domingo, 25 de agosto de 2013

Madrid, 23, 24 y 25 de agosto de 1913


Efemérides del 23 al 25 de agosto de 1913


1913
AGOSTO
L M X J V S D




1 2 3
4 5 6 7 8 9  10
11  12  13  14  15  16 17 
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


Muy lejana queda la playa para los madrileños, a pesar de que nos quieran conformar con la de Madrid Río. Pero más lejana nos queda esta playa con bañista incluida; bella sirena ataviada a la última moda de hace cien años.





Sábado 23




Máxima    33,1º
Mínima   18,4º




Cinema Azul
Por la noche se celebró en este parque de recreo del Paseo de Rosales la "Verbena de los Barrios".
El fotógrafo Alfonso retrató a los artistas que participaron en la animada y popular fiesta.



La animación en Cinema Azul incluía suelta de globos y rifas de juguetes para los niños. El ambiente era ideal para las noches de verano en esa despejada y lujosa zona de Madrid.



El uniforme del capitán Sánchez
En las efemérides del 19 de agosto vimos una fotografía del capitán Sánchez luciendo el uniforme del Ejército en Prisiones Militares. El capitán general, inmediatamente después de enterarse de la publicación de la misma en un periódico, dio las órdenes oportunas para que al reo se le retirase el uniforme.
En virtud del acta del Tribunal de honor que le formaron los capitanes de la reserva, y que aprobó el Consejo Supremo de Guerra y Marina, el ex capitán Sánchez no pertenecía ya al Ejército, y, por tanto, le estaba prohibido el uso de uniforme, habiéndose llamado, además, la atención al gobernador de Prisiones Militares por haber consentido hechos como el que motivaba la resolución del capitán general.

Lo sentimos por el capitán general, pero hubo más fotos del capitán Sánchez como estas que realizó el fotógrafo Alfonso.


Alfonso, agradecido por las poses que le brindó el capitán, obsequió a este con unos retratos de sus hijos. El capitán, satisfecho con el gesto, lo agradeció en una carta remitida desde Prisiones al Heraldo de Madrid.



Cosas de la Villa
Plaza de España
Con motivo de haberse firmado este día la escritura de las dos últimas parcelas que quedaban por adquirir en la Plaza de España, el alcalde trata de gestionar con el ministerio de la Guerra la inmediata posesión de aquellos terrenos para convertirlos en un gran jardín público, hasta, que se llevase a efecto, cuando la Gran Vía fuese terminada, la reforma completa do la antigua Plaza de San Marcial.
Las parcelas, propiedad de la duquesa de Fernán-Núñez, estaban ubicadas junto a la calle de Leganitos.
El deseo del Sr. Vincenti era que el proyecto se realizase antes de la visita del presidente de la República francesa a Madrid.

Jardines en la calle Bailén
Terminadas las obras de desmonto de la calle de la Almádena, a finales de mes comenzarían los trabajos para convertir en un jardín el solar que existía en la calle de Bailén, frente a la iglesia de la Almudena.

Romería asturiana
El teniente de alcalde interino del distrito de Palacio, Sr Piera, tenía el propósito de realizar, para el día 8 de septiembre, un festejo popular en el Paseo de la Virgen del Puerto.
Como en dicho día se festejaba la Virgen de Covadonga, trataba, contando con la cooperación del Centro Asturiano de Madrid, de reproducir una romería asturiana, con sus cantos y danzas típicas, y un gran concurso de cantadores y bailadores de aquella región.


En las calles de Madrid
Acostumbrados en el Siglo XXI a noticias de gran envergadura, las de hace cien años parecen ridículas o de ningún interés.
Historia Urbana de Madrid las reproduce con la intención de recordar los oficios, costumbres y nombres de los madrileños de esos tiempos. En cualquiera de estas calles, o en el mismo domicilio, puede vivir hoy alguno de nuestros lectores.

Guardia agredido en la calle Fuencarral
En una pastelería de la calle de Fuencarral promovieron un fuerte escándalo cuatro individuos.
El pastelero requirió el auxilio de los guardias 377 y 369, que al intervenir fueron agredidos por los escandalosos.
El guardia 377 resultó con contusiones leves.
Los parroquianos se agredieron y lesionaron mutuamente, y dos de ellos fueron también curados en la Casa de Socorro.

Paliza en la calle de Antonio López
Inocencia Fernández, de cincuenta y seis años, domiciliada en la calle de Antonio López, 39, denunció que la noche anterior habían penetrado dos desconocidos en su domicilio, propinándola una paliza.
Fue socorrida en la Casa de Socorro sucursal de la Inclusa de contusiones en diversas partes del cuerpo.
La denunciante ignoraba quiénes eran los desconocidos ni sabía a qué atribuir el hecho.


Actividad en las Casas de Socorro
Los médicos de guardia de las Casas de Socorro presentaron durante las últimas veinticuatro horas, además de los servicios a domicilio por causas de enfermedad natural, los siguientes partes:
LATINA
Doctores Manrique y Bolaños.
- En la plaza de la Paja fue agredido por un sujeto, llamado Marcelino, el niño de doce años Laureano Pascual, que presentaba una herida de pronóstico reservado en la cabeza.

- Trabajando en la calle de Toledo se causó heridas en el pie derecho el carpintero de armar Ángel Santos Vel, de sesenta años.

- En la calle de la Ventosa fue atropellado por un coche de punto Francisco Rocha, de dieciséis años, domiciliado en la calle del Águila, núm. 25. Resultó con lesiones de pronóstico reservado.

- Un sujeto, apodado "Tomatero", arrojó un cubo de agua caliente a Sergio García Martínez, de veinte años, causándole quemaduras de primero y segundo grado en diversas partes del cuerpo.

HOSPICIO
Doctores Núñez y Romeo.
- Trabajando en una hojalatería de la calle del Conde Duque se produjo heridas en las manos el operario Martín Jiménez Pérez, de diecinueve años.

- En la calle de Hortaleza se cayó de un carro el obrero Jorge Soler Fernández, de cuarenta años, que se dislocó el brazo izquierdo.

BUENAVISTA
Doctores Palancar y Alvaro.
- En la calle de Velázquez fue mordida por un perro la joven Carmen Rodríguez Hombre, de catorce años, que fue curada de una herida de pronóstico reservado.

- Ángel Lardo Fernández se cayó de una escalera en una tienda de la calle de Serrano, causándose una herida en la pierna derecha.

CONGRESO
Doctores Acero y Gómez.
- En un garage de la avenida de la Plaza de Toros se causó lesiones en la pierna izquierda el mecánico Bernardo Rodríguez Alacén, de veinte años.

- Lázaro Soriano Pancorbo, de diecinueve años, domiciliado en la calle de Luis Villa, número 3, fue curado de heridas graves que se causó al caerse casualmente.

HOSPITAL
Doctores Monge y Arquellada.
- En la calle de Buenavista, núm. 39, fue agredida por su yerno doña Teresa Castellanos, que resultó con erosiones y contusiones leves.

- Ángel Rojo Arias, de cuatro años, se causó una herida en la rodilla izquierda, jugando con otros niños de su edad, en la ronda de Atocha.

CENTRO
Doctores Dupuy y Casuso.
- Descargando un carro de pellejos de vino, en el pasaje de la Alhambra, el carretero Pedro Ruiz Plaza, se causó una herida en el brazo derecho.

-En la calle de la Reina, núm. 13, piso tercero, se cayó de una silla la señorita Salud Pérez Pau, de dieciséis años, causándose lesiones de alguna importancia.


La viruela en Madrid
En la calle de San José, núm. 4 (Ventas del Espíritu Santo), vivía una familia, compuesta de Lorenzo Redondo, de cuarenta y un años, la esposa de éste y una hija de ambos, de cuatro años, atacados todos de viruela.
Mejorada la esposa, decidió llevar a su marido y a su hija al hospital, habilitando para ello un carromato tirado por un borriquillo.
Allí colocó a los enfermos y se dirigió hacia el hospital.
Al llegar frente al Retiro murió Lorenzo.
La mujer, al darse cuenta, llamó a un guardia municipal, que avisó a la Casa de Socorro, donde el facultativo de guardia, señor San Pedro, se hizo cargo del cadáver, avisando con urgencia al Laboratorio Municipal.
Los empleados de este establecimiento acudieron al lugar donde eran reclamados sus servicios, con el coche de ambulancia. Recogieron a la niña, transportándola al hospital con los cuidados que su grave estado requería.
El mencionado profesor dio cuenta del hecho al juzgado de guardia, después de haber sido desinfectado el carro donde habían transportado a los infecciosos, y de rodear al cadáver de las medidas de higiene que se aconsejaban.
El juez dispuso el traslado del fallecido al Depósito judicial.




Domingo 24




Máxima    26,6º
Mínima   16,7º




Coplas del domingo, por Antonio Casero
El madrileñista Antonio Casero escribe desde San Sebastián esta gracioso y madrileña misiva para el "Heraldo de Madrid".
"Donostiarrerías"
UNA CARTA
"Pa Venancio el Cabezota, en Madrid, Ribera de Curtidores, chapelerie; especialidad en hongos y frégolis con badana nueva.
Queridísimo Venancio:
Ya sé que estarás diciendo
que porque estoy en San Sebas
no m'ocupo de los méndigos;
no lo creas; te lo digo
con la mano en el izquierdo;
es que, chico, aquí las horas
corren que las lleva el viento;
que por la mañana, a Ulía,
y que por la tarde a Igueldo,
y que por la noche, al Bule,
a dar vueltas como un memo,
Y te metes en la piltra
y reparas lo c'as hecho,
y te estás llamando primo
hasta que te rinde el sueño.
Me dices que te dé norte
de la vida c'aquí llevo.
y, pa qué voy a engañarte,
m'aburro muchísmo; pero
me doy un porción de tono
con decir que veraneo.
Aquí hay la mar de señores,
de los que toós conocemos,
que viven, y nadie sabe
de lo que viven; misterios;
la van dando de paquete,
y gastando, y presumiendo,
y las vuelcas y no cae
ni por un casual un céntimo;
a cambio de sardinúas
ties boquerones a cientos.
Aquí está la del catorce
del Grafal, y la Remedios,
la viuda de Marcelino,
que s'ha buscao un señor viejo
pa alivio de luto; vamos,
te digo que está too güeno;
ves ca cosa por el mundo
que se te crispan los nervios,
y, créeme a mí, la vida
es un carnaval perpetuo.
Preguntas qué novedades
se ven por aquí del gremio,
con lo cual te diznificas
en clase de sombrerero;
pos, chico, voy a decírtelo,
y tú no vas á creérmelo:
ya puedes ir liquidando
y preparándote un puesto
de pedir limosna, porque
el negocio está pa eso;
sabrás cómo la derníere
de la moda es ir a pelo
y hay pollito que lo luce
con dos rayas y cosmético;
vamos, hombre, ni de gorra
se vive ya en estos tiempos.
De modo que te lo digo
pa que liquides el género.
Me preguntas por la Concha,
y a la Concha no la veo;
la Concha es una morena
que me tie sorbío el seso
con sus andares gitanos
y su mirar picaresco;
es la moza más pulía
del barrio del Matadero;
aquí la concha es la playa,
aquella es de carne y hueso,
aquélla es una morena
bonita como un lucero,
con unos ojos, ¡qué ojos!,
y con un cuerpo, ¡que cuerpo!
Por muchos Conchas que haiga
y perdona el devaneo,
no hay en el mundo una Concha
como la que yo camelo.
Y, en fin, termino la carta
porque se me va el correo;
saludos a la Canuta,
a su madre y a Nemesio,
como también a Celipe,
y se los das a tu suegro,
a Pepita, la del cuatro;
a Camilo, el tabernero,
y a too el que por mí pregunte,
y tu recibe el aprecio
de tu primo, que lo es,
Policarpo Ruiz Bermejo

POSTDATA. Si de veritas
me ties un poco de aprecio,
y no quies que ponga ruedas
al baúl pa ir a mi pueblo,
haz el primo con tu primo
y mándame algún dinero,
que, aunque no pueda pagártelo,
siempre podré agradecértelo."



El alcalde y los pequeños detalles
El Sr. Vincenti se proponía corregir de un modo inexorable todos los servicios de Policía urbana, pues a su juicio, ya que Madrid no disponía, por la escasez de presupuesto municipal, de grandes medios para realizar aquellas mejoras más importantes en la capital, podía, con sólo exigir el estricto cumplimiento de las ordenanzas, hacer mucho, cuidando los pequeños detalles.
Para dicho fin, todas las mañanas el alcalde comenzaría a realizar personalmente visitas de inspección no sólo a las calles céntricas, sino a las de los barrios apartados, tomando nota de los defectos que encontrase, para, de acuerdo con los tenientes de alcalde y el visitador general de Policía urbana, corregirlos inmediatamente.
Lo primero que deseaba corregir el Sr. Vincenti era el servicio de coches de punto, haciendo que se mejorase el material y el ganado, imponiendo a los cocheros un reglamento severo.
Para ello no haría revistas anunciadas con anticipación, sino que diariamente los agentes municipales visitarían a primera hora los puntos de coches para que fuesen retirados aquellos que no estuviesen en condiciones de prestar servicio.
Estas inspecciones comenzaron el día 25 de agosto.

En lo que se refería a la vacunación contra la viruela, y en vista de la resistencia que el vecindario demostraba para cumplir esa obligación, el alcalde, de acuerdo con el director del Laboratorio municipal, dictó un bando para que, en plazo brevísimo, se revacunasen todas las personas que no acreditasen haberlo hecho desde hacía cinco años.
Además ordenó que no se pagase sueldo o haberes a ningún funcionario o dependiente del municipio que no acreditase estar vacunado.
Tampoco se concedería licencia de obra o apertura sin que el solicitante acreditase igual requisito.



Exposición del trabajo de la mujer
Existía en Madrid la Unión de Damas españolas que, desde su fundación, venía creando iniciativas para favorecer a las clases proletarias; una de ellas era la Exposición de trabajos de la mujer, que venía cosechando grandes éxitos.
El local que albergaba la exposición estaba ubicado en la calle de Tetuán número 16 y contaba con una tienda donde se vendían, a precio inmejorable, camisas de mujer y sábanas de excelente calidad.
La Junta de señoras, deseando que las mujeres necesitadas tuviesen trabajo en el verano, había adquirido centenares de piezas de lienzo para que cosiesen sábanas y camisas para los pobres que socorrían los Talleres de Santa Rita y Ropero Reina Victoria.



La huelga de Barcelona
Firma del decreto
En esta fecha firmó Alfonso XIII, y se transmitió por telégrafo a Barcelona, el prometido decreto accediendo a las peticiones de los obreros, que exigieron la previa publicación del documento, para cesar en su actitud.
El decreto, precedido de un largo y razonado preámbulo, decía así:

"A propuesta del Ministro de la Gobernación, de acuerdo con el Consejo de Ministros, vengo en decretar lo siguiente:
Artículo 1.° La jornada máxima ordinaria de trabajo efectivo de los obreros de ambos sexos en la industria textil, no podrá exceder de sesenta horas semanales, respetando los domingos y fiestas llamadas de precepto, o sea tres mil horas de trabajo al año.
Las jornadas inferiores a sesenta horas semanales establecidas con anterioridad por reglamentos, convenios o por costumbres locales, no podrá aumentarse sobre el máximum de horas establecido en el presente decreto.
Art. 2.º Las disposiciones vigentes sobre el trabajo de las mujeres y los niños, en lo que se refiere a la duración de la jornada de trabajo, seguirán en vigor en cuanto no se opongan a lo dispuesto en el presente decreto, entendiéndose reformadas por él aquellas en que resulte autorizada para la industria textil una jornada superior a sesenta horas semanales.
Art. 3.° Los patronos quedan obligados a dar cuenta a los Inspectores del Trabajo de la distribución por días de las sesenta horas semanales de trabajo efectivo autorizado por el presente decreto, al efecto de que dichos Inspectores tengan conocimiento exacto, en todos los momentos, de la regulación del horario de trabajo en la industria textil.
Art. 4.º La remuneración del trabajo a destajo se aumentará en el tanto por ciento correspondiente a la disminución de la jornada que este decreto establece en relación con el actual.
Art. 5.º Los Inspectores del Trabajo y las Juntas de Reformas Sociales, dentro del cuadro de atribuciones, y en relación con el Instituto de Reformas Sociales, que determina el artículo adicional de la ley de Tribunales industriales, velarán por el exacto cumplimiento de las leyes del descanso en domingo y sobre trabajo de mujeres y niños, resolviéndose, en término de quince días, todos los expedientes por infracción de aquellos preceptos que se hallaren pendientes de acuerdo. Igual plazo se aplicará para la resolución de los que en lo sucesivo se promovieren o incoaren.
Asimismo dichos Inspectores y Juntas vigilarán, escrupulosamente, por el cumplimiento de la ley de 11 de Julio de 1912, que prohíbe el trabajo industrial nocturno de las mujeres, y dispondrán de modo especial cuanto fuere menester para que al entrar en vigor en las industrias textiles en 14 de Enero de 1914, según lo dispuesto en aquélla, se aplique con toda eficacia.
Art. 6.º El Instituto de Reformas Sociales someterá inmediatamente al Ministerio de la Gobernación el plan de medidas que considere más útiles para reforzar el servicio de Inspección del Trabajo en sus relaciones con el artículo 14 de la ley de 13 de Marzo de 1900, y con los Reales decretos de 1.° de Marzo de 1906, las Reales órdenes de 13 de Diciembre de 1907 y las instrucciones de 2 de Julio de 1909, que puntualizan el servicio de inspección directa y las relaciones de los Inspectores con las Juntas locales de Reformas Sociales.
El Gobierno incluirá en el proyecto de presupuestos sometido a las Cortes, las partidas necesarias para atender al aumento de gastos de este servicio.
Art. 7.º Se castigarán con multas de 50 a 2.500 pesetas las infracciones al presente decreto, siendo responsables de las mismas los patronos, salvo prueba en contrario. Las reincidencias dentro del plazo de un año se castigarán con multas dobles.
Levantada acta de infracción, por el Inspector del Trabajo, los infractores deberán inmediatamente satisfacer la multa que se imponga, a reserva de la resolución que en su día recaiga, sobre el recurso de alzada que puedan interponer.
Conocerán de las infracciones y de su corrección los Gobernadores civiles, oyendo a las Juntas de Reformas Sociales.
Contra las resoluciones del Gobernador civil se dará recurso de alzada, que podrá interponerse dentro del plazo de treinta días, ante el Ministerio de la Gobernación, el que resolverá en definitiva, oyendo al Instituto de Reformas Sociales.
El Instituto de Reformas Sociales podrá proponer en su dictamen un recargo hasta del 10 por 100 sobre la cuantía de las multas.
Estas se abonarán en efectivo e ingresarán en las Cajas del Instituto Nacional de Previsión o de sus agencias o representaciones regionales y provinciales, con destino al fondo especial de pensiones para inválidos del trabajo.
Art. 8.° Se declara pública la acción para Renunciar las infracciones al presente decreto.
Art. 9.º En el plazo máximo de dos meses, a contar desde la fecha de la publicación de este decreto, se dictará un reglamento en el que se desarrollarán sus preceptos con estricta sujeción a aquél, sólo al fin de establecer las normas adjetivas que hagan más fácil el cumplimiento de sus disposiciones.
El mencionado reglamento será preparado por el Instituto de Reformas Sociales, previa una información pública que se anunciará en la Gaceta de Madrid.
Hasta que el reglamento se ponga en vigor, todas, las dudas que se susciten en la ejecución del presente decreto serán resueltas por los Gobernadores civiles de las provincias, oyendo a las Juntas locales de Reformas Sociales, y en última instancia por el Ministro de la Gobernación, con audiencia del Instituto.
Art. 10.º El Gobierno dará cuenta del presente decreto a las Cortes del Reino en la primera sesión que éstas celebren.
Dado en Bilbao a 24 de Agosto de 1913.—ALFONSO.—El Ministro de la Gobernación, Santiago Alba."




Lunes 25




Máxima    29,1º
Mínima   18,6º





Contrabando de guerra
Todas las guerras dan dinero y el oportunismo está a la orden del día. Esto ocurría también hace cien años con la guerra de Marruecos.
Desde Cádiz llegaba el día de la fecha la siguiente noticia:

"De Tánger llegó preso hace unos días el farmacéutico D. Ramón Ibáñez Casado, natural de San Fernando, acusado de contrabando de guerra.
Recibía grandes partidas de nitro y azufre para la fabricación de pólvora, que facilitaba a los moros.
El Juzgado se constituyó ayer en la droguería de la calle de Aranda, propiedad del concejal liberal D. Ramón Casal, prestando hoy declaración éste, un hijo suyo y el apoderado, que se llama Emilio.
Este último ingresó esta tarde en la cárcel.
El nitro y el azufre lo enviaban a Tánger, dirigido al farmacéutico Sr. Ibáñez Casado, declarando que eran otras drogas."

En Cádiz causó este suceso grandísima indignación, y hubo manifestaciones públicas en contra de los procesados.


Accidente de tráfico
Por la tarde se recibe en el Juzgado de guardia una comunicación del director del asilo de la Paloma dando cuenta de un aparatoso accidente.
En las inmediaciones de dicho asilo había volcado un automóvil que quedó destrozado y causó heridas de importancia a las seis personas que lo ocupaban.
Todas ellas recibieron los primeros auxilios por parte del médico del establecimiento.
El facultativo adjuntó con la comunicación del director la lista de personas y clases de heridas:

"Don Víctor Pérez Ondradeu, con herida en la región occipito-parietal derecha.
Don José Castejón, contusiones de primero y segundo grado en la región glútea.
Don Luis Méndez, con heridas en las manos.
Señor Collado, con heridas en la región superficial izquierda.
Doña Mana Luisa Castejón, con epistaxis traumático y trombus en la región parietal derecha.
Y D. Pablo Herrero, también con una herida en la región parietal."

Todos, después de ser curados por el médico, fueron trasladados a sus domicilios.



Pasarela Cibeles
Sofía de Madrid, autora del espacio de consejos y noticias de última sobre la moda y la belleza femenina que publicaba "El Globo", nos pone al día de las nuevas tendencias.


Notas de moda
"La tendencia a conservar el vientre delante y no llevarlo hacia atrás como antes se ha generalizado mucho, y según se nos afirma, los pequeños vientres de caucho han hecho su aparición en los grandes almacenes de París.
¿Es de aconsejar su empleo?
Estas son cuestiones personales muy delicadas para ser tratadas por los cronistas de modas, que deben limitarse a registrar todos los acontecimientos dignos de ello, pero que no pueden fallar en estos asuntos de tanta delicadeza.
Ocurre lo mismo con las faldas abiertas por delante, que dejan ver las piernas hasta las rodillas.
Esta exhibición será muy del agrado de algunas damas, pero no lo será seguramente de otras, pues las piernas de diosa son muy raras en todas las épocas.
Sin embargo, debemos apresurarnos a reconocer que estas cosas no entran en el dominio de la moda corriente, pero les falta muy poco, y por eso les concedemos alguna importancia.
Lo que no nos cansaremos de alabar es la gracia y la elegancia del calzado, que ha llegado a ser objeto de los más delicados refinamientos.
La botina ha sido abandonada, y la ornamentación de los zapatos, infinita.
Se hacen mucho los filetes, las aplicaciones de cuero blanco sobre el charol negro, y los talones son cada vez más elevados."

Lencería fina (Cuña publicitaria)
"Los modelos de La Derniére en blanc, gran casa de confección, establecida por los Sres. Doblas y Gómez en la plaza del Ángel, 16, nos presenta combinaciones de linón, malinas y valenciennes con ricas telas, que comprende todo a la vez; pantalón, cubrecorsé y enaguas.
Muchas señoras no tienen inconveniente en permanecer fieles al uso de las antiguas camisas.
En cuanto a la lencería matinal, diremos que es verdaderamente suave.
Ajustados «kimonos» de linón y bordado que dejan ver la transparencia sonrosada de los hombros.
Las señoras jóvenes no suelen ser frioleras, y así pueden usar estas vaporosidades."



Varietés 
Espacio dedicado a los artistas residentes en Madrid que alegraban las tardes y noches de los madrileños.





Humor centenario
El humorista Sileno se mofa de la idea del alcalde de poner chapas indentificativas a los vendedores de periódicos. Lo considera un timo por ser intención del Ayuntamiento que los vendedores se sufraguen la chapa y el uniforme.

Diálogo:
-¡Anda y que te pongan chapa!



¿No iban a uniformar a los que venden
por la calle periódicos? ¿Acaso
tienen aún la ilusión los vendedores
de que va el Municipio a uniformarlos?
Porque ellos, de su bolsa,
no quieren costearse los zapatos,
la gorra, el pantalón, la americana...
o la falda entravée (si no son machos).
Estoy, viendo al simpático Silvela
llevando en la cabeza el primer plato,
ya que suele ir de gorra
lo mismo a una kermés que a lidiar gatos.
Ahora bien; ¿qué uniforme
es el que han de llevar? ¿Está acordado?
¿Será fraque o smoking lo que lleven?
¿Será traje de luces, gabán largo,
blusa de cachemir o azul guerrera
con botones dorados?
¿Qué cubrirá los sesos
de mis amigos los que van gritando
EL Mundo, El Liberal, La Hoja de Parra,
La Corres o el HERALDO?
¿Será un gorrito griego?
¿Será un brillante casco?
¿Será sencillamente
una montera de papel doblado,
con su funda de goma en el invierno,
a fin de que si cae algún chubasco
no puedan desteñirse
sobre el cerebro honrado
del pobre vendedor ciertas noticias
que publican a veces los diarios,
amén de las esquelas mortuorias
y de algunos anuncios reservados?
Ignoro lo que harán... especialmente
las del sexo contrario.
¿Llevarán pantalones las que venden
El Libro Popular y el Mundo Gráfico?
¡Algunas, hace tiempo
que los están llevando!
En fin, ya iremos viendo lo que ocurre,
aunque creo que nada entre dos platos.
Mas si a esos periodistas
que circulan vendiendo y pregonando
se les ve uniformarse a costa suya
o a costa del Concejo cortesano,
propongo que otros gremios se presenten
también uniformados.
¿Por qué, amigos lectores, las patrones
de huéspedes con flato
no han de andar por las calles
como esas asiladas que encontramos
en parejas, con fondas de ribetes
azules o encarnados,
la esclavina cortita, el lazo rojo
y las trenzas colgando?
¿Por qué algunos políticos,
que por dentro son frailes trinitarios,
no habrían de llevar hábito negro...
o alazán o castaño?
¿Por qué las modistillas,
luciendo sus hechuras y su garbo,
no habrían de ir vestidas de botones...
ellas que andan con tantos?
En fin, sobre este asunto que algún juego
podrá darnos aún, por hoy me callo;
pues cuando las cosquillas
son largas por demás causan estragos.
JUAN PÉREZ ZÚÑIGA



Las fotos
De los reportajes gráficos realizados por Alfonso para el periódico "El Liberal" recuperamos dos imágenes de las costumbres del Madrid de hace cien años.





Recetas de la bisabuela
PARA EL MES DE JULIO (II)
Ancas de rana
Perfectamente lavadas, se tienen tres horas en adobo que se hace con vinagre, sal, pimienta, perejil, laurel y una rama de tomillo. Se secan pasado este tiempo, se rebozan en harina y se fríen en aceite.

Coste aproximado, 2,25 pesetas.


Berenjenas rellenas
Doce berenjenas. Dos huevos. Cien gramos de tocino. Cincuenta de queso manchego. Cuarto de kilo de tomates. Cien gramos de aceite.

Se escogen las berenjenas poco maduras, se parten á lo largo y se vacían poniendo en un plato con sal la carne que se saca; pasada una hora se aprieta bien esta carne para que suelte el agua que tiene en demasía y se pica con el tocino, sazonándolo con sal, pimienta y nuez moscada, añadiéndole el queso rallado y una yema batida; con esta masa, se rellenan las berenjenas y se cuecen con agua y sal (si hubiere caldo mejor) ; cuando están tiernas, se les echa el tomate frito y el otro huevo bien picado.

Coste aproximado, 1,70 pesetas.


Judías verdes guisadas
Kilo y medio de judías de la Granja. Cien gramos de aceite. Cien gramos de jamón. Una zanahoria.

Después de quitar las hebras á las judías, se parten por medio, se lavan muy bien y se ponen á cocer con agua y sal.
Se rehoga la zanahoria y cebolletas partidas en ruedas y añadiendo dos dientes de ajo, una hoja de laurel, una rama de perejil, unos granos de pimienta, media jicara de vinagre y dos vasos de agua, déjase hervir treinta y cinco minutos.
Cuando las judías están tiernas, se les añade el jamón frito en pedacitos y unas cucharadas de harina frita en la grasa del jamón. Se agrega últimamente el caldo primero, reducido á medio cuartillo y se deja cocer todo junto diez minutos.

Coste aproximado, 1,50 pesetas,


Publicidad con solera





© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-195/196/197 EFEMERIDES1913


.