jueves, 15 de agosto de 2013

Madrid, 15 de agosto de 1913



Efemérides del 15 de agosto de 1913

Viernes 15





Máxima    34º
Mínima   20º






Contenido:
Más verbena de la Paloma - Salón Doré: La verbena de la Paloma - Nuevo capitán general de Madrid - La tolerancia del Gobierno en los juegos prohibidos - Las fotos: Romanones de vacaciones - Estampas regias: La Familia Real de vacaciones



1913
AGOSTO
L M X J V S D




1 2 3
4 5 6 7 8 9  10
11  12  13  14  15  16 17 
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31





Más verbena de la Paloma
Continuaban en el distrito de la Latina los festejos en honor a la Virgen de la Paloma.
Poco se comentaba en la Prensa sobre la verbena, quizá porque no estaba tan animada como en otras ocasiones y se hacía poco gasto.
Decía un periodista de "El Liberal" que a la verbena iba sólo D. Hilarión. Que las chulapas se habían quedado en casa del Julián y que la "seña" Rita, segura de que el hombre ya no estaba para locuras amorosas, tampoco se había dejado caer por el castizo barrio. Que daba grima ver cómo se aburrían los melones y las sandías en los puestos, y las mocitas y mocitos en los bailes.

No podemos hacer otra cosa que creernos estos comentarios; al fin y al cabo nosotros sólo los recuperamos del pasado sin haber tenido la fortuna de vivirlos, aunque las fotografías de Alfonso aparecidas en dos medios gráficos, donde vemos el Mercado de la Cebada en todo su apogeo, pueden corroborar que animación no faltó a pesar de ser escasa.




Salón Doré
Para recordar la castiza verbena de la Paloma, nada mejor que disfrutar de la segunda versión llevada al cine por el director Benito Perojo en 1934. Hubo una primera versión en cine mudo que dirigió José Buchs en 1921, pero no hemos encontrado nada de ella.




Nuevo capitán general de Madrid
La Capitanía General de Madrid cambia de jefe. El general D. José Marina Vega, del que varias veces se ha hablado en estas efemérides, es remplazado por el nuevo capitán general de Madrid, teniente general D. Julio Domingo Bazán (Valencia, 22/03/1847 - 03/04/1917).
Dice el "Heraldo de Madrid" sobre el nuevo capitán general en sus páginas de este día de hace cien años:

En cuanto al hasta ese momento capitán general de la guarnición de Madrid, general Marina, debemos decir que el Gobierno le había ofrecido el puesto de Alto comisario de España en Marruecos, remplazando en este cargo al general Alfau.

En la fotografía, aparecida en la revista "Mundo Gráfico", vemos al teniente general Marina y el general Alfau respectivamente.


La tolerancia del Gobierno en los juegos prohibidos
Hoy proliferan los sitios para juegos y apuestas on line que se dan mucha publicidad en la televisión. También hay programas a altas horas de la noche dedicados a los juegos de azar.
Hace cien años se criticaba la tolerancia que sobre los juegos prohibidos tenía el Gobierno y el silencio que al respecto guardaba la Prensa.
El 29 de julio de 1913 romperá ese silencio el periódico "La Mañana" criticando la licencia en la cuestión de los juegos prohibidos, que había llegado a extremos inconcebibles.
Transcribe el "Año Político - 1913" lo dicho por el citado periódico:
"En cafés y en bares, en las casas y en las calles, en los limpiabotas, en las peluquerías y en todas partes aseguraban que el desenfreno del juego estaba amparado por la política.
Eso es lo grave. Las partidas eran -al decir de medio mundo- algo parecido a las iglesias: estaban bajo la advocación de un santo canonizado por Romanones y por el propio D. Santiago, para que pasara el verano lo más cómodamente posible.
Estos santos, Diputados o Senadores (y a la vez gerentes de periódicos, añadían otros), garantizaban la timba, a cambio de no hacerle daño al Gobierno. Cobraban tanto y cuanto. Oíamos decir: En, el Centro X hay caballitos; tiene la cabecera Fulano; lo ampara Zutano, representante en Cortes, y cobra 7.600 pesetas mensuales. En el Círculo H hay tres mesas de monte, bacarrat y treinta y cuarenta. El protector es Mengano y cobra 60 duros diarios."

En todas partes se comentaba eso, y se censuraba la conducta del Gobierno que toleraba y sostenía tal estado de cosas, más por pusilanimidad que por otra razón; y se extrañaba el silencio de la Prensa seria y honrada, que nunca transigió con tales extravíos, pero que, por servir al Gobierno, o por un falso compañerismo, o acaso por no ponerse a mal con quienes podían molestarla, no tenía una palabra de censura para semejante estado de cosas.
Se había nombrado una Junta encargada de recaudar de las casas de juego para la beneficencia, creyendo con esto justificar la situación.

"El Imparcial" publicó una composición satírica, admirablemente escrita por el ingenioso poeta y escritor D. Antonio Palomero, que firmaba con el seudónimo de Gil Parrado y que decía así en algunas de sus estrofas:

NOCTURNO
Es de noche. Ya rendida
Se ha dormido la ciudad...
Los tranvías apagaron
Su agradable ¡tan, tan, tan!
Y los autos no atropellan...
¿A quién van a atropellar,
Si las calles se ven limpias
—De personas, claro está—
Y dormitan los serenos
Al amparo del portal?
Se cerraron poco a poco
Cerve, tupi, café y bar,
Y unas luces encendidas
Quedan sólo aquí y allá,
Que algo alumbran, que algo enseñan,
Que algo quieren delatar...
Se percibe en el silencio,
Con bastante claridad,
Un sonido Como el que hacen
Unos huesos al chocar,
Combinados con el dulce :
Tintineo del metal
Acuñado, que unos dedos
Se dedican a apilar.
Y se escuchan unas voces
Que se exaltan a compás...
Unas voces misteriosas:
—¡Hagan juego!
—¡No va más!
.................................................................
.................................................................
Desde el Rastro a Maravillas,
Desde el puente de Segovia a la puerta de Alcalá,
Por los ámbitos inmunes
De esta alegre capital,
Esas voces misteriosas se oyen claras
Y el sonido se produce sin cesar,
Sin que pueda la distancia disiparlos
Ni les quite intensidad...
¡Pues se escuchan en el centro de igual modo
Que en las frescas y agradables lejanías
Donde el verde da su nota original!... Es de noche. Canta el gallo
Y el albur no tardará...
¡Cómo giran las estrellas en el cielo
Presididas por la luna, que es un cero colosal
Y también allí parece que se escuchan esas voces.
Que sé exaltan a compás...
Unas voces misteriosas:
—¡Hagan juego!
—¡No va más!

GIL PARRADO

A los dos días de la publicación de estos versos, el Sr. Alba, ministro de la Gobernación, daba la siguiente nota oficiosa:





Humor centenario
Una nota humorística del dibujante Sileno que con un juego de palabras hace referencia a las huelgas que en esos días realizaban los obreros en Barcelona. La difícil situación, tanto para empresarios como para trabajadores, estaba creando un clima de malestar que obligaba a incrementar el trabajo de los Guardias de Seguridad.
La huelga había comenzado el día 28 de julio después de la celebración de un mitin en la Casa del Pueblo fomentado por los obreros del arte textil. Asistieron más de 2.000 mujeres que se mostraron entusiastas a favor del paro.
Las reclamaciones que formulan los obreros fueron las siguientes:
1.º Reducir a nueve horas la jornada de once, excepto los sábados, que sería de cinco y terminaría al medio día.
2.º Aumento en un 40 por 100 de la retribución de la mano de obra a destajo y un 26 por 100 a la de jornal.
3.° Que se cumpliese estrictamente la ley en lo que se refería al trabajo nocturno para que la jornada no fuese de más de ocho horas diarias.
4.º Reconocimiento explícito de la organización obrera.
5.º Que se resolviesen estas peticiones en un plazo de treinta días. (Estas reclamaciones habían sido formuladas a los patronos en comunicación de 16 de Junio)
Se estaban realizando donativos para los obreros y sus familias que llevaban días sin cobrar el jornal. La mañana del día 15 de agosto jóvenes obreras provistas de bandejas desfilaron por las calles pidiendo donativos.




Las fotos
Romanones de vacaciones
El presidente del Consejo de Ministros, conde de Romanones, se había tomado unos días de vacaciones. En la fotografía lo vemos participando de una cacería en Sigüenza.



Estampas regias
La Familia Real de vacaciones
Las fotografías, todas ellas publicadas en "Mundo Gráfico", corresponden a las vacaciones que D. Alfonso XIII y su familia disfrutaban por el norte de España.





Recetas de la bisabuela
PARA EL MES DE JUNIO (II)
Tomates rellenos
Un kilo de tomates. Cien gramos de queso de Gruyere. Cien gramos de jamón. Un huevo. Cincuenta gramos de manteca de vaca.

Deben escogerse los tomates redondos y lisos.
Se vacían por la parte del rabo dejándoles hueco suficiente para el relleno.
El jamón bien picado, con un poco de perejil, se mezcla con el queso y pan rallado, formando una masa con el huevo batido y un poco de manteca de vaca. Con esta mezcla, se rellenan los tomates que se colocan en una tartera chata, poniendo alrededor la manteca de vaca sobrante. Se asan al horno.

Coste aproximado, 1,50 pesetas.

Fritada de pollos
Seis pollos. Un kilo de tomates. Tres pimientos. Dos cebollas. Doscientos cincuenta gramos de aceite.

Después de bien limpios los pollos, se parten en cuatro pedazos. Se refríen muy bien en el aceite bien pasado y se colocan en una cacerola; en la misma grasa, se pone la cebolla picada tapándola para que se ablande y no tome color. En estando blanda, se saca á un plato y se fríen los pimientos por el mismo procedimiento, y cuando éstos están pasados, vuelve á ponerse la cebolla en la sartén, y se echa el tomate pelado y partido. Muévese á menudo y cuando ya frito queda en la grasa, se vierte todo sobre los pollos y añadiendo un cacillo ó dos de caldo, se hace hervir lentamente junto á la lumbre hasta que los pollos estén bien tiernos.
Si esta fritada se hace como debe hacerse, con pollos pequeños de los llamados tomateros, no necesita que se la eche caldo y sale más jugosa.

Coste aproximado, 6 pesetas.

Dulce de guindas
Tres kilos de guindas. Kilo y medio de azúcar de pilón.

En litro y medio de agua fría, se pone el azúcar á la lumbre; cuando ha hervido quince minutos, se cuela á otra vasija y se deja cocer hasta que tiene punto de hebra, que se conocerá tomando unas gotas entre el dedo índice y el pulgar: si al separarlos forma hebra de dedo á dedo, está en punto de almíbar. Entonces se echan las guindas, que se tendrán bien lavadas y sin rabos y se dejan cocer hasta que las guindas están obscuras y blandas.
Al echar la fruta, como suelta agua, se aclara el almíbar, pero á fuerza de hervir vuelve á tomar el punto que se desea.
Debemos advertir, que los dulces de almíbar resultan más finos con el almíbar poco espeso.

Coste aproximado, 3,80 pesetas.



Publicidad con solera





© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-187 EFEMERIDES1913


.