lunes, 17 de enero de 2011

Origen de los Cerralbo. Historia de un duelo

Todo comenzó allá por el siglo XIV con la llamada ‘Leyenda de María Adán’, que relata don Mateo Hernández Vegas en su obra "Ciudad Rodrigo. La Catedral y la Ciudad", publicada en 1935.

"Por los años en que Alfonso XI (1312-1350) visitaba Ciudad Rodrigo, o pocos antes, ocurría el primer famoso duelo entre Garci-López y Pachecos. 

El hecho, despojado de adornos y accesorios, es el siguiente: 

Con motivo de la elección de cargos concejiles, un caballero mirobrigense, don Sancho Pérez, fue muerto con malas artes, o por lo menos, en circunstancias poco nobles, por otros cinco caballeros, también mirobrigenses, del linaje de los Garci-López. 

Su viuda, doña María Adán, señora de Cerralbo, vistióse de jerga, ciñó su cintura con cinco vueltas de áspera soga, por ser cinco los matadores de su esposo, y, no teniendo en su familia quién la vengase, mando publicar por toda la comarca un bando, en el que ofrecía en matrimonio a su única hija, Inés Pérez, juntamente con toda su hacienda, al caballero que la hiciese vengada de sus enemigos. A la demanda salió un caballero portugués, llamado Esteban Pacheco, el cual retó públicamente a los cinco Garci-López, y obtenida licencia de los jueces, peleó en el campo señalado, que era el Prado de San Francisco, con los dos que se presentaron, venciéndolos sucesivamente.

Pasado el plazo sin que acudieran los tres restantes, por haber quedado heridos, dicen, en la refriega en que don Sancho Pérez perdió la vida, fue declarado vencedor, recibiendo con la mano de doña Inés la villa de Cerralbo y toda la hacienda de la madre, no sin que ésta le obligara antes a jurar que sustentaría siempre reto contra los Garci-López. 

La orgullosa dama, considerándose sólo en parte vengada, quitó dos vueltas de la soga con que se ceñía, pero conservó las otras tres durante su vida; no volvió a comer pan a manteles, ni a peinarse el cabello, ni a vestir otra cosa que tosca jerga".

Se conocen al menos tres Esteban Pacheco entre los siglos XIII y XIV. Se duda de que el mentado en esta leyenda fuese el primer señor de Cerralbo, título que concederá Enrique II de Trastámara por su colaboración en la guerra contra Pedro I.


Hemeroteca
Ejemplar de la revista semanal 'Por esos Mundos' del 16 de mayo de 1926 donde se publica el artículo "A cada cual su castigo", de Constantino Suarez "españolito", que hace referencia a la leyenda de María Adán.




ÍNDICE DE CONTENIDOS


-