sábado, 25 de diciembre de 2010

La cena de Nochebuena. Parte III

Navidad en Madrid

¿Probaré esta Nochebuena los típicos dulces navideños? Supongo que sí, porque los llevo catando desde que empezó noviembre.

Al margen de los pavos trufados, los besugos horneados, la lombarda y/o la sopa de almendras, lo mejor de estas fiestas llega después del postre. Mazapanes, turrones, mantecadas, peladillas, piñones y los dulces licores.

¿Quieres escuchar música mientras lees?


Turrones, mazapanes y vinos generosos.


Nuestro sincero homenaje a estas bellas señoritas que con arte y esmero fabricaban el mazapán de Toledo allá por el 1928. ¡Qué buenas y que ricas están!... las anguilas y figuritas de mazapán.

En lo concerniente a dulces, los madrileños siempre hemos sido golosos. Muestra de ello es la gran variedad de productos que se ponían a la venta en épocas navideñas. Para muestra unos avisos aparecidos en el ‘Diario de Madrid’ del 19 de diciembre de 1820:


Estos manjares dulces se resistían a abandonarnos, y no sólo eso sino que sumaban al repertorio los panecillos de San Antón, porque hasta después de San Antonio Abad (17 de enero) no se volvía a la normalidad... si es que para entonces no habías reventado.


La confitería ‘Las Colonias’, que estaba en la calle del Arenal número 8 era, hacia principios del siglo XX, la más exitosa. Nada más ver el interior de la confitería para sentirse tentado.



Receta del mazapán (1934)
Pincha sobre la imagen para ver un artículo relacionado con el mazapán y su elaboración




¡Turrón, Turrón y Turrón!
Del turrón ya se ha visto en los avisos la gran variedad que había y que de algunos sigue habiendo. Sin duda los de siempre son el duro de Alicante y el blando de Jijona, sumando a este último las famosas peladillas.

"Digo a ustedes que me agrada
ver la gente entusiasmada.
Qué causa su animación?
Ahí es nada!
que llega la temporada
del turrón."
El Tío Camorra - 1847

Da gusto pasar por las tiendas que aún se dedican a la elaboración del turrón de forma artesanal y verlo tal cual lo muestran las fotografías inferiores, tomadas en 1930 y 1934 respectivamente. Hoy lo normal es encontrarlos en las grandes superficies metidos en cajitas y con unos espesores que han ido mermando con el correr de los años y las crisis.



Como en el caso del pavo, el turrón también estaba asociado con los asuntos de la política. Es fácil de comprender leyendo esta letrilla:

"Cualquier hombre sin pasión,
siendo de recto criterio,
que no es de la situación,
y hoy apoya al ministerio
¿Qué es lo que busca? - TURRÓN

El periodista que saca
del presupuesto ración,
dando un cambio a su casaca,
¿no os parece que aquí hay maca?
¿Qué busca? - TURRÓN, TURRÓN

Se hace una revolución;
suena el clarín y el cañón;
se toca el himno de Riego.
¿En qué ministerio está el juego?
TURRÓN, TURRÓN y TURRÓN"

Del periódico semanal 'Tirabeque' - 1870

Revista Gedeón - 1896

Revista Don Quijote - 1893

Decía Luis Taboada en el diario 'Nuevo Mundo' del 26 de diciembre de 1895:

"Puede decirse que los comen turrón no satisfacen una necesidad de la golosina: lo que consiguen es empedrarse por dentro."

Vinos generosos
De estos vinos había gran variedad, y es casi seguro que no escaparon al paladar de Pepe Botella. Entre los más comprados para bajar el atracón de mazapanes, peladillas, turrones y demás dulces, estaban el Málaga, Pedro Jimenez, Peralta, Jerez, fondellón de Alicante, guinda y lágrima.




Eduardo J. Valero García
Eduart Garcival

ENLACES
LA CENA DE NOCHEBUENA
Parte III: Turrones, mazapanes y vinos generosos

NAVIDAD EN MADRID
ÍNDICE DE CONTENIDOS


-