miércoles, 14 de diciembre de 2016

Ha muerto Carlos III. Madrid, 1788

A las 12 y 40 minutos de la noche del sábado al domingo 14 de diciembre de 1788 abandonaba Madrid, y éste mundo, el piadoso, feliz y augusto Carlos III de España. Su confesor, Fray Luis de Consuegra, no se separó de él hasta ese momento.




Inmediatamente después de su fallecimiento se reunieron los jefes de Palacio para dar parte a los príncipes, que desde ese momento llevaron el tratamiento de Majestad, como a reyes. Y se expidieron todas las órdenes necesarias para los jefes de Palacio, ministros y magistrados del reino; entre ellas un Decreto al Supremo de Castilla que decía:
A la una menos quarto de la mañana de hoy ha sido Dios servido de llevarse para sí el alma de mi amado Padre y Señor (que Santa gloria haya); y lo participo al Consejo con todo el dolor que corresponde á la ternura de mi natural sentimiento, tan lleno de motivos de quebranto por todas circunstancias, para que se tomen las providencias que en semejantes casos se acostumbran. En Palacio á 14 de Diciembre de I788.
El firmante era Carlos IV, quien esa misma mañana mandó se guardasen “lutos generales rigurosos” por seis meses. Y mandó también que los Oficiales del Ejército y la Armada, los Guardias de Corps y Alabarderos llevasen “banda negra y los nueve primeros días sin vueltas ni polvos en el pelo”.

En lo alto de las Caballerizas del Real Palacio de El Retiro se colocaron catorce cañones de artillería que hicieron descargas durante los tres días que estuvo el cadáver de Carlos III en el palacio.

A las dos de la tarde de aquel domingo 14 de diciembre entró el marqués de Valdecarzana a la cámara del rey, y viendo que el cadáver continuaba tal y como había dado el último suspiro, ordenó a la servidumbre que le vistieran.

Y así lo hicieron, poniéndole la camisa y corbatín con hebilla de oro; calzones, medias y zapatos, también con hebilla de oro. En ese estado fue puesto el cadáver sobre dos mesas cubiertas de tapetes de damasco encarnado, guarnecidas de galón de oro, y allí se le colocaron la casaca y chupa, a juego con los calzones; piezas todas ellas de terciopelo verde, matizado con morado y preciosos bordados de oro de cinco dedos de ancho.
Después se le colocó el peluquín, los guantes, el sombrero, la espada y bastón con puño de oro, y luego le pusieron las bandas y collares de las Ordenes de Sancti Spíritus, San Genaro, Constantiniana, Toisón de Oro, y Real y Distinguida de Carlos III.

El Real cadáver fue depositado en una caja de plomo, y ésta se metió dentro de otra de madera, que estaba cubierta por dentro de tafetán doble de color blanco, y por fuera de tisú, fondo de plata, ondas de oro y flores de matices, guarnecida toda de galón de oro, con tachuelas y herraje dorado, doce cantoneras, dos cerraduras con sus llaves, ocho aldabas, tres a cada lado, una a la cabecera y otra a los pies. Rodeaba todo el féretro un cordón blanco de seda, y encima de la tapa una cruz de galón de oro.

Poco después de las cinco de la tarde, habiéndose realizado todos los actos protocolarios de cesión del cadáver, el féretro fue conducido a la Sala de Embajadores donde se había preparado la Capilla ardiente. El cadáver fue colocado sobre la Imperial cama, agregando a su vestimenta el manto capitular de la Orden de de Sancti Spíritus, seguido del de San Genaro, y por último el gran mantón de la Orden de Carlos III.

Y se abrió al público la capilla; ese día hasta las once de la noche, y los demás, hasta el día 15, de doce de la mañana hasta la misma hora.

El día 16, un monumental y regio séquito que acompañaba a los restos del “mejor alcalde de Madrid" partió hacia el monasterio de El Escorial, donde llegaron el día 17 a las ocho y media de la mañana.



Bibliografía
Todo el contenido de la publicación está basado en información de prensa de la época y documentos de propiedad del autor-editor.

Memorial literario instructivo y curioso de la Corte de Madrid (LXXV) Diciembre de 1788. Parte I. Madrid, Imprenta Real.

En todos los casos cítese la fuente: Valero García, E. (2016) "Ha muerto Carlos III. Madrid, 1788", en http://historia-urbana-madrid.blogspot.com.es/ ISSN 2444-1325

[VER: "Uso del Contenido"]

Citas de noticias de periódicos y otras obras, en la publicación.
En todas las citas se ha conservado la ortografía original.
De las imágenes:
Muchas de las fotografías y otras imágenes contenidas en este artículo son de dominio público y correspondientes a los archivos de la Biblioteca Nacional de España, Ministerio de Cultura, Archivos municipales y otras bibliotecas y archivos extranjeros. En varios casos corresponden a los archivos personales del autor-editor de Historia Urbana de Madrid.
La inclusión de la leyenda "Archivo HUM", y otros datos, identifican las imágenes como fruto de las investigaciones y recopilaciones realizadas para los contenidos de Historia Urbana de Madrid, salvaguardando así ese trabajo y su difusión en la red. Ha sido necesario incorporar estos datos para evitar el abuso de copia de contenido sin citar las fuentes de origen de consulta.


© 2016 Eduardo Valero García - HUM 016-001 CARLOS III
Historia Urbana de Madrid ISSN 2444-1325