viernes, 24 de junio de 2016

Los ideales del sufragista en las coplas de Antonio Casero. Madrid, 1920

A propósito de las nuevas Elecciones generales a celebrarse el domingo 26 de junio de 2016, rescatamos la copla de Antonio Casero que se publicaba en la portada del Heraldo de Madrid el lunes 9 de febrero de 1920.
El día anterior toda España había participado en las Elecciones municipales; bueno, toda España no, sólo el género masculino.

Los ideales” pone por título Casero a esta copla y, con su característico sarcasmo, deja en evidencia a los políticos de entonces a través del diálogo de dos fulanos cuyos ideales se compran con lujos efímeros.


LOS IDEALES
—M'han dicho qu'en vista
de qu'el tabaco escasea,
t'has fumao los ideales
y has votao con la derecha.
—Como que yo no soy zurdo.
—Ni hace falta que lo seas;
eso es una villanía
en Madrid y en Alcobendas.
—Pero, a mí qué pan m’ha dao
el ideal?
—T'alimenta
d'ilusiones, ques bastante.
—Pero, eso no engorda, Vega.
—¡No te conozco!
—Las cosas cambian.
—Muchacho, me dejas
que... bueno, dame un pitillo;
paece mentira que seas
tú aquel jabato del mitin
de Provisiones; cuarenta
contra tí, tú gasmeando
sin alcanzarte una piedra
de las que te dedicaban
los fulanos; ¡qué peleas!
y, luego, ¿pa qué? pa esto,
pa que por una futesa
votes a cualquier fulano
y nosotros en la higuera;
¡por ese camino viene
enseguidita la nuestra!
—Pero, oye, ¿cuál es la tuya?
—La verdaz, la que se eleva
por encima de las cosas
más sublime, la morena
del gorrito colorao,
y la balanza en la diestra;
la tuya también, la tuya,
sí señor, aunque no quieras.
—Calla, loco, si la mía
es Paca la cangrejera,
y tú estás soñando, y déjame
de pláticas, que molestas;
a mí llegó el «Misterioso»,
me dijo: veinte pesetas
te doy si votas a éste,
y sin ver del color qu'era .
le voté, y aquí me tienes
que m' han puesto unas chuletas
pa cenar que son riquísimas.
—Pero, y ¿no te da vergüenza
el comer con el producto
d’ una mala acción?
—¡Tú sueñas!
—¡Y, no te va dar reparo,
u cortedaz, el comértelas?
¿está seguro c'así
t'aprovecharían?¿esperas
que no t'hagan daño?
—¡Digo!
¡como que son de primera!
—¿Y de qué son?
—De cordero.
—Hijo, m 'has dao en la ye ma;
¿de cordero, y m'asegura
que son una cosa extra?
hago un facrificio.
—¿Cómo?
—Me voy contigo a comerlas.
— Pero, si son del producto
d'una mala acción
— ¡Que sean!
Mejor, las hincaré el diente
con más entusiasmo, Vega.
Antonio CASERO

© 2016 Eduardo Valero García (GARCIVAL) - HUM 016-011 ILUST
© 2016 Eduardo Valero García-HUM 016-009 COPLAS AC
© 2016 Historia Urbana de Madrid ISSN 2444-1325


Aquellas Elecciones municipales de 1920 –siempre hablando de Madrid-, fueron escandalosas. Se detuvo a varios votantes falsos, principalmente en los distritos de Latina, Palacio, Chamberí e Inclusa.
En la Latina, y en las secciones correspondientes al mercado de ganados, fué disuelta una cuadrilla de falsos electores a garrotazo limpio.
Resultaron tres contusos y fueron practicadas tres detenciones.
También en el distrito de Palacio hubo sus correspondientes estacazos en las secciones de la Fuente de la Teja.
Los electoreros profesionales de este distrito atracaban materialmente a los electores.
Se pagaron votos hasta 25 y 50 pesetas, y en algunos puntos eran comprados casi en pública subasta.”

Así lo anunciaba el periódico La Libertad, indicando, además, que la Jornada había sido más animada que en otras ocasiones, “y también con más compra de votos por parte de los candidatos de la derecha”.

El Fígaro del domingo 8 de febrero -día del sufragio-, publicaba en portada el mapa electoral de los diez distritos con el número de candidatos de cada partido, las vacantes y el número de nombres que podía votar cada elector.   

EL FÍGARO III (532) Portada. Madrid, 1920
© 2016 Eduardo Valero García-HUM 016-009 COPLAS AC
© 2016 Historia Urbana de Madrid ISSN 2444-1325
VER ORIGINAL


De acuerdo con el listado que ofrecemos a continuación, resultaron triunfantes siete socialistas, siete mauristas, cuatro albistas, dos romanonistas, dos conservadores, un ciervista, un demócrata, un republicano y un independiente.



Sin lugar a dudas, la copla de Casero exageraba poco y era fiel copia de una realidad.

Recordamos que en diciembre de ese año se celebraron elecciones generales con el triunfo del Partido Conservador y Eduardo Dato Iradier como jefe de Gobierno. Meses después, el 8 de marzo de 1921, Dato Iradier era asesinado.

Aquí lo dejamos, para no apartarnos de la esencia de esta copla.



Bibliografía
Todo el contenido de la publicación está basado en información de prensa de la época y documentos de propiedad del autor-editor.

En todos los casos cítese la fuente: Valero García, E. (2016) "Los ideales del sufragista en las coplas de Antonio Casero. Madrid, 1920", en http://historia-urbana-madrid.blogspot.com.es/  ISSN 2444-1325

Citas de noticias de periódicos y otras obras, en la publicación. 
En todas las citas se ha conservado la ortografía original.


© 2016 Eduardo Valero García - HUM 016-009 COPLAS AC
ISSN 2444-1325