viernes, 22 de mayo de 2015

Madrid, 1915. Fiestas de mayo del Centro de Hijos de Madrid y Chamberí

Cien años se han cumplido de la publicación de un programa de festejos. Era el de las Fiestas de mayo organizadas por el Centro de Hijos de Madrid, que se celebraron del 14 al 31 de aquel mes de 1915.



La Sociedad del Centro de Hijos de Madrid, había nacido el 18 de abril de 1904 para fines benéficos, educativos, recreativos y artísticos. Tenía un papel de relevancia en lo concerniente a temas de interés de la sociedad madrileña, por eso era muy habitual ver a sus miembros participando en la organización de festejos, bailes y verbenas de carácter solidario y para las clases más necesitadas. Famosas eran sus kermesses y el tradicional reparto de pan a los pobres, en los que participaba conjuntamente con el Ayuntamiento. [Ver: El Teatro Calderón y el Centro de Hijos de Madrid]

El 4 de mayo, los escaparates de los principales comercios de la villa y corte lucían el programa que acabamos de ver. Ese mismo día lo publicaban algunos periódicos de mayor tirada.
Casi al mismo tiempo, el presidente del Centro, D. Facundo Dorado, visitaba al alcalde para solicitar se le facilitase la Banda municipal con el objeto de amenizar alguno de los eventos programados.

Junta directiva y algunos socios del Centro de Hijos de Madrid,
presidida por el Sr. Dorado (en el centro)
MUNDO GRÁFICO, 1915

A este respecto, La Correspondencia de España valoraba la iniciativa del Centro de los beneméritos hijos de Madrid y criticaba la falta de interés y desidia del Ayuntamiento. Así lo manifestaba en un artículo publicado el día 11 en la sección "Informaciones de Madrid":
"Pero si alguien tiene obligación de cooperar en este caso es el Ayuntamiento. Mucho ha pecado el actual, mucha dejación ha hecho de sus altísimos deberes, de los cuales, parecen inconscientes bastantes ediles por falta de cultura ó preparación y de amor á Madrid, tan pródigo con los forasteros como mal correspondido; pero sería imperdonable que ya que no ha tomado por su cuenta la implantación de las fiestas de mayo (y en medio de todo más vale así), pues nos hubieran salido probablemente caros y ramplones los festejos, no secundara con sus valiosos elementos la iniciativa de quien puede llamarse representación popular de la villa y corte.
No es inverosímil que ocurra, no sólo por el tono gris de este Ayuntamiento sin ideales, sino porque debiendo comenzar las fiestas esta misma semana, todavía no se conoce ningún acuerdo municipal favorable. ¿A qué aguarda? Si los organizadores tienen que esperar los recursos que les suministre el Concejo, medrados estarían. ¿Y acabará todo en dar mal y tarde un puñado de pesetas?
El Ayuntamiento sabe por experiencia propia lo que cuestan los festivales, y ahora que él no los organiza, cuando debiera haber costeado el programa, y que se hilara más delgado en el gasto y resultara mejor, debe aprovecharse, fomentando, como cumple al primer Municipio de España, las iniciativas ajenas."

Por otra parte las críticas iban más allá, comparando el esplendor de las fiestas en otras ciudades españolas, como Murcia, Sevilla, San Sebastián, etc., con las de Madrid, que decían ser semejantes en calidad a la del villorrio que parecía querer seguir siendo.

Según el escritor y periodista D. Antonio Zozaya, las fiestas madrileñas sólo tenían el afán de atraer al mayor número de forasteros posible, despojándolas de "su normalidad exhuberante, exquisita y fastuosa."
Zozaya alababa el programa presentado por el presidente del Centro de Hijos de Madrid; decía que era un programa que en nada tenía que envidiar a los imaginados en las poblaciones más cultas; sin embargo, citaba el precedente en un artículo publicado en Mundo Gráfico:
"Pero todos los años se piensa lo mismo: ¿Qué haremos para convertir á Madrid en villorrio? Y unos proyectistas se acuerdan de los gigantes y los cabezudos, otros de las casetas de madera y de los fuegos de artificio; éstos de las tómbolas y de las corridas de toros, y aquéllos de los desfiles de mascaradas, de las carrozas de madera y cartón y de los coros infantiles. La gente no acude y los madrileños bostezan. No hay más que resignarse; otra vez será."

Otro que apoyaba la iniciativa del Centro era el mismísimo distrito de Chamberí, con sus concejales, industriales más prestigiosos, comerciantes modestos, vecinos y sus bellas mujeres. Todos, con sus autoridades al frente, se mostraban partidarios de erradicar las fiestas de villorrio, la percalina y los gallardetes, dotando a las celebraciones de buen gusto, finura y alegría, haciéndolas populares, a la par que elegantes.

El resumen de todo lo dicho quedaba reflejado en el artículo publicado por el Heraldo de Madrid del 12 de mayo, cuando apenas faltaban dos días para el comienzo de las fiestas:



Un inciso
Muerte de la marquesa de Squilache
Entre unas cosas y otras, el día 8 a las 20:30 h. dejaba de existir la marquesa de Squilache; dama de la más postinera sociedad madrileña, famosa por las maravillosas fiestas que organizaba y su participación en innumerables obras de caridad.

Baile en los salones de la marquesa de Squilache.
Christian Franzen, 1908

María del Pilar de León y Gregorio
Marquesa de Squilache
El día 9, a las 14 horas, los restos mortales de la marquesa fueron trasladados de su casa de la plaza de las Cortes a la Capilla de Jesús de San Martín (calle Luchana), donde recibieron cristiana sepultura.

Entierro de la marquesa a su paso por el Salón del Prado.
Fotografía, Alfonso

Continuamos
Flores, guirnaldas y mantones
El día 15, madrileños e isidros se acercaron a la Puerta del Sol para contemplar asombrados la monumental canastilla de flores colocada por el Centro de hijos de Madrid en la farola central de la plaza; ramilletes florales decoraban las farolas pequeñas. Por su parte, la casa de los Hijos de Madrid, también ubicada en aquella plaza, aparecía profusamente adornada con guirnaldas y mantones de Manila pendiendo de sus balcones. Por la noche, esos balcones lucieron espléndida y efectista iluminación eléctrica.
"Merece un aplauso unánime el Centro de Hijos de Madrid, por el esfuerzo que supone la organización de los festejos extraordinarios que ha hecho, para lo cual ha tenido que luchar con una porción de elementos y vencer no pocos obstáculos." [El País, 16 de marzo de 1915]

Juan Pérez Zúñiga, en su columna "Cosquillas" del Heraldo de Madrid, rimaba cosas de la actualidad:
"-De la Puerta del Sol, tía
¿qué llevarías? Contesta.
-Pues lo mejor, hija mía, 
sería llevar la cesta."


No hemos encontrado fotografías de la ornamentada farola. Para compensar, os ofrecemos una de las tantas vistas de la Puerta del Sol hecha postal.

Postales de Madrid. Ayuntamiento de Madrid, ca. 1915
Fototipia Castañeira, Alvarez y Levenfeld.
© BNE- Signatura 17/TP/19-17/TP/20

El programa de festejos
El nutrido programa de festejos nada tenía que envidiar a los organizados por organismos oficiales. Si bien-a pesar de todo-, recibió alguna "ayuda" por parte del Ayuntamiento, la mayoría de los eventos estuvo sufragado por el propio Centro, sus afiliados, y la buena voluntad del pueblo madrileño, comerciantes y otras asociaciones sin fines de lucro.


Transcribimos lo que se publicó en aquel programa de hace cien años:

HOMENAJE A LOS MÚSICOS MADRILEÑOS
Fiesta nocturna en la Plaza de Toros.-Se invitará á las señoras a que asistan con mantilla o mantón de Manila. — Las bandas civiles y militares de Madrid tocarán (solas y juntas) repertorio madrileñísimo. — Los cuerpos de coro de los teatros madrileños cantarán los números que elijan. — Desfile pintoresco dentro de la plaza.




FIESTA DE LOS BOMBEROS
Un simulacro grandioso por el Cuerpo de Bomberos. —Se construirá una casa de madera. Al prenderse fuego, después de la revista, acudirán los bomberos y habrá simulación de salvamentos.

FIESTA DE LA MAYA [ver más sobre las Mayas]
Sábado 22 de mayo
Por la mañana se celebrará en el Retiro, con asistencia de los niños de las escuelas públicas y de los exploradores.—Bandas de música.—Coros, que entonarán canciones a la Primavera.—Reparto de flores a los concurrentes.—Por la noche irán, en carruajes floridos, a las plazas madrileñas donde se hayan instalado las mayas tradicionales, grupos de bailarinas, que danzarán al pie de las mayas, inaugurando los bailes públicos que durante la noche se celebren en dichas plazas.—Concurso de balcones engalanados, principalmente con flores y pañuelos de Manila, adjudicándose un premio por cada distrito. —Transformación en ramilletes de las farolas de la Puerta del Sol y en monumental ramo la farola central.—Decorado de la fachada del Centro de Hijos de Madrid.—Reparto de cocido madrileño a los pobres.

En las plazas del Ángel y de Salmerón, y en las glorietas de Atocha y Bilbao, se habían instalado tablados, en los que bailaron diferentes grupos de bailarinas del teatro Real. Terminadas las danzas ante las mayas, continuaron las bandas de música ejecutando piezas musicales, organizándose bailes populares, que estuvieron muy concurridos y animados. En otras plazas madrileñas se organizaron también bailes públicos, que se prolongaron hasta altas horas de la noche.

FIESTA DEL PROGRESO
Con el concurso del Real Aero-Club. Durante las fiestas se procurará que pasen por encima de Madrid el mayor número de globos y aeroplanos.—El premio que se conceda al mejor raid de aviación que se haga sobre la villa y corte será una copa, que se titulará "Copa de Madrid".—Fiestas automovilistas, con premio, y con el concurso del Real Automóvil Club.

"¿Sabes lo que es tal festejo?
Unos cuantos monoplanos
conduciendo ciudadanos
que así exponen el pellejo.
Vueltas sobre el casco viejo
de esta alegre capital.
Revuelos en espiral.
Mucho aplauso. Mucho viva...
Y, de mirar hacia arriba,
tortícolis general."
JUAN PÉREZ ZÚÑIGA

OLIMPIADA
La reglamentación para los deportes que constituyan esta gran fiesta de agilidad, fuerra y destreza, corre a cargo de la Sociedad Gimnástica Española, Athlétic-Club, Moto-Club, Unión Velocipédica Española, Madrid Foot-Ball Club y Racing Foot-Ball Club.

CONCURSO DE BANDAS MUNICIPALES DE LA PROVINCIA DE MADRID
Entre las bandas de los pueblos de la provincia se celebrará un certamen con premios en metálico, al que, en obsequio a los concursantes y sus Ayuntamientos, pondrá remate con un concierto la Banda Municipal de Madrid, cuyo director presidirá el Jurado.

FIESTA DE LA PAZ
Durante el día, la mujer madrileña, que en otras ocasiones ha llevado su altruismo a implorar la caridad en pro de los desgraciados, recabará públicamente la firma de un manifiesto pidiendo la paz.—El personal femenino de las Compañías Teatrales recorrerá la población en vistosos carruajes, repartiendo ramas de oliva.—Por la noche fiesta en el Teatro Real, en que la poesía recoja la gran ternura de este hidalgo pueblo madrileño.—Intervendrán los mejores poetas nacionales, recitándose las poesías por las primeras actrices.—Los productos de la función se destinarán a la Cruz Roja.

"Desde un carro refulgente
actrices de gracia viva
y de palmito excelente
repartirán a la gente
sencillos ramos de oliva.
Nuestro caudal ofrezcamos
por tal obsequio a las damas,
pues, aunque nos defendamos,
cobrarán caros los ramos...
sin ajidaose por las ramas.
Mas no han de sernos molestas
si nos lo piden afables,
porque de todas las fiestas
las que hayan de hacernos éstas
serán las más agradables."
JUAN PÉREZ ZÚÑIGA


FIESTA DE CAPA Y ESPADA
En el Retiro. Por tarde, gran torneo de esgrima.-Por la noche, verbena, reproducción de las celebradas en tiempo de Felipe IV.

FIESTA DE FRATERNIDAD
Cantos y danzas regionales. - Rememoración de usos y costumbres de las provincias españolas.

BATALLA DE PLORES
Con artísticas carrozas y coches engalanados.
[Celebrada el día 31 de mayo, el Centro de Hijos de Madrid presentó las carrozas tituladas "Madrid", "Miau", "Vaso Griego", "Capricho de porcelana", "Egipto", "Avestruz" y "Las joyas del Sultán".]

Las carrozas "Miau" y "Vaso Griego" a su paso por la Castellana. Foto: Salazar

Carrozas "Egipto" y "Capricho de porcelana". Foto: Alfonso

Carrozas "Avestruz" y "Las joyas del Sultán". Foto: Alfonso

Carrozas "Vaso Griego" y "Madrid". Foto: Alfonso

Carroza "Miau". Foto: Alfonso

"Mil damas, entre derroches
de gracia y de buen humor,
desde una flor a otra flor
irán arrojando coches.
Y al pasar hombres de guita,
para ver si allí las cogen,
es probable que se arrojen
Rosa, Hortensia y Margarita.
¡Yo, en cambio, pediré a Dios
que en esas luchas florales
me arrojen flores cordiales
para curarme la tos!"
JUAN PÉREZ ZÚÑIGA


FESTIVAL HISPANO • AMERICANO
En el Palace Hotel, con el concurso del Cuerpo diplomático de las naciones de América, cuyos productos se destinarán al socorro de los españoles víctimas de la anarquía en Méjico.

VERBENA GOYESCA
Para los socios e invitados del Centro de Hijos de Madrid.

CONCURSO DE ESCAPARATES
De nueve a doce de la noche se celebrará este concurso, adjudicándose premios a los comercios que demuestren más gusto artístico.—El comercio, con esa exposición original y curiosa, puede convertir las calles en paseos concurridísimos.

EXPOSICIONES
De Bellas Artes, de Tapices, de Industrias artísticas. Canina, de Lencería y encajes españoles, y de Flores y pájaros.

ROMERÍAS
De San Isidro (con nuevos elementos). — Asturiana (Centro Asturiano)

ESPECTÁCULOS Y EXCURSIONES
Temporada de ópera nacional en el Teatro Real.—Funciones extraordinarias en el Español, Apolo, Cómico, Zarzuela, Lara, etc.--Grandes corridas de toros.—Carreras de caballos.—Combinaciones para visitar los magníficos alrededores de Madrid que sirvieron de fondo a los cuadros de Goya y Velázquez, y excursiones al Pardo, Escorial y Aranjuez.—Como consecuencia de los festejos se intentará una feria, que podría durar hasta bien entrado el verano, para animar la vida madrileña en esa estación, y un Teatro de la Naturaleza en el Parque del Oeste.


El concurso de escaparates
Dentro de los eventos reflejados en el programa, el Centro de Hijos de Madrid organizaba un Concurso de escaparates con la finalidad de dar protagonismo al comercio matritense. Una brillante idea utilizada como reclamo que atraería a los turistas (llámense también forasteros o isidros), en esos días de fiesta. El comercio vendería más y las calles comerciales se presentarían muy vistosas y engalanadas.
La Comisión creada por el Centro para el Concurso de escaparates, aseguraba:
"Estamos seguros de que todos los señores comerciantes e industriales se da idea exacta de la importancia de este concurso, y esto nos releva de insistir con nuevas consideraciones, rogando a todos aquellos que del comercio y la industria viven, que en los días que indicamos adornen e iluminen con arte y espledidez sus escaparates, para que ello sirva de enaltecimiento del comercio, que como elemento principal que es la vida de la nación, está obligado en todo momento a dar pruebas de su valer y preponderancia."
El esfuerzo de los comerciantes tendría su reconocimiento; se otorgarían 10 premios y 10 accésit.
Un jurado visitaría el sábado 15 y domingo 16 de mayo, de ocho a doce de la noche, a aquellos comercios inscritos en el Boletín que para tal fin había preparado la Comisión.
El premio consistía en un diploma y un objeto de arte, y un diploma para los accésit.

Algunos premiados
Perfumería Gal (Carrera de San Jerónimo, 2)
Dos escaparates. Uno adornado con atributos campesinos en oro y fondo verde, presentaba sus famosos productos de Heno de Pravia. El otro, sobre tonos rojos, destacaba en rojo más intenso los dentífricos de la marca Gal.



Peletería Casa Vila y Jeannot (Carmen, 4)
Escaparate decorado con riquísimas pieles, expuestas de tal modo que llamaron la atención de todo el público.



Tienda de moda García Moríñigo (Fuencarral, 109 y Montera, 20)
El escaparate de la calle Montera estaba decorado en fondo amarillo, y el de la calle Fuencarral en tono rosa, con flores. En ambos escaparates se habían colocado elegantes prendas, formando equipos y canastillas. Destacaban las prendas de ñiño y las de cristianar.

"Cuarto de Niño", tienda de Juan Francisco García (Estudios, 2)
Esta casa especializada en alfombras, cortinajes, stores, visillos, etc., había preparado un escaparate de tal belleza que se mantuvo abierto toda una semana.

Sastrería Casa Padró (Tetuán, 21)
La sociedad más postinera se daba cita ante el escaparate de la satrería, donde se habían colocado elegantes modelos parisinos.

Casa Julian Ruiz Morales (Postas, 2)
Casa especializada en peletería, había preparado un escaparate con estos productos y las últimas novedades en sombrillas y abanicos.

Sociedad Española de Papelería (Alcalá, 6)
Este escaparate, adornado con lujo y elegancia, presentaba una gran variedad de artículos. De todos ellos sobresalían, en primer término, gran cantidad de plumas estilográficas; modernos clasificadores de correspondencia; y cuantos artículos de papelería trabajaba aquella Sociedad.


Los asturianos en Madrid
El Centro Asturiano participó en las fiestas organizadas por el de los Hijos de Madrid, y celebró el día 16 de mayo su romería en la Florida. La fotografía inferior, de Alfonso, muestra el momento del paso de la cabalgata asturiana por la Puerta del Sol.
La noche del día 13 habían llegado en un tren botijo nada menos que 911 asturianos.




Chamberí y los Hijos de Madrid
Comentábamos al principio del artículo que el distrito de Chamberí había acogido con agrado la iniciativa del Centro de Hijos de Madrid, y con gran entusiasmo su programa. Desde el primer momento recibió aquel Centro el apoyo de los chamberileros, quienes, en una reunión celebrada en la tenencia de alcaldía, ultimaron los detalles del programa de festejos con la participación de industriales, comerciantes y vecinos del distrito.

El programa, esbozado por el Sr. Leopoldo Fau y Casa-Juana, secretario del Centro, era el siguiente:
"Primer día.
A las once de la mañana se inaugurará en la glorieta de Quevedo una gran falla, de estilo valenciano, representando sus figuras un asunto de actualidad.
De seis de la tarde á nueve de la noche, en la plaza de la Iglesia darán suelta á una magnífica colección de figuras grotescas y caprichosos globos, que lanzarán regalos y juegos de pólvora.
A las nueve de la noche, cinematógrafo público en la glorieta de los Cuatro Caminos.
A las once de la noche, juegos luminosos en la plaza del Dos de Mayo.

Segundo día.
A las ocho de la mañana, en la calle de Abascal se celebrará una misa de campaña, á la que asistirán los colegios de niñas y niños, y que serán obsequiados con desayunos.
Celebrarán varios ejercicios, y finalizarán rindiendo un homenaje al emblema de la patria.
A las nueve de la noche cinematógrafo en la plaza de Olavide.
A las diez magníficos fuegos artificiales con un programa de 50 números, entre los que se cuentan 11 árboles de piroctenia, que se colocarán en los alrededores y plaza de los Cuatro Caminos.

Tercer día.
A las diez de la mañana, se descubrirá una lápida artística al cronista de Madrid, Carlos Cambronero.
De nueve á doce de la noche, se celebrarán conciertos por las bandas municipales de la provincia de Madrid, en las plazas Vieja de Chamberí, Dos de Mayo, Olavide y San Bernardo.
A las doce de la noche, dichas bandas se congregarán en el paseo de Carranza, para ejecutar varios números y concluirán estas fiestas con una gran traca que recorrerá todo el boulevart.

Advertencia.
Si la recaudación lo permite, se ejecutarán otros originales números como las fuentes luminosas y la representación al aire libre de saíneles madrileños."
El Semanario local independiente El Norte de Madrid, de 30 de mayo, en su columna de "Notas de la semana", decía de aquellos festejos madrileños:
"El cocido madrileño.—Se repartió á los pobres el domingo 23, constituyendo el acto una solemne y conmovedora manifestación de los sentimientos caritativos que en tan alto grado atesoran los madrileños.
Por nuestra parte, y gracias á la exquisita amabilidad del ilustrado secretario del Centro Hijos de Madrid, D. Leopoldo Fau de Casa Juana, también pudimos contribuir al socorro del desvalido, repartiendo, entre doce familias pobres, los doce bonos que aquel señor tuvo la atención de remitirnos.
Concurso de bandas.—Tuvo lugar el miércoles en la zona de recreos del Retiro y ha sido una fiesta brillante, que terminó con un concierto ejecutado por nuestra insuperable banda municipal, dirigida por el eximio maestro Villa.
Los festejos en Chamberí.—Ha habido de todo y para todos: baile, para los jóvenes; pólvora, para los amigos de emociones; buena música, para los filarmónicos; tía Javiera, para encanto de la revoltosa chiquillería Y, sin embargo, con haber de todo y para todos, los festejos han sabido á poco, todos se han quedado, como quien dice, con la miel en los labios; es que cuando de libar la copa del placer se trata, somos insaciables."
Chamberí había apostado por unas fiestas diferentes organizando festejos por su cuenta. De haber seguido mismo ejemplo todos los distritos de la Villa y Corte, las fiestas de mayo de 1915 hubiesen sido colosales.


Un recuerdo
Fotografía de Amador tomada en un baile de la calle Santa Engracia durante las Fiestas de la Virgen del Carmen del año 1899.



Y esto fue lo que hace cien años fomentó el Centro de Hijos de Madrid y a lo que, de buen grado, se apuntó el distrito de Chamberí. Desde entonces las fiestas populares tuvieron otro concepto y ganaron en popularidad.


Bibliografía

· Citas de noticias de periódicos y otras obras, en la publicación. 
· En todas las citas se ha conservado la ortografía original.



© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-001 CHMADRID
ISSN 2444-1325