miércoles, 7 de mayo de 2014

Fiesta del 2 de Mayo. Madrid, 2 de mayo de 1914


En portada
La Esfera, del 13 de junio de 1914. Año I, Número 24




Efemérides
Mayo 1914

Sábado 2
Máxima  24,1º
Mínima  10,8º

Contenido
Destacados de hoy: Fiesta del 2 de Mayo.

Historia
Imágenes para el recuerdo
Cuando Monteleón era algo más que un arco.











Grupo escultórico Daoiz y Velarde y Arco de Monteleón
Toda la información sobre estos monumentos en este enlace


Aniversario
Fiesta del 2 de Mayo
Al toque de diana se rompió el silencio con tres cañonazos del regimiento de artillería. Cada media hora se continuaron los disparos, uno cada vez, hasta las doce de la mañana.
Desde las cinco de la mañana se dijeron misas en los cuatro altares del monumento levantado en el paseo del Prado a las víctimas de la guerra de la Independencia, y desde esa hora se notaba alguna animación en el ir y venir de algunos ciudadanos.
A las diez y media comenzaron a llegar las fuerzas de la guarnición de Madrid que habían de presenciar la ceremonia, situándose en los sitios destinados al efecto y en las proximidades del monumento.
A pesar de ser un día con buena temperatura y medio soleado, el público fue escaso, viéndose sólo grupos más ó menos numerosos que ocupaban las inmediaciones del monumento.

Misa
A las once en punto se situaron en los lugares respectivos, al lado del altar central, el capitán general, Sr. Baizán; el general gobernador, Sr. Contreras; el general Puente, que presidía las Comisiones, y los generales Sres. Lapuente y Garrido, el alcalde, señor vizconde de Eza; varios concejales y el comisario jefe de servicios especiales, Sr. Gullón.
Daban la guardia de honor los milicianos nacionales. Ofició la misa un capellán.
Durante el Oficio divino, al que asistieron la Cruz Roja, una Comisión del Centro de Hijos de Madrid, los niños del Colegio de San Ildefonso y los exploradores del distrito de Chamberí, con su jefe, el Sr. Perinat.
La banda municipal, dirigida por el subdirector, Sr. Yuria, ejecutó varias composiciones.
Al terminar la misa, el capellán cantó un responso con el que finalizaba el acto.

Desfile
Ante las personalidades antes citadas desfilaron en columna de honor, con el general Prendergast al frente, las siguientes fuerzas: infantería, regimiento del Rey; ingenieros de ferrocarriles, Administración, Sanidad, artillería, lanceros, milicianos, Cruz Roja y, a continuación, el Centro de Hijos de Madrid, la banda de música del asilo de la Paloma y los exploradores.

La tarde de aquel día
A las cuatro y media de la tarde salió del local que ocupa la Cruz Roja, en la calle de la Palma, núm. 63, la procesión cívica, a cuyo frente iban cuatro guardias municipales de caballería, siguiendo la Cruz Roja, la banda del asilo de la Paloma, los exploradoras, una Comisión del Centro de Hijos de Madrid, con dos coronas y una palma; una Comisión de veteranos con una corona; jefes y oficiales del Ejército y una compañía, del regimiento del Rey, con bandera y música.
La comitiva siguió el siguiente itinerario:
Palma Baja, Calle de San Bernardo, plaza de Santo Domingo, calle de Preciados, Tetuán, Carmen, Hita, Tudescos, Corredera, Fuencarral, Carranza, San Bernardo, Divino Pastor y Ruiz y plaza del Dos de Mayo, donde fueron depositadas las coronas.
Al llegar a la calle de la Ternera la procesión se detuvo para dejar una corona en la casa del marqués de Montalvo, donde nació Daoiz.
En todo el trayecto individuos de la Cruz Roja, con el secretario general al frente, postulaban con la gorra en la mano, recogiendo una no despreciable cantidad en monedas de plata y cobre.
Se suspendió de forma temporal el servicio de tranvías en las calles por donde discurría el cortejo.
En los balcones de las casas, algunos profusamente decorados, se agolpaban mujeres y hombre al paso del solemne desfile.

Procesión de Maravillas
Como era costumbre cada año, la Cruz Roja del barrio de Maravillas celebró la procesión homenaje a las víctimas del 2 de mayo que salió desde la iglesia de las Maravillas (Santos Justo y Pastor) y recorrió las calles de la populosa barriada donde una vez estuvo enclavado el Parque de Monteleón.


Imágenes de aquel día







En el cemeterio de La Florida
Se depositó una corona en la tumba donde descansan los restos de los madrileños fusilados el 3 de mayo de 1808. Sobre un altar, de mal gusto aunque solemne, cinco calaveras.



Quiosco
La Esfera
Se publica el número 18 (Año I) de la novísima revista La Esfera. En su interior, el retrato de una "belleza aristocrática", la señorita Blanca Aragón y Carrillo de Albornóz, hija de los marqueses de Casa Torres





El Mentidero
Aparece este día el número 67 del semanario satírico El Mentidero, con una caricatura en portada del ya conocido La Cierva.


En el interior, una sátira de las figuras del 2 de mayo dibujada por Crayon. Los milicianos de "hoy" eran el marqués de Alhucemas, el conde de Romanones y el Presidente Eduardo Dato.




Publicidad
Publicidad con solera
Jabón colorido y petróleo para el pelo



© 2014 Eduardo Valero García - HUM 014-038 EFEMERIDES1914