domingo, 30 de enero de 2011

Homenaje al Frontón Beti Jai



Después de mucho batallar asociaciones de vecinos y los amigos del justo reconocimiento histórico a las cosas, el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha declarado Bien de Interés Cultural (BIC) al Fronto Beti Jai con la categoría de Monumento. Ya en 1991 se habían iniciado los trámites para declararlo BIC, pero quedaron paralizados.

Figura en la Lista roja del Patrimonio con el estado de "Abandono total con riesgo de ruina". Puedes ver la descripción en España Nostra - Lista roja del Patrimonio.


Siempre fiesta
Con el nombre de Beti Jai -"siempre fiesta" en euskera- se inaugurará el 29 de mayo de 1894 el más grande y seguro de los frontones existentes en Madrid que en aquel entonces eran cuatro. Hubo una veintena de frontones en el Madrid del siglo XIX y todos ellos han desaparecido, a excepción del Beti Jai que es el único que queda en pie en todo el mundo.


Sobre la inauguración podemos decir que algunos cronistas la fechan el 29 de abril de 1894, pero la noticia aparecida en la edición nocturna del periódico "El Día" del domingo 27 de mayo de 1894 (Madrid) ratifica que la fecha exacta tuvo que ser la de 29 de mayo.

Si quieres ver la noticia puedes pulsar sobre la imagen

Para que no queden dudas, añadimos la noticia aparecida en la edición nocturna del mismo periódico el miércoles 23 de mayo de 1894:

Puedes pulsar sobre la noticia para ver el periódico de aquel día
Y para ratificar de forma categórica esa fecha tenemos la noticia del "Diario de Avisos de Madrid" del 30 de mayo de 1894:

Puedes pulsar sobre la noticia para ver el Diario de Avisos de aquel día


José Arana y el Beti Jai

Un joven y modesto dependiente de ultramarinos afincado en Madrid y llamado José Arana Elorza (nació en Escoriaza-Guipúzcoa en 1839 - falleció el 5 de diciembre de 1908) tuvo la suerte de ganar 70.000 reales en el Premio Gordo de Navidad.

Pépe Arana, para los amigos, supo invertir su capital en no pocas excentricidades propias de un jóven y en su propio negocio de ultramarinos que llegó a tener sucursal en San Sebastián. Más tarde abrirá un negocio de venta de billetes de espectáculos, principalmente corridas de toros, con lo que conseguirá gran fama.

Realizará grandes obras y será un visionario en el campo de los espectáculos. A él se debe, por ejemplo, el inicio de la Semana Grande de San Sebastián.

En Madrid, además del Beti Jai, construirá la Plaza de Toros de Atocha (1876), que estaba ubicada en la actual plaza que se sitúa entre la Torre de Atocha y la Tabacalera.

En 1902 se hará cargo de como empresario del Teatro Real de Madrid, que gestionará durante cinco temporadas.

El Beti-Jai será otra de las iniciativas de José Arana como presidente de la Sociedad Arana, Unibaso y Compañía.


La Capilla Sixtina de la Pelota vasca
El edificio, encargado al arquitecto cántabro Joaquín Rucoba y Octavio de Toledo, se comenzó a construir en 1893 y fue frontón hasta los tiempos de Primo de Rivera, que suprimió los juegos y las apuestas. También fue utilizado para concursos hípicos, con un público tan selecto como la mismísima Casa Real.



El Beti Jai pertenece a la llamada arquitectura del hierro, característica de la revolución industrial del siglo XIX, visible también en el Palacio de Cristal del Retiro, del Palacio de Velázquez y de la estación de Atocha.

Con la designación de frontón con cancha descubierta, tenía capacidad para 4.000 personas distribuidas en gradas, ocupando una superficie de 3.420 m².

La revista "Actualidades" del año 1894 detalla 'en tiempo real' la fisonomía y servicios del frontón Beti Jai en sus primeros días de vida:


La "Capilla Sixtina de la pelota vasca" irá perdiendo protagonismo hasta que en 1919 dejará de servir a este deporte para convertirse en guarda coches. También será cárcel improvisada durante la Guerra Civil, corrala  y taller mecánico, hasta llegar al lamentable estado de conservación que hoy presenta.

El Beti Jai es propiedad de la empresa vasca Frontón Jai-Alai SL, que lo adquirió por 2,3 millones de euros al grupo PSA Citroën en 1997, para darle uso deportivo. A día de hoy, conociendo el estado del edificio para el que la UNESCO ha pedido sea declarado Patrimonio de la humanidad, parece que aquella idea de espacio deportivo se ha quedado sólo en especulativo.


El Beti Jai ayer





El Beti Jai hoy









Por fortuna hoy podemos seguir contando la Historia Urbana de Madrid con testigos que aún dan fe de que existieron, como es el caso del Beti Jai. A pesar de su estado, el frontón se niega a desaparecer y todo apunta a que lo conseguirá.

ACTUALIZADO
Desde la publicación de este artículo, en enero de 2011, han surgido nuevas noticias sobre el emblemático Beti Jai.
Ofrecemos slgunos enlaces para conocer la situación del frontón en 2015:

- Salvemos el frontón BETI JAI

- Noticias en Google


© 2015 Eduardo Valero García - HUM 015-001 BETI-JAI
ISSN 2444-1325