jueves, 22 de noviembre de 2012

Hotel Palace. Un centenario de lujo

El pasado 12 de octubre de 2012 el Palace Hotel celebró su centenario. Teníamos previsto publicar en esa fecha este artículo sobre el nacimiento del monumental hotel pero tuvimos que postergarlo hasta hoy. Desvelamos datos curiosos sobre su construcción y aclaramos un error cometido por casi todos los Telediarios que difundieron la noticia del Centenario: ni la familia Real, ni el propio Alfonso XIII, asistirán a la inauguración del hotel.


Miren ustedes con atención esta cara


Se trata de D. Patricio Santiago Muñivos (El Mata). Nació en Madrid en 1870 y durante más de 20 años vendió periódicos en la puerta del Palace Hotel desde su inauguración. 

Homenaje de Historia Urbana de Madrid -que se suma al Centenario del hotel- a este decano de los vendedores de periódicos de Madrid que comenzó su andadura de “golfillo” voceando “La Corres” (La Correspondencia de España) y “El Imparcial” en la calle de Mesón de Paredes.

El Palace Hotel de Madrid será inaugurado oficialmente el 12 de octubre de 1912. Historia Urbana de Madrid recoge las noticias de época relacionadas con el lujoso hotel que en este año 2012 celebra su Centenario.





Monumental Hotel Palace
Vecino del un poco más antiguo Hotel Ritz y del Congreso de los Diputados; cercano al Museo del Prado y al Palacio de Villahermosa (hoy Museo Thyssen); custodiado por Neptuno y con vistas a la Plaza de Cánovas del Castillo, Paseo del Prado y Plaza de Las Cortes, el "monumental" Palace Hotel será orgullo de la Villa y Corte.

Levantado sobre los antiguos solares de Medinaceli, situados entre la Plaza de las Cortes y la de Cánovas del Castillo, y calles de Cervantes y Jesús de Medinaceli, el Hotel cubrirá las necesidades de una ciudad escasa en complejos hoteleros modernos. De gran lujo y confort, formará parte de una iniciativa del rey Alfonso XIII.




El detalle de los planos que ofrecemos a continuación muestra la situación de la zona en tres épocas distintas; la primera corresponde a un fragmento del plano de Txeira de 1656, le sigue un fragmento del plano de G. Rodríguez de 1876 y finalmente otro fragmento que en este caso corresponde a la Guía de Madrid del año1909.









La siguiente fotografía, ahora mostrando una vista desde la adoquinada Carrera de San Jerónimo, fue tomada en el año 1900 y pertenece al Archivo Fotográfico Regional. En ella podemos apreciar el paisaje urbano del momento. A la izquierda el Palacio de Villahermosa (Museo Thyssen-Bornemisza); al fondo una imagen familiar, San Jerónimo el Real ("Los Jerónimos"), la fuente de Neptuno y Museo del Prado; a la derecha el solar de Medinaceli, un espacio desconocido para el madrileño de hoy. En el centro, jóvenes y adultos madrileños que nos miran desde su tiempo... un tiempo en el que todo era más difícil, aún comparado con los peores momentos actuales.




Nacimiento del Madrid Palace Hotel
Dar una fecha exacta de inicio de las obras nos llevaría a error. Podemos remontarnos al 1910 como año de nacimiento del hotel en los planos del proyecto realizados por el arquitecto Eduard Ferrés i Puig para Leon Monnoyer et Fils. También participarán los ingenieros Leopold Ghende y Max Linder, de la empresa Marquet.


Construcción
Algunos biógrafos cuentan en detalle la vida del centenario hotel. Nuestro blog realiza sus trabajos de investigación a través de la prensa, por tal motivo lo expresado a continuación se recopila de las noticias de aquellos años que son, en definitiva, las que llegaban al lector madrileño y voceaban los vendedores de periódicos.

Con bombos y platillos se anunciaba cada novedad. Los avances en la construcción eran para los periódicos y revistas como el “trending topic” de hoy.

Dice un periodista del periódico “El Liberal” en una columna publicada el 3 de octubre de 1912: 

“En una palabra, el Hotel Palace es una verdadera maravilla, y algo más interesante que esto con ser mucho, lo que representa en el ornato y embellecimiento de Madrid; segura promesa de que ha de aumentar considerablemente la cifra de extranjeros y turistas que nos visitan y que han de encontrar en el nuevo hotel atractivos bastantes para prolongar su estancia en nuestra capital.”

En marzo de 1911 comenzarán las obras de vaciado del solar donde estuvo ubicado el Palacio de los duques de Medinaceli. En el mes de julio se colocará la primera piedra. El edificio quedará terminado en 18 meses.



Ocupará unos 3.600 m² y, a pesar de no tratarse de una construcción industrial, se utilizará el hormigón armado en todos los elementos resistentes, desde la cimentación hasta la cubierta, limitándose el uso de la piedra para dar a la fachada su aspecto monumental. Por esta razón se reducirá a 0,50 metros el espesor de esta fábrica que en realidad es el revestimiento de los verdaderos muros de fachada. Además del hormigón, se pondrá en práctica el sistema de forjados huecos de yeso armado.

Las hormigoneras utilizadas diferían mucho de las que conocemos en la actualidad. A pesar de su aspecto, aquellas máquinas producirán el hormigón armado, masa homogénea indispensable para proporcionar la seguridad requerida en la construcción del hotel, que rellenará los encofrados de vigas y pilares; estos últimos capaces de sopartar 500.000 kilogramos, vigas de ocho metros de luz y siete plantas de edificio.



Sin escatimar en gastos
El coste para la realización de las obras ascenderá a 15 millones de pesetas, cifra nada despreciable si tenemos en cuenta que en 1908 el Ayuntamiento adjudicará las obras de construcción de la primera fase de la Gran Vía por 15.672.697 pesetas a D. Rafael Picavea, ex Diputado a Cortes y senador por Gupúzcoa en aquel momento.

Aquella cantidad de millones se verá bien invertida en los siete pisos, planta baja, entresuelo, sótano y las 800 habitaciones con que contará el hotel, todas ellas dotadas de cuarto de baño con inodoro, bidet y tocador, agua corriente caliente y fría, teléfono, calefacción central oculta, buzón de Correos y un mobiliario exquisito de fabricación inglesa y alemana. Además, contarán con espacios e instalaciones que detallamos a continuación:

Sótano: 
Almacenes de materiales y máquinas en general, cámaras frigoríficas, carboneras, seis grandes calderas de calefacción y agua caliente, fraguas, ebanistería, fábrica de pan, y máquinas de ventilación. 

Entresuelo:
La primera "brasserie" del mundo, grandes cocinas, bodega con capacidad para 25 millones de botellas. En la "brasserie" se instala un restaurante a la carta, más de cincuenta mesas de billar y espacio para la orquesta.

Planta baja:
Gran hall, recepción, dirección, oficina de caja y cambio, conserjería, oficina de Correos, oficina de teléfonos interurbanos, elegante Grill-room al estilo inglés y bar americano. Suntuoso Restaurante inglés con capacidad para 2.000 personas, con ventanas al Salón del Prado, calle de las Cortes y calle de Cervantes. Jardín de invierno estilo Luis XVI con una cúpula de cristal de Venecia que cubre una superficie de 800 m². Gran Salón de banquetes independiente para bailes, fiestas y reuniones con capacidad para más de 1.000 personas. Dos salas,una de lectura y otra de visitas. Guardarropa y salón de peluquería.

Sexta planta:
En cada planta se ubicarán las 800 habitaciones ya mencionadas, y en esta sexta estarán las habitaciones destinadas a la servidumbre. También habrá cuatro lencerías-ropero, lavadero mecánico, máquinas secadoras, planchadoras, consulta médica, enfermería y sala de operaciones.

Ascensores y montacargas:
Cuatro lujosos ascensores para los clientes y quince montacargas de servicio.

No faltará una peluquería, la de "Ramos", que además de ofrecer pedicura y manicura, disponía de aparatos de masaje eléctrico, muy de moda en aquellos tiempos.


Puestos a dar detalles, podemos decir que en el café-restaurante se instalarán cinco cajas registradoras eléctricas "National", máquinas diseñadas para agilizar el cobro y contabilidad, suprimiendo las vetustas cajas con sistema de fichas.




Pormenores de la obra
Durante la construcción del “Monumental” hotel surgieron algunos inconvenientes. Tal era la expectación despertada por la edificación que cualquier detalle será anunciado en los periódicos.

Accidentes:
23 de mayo de 1911 – La Correspondencia de España: 
El joven Vicente Ramírez Conejero, de dieciocho años de edad, carpintero, tuvo la desgracia de producirse lesiones al caer de un andamio que en la Casa de Socorro del distrito Congreso calificaron de pronóstico reservado.

30 de mayo de 1911 – El País: 
La tarde del día 24 fue enterrado el joven carpintero Vicente. Al sepelio asistió gran número de personas, entre ellas una representación de la casa constructora del edificio, compuesta del Sr. Victor Liconite, jefe de trabajos del hotel; D. Manuel Albesin, arquitecto; D. Eduardo Miraciel Gullón y D. Pedro Alans, maestro carpintero de armar, y los Sres. Bugas. También estuvieron presentes Comisiones de las Sociedades de albañiles y carpinteros.

8 de agosto de 1911 – La Época: 
Dos cerrajeros que trabajaban en las obras riñeron por cuestiones del oficio en la calle de Medinaceli. Uno de ellos, llamado Benito Barbero, resultó con una herida en el muslo izquierdo; lesión que le fue curada en la Casa de Socorro del distrito de Congreso. El agresor, Clemente Lerma, fue detenido, incautándosele una cuchilla de zapatero con la que causó la herida al contrario.

Al parecer eran muy frecuentes las riñas entre obreros en la zona del Palace. Algunos periódicos se quejaban por la falta de una pareja de Seguridad y la falta de iniciativa de la Jefatura de Policía y la Comisaría del distrito.

18 de agosto de 1911 – El Liberal: 
El obrero cerrajero Vicente Jimeno Menéndez, de treinta y tres años, se produjo una herida de pronóstico reservado en el dedo anular de la mano derecha.

25 de agosto de 1911 – La Correspondencia de España: 
El obrero Alfonso Olivar sufrió una caída desde un andamio que le ocasionó una herida en la cabeza. Fue atendido en la Casa de Socorro del distrito Congreso.

25 de septiembre de 1911 – La Época: 
El albañil de veinte años Andrés González se precipitó desde un andamio ocasionándose heridas graves en diversas partes del cuerpo. Fue atendido en la Casa de Socorro del distrito Congreso y posteriormente trasladado al Hospital. Algunos periódicos identifican al accidentado como Andrés Gómez Madrid.

30 de septiembre – El Siglo Futuro: 
El operario Benito Escribano sufrió lesiones graves y la rotura de una costilla al caer de un andamio. Al parecer, vistas las anteriores noticias, las caídas eran uno de los principales accidentes sufridos por los obreros del Hotel Palace.

1 de octubre de 1911 – La Correspondencia de España: 
El albañil Manuel Rojo se cayó trabajando en las obras del hotel, ocasionándose la luxación del pie izquierdo.

12 de octubre de 1911 – El Imparcial:  
Antonio Santos Alfonso, jornalero de cincuenta años de edad, sufrió un accidente que le produjo lesiones de importancia. Fue atendido en la ya popular Casa de Socorros de Congreso. D. Antonio vivía en el Pasaje Indalecia, 13.

22 de octubre de 1911 – El Imparcial:  
El albañil de cuarenta y seis años de edad, D. Manuel Leocadio Edmundo, sufrió varias heridas de pronóstico reservado durante la realización de trabajos en las obras del hotel. Fue atendido en la Casa de Socorro de Congreso.

26 de octubre de 1911 – El Heraldo de Madrid:  
José Fernández Domínguez, jornalero de treinta y cinco años de edad, sufrió un accidente mientras realizaba trabajos en las obras del hotel.

27 de octubre de 1911 – La Correspondencia de España: 
El electricista Benjamín Arribas Rincón, de diecinueve años de edad, sufrió heridas de consideración al caer de un andamio. Fue asistido en la Casa de Socorro de Congreso y posteriormente ingresado en estado graveen el Hospital Provincial. El joven electricista vivía en la calle Rodas, números 2, segundo derecha.

21 de noviembre de 1911 – El Heraldo de Madrid: 
De menor consideración que los anteriores fueron las heridas del accidente protagonizado por el albañil de veinte años de edad Elías Fandino Piloña.

23 de noviembre de 1911 – El Heraldo de Madrid:  
Un sujeto de nacionalidad francesa, “apache” según las investigaciones, sostuvo una batalla con guardias de Seguridad, hiriendo a dos de ellos. Julio Tioux, que así se llamaba el francés, llevaba un tiempo afincado en Madrid y había sido contratado en las obras del hotel por su nacionalidad. 




2 de diciembre de 1911 – El Imparcial: 
El albañil de veintiséis años de edad, Manuel del Hierro Fernández, sufrió graves heridas al caer desde un andamio. Fue atendido en la Casa de Socorro de Congreso.

11 de enero de 1912 – La Correspondencia de España: 
El obrero José Peinado inaugura los accidentes del año 1912. Como era habitual, las lesiones, de carácter reservado, serán producidas por una caída.

12 de enero de 1912 – La Correspondencia de España:  
Los doctores Torre y Palacios atenderán en la Casa de Socorro del distrito Congreso al albañil Manuel Villalba, que se dislocó el derecho en una caída.

23 de enero de 1912 – El País: 
De carácter grave serán las lesiones sufridas por el albañil Mariano Conde al caerse de un andamio. Desde la Casa de Socorro de Congreso fue trasladado de urgencia al Hospital Provincial.

31 de enero de 1912 – El Imparcial: 
El obrero de veintiséis años de edad, Luis Núñez Cucalón, sufrió heridas graves al caerle un madero desde la segunda planta del hotel. Ingresó grave en el Hospital Provincial.

7 de febrero de 1912 – La Correspondencia de España:  
El albañil de veintiocho años, Leopoldo Gómez, sufrirá un accidente de consideración en las obras. Fue atendido en la Casa de Socorro de Congreso y posteriormente conducido a su domicilio.

13 de febrero de 1912 – El Liberal:  
Otro herido de consideración en las obras del Hotel Palace. En este caso se tratará del albañil Cayetano Orgáz, que sufrió heridas de consideración.

17 de febrero de 1912 – La Correspondencia de España: 
El albañil Antonio Martínez Gesen sufrirá heridas de carácter reservado. Fue atendido en la más que solicitada Casa de Socorro de Congreso. En otros periódicos nombran al accidentado como Antonio Martínez López.

19 de febrero de 1912 – El Siglo Futuro: 
El periódico anuncia que con este nuevo accidente son 72 los ocurridos desde el comienzo de las obras. La noticia hace referencia al accidente que sufrió el albañil de veintiséis años de edad Saturnino Hernán Gamo.

27 de febrero de 1912 – La Correspondencia de España:  
Dos obreros, que realizaban trabajos de soldadura en las cañerías de la instalación del agua, sufrieron quemaduras de consideración al inflamarse el alcohol de la soldadora. Uno era el plomero René Maury, de diecinueve años de edad. El otro un cerrajero, José Peral Gómez, de veinticinco años de edad, que vivía en la calle de la Primavera, número 5, duplicado.

12 de abril de 1912 – La Correspondencia de España: 
El escultor José Gómez sufrió contusiones de importancia en ambas piernas realizando trabajos en las obras del hotel. El escultor residía en la calle Campomanes, 4.

18 de abril de 1912 – El Imparcial: 
El joven obrero de diecisiete años de edad, José Serrano, sufrió heridas graves al caer de un andamio en las obras del hotel.

9 de junio de 1912 – El Imparcial:  
El albañil de veintinueve años de edad, Eduardo Grimaldos Serrano, sufrió lesiones en ambas manos. Eduardo vivía en la calle Pignatelli, 4.

15 de junio de 1912 – La Correspondencia de España: 
El obrero Antolín Cervero Merino, de cuarenta y nueve años de edad, sufrió lesiones de pronóstico reservado al caerle cal viva en los ojos.

12 de julio de 1912 – El Globo: 
Este suceso poco tiene que ver con los ya famosos accidentes ocurridos en las obras del hotel. En este caso, Rufino Jiménez y Rogelio Sancho, obreros de distintos gremios hicieron su descanso para almorzar y, después de bromas que pasaron a ser ofensas, acabaron los dos con fracturas y golpes. Ambos contendientes pasaron de la Casa de Socorro de Congreso al Juzgado.

24 de julio de 1912 – La Época: 
Otro accidente por caída desde un andamio. En esta ocasión se trataba del obrero Ángel Villaverde, que sufrió contusiones y conmoción cerebral. Hubo que dar conocimiento al Juzgado de guardia.

8 de agosto de 1912 – La Correspondencia de España: 
El obrero Modesto Miral sufrió contusiones en la región parietal. Modesto vivía en la calle del Conde, número 3, segundo.

18 de agosto de 1912 – La Correspondencia de España: 
El pintor Guillermo García sufrió contusiones en el pie derecho.

8 de septiembre de 1912 – La Correspondencia de España: 
El pintor Quirico Caballero Esteban sufrió heridas en el muslo izquierdo y pierna derecha al caérsela encima una puerta vidriera.


Mítines y huelgas:
28 de agosto de 1911 – La Época:  
Se hace referencia al mitin celebrado por la Sociedad de albañiles ‘El Trabajo’ para discutir las cuentas de la huelga de pintores y el despido de unos obreros de la Sociedad por el ingeniero que construía el Hotel Palace. Fue una reunión muy agitada, en la que no faltó alguna reyerta, y al final tuvo que ser suspendida. Todos los periódicos se hicieron eco de esta noticia.

3 de septiembre de 1911 – La Época: 
La noticia da cuenta del primer intento de huelga en las obras del hotel, motivadas por el despido de obreros. La Sociedad de albañiles ‘El Trabajo’, reunida en el teatro Barbieri con gran concurrencia, decidió mediante votación no hacer huelga. Madrid estaba sufriendo huelgas del gremio que amenazaban peligrosamente la continuidad de las obras del hotel así como las de la nueva Casa de Correos.

1 de mayo de 1912 – La Época:  
El día 30 de abril se declararon en huelga los obreros ebanistas de los talleres de la calle Leganitos y Plaza de la Moncloa, locales donde se construían los muebles para el hotel. La causa de la huelga era el haber obligado a los obreros a trabajar a destajo. Al parecer, esta huelga era para secundar la que realizaban los barnizadores por el mismo motivo.

Si bien el record de accidentes sufridos en las obras del Palace fue exagerado, no lo fueron las huelgas, aunque en Madrid las había, y muchas, en el gremio de la construcción. En el caso del Hotel Palace, los diferentes gremios se solidarizaron con el contratista de la obra que tenía un plazo fijo para finalizarla. Aún así no faltaron los piquetes y coacciones a los trabajadores.



La luz del Palace
La Sociedad de Electricidad del Mediodía será la encargada de suministrar el servicio eléctrico al hotel. El contrato de suministro de alumbrado se realizará por diez años.





Licencias:
21 de octubre de 1911 – La Correspondencia de España:
En la sesión del Ayuntamiento del día 20 de octubre, presidida por el alcalde D. Franco Rodríguez, se concede sin debate licencia al Hotel Palace para instalar cuatro calderas de calefacción.


Tablones a la venta
Todo el maderamen utilizado para las obras del Palace Hotel se pondrá a la venta a principios del mes de mayo de 1912. Tablones y tablas que conformaron andamios, encofrados y otros soportes pasarán a tener una utilidad más comercial.





Un vuelo sobre el Palace
El 23 de febrero de 1912, el aviador inglés Harry Busteed, que realizaba prácticas en el aeródromo de Carbanchel, volará sobre Madrid en su monoplano Bristol. A las 11:30 de la mañana partirá del aeródromo de Cuatro Vientos volando a 700 metros de altura en dirección al centro de Madrid. Entrará por el Prado, paseando sobre el Palace, Cibeles, calle de Alcalá, y realizando una magnífica evolución sobre el Palacio Real.



La primera fiesta del Hotel
La tarde del 27 de febrero de 1912 se celebrará una fiesta en homenaje de agradecimiento al Sr. D. George Marquet, presidente del Consejo de Administración de la Sociedad Anónima de “Madrid, Palace Hotel”. Constructores, arquitectos, ingenieros, jefes de servicio, representantes de la casa Monnoyer y representantes de los obreros españoles que tomaron parte en las obras, se reunirán para colocar solemnemente en el lugar más elevado del edificio las banderas española y belga, y el pendón de la Villa de Madrid.

Varias personalidades dieron un discurso. El arquitecto municipal, Sr. Álvarez Naya, expresó:  

“Los habitantes de Madrid, Sr. Marquet, deben estarle reconocido por haber tenido la buena idea de construir este palacio en que nos hallamos, modelo en su género, y en el que el viajero más exigente encontrará cuanto pueda apetecer.”

Un reportero del Diario La Correspondencia de España nos cuenta:




Hotel abierto al público
El 25 de septiembre de 1912 comienza a publicarse en los periódicos el siguiente anuncio:



Según La Época, a finales de septiembre el hotel ya tenía alojados 20 huéspedes.


La inauguración de la “brasserie”
La inauguración de la cafetería-cervecería del hotel, denominada “brasserie”, estaba prevista para el 26 de septiembre. El fallecimiento de S.A.R. la Infanta María Teresa obligó a postergar la inauguración. Estos son los avisos publicados en la prensa:









Inauguración oficial

 
Matinée musical
El hotel será inaugurado a las cinco de la tarde del sábado 12 de octubre de 1912. Aunque se contaba con la presencia de los reyes para tan aclamado evento, estos no asistirán debido al luto por el fallecimiento de la Infanta María Teresa.
El Consejo de Administración del Madrid-Palace Hotel enviará las invitaciones para la “matinée musical” en las que participarán la cantante española La Hidalgo; MM. Despret y Jacobs, profesores del Real Conservatorio de Música de Bruselas, y las primeras bailarinas de la Ópera Real de Bruselas, las señoritas J. Cerny y H. Verlust.
A continuación, finalizada la matinée, una orquesta formada por 50 profesores ejecutará un concierto en el jardín de invierno, mientras los invitados visitarán los suntuosos salones donde quedará instalado un espléndido banquete.

Nota: 
El día 11, por la noche, tendrá lugar el banquete con el que el ministro de Cuba en Madrid, Sr. García Vélez, obsequiará a los enviados extraordinarios de su país y embajadores de las Repúblicas hispanoamericanas. Asistirá a la cena el Presidente del Consejo de Ministro, Sr. D. José Canalejas. Un mes más tarde, el 12 de noviembre, Canalejas será asesinado a tiros por Manuel Pardiñas en la Puerta del Sol, frente a la librería San Martín. (ver más datos sobre este suceso en Cien años de la muerte de Canalejas).


El Sr. George Marquet, en represesentación de la sociedad belga, donará 1.000 francos para la realización del monumento a D. José Canalejas y Méndez.

Que se celebrase un banquete de tan alto copete horas antes de la inauguración del hotel demuestra la eficacia de los empleados y la brillante organización de la Administración del hotel.


El banquete
A las nueve de la noche se ofrecerá el banquete inaugural ubicado en el gran salón de fiestas, iluminado por tres grandes arañas de cristal y bronce. Al fondo del salón estará instalado un escenario con plantas y tapices donde realizarán actuaciones las bailarinas ya citadas y otros artistas.


El Menú
El periodista de “El Imparcial”, Monte-Cristo, describe el menú en su artículo del 13 de octubre de 1912:



Los salones
Las fotografías de Cámara nos muestran los lujosos salones del hotel. Sólo basta nuestra imaginación para llenar aquellos espacios de pompa y boato.













Los invitados
A la puerta del hotel el Consejo de Administración recibirá al ministro de Bélgica, barón Grenier, y a otras autoridades invitadas.




La vida en el Palace
Muchos fueron y son los eventos que se celebran en el madrileño hotel. Citar todos resultaría una labor desmesurada. Destacaremos sólo algunos acontecimientos en la vida del hotel.

Los tes danzantes
La revista "Nuevo Mundo", del 24 de octubre de 1912, muestra una fotografía de la impresionante “Rotonda” del hotel donde concurre la aristocracia madrileña para disfrutar del “five o’clock tea”. Podemos apreciar la moda de la época, seguramente menos opulenta que la vestida el día de la inauguración.


Tan famoso era aquel momento de la tarde que la dirección del hotel tendrá que ampliar el horario. Así lo anunciaban los periódicos a pocos meses de la inauguración:



En la fotografía inferior, aparecida en la revista "La Esfera", vemos el mismo espacio pero una notable diferencia en el vestuario de sus visitantes; estamos en los años 20.



Un príncipe búlgaro en Madrid
Según una información extraída de “El Defensor del Contribuyente”, revista dedicada a la defensa de la industria y el comercio, durante los últimos días del mes de octubre de aquel año se instalará en el hotel un príncipe, pariente cercano del Zar de Bulgaria. El príncipe búlgaro que viajaba de incógnito, decía venir con una importante misión a España, al parecer relacionada con la contratación de armamento de guerra en las fábricas nacionales. En octubre de 1912 había comenzado la Primera Guerra Balcánica.





Las cenas de Nochevieja
Hacia el 20 de noviembre comienza a publicarse en los periódicos la primera cena de noche vieja que celebrará el Palace Hotel . Hoy son tradición en la Capital de España.



En 1912 el precio del cubierto era de 10 pesetas y en 1936 el precio ascenderá a 45 pesetas







Los asiduos
Los políticos, además de la alta sociedad madrileña, serán asiduos visitantes del hotel. Estos últimos asistirán a almuerzos y homenajes, cenas y bailes. La crème de la crème de la Villa y Corte llenará los salones del Palace en aquellos años de la Belle Èpoque.

Con motivo de la festividad de la Patrona de la Infantería, el general Miguel Primo de Rivera reunirá a los batallones de Cazadores de Barbastro y Terceros de Saboya en el Palace para celebrar un banquete.



El 22 de diciembre los carteros de Madrid celebrarán un banquete para conmemorar el aniversario de la publicación del reglamento orgánico por el que se les concede la inmovilidad en sus empleos a los “Carteros de España”. Entre los asistentes se encontraban Sagasta, Franco Rodríguez y el marqués de Portago.

En la fotografía inferior vemos a los alumnos de la Escuela de Ingenieros de Minas de Madrid celebrando un té en el gan salón del hotel.


Con fiestas, banquetes, celebraciones y bailes, además de dar albergue a su numerosa y distinguida clientela, el Palace Hotel se convertirá en uno de los lugares de referencia para madrileños y turistas nacionales e internacionales.

Como atención a la sociedad madrileña de postín, el restaurante del hotel se servirán "soupers" a la salida de los teatros, desde las doce en adelante, amenizada por la orquesta del signor Gallíndo.

En 1913 no será menos; comenzará el año con bailes de cinco a siete y media de la tarde los días 5, 6 y 7 de enero.

Una de las clientelas más selecta y de importancia será la del ámbito de la política. El 20 de enero de 1913 el Senado obsequiará al Ministro de Instrucción Pública, Sr. López Muñoz, con un banquete al que asisitrirán el jefe del Gobierno, el presidente de la Cámara Alta, el  conde de Romanones, los ministros de Marina y Guerra, entre otros.

Algunos ocupantes
En 1929 Francisco Franco ocupará una habitación del hotel y desde allí asistirá al banquete que en el Hotel Nacional celebraba la Monarquía con la presencia de Alfonso XIII y el general dictador Primo de Rivera. Aquel encuentro propiciará la caída de la dictadura y la Monarquía.

En 1935 se instalará en dependencias del hotel la oficina diplomática de la Embajada de Yugoslavia, a cargo del ministro plenipotenciario Sr. Pelivanovitch.


El Palace en 1936
Poco antes del comienzo de la Guerra Civil la vida de los madrileños continuaba su ritmo habitual no sin los rumores y malestares de la situación política de entonces. El Palace Hotel continuará formando parte de aquella animación de los años 30, sumando en los últimos momentos, y con mucha frecuencia, la presencia de políticos entre sus visitantes.

Desde el hotel realizará su transmisión Unión Radio Madrid EAJ7 a las 13:30 h con los conciertos de sobremesa de las Orquestas Ibarra y continuaba a las 14:30 h, después de la cartelera e información monetaria.

Bailes, cenas benéficas, banquetes, reuniones anuales, y una gran diversidad de eventos, llenaban sus lujosos salones y eran publicados en las columnas de sociedad de los periódicos de la época. Muchos de aquellas eventos estaban relacionados con mítines políticos y homenajes a grandes figuras de las letras, el teatro, y también a las minorías monárquicas como el celebrado en enero con la presidencia de Calvo Sotelo y Fal Conde y la intervención de los señores Peman, marqués de la Eliseda, Serrano Jover, marqués de Luca de Tena, D. Honorio Maura, entre otros.
Los republicanos festejarán sus “lunch” en el Palace, sea el caso de la fiesta celebrada por el periódico “La Libertad” para conmemorar la unión de los partidos de izquierdas. A ella asistieron D. Manuel Azaña, D. Diego Martínez Barrio y D. Felipe Sánchez Román.

El 6 de enero se celebrará la lujosa Comida de Reyes, última de las que se venían realizando debido a los futuros acontecimientos que ensombrecerían España.



Aquel año se celebró la Exposición Ford en el salón de fiestas para presentar el modelo Ford V-8 1936 y el Lincoln-Zephyr V-12. Para visitarla era necesaria una invitación que facilitaba el Concesionario Ford a sus clientes.



El 11 de abril, con motivo de la llegada a Madrid del primer tren de turistas ingleses, el Sindicato Iniciativas de Madrid organizará una fiesta en el hotel con la colaboración del Patronato de Turismo y del Comité de Centros Regionales de Madrid.





Hospital durante la guerra civil y Embajada de Rusia
Durante la Guerra Civil el Palace Hotel será transformado en hospital de sangre. En septiembre de 1936 se instalará en él la Administración de hospitales militares de Madrid. También estuvo allí la Embajada de la U.R.S.S., que fue trasladada el mismo mes desde el Hotel Alfonso al Hotel Palace.



Su vecino, el Hotel Ritz, será convertido en sede de la Cruz Roja.

El 21 de noviembre de 1936 fallecerá en el Palace-hospital el escultor Emiliano Barral (Sepúlveda, 8 de agosto de 1896), que había caído herido de metralla en el sector de Usera.

El 31 de diciembre de 1936, el general Miaja y los consejeros de la Junta Delegada de Defensa de Madrid se desplazarán desde el Ministerio de Guerra hasta el hotel para visitar al consejero de Abastos, Pablo Yagüe, que allí permanecía hospitalizado. La tarde del 23 de diciembre Yagüe había sufrido un atentado en el control de Ventas.




Guardería Infantil
También en septiembre de 1936 en el hotel se instalaráuna Guardería Infantil para los niños de la guerra. "Mundo Gráfico" publicará algunas fotografías que encogen el corazón.





Y así os hemos contado los pormenores de la construcción del magnífico Palace Hotel, su inauguración y algunos aspectos de su vida durante los primeros veinticinco años de existencia. Esperamos haya sido de vuestro agrado y os emplazamos a conocer más historias urbanas de Madrid.





© Eduardo Valero García – HUM 012-005 CHPM




.