lunes, 8 de septiembre de 2014

Las cien cosas que es Madrid (VI)

Sexta parte con 10 cosas de las cien que era el Madrid de Tomás Borrás. Con estas ya sumamos 62.
Nos habla Borrás del buen yantar, de los Bancos, las Iglesias viejas, las Parroquias y sus parroquianos, y los Teatros de conciertos. De las distancias a otras ciudades y de la radio y televisión que acortan esas distancias. También de las asociaciones y cooperativas de la época.

De las páginas de Hoja Oficial del Lunes de Madrid extraemos publicidad para acompañar los textos de referencia, y del Archivo Fotográfico de la CAM y la revista Villa de Madrid hacemos lo propio con fotografías.







Las 100 cosas que es Madrid
Por Tomás Borrás

53. Y las..., ¿cuántas?..., ¿doscientas, quinientas?..., cafeterías de paladar exquisito, el plato rápido de pie para el hombre de negocios, la barra de brindar, el apurar café ardiendo que van a quitar la lista de la oficina, los novios haciéndose muecas de labios, las botellas de elixires de alargar la tristeza al que la tiene o incitar a la audacia al tímido.

Ni Borrás atina a decirnos cuántas cafeterías había en el Madrid sesentero. Sí las divide por categorías, que las había según el nivel o la zona; condición que se mantenía desde la época de las botillerías, como la de Canosa, de gran esplendor en tiempos de Carlos IV.
El Café Suizo, el de Sólito, el de Lorencini, la Fontana de Oro, entre otros, forman parte del comienzo de la historia de los cafés madrileños.
Más revolucionarios y literatos que de paso, recordamos el que era frecuentado por "La partida del trueno", es decir, el Café del Príncipe o "Parnasillo", junto al Teatro del Príncipe (Teatro Español). En la década de los sesenta, con más futbol y menos romanticismo en sus tertulias, el inmediato al Teatro será el café "Punto y Coma".

"De cuantos cafés y similares hubo y hay en la plaza [de Santa Ana], ninguno tan modesto ni tan famoso como el del Príncipe, inmediato al teatro, donde en 1830 se comenzaron a reunir numerosos escritores y artistas de diversas edades y especialmente unos cuantos jóvenes que en los siguientes años de irrupción y triunfo del Romanticismo se convertirían en primeras figuras." [Revista Villa de Madrid. AÑO VI, Núm. 25. pp. 86-93. "El Barrio de las Musas", por José Simón Díaz.]



Teatro Español y Plaza de Santa Ana en 1969

Omitimos la lista de cafeterías y bares porque es muy extensa y cada local tiene su historia. Preferimos ofrecer recuerdos de un instante que los madrileños donaron al Archivo Fotográfico de la Comunidad de Madrid. Un pequeño homenaje a los que hoy son nuestros mayores; a los que continúan y a los que ya no están.

Foto: Albertina Galiano Rodríguez. 1968
Foto: Javier Nieto Valerio. 1970
Foto: Pilar Morantes Nogales. Bar Cano (San Blas) 1970
Foto: José María Abellan del Sol. 1968
Foto: Nieves Salgado Pascual. Cafetería Dólar (Gran Vía y Alcalá)
De izquierda a derecha, Angelita, Edel, Nieves y Carmen, trabajadoras de la cafetería Dólar.
Foto: Nieves Salgado Pascual. Cafetería Dólar (Gran Vía y Alcalá)
La propia Nieves en la plancha del Dólar.
Foto: Ana Isabel Sanz Aparicio. 1970
Foto: Francisco Matellanas. 1970
Foto: Antonio Gordillo Monge.
Grupo de amigos en el Caripen, restaurante propiedad de Lola Flores
(Plaza de la Marina Española) 1970



Foto: Carmen Ruiz Rubio. 1970
Foto: Carmen Ruiz Rubio. 1970
NOTA: Todas estas fotografías, y muchos más, formaron parte de la exposición "Madrileños. Un álbum colectivo", celebrada en la Sala de exposiciones del Canal de Isabel II entre noviembre de 2009 y enero de 2010.

54. Dista por carretera a Ávila 113 kilómetros; a Cádiz, 693. Entre ese compás, todas las cuentas. Ferrocarril: 58, a Guadalajara; 784, a Gerona. Por aire: seis horas, a Nueva York; nueve horas, a Buenos Aires; nada, a Barcelona; hora y media, a Baleares; seis horas, a Roma.
 

¡Hazte fama y échate a dormir! que pregonaba Iberia por el mundo... O lo que es peor, ¡Invierte en autopistas!, que daba el 6,75% de rendimiento.



55. Ciudad de conciertos: dos orquestas oficiales, varias de cuarteto, la Banda Municipal (famosa). El Teatro Real, bellísima sala para escuchar. Música en sociedades y en ámbitos elegantes. (Pues la música, como la piedra filosofal, transforma en oro todo lo que roza con su ala.)

A continuación unas fotografías del interior del Teatro Real en 1969 incluidas en el artículo "Teatro Real: De los Caños del Peral a Festival de Eurovisión", de Mario González Molina, en la revista Villa de Madrid (AÑO VII - Núm. 27). Como recordaréis, en la segunda parte de las cien cosas que era el Madrid de Borrás hablamos del Festival de Eurovisión celebrado en el Real el 29 de marzo de 1969.






56. El que ha plantado la televisión para todo el país, el año cincuenta y seis. El que teje la red que deja con la boca boba a los visoespectadores y escuchas en número inusitado. La televisión, en su palacio regio de Prado del Rey.

Nada mejor que unos videos para rememorar esta cosa 56 que dice Borrás que era Madrid. El número coincide con el año del nacimiento de Televisión Española, joven institución que aún no tiene ni sesenta.






57. El que envía, desde los años veintitantos, por Radio Nacional, La Voz de Madrid, Intercontinental, España, Juventud y Peninsular ondas incesantes, supersaturando de noticias, enseñanzas, oportunidades, gracejo y horizontes a los que alternan TV. con R. Molino, que no cesa, de aspas infinitas.

58. La villa de las doscientas parroquias, ciento treinta y cinco conventos de religiosos y ciento cincuenta y cuatro femeninos, con un total de setenta mil oficiantes, que ruegan a Dios por los aturdidos. Y cuatro seminarios de la sapiencia.

59. La que tiene la iglesia más vieja, San Nicolás,  poco después del 900,  y la catedral que se terminará poco menos del 2200.

Don Tomás se refiere en esta cosa que era Madrid número 59 a la mudéjar y barroca iglesia de San Nicolás de Bari o Los Servitas (ver en Google Maps), una de las más antiguas de Madrid. Como es evidente, al hablar de "la catedral" alude a la de Nuestra Señora la Real de la Almudena. El Templo venía dando coletazos desde los tiempos de Isabel la Católica y la reina María Ana de Austria, aunque no será hasta 1868 cuando la Congregación de Esclavos de la Virgen de la Almudena, apoyada por la reina María de las Mercedes, esposa de Alfonso XII, solicite permiso al Arzobispo de Toledo para construir otra iglesia dedicada a la Virgen. El 4 de abril de 1883, Alfonso XII colocará la primera piedra.
Borrás se pasa bastante al decir que se acabaría en el 2200; ironía nada desacertada si tenemos en cuenta que en 1999 aún se continuaban haciendo retoques arquitectónicos. El 15 de junio de 1993 Juan Pablo II había viajado a Madrid para dedicar y consagrar la Catedral.
La siguiente fotografía muestra una vista aérea del Palacio Real y la Almudena en el año 1970. Si observamos detenidamente se aprecian las obras de la inconclusa Catedral.



60. El de los Bancos. Calles de Bancos; ochocientos mil millones en depósito. Bancos centrales, sucursales, universales, extranjeros, indígenas. Bancos en esquinas, en palaciotes, de día y de noche; salas congestionadas de gentes con papelitos en la mano, cambio de la moneda de cualquier rincón del negocio. Bancos, banqueros, oficinas donde doblan el espinazo miles de miles de pesetas a la orden del Banco domador. Bancos y más Bancos con oficiantes que pululan, trabajan, ahorran, entregan, gesticulan, meditan, anotan en las amplias cámaras de los Bancos donde dormita su sueño, y a veces despierta, el serpentón del oro . (No se olvide, mil y un Bancos.)

Y de esos mil Bancos sólo una muestra ínfima. Sumamos a la lista el Monte de Piedad, la mítica Caja de Ahorros de Madrid, porque sin saberlo ni pretenderlo terminó convertida en Banco.










61. Diez mil asociaciones de todo y para todo, edificios enteros para negocios. Asociados, cooperativas-el cooperativismo, invento moderno de lo sindical del Madrid renovado-, asociaciones en las que todos se apretujan con los demás, que la unión hace la fuerza y hasta el jolgorio.



62. ¿Restaurantes en Madrid? ¿Comedores y comederos?
Lo refinado y de precios de cucaña o lo regalado—los de Auxilio Social—La categoría entera y en su dimensión enorme. Recoletos o para pópulo algarero, al aire libre o entre cortinas de incierto calor y velo de silencio, saboreadísimos de gusto, servidos por la aptitud de los españoles, que del mesón agrio del diecisiete han llegado a la sutileza, el delicadismo y la cortesanía de los maestresalas y coperos, especieros, lamineros y camareros supremos de la gran cámara del estómago.

Nos salimos de lo convencional











Y mientras los neoyorquinos intentaban comprender lo que Borrás contaba de las excelencias de Madrid, los madrileños se enteraban que PHILIPS ("¡Mejores no hay!) iluminaba el Estadio Bernabéu y Raphael preparaba un macro concierto en el hoy defenestrado Palacio de la Música.










Las 100 cosas que es Madrid publicadas
PARTE 1. Del 1 al 11.
PARTE 2. Del 12 al 21
PARTE 3. Del 22 al 28
PARTE 4. Del 29 al 39
PARTE 4. Anexo
PARTE 5. Del 40 al 52
PARTE 6. Del 53 al 62
PARTE 7. Del 63 al 65
PARTE 8. Del 66 al 71
PARTE 9. Del 72 al 81
PARTE 10. Del 82 al 92
PARTE 10. Anexo
PARTE 11. Del 93 al 100 - Final


© 2014 Eduardo Valero García - HUM 014-006 ESP. T.B.VILLAMAD
© Ayuntamiento de Madrid - Revista Villa de Madrid - Depósito legal: M. 4.194-1959

.