viernes, 16 de agosto de 2013

Madrid, 16 de agosto de 1913



Efemérides del 16 de agosto de 1913

Sábado 16





Máxima    34,3º
Mínima   17,2º






Contenido:
Romanones regresa a Madrid - Mejoras en el centro - Cosas de la Villa - Las fotos: Huelga de Barcelona - Estampas regias.



1913
AGOSTO
L M X J V S D




1 2 3
4 5 6 7 8 9  10
11  12  13  14  15  16 17 
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31




Romanones regresa a Madrid
El conde de Romanones llegó a las siete y media de la mañana a la Estación del Norte. En el andén le esperaban pocas personas. Del Gobierno sólo se encontraban el Sr. Suárez Inclán, el subsecretario de la Presidencia y alto personal de dicho centro.
El conde marchó directo a su domicilio particular, donde se reunió poco después con los ministros de Gobernación, Marina y Gracia y Justicia.
Dijo Romanones que no pensaba el Gobierno celebrar Consejo de ministros en varios días.


Mejoras en el centro
Por el arquitecto, director de Fontanería-Alcantarillas se presenta al Ayuntamiento un proyecto de canalizaciones del subsuelo, obra que serviría de complemento a la de pavimentos.
En dicho proyecto se estudiaban detalladamente todos los servicios subterráneos.
Comprendía la zona central de Madrid, limitada por una circunferencia de radio de un kilómetro, y que tenía por centro la Puerta del Sol, formando una verdadera red de distribución de servicios.
Se dividía esa zona en trece ejes principales y nueve secundarios, en los cuales se construirían galerías de capacidad suficiente para alojar en ellas las tuberías de agua, de gas, conducciones eléctricas, telefónicas, tubos de distribución de correos, etcétera.
El presupuesto total de ejecución material de las obras ascendía a 16.182.543 pesetas, y el de contrata, de 18.609.920 pesetas. En este presupuesto iba comprendida la construcción de un paso superior a lo largo de la calle del Ferrocarril, obra de suma trascendencia, que uniría la glorieta de Santa María de la Cabeza y la de las Delicias por medio de una gran calle que embellecería aquella barriada y permitiría el desarrollo de la población en aquel sentido, interrumpido en aquellos tiempos por la trinchera del ferrocarril.


Cosas de la Villa
Canalización del Manzanares
En el pleno del Ayuntamiento del día de la fecha fue aprobada una moción de la Alcaldía-Presidencia proponiendo, de conformidad con lo acordado por la junta celebrada el día 9 de agosto, el nombramiento de una Comisión de señores concejales para que gestionasen, cerca de los Poderes públicos, el anuncio de subasta para la realización del proyecto de canalización del Manzanares.

Uniforme para barrenderos
Se acordó adquirir por subasta 1.000 trajes de mecánica con destino al personal del ramo de Limpiezas, al precio de 17,25 pesetas cada traje, y que el gasto total fuese cargado al presupuesto para el año de 1914.

Revoco del Matadero
Se aprobó un presupuesto de 1.469 pesetas para ejecutar, por administración, obras de revoco en dos pabellones del Matadero.

Automóviles para los bomberos
Se acordó, con la protesta del Sr. Reynot, retirar un dictamen proponiendo la adquisición por concurso de cuatro chasis-automóviles destinados al servicio contra incendios, y que el gasto de 60.000 pesetas, que esta adquisición produciría, fuese cargado al presupuesto del año de 1914.

Enterramientos en las iglesias
Puesto a discusión un dictamen de las Comisiones de Ensanche y Cementerios, reunidas, proponiendo, de conformidad con el dictamen del señor letrado consistorial, la inmediata suspensión de las obras que se realizan en la nueva iglesia de la Concepción, situada en la calle de Goya, con destino a enterramientos, y que fueron objeto de denuncia al Ayuntamiento en sesión de 25 de abril, el Sr. Álvarez Arranz combate el dictamen.
Lo defienden los Sres. Valdivieso y Quejido, y puesto a votación es desechado por 13 votos contra 11.

El nombre de las calles
Se acuerda que se denomine de Nicolás Salmerón la plaza resultante del derribo de la manzana de casas llamada "Tapón del Rastro", y que se dé a una de las principales calles de la Gran Vía el nombre de Concepción Arenal. [Ver especial "De tapón del rastro a Plaza de Nicolás Salmerón"]



Humor centenario


Las fotos
Las fotografías de Cámara realizadas para "Mundo Gráfico", muestran el aspecto de la ciudad de Barcelona durante la huelga de obreros. La policía controlaba las manifestaciones mientras que el ejército vigilaba los barrios fabriles para proteger la libertad del trabajo.





Estampas regias
La Familia Real de vacaciones
Las fotografías, todas ellas publicadas en "Mundo Gráfico", corresponden a las vacaciones que D. Alfonso XIII y su familia disfrutaban por el norte de España.






Misceláneos del 13
Además de la Familia Real, eran muchos los madrileños de postín que veraneaban en Santander.



Recetas de la bisabuela
PARA EL MES DE JUNIO (III)
Guindas en aguardiente
Seis kilos de guindas. Seis cuartillos de aguardiente. Medio kilo de azúcar. Veinticinco gramos de canela en rama.

En un frasco de cristal, se colocan las guindas teniendo la precaución de pincharlas todas con una aguja para evitar que se revienten, se añaden las ramas de canela y el azúcar bien disuelto en el aguardiente, se tapa la boca del frasco con un pergamino bien empapado en aguardiente y se guardan en sitio abrigado.
Para estar en punto, deben pasar dos meses antes de comerlas.

Coste aproximado, 10 pesetas.


Albaricoques en aguardiente
Un kilo de azúcar de pilón. Tres kilos de albaricoques. Dos litros de aguardiente de caña.

Con un paño blanco, se limpian uno por uno los albaricoques, pinchándolos hasta tropezar con el hueso.
Con tres cuartillos de agua y el azúcar, se hace un almíbar que se deja enfriar, y cuando está frío se mezcla perfectamente con el aguardiente de caña; con esta mezcla, se cubren los albaricoques, que estarán ya colocados en el frasco. Hay que tapar el frasco con un corcho bien mojado de aguardiente y encima el pergamino.

Coste aproximado, 6,80 pesetas.


Compota de albaricoques
Dos kilos de albaricoques. Tres cuartos de kilo de azúcar blanco molido. Dos copas de ron.

Se ponen en el perol los albaricoques y el azúcar, y cuando éste está ya disuelto, se añade el ron dejándolo hervir á fuego lento hasta que, evaporada el agua que sueltan los albaricoques, queda un almíbar claro y transparente.

Coste aproximado, 2,80 pesetas.


Publicidad con solera




© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-188 EFEMERIDES1913


.