viernes, 5 de febrero de 2016

Madrid, cien años atrás. Fallece el conde de Peñalver. 5 de febrero, 1916

Cien años atrás en Madrid fallecía Nicolás de Peñalver y Zamora, conde de Peñalver, y un incendio destroza parte de un colegio de señoritas

#Madrid, cien años atrás
Sábado, 5 de febrero de 1916
Con cielo brumoso por la mañana y nublado, con algunas lluvias, por el día, la Villa y Corte tuvo una temperatura mínima de 3,8º y una máxima de 8,9º. En el Norte y Sur de España, se desataba un terrible temporal, que por la madrugada se hizo notar en Madrid.


Muerte del conde de Peñalver
Después de una prolongada enfermedad, a las siete de la mañana de este día fallecía Nicolás de Peñalver y Zamora, conde de Peñalver y marqués de Arco, a la edad de sesenta y dos años.
Fue uno de los precursores de la Gran Vía, alcalde de esta Villa y creador de la banda municipal.
Nacido en La Habana (Cuba), era hijo adoptivo y predilecto de Madrid.

Inmediatamente después de conocerse la noticia se colgaron crespones negros en los balcones del Ayuntamiento y se celebró un pleno, presidido por el alcalde Ruiz Jiménez, en el que se acordó concederle los mismos honores que a la muerte de D. Alberto Aguilera.



Durante toda la tarde acudieron al domicilio del fallecido gran cantidad de personalidades para dar el pésame a la viuda, condesa de Peñalver. Hizo lo propio el jefe Superior de Palacio, marqués de Torrecilla, en nombre de los reyes.

Por la noche, los restos del conde de Peñalver fueron velados por las hermanas de la Esperanza, quienes habían cuidado del preclaro hombre en su enfermedad.



Un incendio
La madrugada de este día se declaró un incendio en el magnífico edificio del Instituto Internacional Americano para Señoritas, ubicado en la calle de Miguel Ángel, número 2, (actual 8).
Según se indica en las noticias, el colegio estaba a espaldas del palacio del duque de Tarifa.

VER UBICACION

A la una y cuarto de la madrugada, aproximadamente, el sereno de comercio Juan González Pelayo, núm. 178, que prestaba servicio en esa calle, observó que del lado izquierdo del edificio del Centro de enseñanza salían grandes columnas de humo. Inmediatamente dio la voz de alarma a los encargados del edificio y llamó a la Dirección de incendios desde el teléfono de un garaje cercano.

El vendaval que se había desatado a esas horas hizo que el incendio se incrementase. Todas las niñas allí internadas tuvieron que salir a la calle con lo puesto -que era poco. Por fortuna pudieron ser asistidas por miembros de la Guardia civil, que les proveyeron mantas y abrigo. Luego fueron trasladadas a otro edificio de la institución, ubicado en la calle Fortuny.

El foco del incendio estaba situado en un pabellón del piso quinto, dormitorio precisamente de veintiún alumnas internas de menor edad, que se hallaban en sus respectivas camas. Con ellas pernoctaban algunas profesoras.
La techumbre y pavimento del pabellón se derrumbaron y cayeron sobre el piso cuarto. Esto facilitó la labor de los bomberos, que a las tres de la madrugada ya habían sofocado el incendio.

El recalentamiento de una de las chimeneas de la caldera de calefacción fue el causante del incendio que destruyó cinco habitaciones y un baño.

El siniestro no fue más aparatoso por tratarse de un edificio sólido y moderno, construido en piedra y hierro en 1911. La cámara incendiada era la única con techumbre y suelo de madera.



La heroína
Florinda Miranda, la niña madrileña de doce años que estudiaba en esa institución, es la heroína que hoy recordamos.
Lejos de amedrentarse y salir huyendo al ver como las llamas devoraban el tejado de su habitación, Florinda corrió hacia la cama de una compañera llamada Marina Romero, de siete años. La pequeña allí se había quedado, inmovilizada por el pánico.



Por cierto
El día de ayer, 4 de febrero de 1916...

Elecciones en marzo
Este título parece seguir de moda. Elecciones en marzo es lo que aseguraba con determinación el conde de Romanones. Muchos no lo creían, incluso se preguntaban: "-¿Para qué necesita el Gobierno más tiempo?".

El diario La Época de ese día, después de barajar varias conjeturas sobre el escenario político, llega a una conclusión:
"Con eso, y con hacerse cargo de la realidad, que enseña que no basta creer que se ha traído una mayoría propia, para tener la seguridad de que no se perderá en trance alguno, nosotros no acertamos a ver qué dificultades pueda ofrecer eso del encasillado, para que no puedan vencerse en un par de semanas. Sobre todo, que esa de los personalismos es enfermedad que no se cura con el transcurso del tiempo. Al contrario: el tiempo la extiende y la encona."

Que mal huelen todas esas cosas.

Para oler mejor...





Bibliografía

Todo el contenido de la publicación está basado en información de prensa de la época y documentos de propiedad del autor-editor.

En todos los casos cítese la fuente: Valero García, E. (2016) "Fallece el conde de Peñalver. 5 de febrero, 1916.", en http://historia-urbana-madrid.blogspot.com.es/ ISSN 2444-1325

Citas de noticias de periódicos y otras obras, en la publicación.
En todas las citas se ha conservado la ortografía original.

© 2016 Eduardo Valero García - HUM 016-017 EFEMERIDES 1916
ISSN 2444-1325