Universal
El menú degustado en esta visita “ministerial” –por recordar la serie “El ministerio del tiempo”-, es una selección de una lista de precios muy especial.

Para ir abriendo boca me decanté por unos entrantes decimonónicos: unos “Menudillos de gallina”; mi acompañante optó por la “Perdiz escabechada”. Elegimos para esos manjares media botella de “Valdepeñas blanco añejo”… peleón (todo hay que decirlo).

A continuación, y en el mismo orden, pasamos a platos más contundentes: “Entre-côte con champignons” y “Solomillo a la jardinera”, todo ello regado por una botella de “Château Lafite”.
La elección de un vino tinto francés, por el que nos clavaron 10 pesetas, venía dada por la escasa variedad de caldos españoles, que eran casi todos de Jerez, buenos, pero poco apetecibles con carne roja.

Cuando dimos cuenta del conducho, decidimos rematar con unos postres a compartir: “Queso de bola”, “Pimientos en conserva” y “Pasas y almendras”; regado todo con una copa de “Pajareta” y otra de “Málaga dulce”.

Embelesados por el vaporazo y la conversación amena, acoplamos a la parte libre que quedaba entre pecho y espalda un café en vaso, un “Thé” con leche y dos copitas de "licor de los Padres Celestinos".

El importe total de la minuta ascendió a la frívola cifra de 21, 65 pesetas del siglo XIX.

Teniendo en cuenta que desde 1850 hasta la entrada del siglo XXI el Producto Interior Bruto per cápita se ha multiplicado por 15, pasando de 137.000 a 2.027.000 de pesetas, no tengo la más mínima intención de calcular cuánto gasté en aquel banquete.

El verdadero valor de haber soñado con darme un homenaje en el Universal, y paseado por la Puerta del Sol en las postrimerías del siglo XIX, no tiene precio. Como incalculable es el valor de los tesoros que custodia nuestra Biblioteca Nacional y su hemeroteca, donde esta ensoñación casi fue real.

Y ahora, por si alguno de vosotros desea unirse a esta comida espléndida, os dejo el Menú para ir eligiendo mientras preparo la “nueva biografía” del emblemático café.

© Biblioteca Nacional de España
(entre 1880 y 1920)
Tipo de Documento: Dibujos, grabados y fotografías
Signatura: Eph/15(1)-Eph/15(11)
Con licencia
© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-012 RECUPAPEL
© 2015 Historia Urbana de Madrid - ISSN 2444-1325

© Biblioteca Nacional de España
(entre 1880 y 1920)
Tipo de Documento: Dibujos, grabados y fotografías
Signatura: Eph/15(1)-Eph/15(11)
Con licencia
© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-012 RECUPAPEL
© 2015 Historia Urbana de Madrid - ISSN 2444-1325


© Biblioteca Nacional de España
(entre 1880 y 1920)
Tipo de Documento: Dibujos, grabados y fotografías
Signatura: Eph/15(1)-Eph/15(11)
Con licencia
© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-012 RECUPAPEL
© 2015 Historia Urbana de Madrid - ISSN 2444-1325

© Biblioteca Nacional de España
(entre 1880 y 1920)
Tipo de Documento: Dibujos, grabados y fotografías
Signatura: Eph/15(1)-Eph/15(11)
Con licencia
© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-012 RECUPAPEL
© 2015 Historia Urbana de Madrid - ISSN 2444-1325

© Biblioteca Nacional de España
(entre 1880 y 1920)
Tipo de Documento: Dibujos, grabados y fotografías
Signatura: Eph/15(1)-Eph/15(11)
Con licencia
© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-012 RECUPAPEL
© 2015 Historia Urbana de Madrid - ISSN 2444-1325

© Biblioteca Nacional de España
(entre 1880 y 1920)
Tipo de Documento: Dibujos, grabados y fotografías
Signatura: Eph/15(1)-Eph/15(11)
Con licencia
© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-012 RECUPAPEL
© 2015 Historia Urbana de Madrid - ISSN 2444-1325

© Biblioteca Nacional de España
(entre 1880 y 1920)
Tipo de Documento: Dibujos, grabados y fotografías
Signatura: Eph/15(1)-Eph/15(11)
Con licencia
© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-012 RECUPAPEL
© 2015 Historia Urbana de Madrid - ISSN 2444-1325

© Biblioteca Nacional de España
(entre 1880 y 1920)
Tipo de Documento: Dibujos, grabados y fotografías
Signatura: Eph/15(1)-Eph/15(11)
Con licencia
© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-012 RECUPAPEL
© 2015 Historia Urbana de Madrid - ISSN 2444-1325

© Biblioteca Nacional de España
(entre 1880 y 1920)
Tipo de Documento: Dibujos, grabados y fotografías
Signatura: Eph/15(1)-Eph/15(11)
Con licencia
© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-012 RECUPAPEL
© 2015 Historia Urbana de Madrid - ISSN 2444-1325

© Biblioteca Nacional de España
(entre 1880 y 1920)
Tipo de Documento: Dibujos, grabados y fotografías
Signatura: Eph/15(1)-Eph/15(11)
Con licencia
© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-012 RECUPAPEL
© 2015 Historia Urbana de Madrid - ISSN 2444-1325

© Biblioteca Nacional de España
(entre 1880 y 1920)
Tipo de Documento: Dibujos, grabados y fotografías
Signatura: Eph/15(1)-Eph/15(11)
Con licencia
© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-012 RECUPAPEL
© 2015 Historia Urbana de Madrid - ISSN 2444-1325

© Biblioteca Nacional de España
(entre 1880 y 1920)
Tipo de Documento: Dibujos, grabados y fotografías
Signatura: Eph/15(1)-Eph/15(11)
Con licencia
© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-012 RECUPAPEL
© 2015 Historia Urbana de Madrid - ISSN 2444-1325


NOTAS

El Menú o Lista de precios del Café Universal lleva escrita a lápiz “21 de junio de 1889”, fecha en que posiblemente es adquirido por una persona cuyos datos desconocemos. 

En la portada podemos apreciar unos amorcillos y las iniciales “JFB” (Juan Fernández Benavente); en la trasera una escena del interior del establecimiento con las inscripciones “Café Universal” e “Inauguración”. Recordemos que Juan Fernández Benavente (hijo de Juan Fernández Quevedo, fundador) acometió obras de remodelación en el café que fue inaugurado nuevamente en octubre de 1880.

Las litografías fueron realizadas en el taller de M. Fernández (Calle San Nicolás, 7) y la impresión en la tipográfica de Segundo Martínez (Travesía de San Mateo, 12, principal).



Bibliografía

Todo el contenido de la publicación está basado en información de prensa de la época y documentos de propiedad del autor-editor.
En todos los casos cítese la fuente: Valero García, E. (2015) "Comiendo en el Café Universal. Madrid, 1880", en http://historia-urbana-madrid.blogspot.com.es/

Citas de noticias de periódicos y otras obras, en la publicación.
En todas las citas se ha conservado la ortografía original.

© 2015 Eduardo Valero García-HUM 015-012 RECUPAPEL
ISSN 2444-1325