lunes, 12 de julio de 2010

Aquellos veranos de Madrid en el Parque de Parisiana

Son muchas las historias urbanas de nuestra ciudad. Algunas tangibles; están ahí porque sobrevivieron al paso del tiempo. Otras sólo quedan en el recuerdo.

Hoy Historia Urbana de Madrid quiere revivir el esplendor de uno de los sitios más frecuentados por la alta sociedad madrileña y la propia Casa Real, nos referimos al lugar de recreo por excelencia:




El Parque de Parisiana


Nada queda de lo que fuese el sitio ideal para las noches estivales, para las fiestas caritativas organizadas por grandes damas de la alta sociedad o para disfrutar de los mejores conciertos y bailes.
Parisiana desapareció de aquel idílico emplazamiento que la ubicaba en Moncloa, cerca de lo que actualmente es el faro de Moncloa, casi frente al Parque del Oeste y lindando con el Asilo de Santa Cristina, también desaparecido.

Parisiana era comparado con el Gran Casino de San Sebastián. Sus instalaciones nada tenían que envidiar a los mejores sitios de recreo de España y el Extranjero. Su Parque y su Chalet, el Salón, el Bar, los Comedores, las Salas de fiestas y espectáculos, eran un conjunto de instalaciones de moderna hechura, símbolo de la fastuosa sociedad de principios del Siglo XX.
Había otros muchos Parisiana, en Zaragoza, Barcelona, Vitoria, etc., pero sólo comparables en nombre con el magnífico Parque de Recreo que los madrileños tuvieron en Moncloa en aquellos tiempos.

'La Voz' - 1920

Los inicios
La Sociedad Franco-Española de Grandes Hoteles y Viajes en España y Portugal, que tenía por objeto la explotación de hoteles y restaurantes, inició su actividad en 1905. Dotada de un Capital inicial de un millón de pesetas, al poco tiempo de su fundación adquirió en El Escorial la famosa "Villa Lemaur" y en 1906  se hará con 5.000 hectáreas de terreno en la entrada del Parque del Oeste, destinados para la construcción de la Parisiana.

'El Imparcial' - 7 de noviembre de 1906

El complejo, dotado de un confortable Chalet, estaba destinado a restaurante de lujo y Sala de fiestas, rodeado todo de hermosos jardines. A su inauguración, celebrada el 25 de mayo de 1907, asistieron D. Francos Rodríguez, los ex ministros Sres. Canalejas, D. Alberto Aguilera, el Vicepresidente del Senado Sr. conde de Peñalver, D. Rafael Gasset y otras personalidades de la política y la sociedad madrileña.

Las instalaciones
Ubicado en la falda de un pinar próximo a la estatua de los héroes Daoiz y Velarde, que estaba situada en la Avenida Arco de la Victoria, se levantaba este singular parque de recreo.
La construcción del edificio, de estilo modernista, estuvo a cargo del arquitecto francés Mr. Galerón y en su diseño se cuidaron todos los detalles. Así en invierno, gracias a un sistema de calefacción de vapor, los visitantes podían disfrutar de los espectáculos con todo confort.





Banquetes y suntuosas fiestas de beneficencia
Una contradicción que sigue imperando en la sociedad actual. Pomposas y costosas fiestas, en muchos casos con cena, baile y espectáculo,so pretexto de recaudar fondos para una causa justa.
Organizadas por Asociaciones, grupos de damas de alta alcurnia, Infantas y Reyes y demás personalidades de alto nivel económico, las "kermeses" de la Parisiana eran muy sonadas.
Los aristocráticos coches de los aristocráticos señores llenaban las explanadas del Parque y los salones se llenaban de espigadas o robustas señoras luciendo sus mejores galas y el sombrero a la última moda.

Espectáculos
También lo eran los espectáculos de nivel que allí se presentaban. Grandes figuras del panorama artístico más actual pasaban por los escenarios y salones de la Parisiana. Los periódicos de la época los anunciaban como si se tratasen de estrenos cinematográficos.

'El Mentidero' - 1914




El periódico 'El Imparcial' del 11 de agosto de 1915 anunciaba: "Diariamente, de diez de la noche a una de la madrugada, baile de artistas con espectáculos de varietés. Entrada, una peseta"

'La Voz' - 1920


El buen yantar
El comedor de la Parisiana, que estaba ubicado en el edificio principal, cumplía con todos los preceptos de higiene y estaba suntuosamente decorado. Tenía capacidad para 300 comensales.
Al frente de la cocina 'Parisiana' estaba Mr. Escafie, muy conocido por los gourmets madrileños por haber estado a cargo del restaurante de la Exposición del Automóvil.

'La Correspondencia de España' - 1909

Los últimos tiempos
Un artículo de M. Fernández-Conde, aparecido en el periódico 'La Libertad' del 20 de febrero de 1924 habla de la caída en picado de los grandes espacios de recreo de Madrid, llamados 'Casinos', como el 'Rosales', 'Ciudad Lineal', 'Turo-Park' y el propio 'Parisiana'.



Lo cierto es que no se sabe con exactitud cuándo desapareció Parisiana. Encontrarse en pleno frente durante la Guerra Civil  ocasionó muchos daños a las edificaciones de la zona de Moncloa.
Ese fue el final de Parisiana, como también del Asilo de Santa Cristina. Un hecho que podemos imaginar viendo las imágenes inferiores que corresponden al Palacio de Moncloa y la Ciudad Universitaria al finalizar la guerra.



Bibliografía

Todo el contenido de la publicación está basado en información de prensa de la época y documentos de propiedad del autor-editor.
En todos los casos cítese la fuente: Valero García, E. (2010) "Aquellos veranos de Madrid en el Parque de Parisiana", en http://historia-urbana-madrid.blogspot.com.es/ ISSN 2444-1325 [VER: "Uso del Contenido"]

Citas de noticias de periódicos y otras obras, en la publicación.
En todas las citas se ha conservado la ortografía original.


© 2010 Eduardo Valero García - HUM 010-001 PARISIANA
ISSN 2444-1325

.